Alimentación en la diabetes mellitus

Alimentación en la diabetes mellitus

La alimentación es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes mellitus, en cualquiera de sus formas. Sin ella es difícil lograr un control metabólico adecuado aunque se utilicen medicamentos hipoglucemiantes de alta potencia o insulina1.

Es importante destacar que no existe una dieta para las personas con diabetes, al contrario, se deben considerar factores como; edad, género, estado nutricional, actividad física, estados fisiológicos y patológicos para cubrir los requerimientos nutricionales de acuerdo a cada caso1.

Objetivos de una alimentación adecuada en la diabetes mellitus

  • Lograr concentraciones de glucosa cercanas a lo normal mediante el tratamiento equilibrado de la ingestión de alimentos, hipoglucemiantes o insulina y actividad física.
  • Proporcionar la energía adecuada para mantener o lograr el peso saludable en los adultos, los índices de crecimiento y desarrollo normales en los niños y adolescentes, el aumento de las necesidades metabólicas durante el embarazo y lactancia o la recuperación en caso de enfermedades. Para los adultos mayores, satisfacer sus necesidades nutricionales y psicosociales.
  • Prevenir y retardar las complicaciones agudas en la diabetes tratada con insulina, como la hipoglucemia, las enfermedades a corto plazo y los problemas relacionados con el ejercicio físico.
  • Prevenir y retardar las complicaciones a largo plazo, como enfermedad renal, neuropatía autónoma, hipertensión y enfermedad cardiovascular2.

Calorías en la alimentación de pacientes con diabetes

El aporte calórico para personas con diabetes mellitus se calcula de acuerdo al  nivel de actividad física, para una persona con un nivel actividad física leve, se recomienda un aporte de 25 kcal por kg de peso corporal al día, ejemplo: si la persona pesa 70 kg se multiplica por 25 kcal, el resultado; 1750 kcal corresponde a  las calorías que debe consumir esa persona al día.

Así mismo; para un nivel de actividad física moderado se recomiendan 30 kcal por kg de peso al día; y en pacientes con desnutrición o con un nivel de actividad física intensa de 45 a 50 kcal por kg de peso al día; revalorándose conforme cambie el nivel de actividad física2.

Carbohidratos en la alimentación de pacientes con diabetes

En relación con la alimentación, los carbohidratos son fundamentales en el control de la glicemia, ya que determinan hasta un 50% la variabilidad en la respuesta glicémica. La recomendación para personas con diabetes es que los carbohidratos deben aportar entre el 50 y 65% de la ingesta calórica diaria, lo que corresponde a valores similares a los recomendados en la población en general2.

Sin embargo, se debe prestar mucha atención en la elección del tipo de carbohidrato, al menos el 66 % debe ser de lenta absorción, como vegetales, cereales integrales y leguminosas; pues estos no dan lugar a elevaciones bruscas de la glicemia después de su ingestión.

Los carbohidratos simples de rápida absorción, como azúcar blanca, miel, bebidas gaseosas y jugos pasteurizados, deberán restringirse, aunque, la Asociación Británica de Diabetes (BDA) recomienda el consumo de 25 g de azúcar al día (alrededor de 5 cucharaditas rasas), que son aproximadamente 5% del total de los carbohidratos, sin embargo, profesionales del área de la nutrición evitan recomendar este consumo por el riesgo que los pacientes se sobrepasen en las raciones3.

Proteínas en la alimentación de pacientes con diabetes

La distribución recomendada por la American Diabetes Association es de 0,8 g por kg de peso corporal al día, con el propósito de disminuir la morbilidad de la nefropatía3. En este caso, se realiza el mismo calculo que se realizó con las calorías, ejemplo; para una persona de 70 kg se multiplica su peso por 0,8 g y se obtiene que debe consumir 56 g de proteínas al día.

El porcentaje de proteínas puede alcanzar 20% en dietas de  2000 calorías o menos y puede descender a 12% a niveles calóricos superiores. El pescado, el pollo, carne magra y los productos derivados de la leche, bajos en grasas, están entre las fuentes proteicas preferidas3.

Grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

Las grasas son nutrientes que se necesitan en la dieta porque cumplen funciones importantes dentro del organismo, como son; proveer de energía, transportar vitaminas A, D, E y K, además de servir de protector para el corazón y riñones (crean una capa a su alrededor que los protege de posibles golpes)4.

Sin embargo, no hay que olvidar que aportan 9 calorías por gramo, más de 2 veces el número de calorías tanto en carbohidratos como en proteínas, que tienen 4 calorías por gramo 4. La ingestión dietética recomendada para las grasas es de 30% del total de calorías diarias y se dosifica de acuerdo a los tipos de grasas presentes en los alimentos3

Tipos de grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

  • Saturadas: se recomienda que su consumo sea menor al 10% del total de grasas que aporta la dieta3, pues elevan notoriamente el colesterol LDL (colesterol malo) e incrementan el riesgo cardiovascular a largo plazo. En este grupo se encuentran los alimentos de origen animal como: carne de res, cerdo, embutidos, leche y derivados4.
  • Monoinsaturadas: se recomienda que su consumo sea de 13-15% del total de grasas que aporta la dieta3. Entre los beneficios del consumo de este tipo de grasa se encuentran; reducir el colesterol LDL y los triglicéridos (TG), incrementar levemente el colesterol de HDL (colesterol bueno) y reducir el riesgo cardiovascular a largo plazo. Son alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados el aceite de oliva, girasol y ajonjolí, aguacate y maní4.
  • Poliinsaturadas: se recomienda que su consumo sea menor al 6-7% del total de grasas que aporta la dieta3. Dentro de este grupo se tiene, ácidos grasos poliinsaturadas omega 6; los cuales tienen un efecto discreto de reducción del colesterol LDL; se encuentran en aceite de maíz, soya y algodón. Por su parte, los ácidos grasos poliinsaturados omega 3, tienen un efecto importante de reducción de los TG y un efecto positivo sobre el colesterol HDL; además, disminuyen el riesgo cardiovascular a largo plazo; se encuentran especialmente en la grasa de pescados como el atún, bonito, jurel, sierra, salmón y aceites como el de canola4.

De igual forma también es necesario considerar al colesterol, si bien es cierto que el consumo de colesterol no es el principal determinante del colesterol plasmático, si influye en él, es por eso que  la alimentación debe aportar menos de 200 mg de colesterol por día4.

Básicamente, se puede decir que las grasas son parte importante de su dieta, pero algunos tipos son más saludables que otros. Escoger con mayor frecuencia grasas saludables de origen vegetal en lugar de grasas menos saludables de origen animal, le ayudará a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud mayores.

Vitaminas y minerales en la alimentación de pacientes con diabetes

No se han logrado datos concluyentes respecto al beneficio de los suplementos de vitaminas o minerales en personas con diabetes, solo en ciertos grupos, como ancianos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, vegetarianos estrictos y aquellos con dietas hipocalóricas, puede ser necesario un suplemento multivitamínico. Las personas con diabetes tienen los mismos requerimientos de vitaminas y minerales que las personas no diabéticas y los pueden cubrir a través de una alimentación saludable5.

Referencias consultadas

  1. Duran, S., Carrasco, E., y Araya, M. Alimentación y diabetes. Nutr Hosp. [Internet] 2012 [31 jul 2018]; 27(4):1031-1036. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n4/10_revision09.pdf
  2. Reyes, M., Morales, J., y Madrigal, E. Diabetes. Tratamiento nutricional. Med Int Mex. [Internet] 2009 [31 jul 2018]; 25(6):454-460. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2009/mim096g.pdf
  3. Socarrás, M., Bolet, M., y Licea, M. Diabetes mellitus: tratamiento dietético. Rev Cubana Invest Bioméd. [Internet] 2002 [31 jul 2018]; 21(2): 102-108. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03002002000200007&script=sci_arttext&tlng=en
  4. Reyes, F., Pérez, M., Figueredo, E., Ramírez, M., y Jiménez, Y. Tratamiento actual de la diabetes mellitus tipo 2. Correo Científico Médico de Holguín. [Internet] 2016 [31 jul 2018];  20 (1): 98-121. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812016000100009
  5. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.).España: Elsevier; 2013.
Continue Reading
Condiciones psicológicas del paciente diabético.
Fuente: Pixabay.com

Condiciones psicológicas del paciente diabético.

Las personas que viven con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir depresión, ansiedad y desórdenes alimenticios. Estas comorbilidades relacionadas a trastornos de la salud mental pueden ser graves si no se tratan a tiempo. Las consecuencias más importantes de la inestabilidad psicológica del paciente diabético son el abandono del tratamiento y la no aceptación del nuevo estilo de vida. Estos dos hechos traen como consecuencia directa la aparición de complicaciones crónicas como ceguera, amputaciones, insuficiencia renal y déficit cognitivo, lo que se traduce en mala calidad de vida y muerte prematura.

Las alteraciones de la salud mental no afectan solo a la persona diabética. La familia y seres queridos más cercanos a estos pacientes suelen sufrir estrés emocional significativo, sin importar la edad que tenga el individuo enfermo o el tiempo de evolución de su patología. La actuación del médico tratante así como el apoyo con especialistas en salud mental es fundamental para el buen manejo del diabético.

personalidad diabetes
Fuente: Pixabay.com

¿Cómo se manifiestan los trastornos mentales en el paciente diabético?

Las alteraciones mentales más frecuentes en las personas que padecen diabetes, ya sea tipo 1 o tipo 2, incluyen:

Depresión

Si bien el concepto de depresión puede variar según la literatura, la mayoría utiliza la definición de desorden depresivo mayor para caracterizar a los pacientes diabéticos deprimidos. Estos presentan baja autoestima, pérdida de interés por las actividades diarias o placenteras y estado de ánimo invasivo.En una revisión realizada por Mary de Groot y colaboradores, publicada en la revista American Psycologist en el año 2016, se hallaron estudios con prevalencia de hasta el 38% de depresión en pacientes diabéticos. Sears y Schmitz, en el mismo año, informaron que ese porcentaje podía elevarse aún más en los adultos mayores.

Ansiedad

Las sensaciones de preocupación, angustia o miedo que caracterizan a los pacientes ansiosos, se presentan más frecuentemente en individuos diabéticos. Ducat, en su estudio del 2015, publica que los pacientes diabéticos tienen un riesgo 20% mayor de sufrir desórdenes ansiosos que las personas sanas y en el caso de las mujeres, ese incremento puede llegar hasta el 31%. La ansiedad, a diferencia de la depresión, suele presentarse al momento del diagnóstico de la diabetes o inmediatamente después.

Desórdenes alimenticios

Los llamados “atracones” o ingesta impulsiva de alimentos, son más habituales en las mujeres diabéticas que en las no diabéticas. Aunque no se tienen datos fehacientes, ese escenario parece reproducirse en los adolescentes u hombres jóvenes que han sido diagnosticados recientemente con diabetes. También son frecuentes las “purgas calóricas” a través de las restricción de insulina, lo que eleva el riesgo de complicaciones agudas de la enfermedad, como la cetoacidosis o el estado hiperosmolar no cetósico.

La anorexia y la bulimia también pueden presentarse en estos pacientes, asociados a una imagen corporal distorsionada. El control glicémico en estos casos se encuentra comprometido, y el riesgo de complicaciones crónicas tempranas, como retinopatía y neuropatías, es altísimo. Muchas personas diabéticos tienden a abusar de los ejercicios físicos y del uso de laxantes para perder peso.

