Trabajo y la persona con diabetes.

El trabajo es una actividad que puede verse afectada por la condición de la diabetes. Así, la persona que tiene diabetes puede verse afectada en su rendimiento laboral en especial porque puede requerir ausencias prolongadas del trabajo.

Como ya sabemos, la diabetes resulta en la imposibilidad del cuerpo para convertir la glucosa en energía, bien sea porque la insulina que produce no es suficiente para transformar la glucosa, o porque el proceso de transformación no ocurre de forma correcta.

Cada vez son más las personas que desarrollan algún tipo de diabetes y, por tanto, son también más las personas que tienen que evaluar su asistencia al trabajo y la forma en que acoplan su vida laboral a la convivencia con esa condición.

Como trabajar si eres diabético

Adaptación al trabajo para la persona con diabetes.

En muchos casos de personas con diabetes, esta condición ocurre sin apenas afectar su desempeño laboral. En otras, las circunstancias les llevan a tomar en reiteradas ocasiones, reposos médicos para atender evaluaciones de seguimiento de la enfermedad, o alguna situación imprevista con los niveles de azúcar en sangre derivadas de estres laboral o personal. Por ello, es importante que los dueños de empresa y los spervisores de los distntos puestos de trabajo sean plenamente conscientes de los riesgos para los empleados con diabetes.

Con frecuencia los turnos asignados a los empleados se distribuyen en atención del criterio y requerimiento de las empresas más que en función de las condiciones de los empleados. Si ud. padece diabetes tipo 2, debe considerar que los cambios en su horario laboral afectará tanto su dieta como su programa de medicamentos y que esto afectará la estabilidad de su organismo.

Cuidados laborales frente a la diabetes.

Las empresas que cuentan entre sus empleados con personas con diabetes deben hacer una cuidadosa estimación y evaluación tanto de riesgos como llevar a cabo una evaluación de riesgos, con la aportación del empleado, para asegurarse de que están preparados para tales situaciones. La evaluación debe incluir la consideración de lo siguiente:

  1. La estabilidad de la condición del empleado y el tratamiento que sigue.
  2. El acceso del empleado a descansos para comer y controlar su glucosa en sangre.
  3. Las tareas asigadas a la persona, su intensidad y regularidad y si esto afecta su nivel de glucosa en la sangre.

Trabajo para diabéticos

 

Todas estas variables deben revisarse de forma periódica a fin de evaluar si la intensidad de las actividades realizadas por el empleado puede ponerlo en riesgo de una hipoglucemia. Una vez evaluadas, estas condiciones pueden suponer un ajuste en las tareas, los horarios y la intensidad del trabajo, a fin de garantizar la seguridad del trabajador. Por otro lado, el estrés laboral puede incidir en el desarrollo de diabetes en los empleados, así como en el deterioro de las condiciones de aquel que ya ha sido diagnosticado con diabetes.

Cambios radicales en el trabajo, actividades y tareas pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. Por ello, una vida laboral estable y una forma de vida saludable son necesarios para el cuidado del paciente y el entorno laboral.

Cerrar menú