Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus
Tratamiento

El abordaje de la diabetes mellitus se fundamenta en: 1) Tratamiento médico, 2) Tratamiento nutricional 3) Educación y 4) Actividad física. Es muy importante que el paciente comprenda la importancia de estos aspectos para lograr un buen control metabólico (1).

Tratamiento médico

Posterior a la sospecha o seguido del diagnóstico de diabetes mellitus, es importante asistir a consultas de control con un médico especializado. El médico es quien tiene la capacidad de proporcionar la información necesaria para que el paciente y sus familiares aprendan a:

  • Reconocer los signos y síntomas de la diabetes mellitus.
  • Identificar los signos y síntomas de hipoglicemias e hiperglicemias.
  • Conocer todo lo relacionado con el uso de insulina.
  • Dar a conocer los medios existentes para realizar el autocontrol.
  • Recomendar un programa de ejercicios físicos (1).

Tratamiento nutricional

Seguir un plan de alimentación personalizado, diseñado por un Nutricionista permitirá al paciente llevar una alimentación de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, lo que a fin de cuentas, ayudara a mantener los niveles de glicemia estables, armonizara los niveles de insulina y asegurar una distribución constante y equitativa de los carbohidratos (1).

Educación

La educación es esencial para controlar la enfermedad y disminuir las complicaciones. Los programas que modifican estilo de vida, donde se involucra el equipo de salud, el paciente y su red de apoyo, mejoran el control de peso, ayudan a dejar el hábito tabáquico y a aceptar la enfermedad (2).

En este sentido, existen dos modalidades a la hora de impartir educación; de forma individual o grupal, ambas son complementarias y no excluyentes. Básicamente, lo que se busca es mejorar la calidad de vida de los pacientes, elevando su autoestima, modificando su actitud ante la enfermedad y motivando a un cambio de estilo de vida más saludable (1).

Respecto a la educación en grupo, esta permite aprovechar mejor los recursos humanos y enseñar simultáneamente a varios pacientes; tiene como ventaja que le permite al paciente liberar tensión psicológica al comprobar que hay otras personas que tienen la misma enfermedad y deben llevar un estilo de vida similar al de ellos. Por su parte, la educación individualizada permite personalizar el tratamiento según el caso (1).

Actividad física

Debe estimularse la práctica de alguna actividad física, por los efectos beneficiosos que producen al:

  • Mejorar el control metabólico de grasas y carbohidratos.
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina (aumentan los receptores de insulina).
  • Aumenta los depósitos de glucógeno.
  • El número de dosis de insulina disminuye y la ingesta calórica puede aumentar.
  • Favorece la obtención y mantenimiento del peso ideal (1).

Los programas de ejercicio físico de intensidad aeróbica y anaeróbica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, motivados y sin complicaciones avanzadas, son eficaces para el mejor control glicémico. Pues se mejora la acción sistémica de la insulina de 2 a 72 horas posterior a la actividad  física, además de aumentar la captación de glucosa por el músculo.

Así mismo, a mayor intensidad de la actividad física, se utilizan más los carbohidratos, lo cual es también es beneficioso. Los efectos de la actividad física de resistencia son; disminuir la glucosa en las primeras 24 horas y a largo plazo, mantener la acción de la insulina, el control de la glucosa, la oxidación de las grasas, y disminuir el colesterol LDL. Asi mismo, si se acompaña de pérdida de peso, es más efectiva para mejorar la dislipidemía; adicionalmente, mejora la depresión (2).

Por ultimo, es necesario destacar que todos los pacientes deben cambiar a corto plazo el hábito sedentario, mediante caminatas diarias. A mediano plazo, la frecuencia mínima deberá ser de 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica de moderada intensidad (2).

Referencias consultadas

  1. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.
  2. Gil, L., Sil, M., Domínguez, E., Pilar, R. y Medina, J. (2013). Guía de práctica clínica Diagnóstico y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. Rev Med Inst Mex Seguro Soc, 51(1): pp.104-19 Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/4577/457745487015.pdf

Liliana Vanesa Amezquita Escorche

Nutricionista y dietista - Universidad de Los Andes.

Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus

Menú de cierre