Enfermedades mentales severas

La esquizofrenia, el trastorno bipolar y otros desordenes mentales debilitantes son más frecuentes en pacientes diabéticos. Este fenómeno tiene una prevalencia considerable en los individuos diabéticos con obesidad. La combinación de enfermedad mental y obesidad en las personas con diabetes eleva el riesgo de muerte precoz y enfermedades cardiovasculares entre 150 y 200%, independientemente de la edad, raza o género.

Consecuencias de los trastornos mentales en las personas con diabetes

Si ya de por sí la diabetes produce un importante número de complicaciones, cuando esta se acompaña de trastornos mentales, los resultados son catastróficos. En niños y jóvenes, la presencia de depresión y ansiedad, afecta el control glicémico. En adultos también se incrementan las discapacidades asociadas a la diabetes y la tasa de amputaciones. El número de suicidios en diabéticos con depresión clínica es dos veces mayor que en pacientes sin trastornos metales y hasta 7 veces más que en personas no diabéticas.

Pero las consecuencias no son solo médicas. Se ha calculado que el tratamiento de los pacientes diabéticos con enfermedades mentales es casi cinco veces más costoso que el de los diabéticos sin trastornos de este tipo. Además, el ausentismo laboral y las incapacidades temporales se disparan en estos pacientes.

trastornos psicologicos diabetes
Fuente: Pixabay.com

Manejo de la comorbilidad diabetes/enfermedad mental

Sartorius, en su estudio publicado por Dialogues in Clinical Neuroscience (Marzo 2018), aporta un dato de vital relevancia: en los países desarrollados, el 92% de los pacientes diabéticos recibe tratamiento regular, pero solo el 51% de aquellos que sufren además un trastorno mental es manejado adecuadamente. Puede evidenciarse que las enfermedades mentales no han sido prioridad en el manejo clínico de la diabetes.

La salud mental de los pacientes con diabetes es muy importante. La cantidad de pacientes que abandona el tratamiento y que no realiza los cambios requeridos en su estilo de vida es alarmante y muchas veces esto se relaciona con estados depresivos o ansiosos. Lo mismo ocurre con los trastornos alimenticios. Es deber del médico tratante diagnosticar y ofrecer tratamiento para estas patologías, siendo la prevención el pilar fundamental en estos casos.

El acompañamiento psicológico temprano del paciente al momento del diagnóstico es positivo. Los controles periódicos con terapeutas e incluso psiquiatras evíta en gran medida la aparición de trastornos mentales graves y si llegas a presentarse, dan la posibilidad de iniciar un tratamiento precoz. No deben obviarse los medicamentos antidepresivos y ansiolíticos si se consideran necesarios, evaluando sus posibles interacciones con los hipoglicemiantes orales y la insulina. Finalmente se debe establecer la conservación de la salud mental como un elemento rutinario en el manejo del paciente diabético, dándole la importancia que merece.

Referencias

  1. De Groot, Mary; Hill-Golden, Sherita y Wagner, Julie (2016). Psychological Conditions in Adults With Diabetes. American Psycologist, 71(7): 552-562.
  2. Sears, Claire y Schimtz, Norbert (2016). The Relationship between Diabetes and Mental Health Conditions in an Aging Population. Canadian Journal of Diabetes, 40(1): 4-5.
  3. Ducat, Lee; Philipson, Louis H. y Anderson, Barbara J. (2015). The Mental Health Comorbidities of Diabetes. Journal of the American Medical Association, 312(7): 691-692.
  4. Sartorius, Norman (2018). Depression and Diabetes. Dialogues in Clinical Neuroscience, 20(2): 47-52.
Continue Reading

Ejercicio físico: ¿cómo hacer una rutina si tienes diabetes?

El ejercicio es una pieza clave para el bienestar de la persona con diabetes, como también lo es la dieta. La diabetes se experimenta a través de un aumento excesivo del nivel de azúcar en la sangre, causada por deficiencia de insulina o resistencia a ésta y el ejercicio puede ayudar a regular esas deficiencias.

¿Cuál ejercicio es bueno para mi?

Cualquier persona que tenga diabetes, sabe que el ejercicio diario contribuye a equilibrar la relación entre insulina y glucosa. Sin embargo, varios estudios demuestran que en países como Estados Unidos, solo el 39 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 hacen ejercicios. Esta cifra contrasta con el 58 por ciento de los estadounidenses que no tienen diabetes y realizan ejercicios.

Aunque resulte sorprendente, un ejercicio aeróbico sostenido durante unos 30 minutos al día y repetido unas 3 veces a la semana mejora mucho el desempeño de la persona con diabetes. Esta rutina debe realizarse sin que transcurran más de dos días sin hacer ejercicios. Aunque se trata de una actividad física, es importante que sea de forma moderada, pues el exceso de ejercicios puede alterar los niveles de azúcar en sangre.

actividad física y ejercicioPor otro lado, el ejercicio ayuda también a controlar el peso. La obesidad es un riesgo importante para personas con diabetes tipo 2, así como las caídas por pérdida de equilibrio.

Es por ello que la rutina de ejercicios aeróbicos debe incluir el ejercicio moderado y movimientos para el desarrollo del equilibrio. Esto puede lograrse a través de movimientos puntuales, o también de rutinas algo más complejas como el ejercicio del Tai Chi.

Algunos ejercicios que puedes realizar al terminar de leer este artículo

El mejor tipo de ejercicio para una persona con diabetes es el aeróbico. Este es un grupo muy amplio que pueden incluirse de inmediato en su rutina. Sin embargo siempre es necesario recordar dos cosas. En primer lugar, consultar con su médico tratante y, en segundo lugar, realizarlo de forma incremental, comenzando con menos intensidad.

  1. Caminatas. Para caminar sólo hace falta un par de zapatos y un espacio peatonal con seguridad. No se trata de caminar como quien va de tiendas. Se trata de caminar a paso acelerado a fin de aumentar la frecuencia cardíaca. Este ejercicio puede repetirse tres veces a la semana.
  2. Tai Chi. Este ejercicio milenario de origen chino combina movimientos lentos y relajados que mejora la forma física y reduce el estrés. Por su impacto, contribuye a mejorar el equilibrio y ayuda con la mitigación de otras consecuencias de la diabetes como los del sistema nervioso central.
  3. Ejercicio con pesas. Este ejercicio ayuda a aumentar la masa muscular y ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre. Es por esto que se recomienda incluir ejercicios con pesas en personas con diabetes, dos veces a la semana y con una duración de una media hora en total. Es importante programar un dia de descanso entre los ejercicios con pesas. En cada sesión, haga hasta 10 tipos de levantamiento de mesas, organizando cada serie con 10 repeticiones y haciendo 4 series en total.
  4. Yoga. Este tipo de ejercicios es sumamente útil en la reducción de grasa corporal y mejorar la función nerviosa. Igualmente reduce el estrés diabético y favorece el equilibrio corporal.
  5. Natación. En caso de haber algún tipo de lesión en las articulaciones, la natación puede ser una alternativa para una rutina de ejercicios. Además, la diabetes a veces afecta la sensibilidad en los pies y nadar reduce el riesgo de lesiones en los pies producidas por el trote y las caminatas. Si se utilizan zapatos especiales para la piscina, puede además evitarse resbalones y rasguños en pies.
  6. Bicicleta fija. La bicicleta fija supera cualquier adversidad climática que impida ejercitarse al aire libre. El flujo sanguíneo a las piernas se beneficia de este ejercicio, así como el tratamiento de la obesidad, pues es una actividad que permite quemar muchas calorías.

Quiero construir mi rutina de ejercicios

Nada mejor que construir una rutina para activarse al cien por cien en un plan de ejercicios adaptados a las necesidades de las personas con diabetes. Para hacerlo, recomendamos las siguientes pautas:

  1. Consultarlo con el médico. Que sea el médico tratante quien indique los ejercicios más beneficiosos para su caso, asi como la intencidad
  2. Asuma la responsabilidad para cumplirla. Cualquier herramienta es válida, pero quizas la que más ayuda es apoyarse en gráficos. Por ejemplo, Ud. puede graficar los tipos de rutina, duración, duración y frecuencia. Todo ello a fin de asumir de modo responsable todo lo referido a la rutina.
  3. Asumir metas alcanzables. Estar atentos a lo que el cuerpo va informando. Aunque los médicos recomiendan de 30 a 60 minutos de actividad moderada varias veces por semana, este ejercicio puede realizarse en bloques de 10 o 15 minutos.

diabetes y ejercicioEs importante que el comienzo sea pausado y que se utiice la ropa adecuada. Una forma de comenzar la rutina es incluir cualquiera de estos elementos: hacer saltos de tijera, caminar mientras habla por teléfono, preferir el uso de las escaleras aunque haya asensor, estacionarse al final del estacionamiento y caminar, o dejar el autobús varias paradas de nuestro destino para caminar

Más que comenzar, el reto es a mantenerse haciendo ejercicios, sobre todo si no se obtienen resultados de inmediato. En esas ocasiones, puede ser de utilidad alternar entre tipos de ejercicios, conseguir compañía con miembros de su familia, amigos o compañeros de trabajo a hacer ejercicio.

También resulta útil apoyarse en un podómetro para generar motivación al ver resultados de inmediato. Si esta opción se combina con una caminata u otro ejercicio con duración de 10 a 15 minutos varias veces al día, puede llegar a cubrirse la duración estimado de 30 minutos diarios.

Existen muchas actividades que pueden ser incluidas en las rutinas de ejercicios incluidos los estiramiento a Es importante aprender sobre cada actividad y consultar al médico tratando sobre la actividad que sera agregar a su rutina de ejercicios.

 

Continue Reading

¿Papa en la dieta de personas diabéticas?

La papa, aún en personas con diabetes, tiene una presencia muy marcada en nuestras dietas. Pocas veces falta en la mesa en distintas preparaciones: frita, al vapor o en puré. Las consumimos como uno de los acompañantes predilectos de los platos protéicos más fuertes. Sin embargo, cuando hay diabetes, es muy importante conocer las posibilidades para que este producto pueda ser incluido adecuadamente entre los consumidos a diario.

La papa, un visitante habitual en nuestra dieta

La papa es uno de los cultivos más antiguos del planeta, ubicados desde hace unos 10.000 años primero en América del Sur y Central y hoy en todo el mundo. La gran variedad de cepas la ubica como un alimento rico en minerales, vitaminas y potasio, aportando al cuerpo también fósforo, calcio y hierro, y vitaminas como C, A, B1, B3, P, tiamina y niacina.

papas al vapor con pimientos
Papas preparadas al vapor con pimientos

La incorporación de la papa en la dieta de la persona diabética, sin embargo, debe realizarse con mucha atención. Es vital evitar su consumo excesivo y combinarla con un estilo de vida activo y saludable. Ya hemos hablado en otra ocasión, sobre la necesidad de optar por dietas bajas en carbohidratos para personas con diabetes.

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos para evaluar a 200 mil consumidores de papa, arrojó luces sobre la incidencia de la papa en el riesgo de presentar diábetes. Dicho estudio mostró un riesgo cercano al 7 por ciento entre las personas que consumían papas entre dos y cuatro veces a la semana, sin importar su preparación. El riesgo aumentaba al 33 por ciento en aquellos casos con consumo de papa de siete veces a la semana ¡con independencia del estilo de vida de los participantes del estudio!

La clave está en el equilibrio.

Entre los componentes de la papa, el almidón es quizás el que representa un impacto mayor para el páncreas. El resto de la dieta resulta crítica pues muchas veces se consume con otros alimentos altos en azúcares y carbohidratos. El estudio mencionado antes, arrojó un 4 por cierto de riesgo entre personas que consumían papas en puré o con mantequilla, y un 20 por ciento de riesgo en pacientes que las consumían fritas. También advierte la necesidad de sustituir en la dieta una parte de la papa consumida por alimentos con fibra como granos enteros o vegetales. Esto puede reducir el riesgo a presentar diabetes hasta un 18 por ciento en pacientes con elevado consumo semanal de este tubérculo.

Para una parte importante de la población mundial, el consumo de papa es parte de su cultura. Cambiar su consumo y su preparación son dos tareas claves. En Suecia, la Universidad de Lund analizó la relación entre la preparación de la papa, los contenidos en hidratos de carbono y los niveles de glucosa en sangre. Los resultados son interesantes con respecto a la diferencia entre comer papas hervidas al momento y hervidas y luego refrigeradas. Aunque el estudio no informa que variedad se usó, o el almidón que poseían, si concluyó sobre la ventaja de consumir las papas al vapor, aderezadas con una vinagreta previa refrigeración.

La batata, un alimento altamente positivo en la dieta de la persona diabética.

Pese a su contenido en carbohidratos, la papa puede estar en la dieta de personas diabéticas. Sin embargo, deben considerarse la porción, la preparación, la variedad de papa y los alimentos a los cuales acompaña. Consumirla en jugos puede estimular el funcionamiento del cerebro, aliviar el reumatismo, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y hasta prevenir la formación de cálculos renales. También puede aportar aspectos positivos a personas con diabetes. El jugo de papa se hace pelándolas eliminando puntos verdes y sacando el jugo a través de un extractor de jugos.

batata cocida
Batata rosada preparada al vapor

La batata, o papa dulce es un tubérculo similar a la papa y muy útil en el apoyo a la persona diabética. Entre las variedades de batata hay diferencias de color externo: blanco o amarillento, y de pulpa: blanco, rosado o morado.

Tiene antioxidantes y nutrientes, pero además, son excelentes para regular los niveles de azúcar en sangre, y la resistencia a la insulina. Adicionalmente, son ricas en fibra por lo que ayuda a la digestión y desitoxicación. Su alto contenido en betacaroteno también puede ayudar a prevenir enfermedades como la gota y el asma. Las vitaminas A, D y C apoyan varios sistemas del organismo como el respiratorio y circulatorio. Finalmente, tienen potasio como las papas, siendo positivas para los músculos y tejidos aliviando la frecuencia de hinchazones y calambres.

 

 

Continue Reading

5 cuidados básicos de la piel en un diabético

Diabetes: 5 cuidados básicos de la piel

¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que se producen desórdenes metabólicos de diferentes orígenes, donde su principal característica es el aumento de glucosa en sangre.

¿ Que cuidados deben tener las personas que padecen esta enfermedad?

Las personas que padecen esta enfermedad deben tener muchos cuidados. El principal de ellos es seguir una dieta baja en hidratos de carbono y medir la glucemia periódicamente. En algunos casos deben seguir un tratamiento con medicamentos por prescripción del médico y visitarlo regularmente para control. Pero de lo que vamos a hablar hoy, es de los cuidados básicos que un paciente debe tener con su piel.

 

La piel y la diabetes

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, recubre órganos y tejidos y otorga protección. Cuando la piel está sana, actúa de barrera contra microorganismos e impide que ingresen al torrente sanguíneo. Esto evita que colonicen y provoquen una infección. Por este motivo es importante saber que recaudos debemos tener con nuestra piel.

Las infecciones de la piel son tratables, a veces sanan rápido cuando nuestras defensas están altas, pero otras pueden tardar incluso varios días, dependiendo del grado de infección. Nuestro cuerpo alberga infinidad de microorganismos por fuera de la piel. Pero si nuestra piel se encuentra sana, es una gran barrera y no logran atravesarla.

Las bacterias se encuentran en cualquier superficie que tocamos, en los billetes, restaurantes, baños públicos, transporte, dentro y fuera de nuestro hogar, etc.. Esto no significa que nos volvamos paranoicos y dejemos de tocar las cosas, sino que seamos conscientes de la higiene de nuestras manos y nuestro cuerpo. Ya que esto ayudará a disminuir las probabilidades de una posible infección.

Si esto sucede en personas sanas, los pacientes que padecen diabetes deben disponer de mas herramientas para el cuidado de su piel. Por eso hablamos con la doctora Elena del Valle Abregú, especialista en dermatología, para saber exactamente que recaudos debemos tomar cuando nos dan un diagnóstico de diabetes.

 

Dra. Abregú, Cuáles son los 5 cuidados básicos que debe tener con su piel una persona diabética?

Cuidado #1

Hidratación. Beber agua es importante para tener una piel hidratada. Para evitar la descamación y el ingreso de microorganismos.

Cuidado #2

Higiene. Aconsejo utilizar un jabón humectante y cremoso para la limpieza del cuerpo. Otros jabones pueden resecar la piel y no lo recomiendo.

Cuidado #3

Humedad. Evitar tener las manos y los pies húmedos. Tener las uñas cortas y secas. Secarse bien las manos ya que los pacientes son propensos a tener candidiasis.

En la humedad los hongos tienen las condiciones necesarias para crecer, y esto se puede evitar secando bien todas las partes del cuerpo.

Cuidado #4

Pies. Cuidado extremo para evitar todas las infecciones y que no haya puertas de entrada de microorganismos. Un rascado, un tropiezo o una herida es una puerta de entrada para que se desarrollen grandes situaciones como una celulitis, por ejemplo. 

Cuidado #5

Dieta. Fundamental para que el paciente tenga controlados los valores de glucemia.  Al ser una enfermedad sistémica hay que complementar con suplementos dietarios y vitaminas en caso de que el paciente lo necesite.

 

Cuáles son las áreas más delicadas a tener en cuenta?

Las partes que realmente se deben cuidar en el paciente diabético sobre todo son los  miembros inferiores como así también los miembros superiores. Porque ellos tienen mucha tendencia a realizar procesos candidiásicos en las uñas de las manos provocando una onixicandidiásica o perionixicandidiásica.

También son muy susceptibles a las infecciones sobretodo provocando forúnculos, foliculitis, todo esto se debe a que hay una lesión a nivel capilar de los vasos sanguíneos de los diabéticos. Esto sucede porque en la piel diabética el nivel de glucosa está aumentado y es un medio de cultivo también para el desarrollo de los hongos.

Deben tener mucho cuidado de los pies porque son pacientes que son propensos a tener estas infecciones y generalmente el gérmen penetra a través de los intertrigos que hay en los pies. El pie de atleta provoca picazón, como consecuencia la persona se rasca por el prurito y esto lastima la piel, lo que genera puertas de entrada a infecciones.

Para conocer más sobre cuidados puedes ir al siguiente enlace:

https://diabetes-salud.org/factores-ambientales-promueven-diabetes/

Continue Reading
Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus
Tratamiento

Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus

El abordaje de la diabetes mellitus se fundamenta en: 1) Tratamiento médico, 2) Tratamiento nutricional 3) Educación y 4) Actividad física. Es muy importante que el paciente comprenda la importancia de estos aspectos para lograr un buen control metabólico (1).

Tratamiento médico

Posterior a la sospecha o seguido del diagnóstico de diabetes mellitus, es importante asistir a consultas de control con un médico especializado. El médico es quien tiene la capacidad de proporcionar la información necesaria para que el paciente y sus familiares aprendan a:

  • Reconocer los signos y síntomas de la diabetes mellitus.
  • Identificar los signos y síntomas de hipoglicemias e hiperglicemias.
  • Conocer todo lo relacionado con el uso de insulina.
  • Dar a conocer los medios existentes para realizar el autocontrol.
  • Recomendar un programa de ejercicios físicos (1).

Tratamiento nutricional

Seguir un plan de alimentación personalizado, diseñado por un Nutricionista permitirá al paciente llevar una alimentación de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, lo que a fin de cuentas, ayudara a mantener los niveles de glicemia estables, armonizara los niveles de insulina y asegurar una distribución constante y equitativa de los carbohidratos (1).

Educación

La educación es esencial para controlar la enfermedad y disminuir las complicaciones. Los programas que modifican estilo de vida, donde se involucra el equipo de salud, el paciente y su red de apoyo, mejoran el control de peso, ayudan a dejar el hábito tabáquico y a aceptar la enfermedad (2).

En este sentido, existen dos modalidades a la hora de impartir educación; de forma individual o grupal, ambas son complementarias y no excluyentes. Básicamente, lo que se busca es mejorar la calidad de vida de los pacientes, elevando su autoestima, modificando su actitud ante la enfermedad y motivando a un cambio de estilo de vida más saludable (1).

Respecto a la educación en grupo, esta permite aprovechar mejor los recursos humanos y enseñar simultáneamente a varios pacientes; tiene como ventaja que le permite al paciente liberar tensión psicológica al comprobar que hay otras personas que tienen la misma enfermedad y deben llevar un estilo de vida similar al de ellos. Por su parte, la educación individualizada permite personalizar el tratamiento según el caso (1).

Actividad física

Debe estimularse la práctica de alguna actividad física, por los efectos beneficiosos que producen al:

  • Mejorar el control metabólico de grasas y carbohidratos.
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina (aumentan los receptores de insulina).
  • Aumenta los depósitos de glucógeno.
  • El número de dosis de insulina disminuye y la ingesta calórica puede aumentar.
  • Favorece la obtención y mantenimiento del peso ideal (1).

Los programas de ejercicio físico de intensidad aeróbica y anaeróbica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, motivados y sin complicaciones avanzadas, son eficaces para el mejor control glicémico. Pues se mejora la acción sistémica de la insulina de 2 a 72 horas posterior a la actividad  física, además de aumentar la captación de glucosa por el músculo.

Así mismo, a mayor intensidad de la actividad física, se utilizan más los carbohidratos, lo cual es también es beneficioso. Los efectos de la actividad física de resistencia son; disminuir la glucosa en las primeras 24 horas y a largo plazo, mantener la acción de la insulina, el control de la glucosa, la oxidación de las grasas, y disminuir el colesterol LDL. Asi mismo, si se acompaña de pérdida de peso, es más efectiva para mejorar la dislipidemía; adicionalmente, mejora la depresión (2).

Por ultimo, es necesario destacar que todos los pacientes deben cambiar a corto plazo el hábito sedentario, mediante caminatas diarias. A mediano plazo, la frecuencia mínima deberá ser de 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica de moderada intensidad (2).

Referencias consultadas

  1. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.
  2. Gil, L., Sil, M., Domínguez, E., Pilar, R. y Medina, J. (2013). Guía de práctica clínica Diagnóstico y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. Rev Med Inst Mex Seguro Soc, 51(1): pp.104-19 Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/4577/457745487015.pdf
Continue Reading
Fibra dietética  y diabetes mellitus
Fibra dietética y diabetes mellitus

Fibra dietética y diabetes mellitus

Acabas de recibir el diagnostico de diabetes mellitus y te recomendaron el consumo de fibra dietética, pero… ¿por dónde comenzar?, ¿qué es la fibra?, ¿dónde se consigue?, ¿por qué es importante?.. Todas estas dudas serán  aclaradas en el presente artículo, sigue leyendo…

Comencemos con que la fibra dietética se considera un elemento importante para una nutrición sana, es un hidrato de carbono complejo, por lo general resistente a la digestión y absorción en el intestino delgado. Su función depende de su solubilidad, de allí se deriva la clásica clasificación de acuerdo a su comportamiento en el agua, de este modo se tiene; fibra insoluble y soluble (1) (2).

Dentro de las fibras insolubles, se encuentran la hemicelulosa, celulosa y lignina. La celulosa; aumenta la capacidad de retener agua, el volumen fecal y el numero diario de deposiciones, reduciendo de este modo, el tiempo de tránsito intestinal (importante en prevención y tratamiento del estreñimiento); así mismo, el consumo de celulosa y lignina; favorece la producción de ácidos grasos de cadena corta, lo cual está asociado a una reducción del riesgo de tumores (2).

Por su parte, dentro de la fibra soluble, se tienen las pectinas y gomas. Las pectinas; se unen a minerales, lípidos y ácidos biliares, aumentando su excreción, lo que a fin de cuentas reduce el colesterol sérico. En cuanto que las gomas; dan lugar a la formación de geles, reduciendo de esta forma el vaciado gástrico; retrasan la digestión, el tiempo de tránsito intestinal y la absorción de glucosa. (2).

Beneficios del consumo de fibra en la diabetes mellitus

Estudios epidemiológicos sugieren que las dietas ricas en fibra dietética juegan un papel importante en la prevención y tratamiento de la diabetes mellitus y que este papel es independiente de otros factores de la dieta (3).

Los mecanismos a través de los cuales la fibra podría mejorar el perfil glucémico son: retraso del vaciado gástrico, gracias a sus propiedades viscosas y de absorción de agua a este nivel, retardo en la absorción de hidratos de carbono en el intestino delgado, y alteración en la secreción y sensibilidad de la insulina (3).

De hecho, estudios con alto grado de evidencia ponen de manifiesto este papel beneficioso de la fibra en la diabetes mellitus tipo 1 y 2; y es así como las dietas con un contenido moderado en hidratos de carbono ricos en fibra dietética han demostrado producir un descenso de la glucemia postprandial (después de las comidas) de hasta un 21% con respecto a dietas con un contenido moderado de hidratos de carbono pobres en fibra (3).

¿Qué tipo de fibra dietética es mejor en la diabetes mellitus?

La influencia de la fibra dietética en el control glucémico se ha atribuido principalmente a la fibra soluble debido a sus efectos en el estómago y el intestino delgado. Sin embargo, tanto la fibra soluble como la insoluble han sido asociadas con un aumento de la sensibilidad periférica a la insulina sin haber sido aclarados los mecanismos que lo propician. Entonces, se puede decir que la evidencia no permite establecer con certeza qué tipos de fibra serían los más adecuados en pacientes con diabetes mellitus (3).

Así mismo, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomienda para los niños mayores de dos años, un consumo de fibra dietética de la cantidad que resulte de sumar 5 g/día a su edad (ejemplo: un niño de cuatro años debería ingerir aproximadamente 9 g de fibra al día), en cuanto que para adultos la recomendación corresponde a 20-35 g/día tanto soluble como insoluble para mantener un mejor control glucémico e insulínico. Por su parte, en los niños menores de dos años y ancianos aún no se dispone de estudios que definan las cantidades idóneas de consumo (4).

¿Cómo se cubren estos  requerimientos de fibra dietética?

Basta con consumir una alimentación variada, donde predomine el consumo de cereales integrales, frutas, vegetales y tubérculos. Así mismo, si actualmente llevas una dieta occidental, es decir, rica en azúcares, grasas animales, almidones refinados y carnes, es muy importante aumentar progresivamente el consumo de fibra dietética para no generar molestias estomacales, de igual forma es necesario mantener una ingestión hídrica adecuada (7-8 vasos de agua al día).

De forma general, la fibra consumida debe tener una proporción de 3/1 entre insoluble y soluble, sin embargo, no es necesario sacar muchas cuentas en este aspecto, pues los alimentos tienen una combinación de ambos tipos de fibra, aunque en algunos predomine una sobre otra. Tal es el caso de alimentos con mayor contenido en fibra insoluble como; la harina de trigo integral, el salvado, guisantes, repollo, vegetales de raíz, cereales y frutas maduras; y alimentos con mayor contenido de fibra soluble son; la avena, cebada, ciruelas, manzanas, fresas, zanahoria, cítricos, judías secas y otras legumbres (4).

Por último, y lo más importante de todo es ¿Qué debo hacer? Por eso te dejamos unas recomendaciones prácticas para tu alimentación diaria:

  • Consumir diariamente 3 raciones vegetales, para considerarse una ración de vegetales se debe consumir 1 taza de vegetales crudos o ½ taza de vegetales cocidos.
  • Consumir diariamente 2 raciones de fruta. Mejor completas que en jugo.
  • Consumir diariamente 6 raciones de cereales en forma de pan, cereales de desayuno, arroz o pasta. Preferiblemente integrales dado el mayor aporte de fibra.
  • Incluir semanalmente 4-5 raciones de legumbres (4).

Referencias consultadas

  1. Incremento en el consumo de fibra dietética complementario al tratamiento del síndrome metabólico. Nutr hosp [Internet] 2018 [Consultado 24 jul 2018]; 35 (3): 582-587. Disponible en: http://revista.nutricionhospitalaria.net/index.php/nh/article/view/1504
  2. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.). España: Elservier; (2013).
  3. Sánchez, R., Fuentes, M., Milla, S., Plaza, B., López, L. y Candela, C. Nutr hosp [Internet] 2015 [Consultado 24 jul 2018];31 (6): 2372-2383. Disponible en: nutricionhospitalaria.com/pdf/9023.pdf
  4. Álvarez, E., y Sánchez, P. La fibra dietética. Nutr hosp  [Internet] 2006 [Consultado 24 jul 2018]; 21 (2): 61-72 Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v21s2/original6.pdf
Continue Reading

10 Mitos de la Insulina y su uso en el Tratamiento de la Diabetes

La insulina es una de los componentes que más requiere el cuerpo en pacientes diabéticos. Sin embargo, muchos son los mitos y leyendas alrededor de la insulina y su uso para tratar la diabetes. ¿La insulina hace engordar? ¿Las inyecciones de insulina son dolorosas? Preguntas como estas responderemos a lo largo del artículo para derribar los mitos de la insulina.

Muchos mitos de la insulina y otros medicamentos son generados por falta de información


¿Por qué existen los mitos sobre la insulina?

Hoy en día muchos son los avances tecnológicos a nivel médico que han ayudado a mejorar la calidad de vida del ser humano. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para esclarecer los mitos de la insulina y otros medicamentos. Bien sea por falta de información, poca investigación referente al tema o  supersticiones, los mitos deben ser esclarecidos para evitar confusiones.

Mitos de la insulina, mitos sobre la insulina.

10 Mitos de la Insulina y su uso

Comenzamos este top de mitos de la insulina con los que hemos encontrado que son más comunes y que mayor confusión causan para pacientes, amigos y familiares.


Mito #1: La insulina solo se usa para la diabetes tipo 1.

Un mito sobre la insulina bastante común es creer que la insulina sólo es usada para tratar la diabetes tipo 1. Es verdad, la realidad es que todas las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina. Pero personas con diabetes tipo 2 también la necesitan.

De igual forma,  si bien las personas con diabetes tipo 2 pueden continuar produciendo insulina en el páncreas. Estás cantidades pueden ser inferiores a las necesarias para tener niveles saludables de azúcar en la sangre. Además, sus células no pueden usar adecuadamente la insulina producida para controlar el nivel de azúcar en la sangre.


Mito # 2: todas las personas con diabetes necesitan insulina.

El tratamiento con insulina también ha traído consigo este mito y algunas veces por desconocimiento las personas afirman que las personas que padecen diabetes deben tomar insulina de forma obligatoria. Sin embargo, no necesariamente el tratamiento de insulina se usa para todos los tipos de diabetes. Si bien es cierto que todas las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina porque sus cuerpos no pueden producir insulina o no pueden usar la insulina que se produce, sin importar  lo que hagan. Sin embargo, es una historia diferente para las personas con diabetes tipo 2.

Es posible que algunas personas con diabetes tipo 2 necesiten tomar insulina durante un período de tiempo determinado, como durante el embarazo, mientras toman medicamentos esteroides, cuando se someten a una cirugía o cuando enfrentan cáncer. Cuando terminan estas circunstancias, es posible que puedan dejar de tomar insulina. Otras personas con diabetes tipo 2 pueden necesitar insulina a más largo plazo porque el páncreas no puede producir suficiente insulina o las células no pueden procesarla adecuadamente. Esto puede suceder si los medicamentos orales ya no son efectivos o si no puede controlar la diabetes a través de la dieta y el ejercicio. Ya vemos que este es un mito de la insulina que no es del todo cierto. La insulina es un requerimiento del organismo y que debe mantenerse estable para el funcionamiento del cuerpo.


Mito #3: las inyecciones de insulina son dolorosas.

El tratamiento con insulina para pacientes con diabetes también ha despertado el mito de que sus inyecciones son dolorosas. Sin embargo te tenemos una noticia que debería ser un alivio: las inyecciones de insulina son prácticamente indoloras. Se inyecta en la capa de grasa debajo de la piel donde no hay terminaciones nerviosas o receptores de dolor. Además, la mayoría de las agujas modernas son tan pequeñas y delgadas que apenas se sienten.La inyección de insulina es dolorosa


Mito # 4: Si tomas insulina para el tratamiento de la diabetes  puedes abandonar  hábitos de vida saludables.

Algunas veces, las personas creen que el tratamiento de insulina trae consigo mejora en calidad de vida sin necesidad de mantener hábitos saludables.  Sin embargo, este es un mito de la insulina que hay que derribar.  Vivir un estilo de vida saludable es crucial para controlar la diabetes, incluso cuando se toma insulina.

Comer alimentos poco saludables, no hacer ejercicio y tener sobrepeso puede contribuir a la necesidad de más y más insulina. Estos malos hábitos también pueden significar que la insulina no será tan efectiva como podría ser. Además, las malas elecciones de estilo de vida pueden provocar colesterol alto y aumento de peso. Asimismo,  puede contribuir a la resistencia a la insulina, a un mal control de la glucemia y a una presión arterial descontrolada. Todo lo cual aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebro vascular e insuficiencia renal.


Mito #5: El tratamiento de  insulina para la diabetes  causará aumento de peso.

Este mito de la insulina ha llevado a que algunas personas le tengan un poco de temor al tratamiento. Es cierto que algunas personas pueden experimentar un aumento de peso cuando comienzan  el tratamiento con la insulina.

Esto ocurre cuando comienzan a procesar el azúcar en la sangre de la manera en que se supone que deben hacerlo. En la mayoría de los casos, esto es temporal y se resolverá a medida que el cuerpo se adapte o se implementen ciertas dietas.


Mito #6: El tratamiento de insulina provoca ceguera.

No es muy común escuchar este tipo de afirmaciones y  no hay evidencia científica que lo demuestre. Por el contrario, si la diabetes si se mantienen niveles altos de glucosa en la sangre durante un tiempo prolongado, se pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética). Lo que afectaría la visión y pondría en riesgo la capacidad visual de la persona.


Mito #7: La terapia con insulina es complicada e inconveniente.

Otro mito de la insulina bastante común es cuando se afirma que el tratamiento de insulina es muy complicado. Sin embargo,  y si bien las primeras fases de inyecciones de insulina requerirán de varias aplicaciones al día preferiblemente antes de las comidas.  Actualmente existen opciones que permiten mayor flexibilidad en sus tiempos de empleo. Lo que facilita mucho el tratamiento para pacientes diabéticos.Tratamiento insulina diabetes


Mito # 8: Si utilizas el tratamiento de insulina significa que el paciente ha empeorado

 La insulina se usa como tratamiento para la diabetes y no necesariamente implica que el paciente ha empeorado. Sin embargo, la diabetes tipo 2 es un tema más serio que requiere bastante atención. La administración del tratamiento debe darse con mucha seriedad.
La diabetes puede aumentar el riesgo que tenemos de presentar enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. Por ello  se requiere máximo cuidado y atención.
Igualmente, se puedes reducir la posibilidad de estos problemas si se mantiene una buena alimentación y hábitos.  Sin embargo, tomar insulina para mantener los niveles de azúcar estables es parte de la tarea.


Mito #9: El tratamiento de  insulina causa hipoglucemia.

Un mito de la insulina que hasta hace poco parecía cierto es el riesgo de sufrir una hipoglucemia. En este sentido, si bien es cierto que la insulina puede causar una baja reacción de glucosa en sangre. Sin embargo, con las insulinas más nuevas o de acción prolongada, es menos probable que ocurra hipoglucemia. Y es raro que las personas con diabetes tipo 2 pasen por niveles bajos de glucosa en la sangre.


Mito #10: la insulina es adictiva.

Este es uno de los mitos de la insulina quizás uno de los más llamativos de la lista. Lo cierto es que no puedes volverse adicto a la insulina. La insulina es una sustancia natural que su cuerpo necesita. Algunas personas pueden tener miedo de administrarse insulina y que se les confunda con un adicto. Sin embargo, y de ser así, siempre se puede intentar utilizar un lápiz de insulina.

 

Ya conoces los mitos de la insulina y como pueden ser fácilmente  aclarados. Si conoces algún otro mito no dudes en dejarlo en la caja de comentarios y si tienes alguna duda sobre la insulina no dudes en contactarnos.

Continue Reading
Tratamiento para el pie diabético con células madre. Nueva estrategia.
Fuente: Pixabay.com

Tratamiento para el pie diabético con células madre. Nueva estrategia.

Una de las complicaciones más severas que sufren los pacientes diabéticos es la podopatía, también conocida como pie diabético. La misma se caracteriza por la presencia de úlceras muy difíciles de tratar y con tendencia a infectarse rápidamente. Estas lesiones son consecuencia directa de dos complicaciones clásicas de la propia diabetes: la microangiopatía y la neuropatía.

La microangiopatía diabética, o lesión crónica de pequeños vasos sanguíneos, dificulta el flujo de sangre normal hacia áreas distantes, perjudicando por ende la oxigenación del tejido y la llegada de los antibióticos u otros tratamientos. La neuropatía diabética daña la estructura de las vías nerviosas, enlenteciendo e incluso bloqueando la transmisión de estímulos nociceptivos, por lo cual el paciente no siente casi dolor en los pies enfermos.

La combinación de estos fenómenos fisiopatológicos crea el medio perfecto para que se presente esta temida patología, el pie diabético. Los pacientes sufren pequeños traumatismos en los pies que no son dolorosos y por lo tanto, tampoco son tratados. Estas lesiones progresan hasta convertirse en grandes úlceras con tendencia a la infección y si no son manejadas adecuadamente suelen tener un terrible desenlace: la amputación.

Tratamiento habitual del Pie Diabético

Las guías para el manejo de las úlceras en el pie diabético incluyen limpieza quirúrgica, antibióticos y revascularización. Este protocolo habitual se lleva a cabo en la mayoría de los casos, pero la tasa de éxito no es alentadora. A nivel mundial se realiza una amputación relacionada con complicaciones de la diabetes cada 30 segundos, siendo el 84% de ellas consecuencias del pie diabético.

Los trastornos metabólicos asociados a la hiperglicemia retardan la curación de las heridas. Recientemente se ha comenzado a entender las complejidades moleculares de esta realidad. El rol que juegan la inflamación, la coagulación y la migración celular en la curación de las heridas ha llevado a los científicos a plantearse nuevas estrategias en el control de estas lesiones para evitar mayores secuelas físicas, sociales y económicas.

Nueva esperanza

La terapia con células madres ha emergido como una alternativa real para el tratamiento de los pacientes con pie diabético. Las células madres, también conocidas como troncales o progenitoras, sintetizan y secretan citocinas, las cuales cumplen con numerosas tareas, incluyendo:

– Reclutamiento celular

– Inmunomodulación

– Remodelación de la matriz extracelular

– Angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos)

– Regeneración nerviosa

Todas estas funciones tienen un propósito común: Promover la adecuada curación de las heridas.

Las células madres tienen además la capacidad de diferenciarse en nuevas células especializadas. Los miofibroblastos, necesarias para formar nuevas fibras musculares, provienen de las células madres. Lo mismo ocurre con los queratinocitos, fundamentales para la regeneración de la piel. Desde el punto de vista vascular, los pericitos y células endoteliales tienen un origen común en las células madres.

Una revisión de la literatura actual publicada en Stem Cell Research & Therapy, parte de BioMed Central, reúne en un solo meta-análisis más de 250 artículos que tratan el tema de la utilización de células madres para el tratamiento de las úlceras en el pie diabético. Para llevar a cabo dicha revisión, buscaron los términos “pie diabético”, “células madres” y “células progenitoras” en las bases de datos de PubMed, EMBASE y Google Scholar.

Si bien la diversidad de los métodos de estudio y variables dificulta mucho una conclusión única y consensuada, el factor común en todas las publicaciones es que la terapia con células madres es un tratamiento efectivo para pacientes diabéticos con úlceras pédicas. La mayoría de los estudios se llevaron a cabo con células autólogas (provenientes del propio paciente), pero no descartan el uso de algunas alogénicas  e incluso xenogénicas.

¿Son útiles entonces las células madres?

Los autores de esta publicación se muestran esperanzados con esta nueva alternativa terapéutica. Recomiendan que se lleven a cabo nuevos estudios, tanto en animales como en humanos, para establecer un protocolo definitivo, inexistente hasta la fecha. Sin embargo, en muchos centros médicos alrededor del mundo, ya es habitual el manejo de esta complicación con células madres.

La terapia con células madres no puede ser aislada. Todas las guías habituales aún deben respetarse así incluyan esta nueva alternativa. Los hidrogeles y regeneradores biológicos como tratamientos tópicos están en boga actualmente. La combinación de angioplastia con células madres también ha mostrado resultados prometedores. En definitiva, cualquier conducta debe ser analizada y discutida entre el paciente y su médico tratante.

Referencias

  1. Lopes, Lara; Setia, Ocean y colaboradores (2018). Stem cell therapy for diabetic foot ulcers: a review of preclinical and clinical research. Stem Cell Research & Therapy, 9: 188.
Continue Reading
Diabetes gestacional y ejercicio físico
Diabetes gestacional y ejercicio físico

Diabetes gestacional y ejercicio físico

En todo el mundo, la diabetes gestacional constituye una de las complicaciones habituales del embarazo y es responsable de una importante morbimortalidad tanto materna como perinatal (período que comprende desde la semana 22 de embarazo, hasta el término de las primeras cuatro semanas de vida) (1). Los principales factores de riesgos asociados a la diabetes gestacional incluyen; edad (>45años), falta de ejercicio físico, obesidad, genética, embarazo múltiple y alta ingesta de grasas saturadas (2).

Pero, ¿Qué es la diabetes gestacional?

Es una alteración en el metabolismo de los carbohidratos que se inicia por primera vez durante el embarazo, a partir de las 20 semanas, dando como resultado un estado de hiperglucemia (cantidad excesiva de glucosa en sangre) de severidad variable (1).

¿Cómo ocurre esto?

La insulina es la hormona que se encarga de regular la cantidad de glucosa en sangre y funciona como una llave que abre la cerradura de las puertas de las células del cuerpo para que la glucosa entre y sea utilizada como energía. Por su parte, el embarazo se caracteriza por ser una ‘‘condición diabetógena’’ y que produce cambios en la secreción y sensibilidad de la insulina, como consecuencia se incrementa cantidad de glucosa posprandial (después de las comidas) y se produce resistencia a la insulina, con la finalidad de asegurar un suministro adecuado de glucosa al feto (2).

Los factores que promueven esta condición son; el incremento de la adiposidad materna y de forma predominante; el efecto antiinsulínico de las hormonas producidas por la placenta. De allí, la rápida disminución de la resistencia a la insulina en el posparto (2).

¿Cuál es el efecto del ejercicio físico en esta condición?

En la diabetes gestacional, el ejercicio debe ser parte del plan de tratamiento integral, pues permitirá un mejor control del peso y reducir la insulino resistencia. Sin embargo, es muy importante adaptar las recomendaciones de acuerdo al momento de la gestación y a cada paciente en particular (1).

De igual forma, es importante resaltar que en algunas mujeres con diabetes gestacional, la modificación dietética y el ejercicio físico no son suficientes para normalizar la hiperglucemia; aun así, el entrenamiento aeróbico regular puede contribuir a una disminución de la dosis diaria de insulina que se requiere para controlar los niveles de glucosa (1).

Así mismo, algo muy importante y que aplica en este caso, es la popular frase ‘‘mejor prevenir que lamentar’’, y es que el ejercicio físico durante las primeras 20 semanas de gestación, reduce a la mitad el riesgo de padecer diabetes gestacional, por lo que es buena opción comenzar la práctica de ejercicio físico desde el momento que se conoce la presencia de un embarazo, previamente mencionando este aspecto en las consultas médicas de control prenatal (1).

¿Cuáles otros beneficios puedo obtener con la práctica de ejercicio físico durante el embarazo?

Otras consideraciones sobre el ejercicio en las mujeres embarazadas es que mejora la condición materna, la autoimagen, la tasa de crecimiento y volumen de la placenta; además, disminuye la incidencia de dolor lumbar, calambres, edema y depresión. Y por si fuera poco, en el feto disminuye la masa grasa, mejora la tolerancia al estrés y favorece el desarrollo neurológico (3).

¿Cuáles son las mejores opciones de ejercicio físico?

En general, es preferible el ejercicio aeróbico, que mejora también la capacidad cardiorrespiratoria. Una de las mejores opciones es el ejercicio físico en el agua, puesto que el medio acuático proporciona resistencia al movimiento muscular, resultando un entrenamiento de mayor intensidad pero sin el estrés gravitacional y el dolor y que además resultaría como un efecto de masaje (1).

Sin embargo, la recomendación general adoptada para todas las mujeres embarazadas es realizar 30 minutos de ejercicio físico de moderada intensidad la mayoría de los días de la semana. Aun así, si se realiza a una intensidad moderada durante 60 minutos al día, 5 veces o más por semana parece ser beneficioso para la madre y no causar daño al feto o el niño (1).

¿Por dónde comenzar?

Todo depende del nivel de actividad física anterior al embarazo, para las futuras mamas que no realizaban ningún tipo de ejercicio físico es recomendable iniciar su práctica durante el embarazo con ejercicios de poco riesgo como la natación, la bicicleta estática o la marcha moderada, con una duración de 20-30 minutos aproximadamente. Por su parte, si son mujeres previamente activas pueden continuar sus ejercicios, pero evitando deportes en contacto, de altura, submarinismo y los que tengan riesgos de trauma abdominal (1).

Por último, como sabemos que lo más importante es tu salud y la de tu bebe, te dejamos estas orientaciones que te permitirán conocer más sobre los tipos de ejercicios, recordando que en cualquiera de los casos debes mencionar este aspecto en las consultas médicas de control prenatal.

Tabla 1. Ejercicios físicos recomendados en la diabetes gestacional

Tipo de

ejercicio

Duración

(minutos)

Frecuencia semanalIntensidadBeneficios

 

Acuática*

 

303Moderada-Estimulan la actividad cardiaca, pulmonar y muscular.

-Mejoran la circulación.

-Colaboran con la homeostasis de la glucemia.

-Mejoran el descanso.

-Aumentan tonicidad y fuerza muscular

 

 

Bicicleta fija

 

303Baja
 

Caminata al aire libre o en maquina

 

305

Baja

 

Yoga*

 

602 a 3Baja

-Disminuye tensión y ansiedad.

-Mejora la postura

-Reduce molestias propias del embarazo.

 

Pilates*

 

602 a 3Baja

-Aumenta la tonicidad muscular.

-Mejora la flexibilidad

*      Programas adaptados al embarazo

Fuente: Cortez, N. y Albino, A. (2015)

Referencias consultadas

  1. Cortez, N. y Albino, A. Ejercicio físico en el tratamiento de la diabetes gestacional. ISDe Sports Magazine [Internet]. 2015. [Consultado 22 jul 2018]; 7 (26): 1-6. Disponible en: http://www.isde.com.ar/ojs/index.php/isdesportsmagazine/article/viewFile/139/160

 

  1. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en el embarazo. Caracas: CANIA; 2014.

 

  1. Márquez, J., García, V., y Ardila, R. Rev chil obstet ginecol [Internet]. [Consultado 22 jul 2018] 77 (5): 401-406. Disponible en: http://www.revistasochog.cl/files/pdf/DOCUMENTOS2.pdf
Continue Reading

Mi hijo tiene diabetes: ¿Debo explicarle el diagnóstico y tratamiento de su enfermedad?

Recibir el diagnóstico de una enfermedad crónica como la diabetes puede resultar devastador, en especial, cuando la persona que la sufre es un hijo que está comenzando a vivir y tiene una serie de oportunidades por delante, las cuales sentimos amenazadas por esta condición. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (O.M.S), las enfermedades crónicas son aquellas de larga duración, cuya evolución suele ser lenta y en muchos casos constituyen una condición que dura toda la vida.

Dentro de este tipo de enfermedades, una de las más comunes y que cada día afecta tanto a niños como adultos es la diabetes mellitus, la cual se define como un grupo de enfermedades metabólicas, caracterizadas por hiperglicemia crónica, resultado de defectos en la secreción de insulina, en su acción o ambos. La hiperglicemia crónica que se observa en la diabetes mellitus está asociada con daño, disfunción y falla a largo plazo de diversos órganos, especialmente ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos. Además de las posibles complicaciones agudas como la hipoglucemia, cetosis y coma hiperosmolar.

Es por eso que en el presente artículo ofrecemos orientaciones para esas familias en donde un niño ha sido diagnosticado con diabetes mellitus, especialmente nos dirigimos a madres, padres o cuidadores, de modo que les permita tener una visión positiva de la situación y mantener la calidad de vida tanto del paciente como de la familia.

Entonces, ¿Se debe explicar al niño el diagnóstico y pronóstico de su enfermedad?.

Sí, en todo momento los padres deben tratar de ser sinceros con sus hijos, especialmente porque la diabetes mellitus no tiene cura pero si se puede controlar, lo que implica continuas visitas a médicos, exámenes y tratamientos. Por otra parte, muchas veces los niños presentan síntomas y signos que les generan malestar y es aquí donde se dan cuenta que algo malo sucede con su cuerpo.

¿Qué decirle al niño, aun sabiendo que la diabetes mellitus no tiene cura?

Es mejor no alentar ni desantelar las esperanzas de curación. Ponga toda su energía en la mejoría de la salud que se puede lograr a través del cumplimiento de la asistencia a consulta, tratamientos nutricional y farmacológico. Además, se debe considerar que continuamente la ciencia va avanzando, produciendo adelantos médicos que sirven para mejorar la calidad de vida de los pacientes, lo cual representan potenciales oportunidades.

¿Qué hacer si el niño está cansado de las vistas al hospital?

Procure no regañar al niño cuando no colabore con el tratamiento, exámenes o citas médicas. Aprenda a ponerse en su lugar sin sentir lastima. Entienda que puede estar cansado de los tratamientos y puede negarse a recibirlos. Es importante anticipar que en algunas etapas de la vida cabe esperar que estas dificultades se incrementen.

La conducta de rebeldía característica de la adolescencia puede hacer que se torne renuente a tomar los medicamentos, téngale paciencia, hágale saber que lo entiende y motívelo a seguir haciendo actividades para preservar la salud y mejorar su calidad de vida. Ofrézcale información que lo ayude a comprender la razón de las citas, exámenes y conductas de autocuidado.

¿Es necesario informar a otros familiares acerca del diagnóstico, tratamiento y evolución de la enfermedad del niño?

Sí, es importante que los familiares, sobre todo los más cercanos, estén en conocimiento  de la condición de salud del niño. Es conveniente compartir información acerca de la diabetes mellitus, las implicaciones que puede tener sobre la vida familiar y los tratamientos a seguir. De esta forma, los familiares pueden conocer y comprender no solo el manejo adecuado del paciente sino también los efectos que podrían repercutir sobre su salud de no adherirse al plan de tratamiento, particularmente si no se cumple el plan de alimentación indicado.

¿Cómo se puede mejorar la calidad de vida del niño con diabetes mellitus?

Usted debe comportarse de manera natural, la diabetes es una enfermedad con la que se puede llevar una vida muy parecida a lo normal, no sobreproteja, al contario estimulo el desarrollo del potencial del niño, permítale que aprenda, juegue y se divierta como cualquier otro niño. Esto le ayudara a no crear problemas adicionales que no son consecuencias de diabetes mellitus, pero que podrían llegar a limitarlo, incluso más que la propia patología, generando problemas de conducta, emocionales o sociales tanto en el niño como en la familia.

Continue Reading

Diabetes: la píldora de insulina finalmente puede estar aquí

Las personas con diabetes tipo 1 deben inyectarse con la dosis requerida de insulina diariamente para controlar su condición. En el futuro, las inyecciones pueden no ser necesarias; los científicos están desarrollando una forma viable de administrar insulina en forma de píldora.

La diabetes tipo 1 es una forma menos extendida de la enfermedad que, a diferencia de la diabetes tipo 2, a menudo es hereditaria y no prevenible.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmune ataca y daña las células del páncreas que producen insulina, una hormona que es clave para regular los niveles de azúcar en la sangre.

La diabetes tipo 1 no administrada podría causar muchos problemas de salud debido a los niveles de azúcar en la sangre no regulados.

Para prevenir complicaciones y mantener la condición bajo control, las personas diagnosticadas con este tipo de diabetes deben recibir dosis diarias de insulina en el torrente sanguíneo a través de inyecciones o bombas de insulina.

Pero estos métodos son engorrosos y las múltiples inyecciones diarias son perjudiciales y desagradables, especialmente para las personas que pueden tener fobia a las agujas.

La administración de insulina por vía oral, en forma de píldora, sería una alternativa preferible. Pero desafortunadamente, la insulina se deteriora rápidamente al entrar en contacto con el ácido gástrico o las enzimas digestivas.

Y, hasta ahora, los investigadores no han tenido éxito en sus intentos de desarrollar un recubrimiento que transportara la insulina con seguridad más allá de los obstáculos del sistema digestivo y hacia el torrente sanguíneo.

Recientemente, sin embargo, un equipo de especialistas de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson de Harvard en Cambridge, MA, han creado una píldora que, dicen, es capaz de hacer este trabajo.

“Una vez ingerido, la insulina debe atravesar una carrera de obstáculos desafiante antes de que pueda ser absorbida de manera efectiva en el torrente sanguíneo”, dice el autor principal del estudio, Samir Mitragotri.

Mitragotri y su equipo describen su investigación y la píldora que liberan insulina que desarrollaron, en un artículo publicado ahora en la revista PNAS.

‘Como una navaja suiza’

Los investigadores crearon un complejo recubrimiento de píldoras, diseñado para proteger a la insulina del ácido gástrico y las enzimas del intestino delgado y también para poder penetrar las barreras protectoras del intestino.

En esta píldora, la insulina se inserta en un líquido iónico que contiene colina y ácido geranic, encapsulado en el recubrimiento entérico, que es resistente al ácido gástrico.

El revestimiento entérico protege el resto del entorno ácido del estómago, solo se disuelve en el intestino delgado. Aquí, el líquido iónico resistiría las enzimas digestivas, protegiendo la insulina contra ellas.

Continue Reading

Los edulcorantes artificiales pueden dañar los vasos sanguíneos

Sabemos que el azúcar, consumida en grandes cantidades, aumenta el riesgo de una serie de problemas de salud. Un estudio reciente mostró que los edulcorantes artificiales pueden tener consecuencias similares, pero a través de vías bioquímicas completamente diferentes.

Durante los últimos años, la ingesta excesiva de azúcar se ha asociado de manera concluyente con la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, todas las cuales están sólidamente ligadas al consumo excesivo de azúcar.

A medida que la dulce reputación del azúcar se hizo cada vez más agria, los edulcorantes artificiales aprovecharon la oportunidad para llegar a la fama.

En la actualidad, decenas de miles de productos incluyen edulcorantes artificiales, lo que los convierte en uno de los aditivos alimentarios más utilizados en el mundo. Con cero calorías, hacen que las bebidas dietéticas y los bocadillos bajos en calorías sean lo suficientemente dulces para que los disfruten incluso los consumidores más adictos al azúcar.

Pero, como a menudo se dice, “todo lo que reluce no es oro”. Cada vez más, se publican estudios que rechazan la imagen más blanca que la blanca de los edulcorantes artificiales. La evidencia es cada vez mayor que consumir grandes cantidades de estos productos químicos también podría conducir a la obesidad y los trastornos metabólicos.

Los hallazgos del estudio más reciente para arrojar lodo a edulcorantes artificiales se presentaron en la conferencia Experimental Biology 2018, celebrada en San Diego, California.

La investigación fue dirigida por Brian Hoffmann, Ph.D., profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad Marquette y el Colegio Médico de Wisconsin en Milwaukee.

Una nueva mirada a los edulcorantes

Hoffmann explica por qué este tema le interesa, diciendo: “A pesar de la adición de estos edulcorantes artificiales sin calorías a nuestras dietas diarias, todavía ha habido un aumento drástico en la obesidad y la diabetes”.

Este estudio es la exploración más profunda, hasta la fecha, de los cambios bioquímicos provocados por edulcorantes artificiales en el cuerpo. Para alcanzar este nivel de detalle, utilizaron una técnica llamada metabolómica de alto rendimiento e imparcial.

Metabolómica se refiere al estudio de los productos del metabolismo dentro de las células, tejidos y animales.

Querían entender cómo el azúcar y los edulcorantes impactan en el revestimiento de los vasos sanguíneos, el endotelio vascular, tanto en cultivos celulares como en ratas.

Por lo tanto, se centraron en dos azúcares (glucosa y fructosa) y los edulcorantes cero calorías, aspartamo y acesulfamo de potasio. Para comparar los compuestos similarmente dulces pero calóricamente opuestos, los alimentaron con ratas y los evaluaron después de 3 semanas.

Curiosamente, los experimentos revelaron que el azúcar y los edulcorantes artificiales afectaban la forma en que funcionaban los vasos sanguíneos. Pero estos impedimentos se lograron de diferentes maneras:

“En nuestros estudios, tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales parecen exhibir efectos negativos relacionados con la obesidad y la diabetes, aunque a través de mecanismos muy diferentes entre sí”.

Brian Hoffmann, Ph.D.

Los autores concluyen que los cambios vasculares que observaron “pueden ser importantes durante el inicio y la progresión de la diabetes y la obesidad”.

Cambios bioquímicos

Tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales produjeron cambios en los niveles de grasas, aminoácidos y otras sustancias químicas en la sangre de las ratas. En particular, los edulcorantes artificiales parecen cambiar la forma en que el cuerpo procesa la grasa y obtiene su energía.

Se necesitará más trabajo para desentrañar lo que estos cambios podrían significar a largo plazo.

Además, se encontró que el edulcorante acesulfame de potasio se acumula lentamente en el cuerpo. En concentraciones más altas, el daño a los vasos sanguíneos fue más severo.

“Observamos que, con moderación, su cuerpo tiene la maquinaria para manejar el azúcar, y es cuando el sistema se sobrecarga durante un largo período de tiempo que esta maquinaria se descompone”, explica Hoffmann.

“También observamos que reemplazar estos azúcares con edulcorantes artificiales no calóricos conduce a cambios negativos en el metabolismo de la grasa y la energía”.

La pregunta que todos queremos responder es “¿cuál es más seguro, azúcar o edulcorantes?” Pero, por supuesto, cuando se trata de nuestra química interna, nada es tan claro. Como dice Hoffmann, “no es tan simple como ‘dejar de usar edulcorantes artificiales’ como la clave para resolver los resultados generales de salud relacionados con la diabetes y la obesidad”.

Sin embargo, Hoffmann advierte: “Si usted consume de forma crónica estas sustancias extrañas (como sucede con el azúcar), aumenta el riesgo de resultados de salud negativos”.

Una vez más, parece que la moderación es el mejor curso de acción.

Continue Reading

Tener amigos puede protegerte de la diabetes tipo 2

Haz un amigo, evita la diabetes? No es tan simple, pero un nuevo estudio encuentra que la interacción social con un círculo de amigos y familiares tiene una estrecha y dramática asociación con la capacidad de defenderse de la diabetes tipo 2.

Las mujeres en particular parecerían sufrir por la falta de una red personal. Las mujeres socialmente aisladas tenían más del doble de probabilidades de haber sido diagnosticadas con diabetes tipo 2 que las mujeres que eran socialmente activas, y tenían un 60 por ciento más de probabilidades de desarrollar pre-diabetes. Los resultados entre los hombres también fueron significativos pero más bajos: la falta de conexión social se asoció con un 42 por ciento más de probabilidad de haber sido diagnosticado con diabetes tipo 2.

Pero la situación se revirtió cuando los investigadores consideraron el vivir solo, en lugar de tener un círculo social. No hubo diferencias en el riesgo de diabetes entre las mujeres, ya sea que vivieran o no con otras, pero los hombres que vivían solos tenían un 59% más de probabilidades de desarrollar prediabetes y un 94% más de probabilidades de haber sido diagnosticados previamente con diabetes tipo 2.

En cierto modo, los hallazgos, publicados en diciembre en la revista BMC Public Health, no son sorprendentes. Se sabe que el aislamiento social afecta muchos aspectos de nuestra salud. Escribiendo en Harvard Business Review en septiembre pasado, el ex-Cirujano General de los EE. UU. Vivek H. Murthy calificó la soledad como una “creciente epidemia de salud” implicada en todo, desde la adicción a los opiáceos hasta las enfermedades del corazón.

“La soledad y las conexiones sociales débiles se asocian con una reducción en la esperanza de vida similar a la causada por fumar 15 cigarrillos al día y mayor que la asociada con la obesidad”, escribió, y también se asoció con enfermedades cardiovasculares y demencia.

Tampoco es la primera vez que la soledad se ha relacionado con la diabetes, como señalan los autores del último informe. Un estudio en 2007, publicado en la revista Endocrinology, encontró que los ratones que estuvieron expuestos al aislamiento social crónico ganaron grasa corporal y desarrollaron diabetes.

En octubre pasado, un estudio coreano descubrió que las personas que comen solas al menos dos veces al día tienen más probabilidades de desarrollar síndrome metabólico, una posible señal de prediabetes. El estudio fue publicado en la revista Obesity Research & Clinical Practice.

El estudio más reciente, realizado por el Centro Médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, examinó los registros de casi 3.000 personas que ya estaban participando en el Estudio de Maastricht, un gran proyecto de investigación de la población en los Países Bajos que examina diversos temas sobre la diabetes tipo 2. Los investigadores pidieron a los sujetos, de entre 40 y 75 años, que completaran un cuestionario sobre sus vidas sociales.

Las preguntas profundizaron en el tamaño y la naturaleza de la conexión social de los participantes, preguntando con cuántas personas interactuaban, si eran amigos o familiares y qué tan cerca geográficamente vivían estas personas de ellos.

A partir de esto, pudieron determinar que las mujeres con 12 o más personas entre sus conexiones sociales tenían más probabilidades de tener niveles normales de glucosa en sangre que las mujeres con ocho a 11 personas en su red. Descubrieron, como era de esperar, que tener muchas de esas conexiones sociales a poca distancia también hacía una diferencia significativa.

Los hombres parecían necesitar un círculo de personas un poco más pequeño en sus vidas. Aquellos con 10 o más conexiones sociales tenían más probabilidades de tener niveles normales de glucosa en sangre.

Los investigadores intentaron controlar varios factores que podrían influir en el resultado, pero debido a que el estudio observó las correlaciones en lugar de la causalidad, la relación entre la conexión social y la diabetes podría ser más complicada. Por ejemplo, reunirse socialmente puede significar hacer más ejercicio, ya que muchos grupos sociales implican actividad física. Pero podría ser al revés: es más probable que las personas que son físicamente activas busquen a otras personas con quienes puedan hacer ejercicio, lo que significa que la interacción social no es lo que está marcando la diferencia.

Es posible que los hombres que viven solos no tengan un mayor riesgo de diabetes porque están solos, sino porque a menudo las mujeres son las que forman parte de un hogar y preparan comidas saludables desde cero.

Aún así, los resultados fueron lo suficientemente sorprendentes como para sugerir que una mayor interacción social sería una estrategia útil para combatir la diabetes. Quizás aquellos que no son físicamente activos se muevan más si tienen otros para unirse a ellos. Ciertamente, la soledad se ha relacionado fuertemente con la depresión, y las personas deprimidas tienen menos probabilidades de hacer ejercicio, comer bien y mantener el nivel de estrés bajo control.

Stephanie Brinkhues, autora principal del estudio y candidata a doctorado en la Universidad de Maastricht, escribió una publicación en el blog en la que sugería que los proveedores de atención médica deberían recomendar interacción social a sus pacientes.

“Idealmente, las nuevas intervenciones de estilo de vida deberían combinarse con participantes estimulantes para convertirse en miembros de un club (por ejemplo, organización de voluntarios, club deportivo, grupo de debate)”, escribió, “ya que hemos demostrado que la falta de participación en actividades sociales se asoció con pre-diabetes y T2DM previamente diagnosticada. Por lo tanto, el tamaño de la red social y la participación social pueden utilizarse como un indicador de riesgo en las estrategias de prevención de la diabetes “.

Continue Reading

Todo lo que necesita saber de la diabetes mellitus

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre.3 El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por la glucosa en sangre elevada (hiperglucemia). Se asocia con una deficiencia absoluta o relativa de la producción y/o de la acción de la insulina.

Hay tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional. La diabetes tipo 2 es la más común, y representa aproximadamente del 85% a 90% de todos los casos. Se relaciona con factores de riesgo modificables como la obesidad o el sobrepeso, la inactividad física, y las dietas con alto contenido calórico de bajo valor nutricional.

Diabetes de tipo 1

La diabetes de tipo 1 (también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia) se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona.3 Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1 y no se puede prevenir con el conocimiento actual.

Sus síntomas consisten, entre otros, en excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio. Estos síntomas pueden aparecer de forma súbita.

Diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 (también llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta) se debe a una utilización ineficaz de la insulina 3. Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales 3 y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse solo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.

Hasta hace poco, este tipo de diabetes solo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se caracteriza por hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) que aparece durante el embarazo y alcanza valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar una diabetes.4 Las mujeres con diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Además, tanto ellas como sus hijos corren mayor riesgo de padecer diabetes de tipo 2 en el futuro.

Suele diagnosticarse mediante las pruebas prenatales, más que porque el paciente refiera síntomas.

Deterioro de la tolerancia a la glucosa y alteración de la glicemia en ayunas

El deterioro de la tolerancia a la glucosa y la alteración de la glicemia en ayunas son estados de transición entre la normalidad y la diabetes,3 y quienes los sufren corren mayor riesgo de progresar hacia la diabetes de tipo 2, aunque esto no es inevitable.

¿Cuales son las consecuencias frecuentes de la diabetes?

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios:

  • Los adultos con diabetes tienen un riesgo 2 a 3 veces mayor de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.5
  • La neuropatía de los pies combinada con la reducción del flujo sanguíneo incrementan el riesgo de úlceras de los pies, infección y, en última instancia, amputación.
  • La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera y es la consecuencia del daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina que se va acumulando a lo largo del tiempo. El 2,6% de los casos mundiales de ceguera es consecuencia de la diabetes.6
  • La diabetes se encuentra entre las principales causas de insuficiencia renal.7

Cómo reducir la carga de la diabetes

Prevención

Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición. Para ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2 y sus complicaciones se debe:

  • alcanzar y mantener un peso corporal saludable.
  • mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; para controlar el peso puede ser necesaria una actividad más intensa.
  • consumir una dieta saludable, que evite el azúcar y las grasas saturadas.
  • evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se puede establecer tempranamente con análisis de sangre relativamente baratos.

El tratamiento de la diabetes consiste en una dieta saludable y actividad física, junto con la reducción de la glucemia y de otros factores de riesgo conocidos que dañan los vasos sanguíneos. Para evitar las complicaciones también es importante dejar de fumar.

Entre las intervenciones que son factibles y económicas en los países en desarrollo se encuentran8:

  • el control de la glucemia, en particular en las personas que padecen diabetes de tipo 1. Los pacientes con diabetes de tipo 1 necesitan insulina y los pacientes con diabetes de tipo 2 pueden tratarse con medicamentos orales, aunque también pueden necesitar insulina;
  • el control de la tensión arterial; y
  • los cuidados podológicos.

Otras intervenciones económicas son:

  • las pruebas de detección de retinopatía (causa de ceguera).
  • el control de los lípidos de la sangre (regulación de la concentración de colesterol).
  • la detección de los signos tempranos de nefropatía relacionada con la diabetes.

Respuesta de la OMS

El objetivo de la OMS consiste en estimular y apoyar la adopción de medidas eficaces de vigilancia, prevención y control de la diabetes y sus complicaciones, especialmente en países de ingresos bajos y medios. Con este fin, la Organización:

  • Formula directrices científicas sobre la prevención de las enfermedades no transmisibles principales, incluida la diabetes.
  • Elabora normas y criterios sobre el diagnóstico y la atención a la diabetes.
  • Fomenta la toma de conciencia sobre la epidemia mundial de diabetes, en particular mediante la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre).
  • Realiza tareas de vigilancia de la diabetes y sus factores de riesgo.

El Informe mundial sobre la diabetes que ha publicado la OMS ofrece una visión general de la carga de la enfermedad y de las intervenciones disponibles para prevenirla y tratarla, así como recomendaciones para los gobiernos, las personas, la sociedad civil y el sector privado.

La labor de la OMS en materia de diabetes se complementa con la Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud , cuyo centro de atención son las medidas poblacionales para fomentar la dieta saludable y la actividad física regular, reduciendo así el creciente problema del sobrepeso y la obesidad a escala mundial.


*Definición de la diabetes utilizada en las estimaciones: paciente con glucemia en ayunas ≥ 7,0 mmol/l o medicado.

** La hiperglucemia se define como una distribución poblacional de la glucemia plasmática en ayunas que es superior a la distribución que teóricamente debería minimizar los riesgos para la salud, de acuerdo con los estudios epidemiológicos. La hiperglucemia es un concepto estadístico y no una categoría clínica ni diagnóstica.

Referencias

Continue Reading

La importancia del ejercicio en personas con diabetes

importancia del ejercicio en personas con diabetes

Al tener diabetes, es vital que reconozcamos la importancia del ejercicio para los diabéticos. La actividad física diaria es esencial para ayudarlo a controlar sus niveles de glucosa en sangre. ¡También ayudará a quemar esos carbohidratos extra y grasa en la sangre, de ese postre que no debiste comer la noche anterior, o ese vaso extra de vino con la cena! Reconozcámoslo, ser diabético es realmente difícil a veces, pero no tiene por qué ser tan malo. Con ejercicio regular, además de hacerte sentir bien, desarrollarás músculo y, en general, mejorará el rendimiento de tu insulina.

Ejercicio para diabéticos usando un podómetro.

Entonces, para comenzar, uno de los métodos máas simples para monitorear cuán activo es usted en un día normal, es obtener un contador de pasos, conocido como podómetro.ejercicio y diabetes

Este es simplemente un pequeño dispositivo de bajo costo que puede sujetarse fácilmente a su cinturón o alrededor de su cintura. Se recomienda que 10,000 pasos por día sean un buen comienzo. Si esto le resulta un poco desafiante al principio, solo haga lo que sea manejable para usted y aumente poco a poco cada día.

Maneras fáciles de aumentar esto, es asegurarse de comenzar a marcar los pasos desde el momento en que se levanta de la cama por las mañanas, todos los pasos cuentan. Me parece que si en realidad lleva puesto un podómetro, tiende a asegurarse de aumentar su actividad. Pruebe estas pocas sugerencias a continuación:

  • Cuando estacione en el centro comercial, no lo haga en el estacionamiento más cercano al lugar que desea visitar. Además, estacione lo más alejado de la puerta de entrada (¡normalmente hay más espacios también!)
  •  En lugar de subirse al auto para correr hacia la tienda de la esquina, pongase las zapatillas deportivas y camine hasta ahí.
  • Incluso cosas pequeñas como recibir el correo del buzón de correos – no se detenga cuando conduzca en el automóvil, estacione el automóvil y luego camine de regreso al buzón. Es posible que tenga un camino agradable y empinado como el mío, que también hace que el corazón bombee aún más.

Para aquellos de ustedes que quieren un poco más de desafío, realmente no es tan difícil aumentar los 10.000 pasos recomendados, a 15.000 por día.

Si usted es alguien que toma el transporte público para ir al trabajo:

  • Baje del tren o del autobús un poco antes y camine el resto del camino.
  • Tome las escaleras en su edificio en lugar de la escalera mecánica o el ascensor.

Salga a caminar por el parque a la hora del almuerzo en lugar de sentarse y hojear esa revista. Créame, ¡se sentirá mejor por eso!

Ejercicio para diabéticos: ¡algunos pensamientos de seguridad!

Ya sabes que la sensación que siente cuando comienza un nuevo programa de ejercicios, te sientes vivo: ¡tienes una nueva inyección de endorfinas corriendo por tus venas! Bueno, es importante asegurarse de no exagerar para comenzar y obtener una revisión exhaustiva con su médico primero.

  • Repito, no exagere, comience lentamente y construya gradualmente un poco más cada día.
  • Asegúrese de usar ropa cómoda, especialmente zapatos que se ajusten correctamente es esencial.
  • Asegúrese de mantenerse bien hidratado, bebiendo grandes cantidades de agua
  • Pruebe y haga ejercicio en las partes más frescas de los días, temprano en la mañana o después del trabajo para evitar la deshidratación.
  • Asegúrese de controlar sus niveles de glucosa en sangre antes y después de hacer ejercicio.
  • Si en algún momento tiene dificultad para respirar o experimenta dolor en el pecho o mareos, asegúrese de visitar a su médico lo antes posible.

El ejercicio para diabéticos es un gran comienzo para vivir una vida mejor y mantener esos niveles de glucosa en sangre bajo control.

 

 

 

 

Continue Reading

¿Qué número es bajo de azúcar en la sangre para un diabético?

¿Qué número es un nivel bajo de azúcar en la sangre para un diabético? Eso depende de la edad del diabético y del tipo de diabetes que tenga. De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes:

  • Un niño con diabetes debe tener un nivel de glucosa en sangre de 4 a 8 mmol / L.
  • Los adultos con diabetes tipo 1 o tipo 2 deben tener un nivel de glucosa en sangre que varía de 4 a 7 mmol / L.

What Number Is Low Blood SugarSin embargo, el nivel de glucosa de un diabético siempre aumentará justo después de comer. Un niño con diabetes puede tener un nivel de glucosa en sangre de hasta 10 mmol / L. Aquellos que tienen diabetes tipo 2 pueden tener un nivel de glucosa que oscila entre 4 y 9 mmol / L, mientras que aquellos con diabetes tipo uno nunca deben tener un nivel de glucosa en sangre de más de 8.5 mmol / L.

 Como normalizar el azucar de la sangre

No solo debe enfocarse en la cantidad de niveles bajos de azúcar en la sangre, sino en intentar mantener un promedio saludable de azúcar en la sangre dentro de los rangos mencionados anteriormente. Como cada persona es diferente, el primer paso es buscar el consejo de un médico. Solo su médico podrá brindarle consejos específicos sobre dieta, ejercicio y medicamentos.

Comer ciertos alimentos puede causar que los niveles de azúcar en la sangre aumenten o disminuyan. El Dr. Bernstein señala en su libro “La solución de diabetes 2011 revisada y actualizada del Dr. Bernstein” que una persona con diabetes tipo 1 debe tener una dieta baja en carbohidratos y hacer suficiente ejercicio. La Asociación Estadounidense de Diabetes observa que una persona con diabetes tipo 2 simplemente necesita mantener una dieta saludable y comer muchas frutas, verduras y alimentos integrales.

¿Qué cantidad es baja en azúcar en la sangre y qué hacer si es demasiado baja?

Una persona que conoce el número bajo de azúcar en sangre notará cuando su nivel de azúcar en la sangre baja demasiado. Si esto sucede, comer un dulce, beber jugo de fruta o tomar una tableta de glucosa resolverá inmediatamente el problema. Aquellos que son propensos a niveles bajos de azúcar en la sangre deben mantener lo mencionado anteriormente en la casa, en el automóvil y en la oficina en caso de que los niveles de azúcar en la sangre bajen repentinamente.

Cosas simples que puede hacer para controlar su nivel de azúcar en la sangre

Un diabético debe hacer todo lo que pueda para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre comiendo bien, haciendo ejercicio y siguiendo los consejos y consejos específicos de un médico. Saber cuáles son sus bajos niveles de azúcar en sangre puede ayudar a una persona a evitar los efectos peligrosos de la hipoglucemia. En resumen, la respuesta a la pregunta “¿Qué número es el nivel bajo de azúcar en la sangre” es que cualquier cantidad menor a 4 mmol / L es peligrosa?

Continue Reading

Dieta diabética de carbohidratos

Dieta diabetes carbohidratos

Importancia de una dieta baja en carbohidratos

Ser diabético puede ser algo difícil de asimilar y una vez que escuchas esas palabras temibles que te dicen que eres diabético, parece como si tu mundo empezara a derrumbarse. Una dieta diabética con carbohidratos en realidad  no es una mala práctica para ninguna persona.

La mayoría de nosotros en estos días parece comer demasiados carbohidratos que pueden agregar esos kilos de más y causarnos muchos más problemas médicos en comparación con el estándar y tradicional simplemente de no comer bien.

Los carbohidratos son difíciles de descomponer, lo que aumenta esos kilos de más y hace que sea más difícil para nosotros perder peso a largo plazo. Una dieta baja en carbohidratos es realmente una parte importante para poder mantenerse adecuadamente y mantener un nivel seguro y saludable de glucosa en la sangre. La razón principal por la que funciona una dieta baja en carbohidratos para la diabetes es porque si tienes muchos carbohidratos en tu dieta, entonces tu cuerpo no puede descomponer los carbohidratos o azúcares.

Con menos insulina o azúcar en su dieta, puede estar tranquilo sabiendo que su cuerpo comenzará a comer o descomponer los azúcares o las grasas que su cuerpo ya ha almacenado, lo que significa que las grasas que usted comerá se metabolizarán en lugar de almacenarse. En otros términos, los carbohidratos que usted come serán expulsados, alejados o como nos gusta llamarlo, ¡se desvanecerán!

Los carbohidratos bajos son esenciales al ser diabético ya que sin monitorear de cerca su ingesta, terminará teniendo sobrepeso, teniendo altas lecturas de glucosa en la sangre y otros problemas médicos.

Una dieta diabética baja en carbohidratos es la clave

y una parte esencual para poder ser capaz de mantener su diabetes en un nivel seguro.

Continue Reading

TATUAJE INTELIGENTE que cambia de color si sube el azúcar en la sangre

El primer tatuaje inteligente que cambia de color si sube el nivel de azúcar en sangre

Tatuaje inteligente que cambia de color: ¿Pueden los tatuajes a través de la tecnología lograr que la piel sea interactiva? El cuerpo como una pantalla interactiva. Ese es el concepto detrás del proyecto DermalAbyss, que combina los avances de la biotecnología con el tradicional arte del tatuaje.

Uno de los mejores equipos de jóvenes científicos del mundo se planteó el reto de convertir el cuerpo humano en una pantalla interactiva sin errores mediante un simple tatuaje.

Universitarios del MIT (la universidad científica número 1 del mundo) y la Escuela de Medicina de Harvard trabajaron conjuntamente para crear el primer tatuaje sensible que cambia de color cuando hay una variación en los niveles de azúcar en sangre. Facilitando la vida a las personas diabéticas a través de un simple tatuaje.

La diabetes tipo 1 y 2 necesitan un control diario de los niveles de azúcar en sangre. Normalmente, los diabéticos utilizan un dispositivo con un pequeño pinchazo en un dedo o un dispositivo implantado en la piel. Los dos métodos de medición de glucosa en la sangre son invasivos, dolorosos, requieren tiempo y son incómodos. Parecía imposible, pero la solución estaba en los tatuajes.

La clave para convertir el cuerpo humano en una pantalla interactiva a través de un tatuaje

Las personas con diabetes cuyo tratamiento requiere la aplicación de insulina deben pincharse para controlar sus valores de glucosa en sangre en diferentes momentos, todos los días. “Nos imaginamos un futuro en el que el procedimiento doloroso se sustituya por un tatuaje que, mediante un cambio de color muestre las variaciones en los valores de glucosa”, sostienen los investigadores.

El proyecto, que surge de la cooperación de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Escuela de Medicina de Harvard -ambas de Boston, Estados Unidos-, se basa en el reemplazo de las tintas para hacer tatuajes por biosensores. Los colores de estos sensores cambian de acuerdo a las variaciones en el fluido intersticial (el líquido contenido entre las células).

Según lo explican: “En el proyecto Dermal Abyss la superficie del cuerpo se convierte en una pantalla interactiva. Las tintas tradicionales del tatuaje se substituyen por los biosensores cuyos colores cambian en respuesta a las variaciones de los niveles de azúcar en sangre. Combinando los avances en biotecnología con los métodos tradicionales en el arte del tatuaje”.

Los investigadores experimentaron con cuatro biosensores que reaccionan a tres datos bioquímicos en los fluidos corporales. El aumento en los niveles de glucosa se traducen en un cambio en el tatuaje de celeste a marrón; el verde es señal del incremento del sodio; mientras que los cambios en el pH se evidencian con modificaciones que van del violeta al rosa (desarrollaron también un segundo sensor de fluorescencia).

“El Dermal Abyss crea un acceso directo a los compartimentos del cuerpo y refleja procesos metabólicos internos en forma de tatuaje. Podría utilizarse para aplicaciones en monitoreo continuo como diagnóstico médico, auto cuantificado y codificación de datos en el cuerpo”.

Tatuajes inteligentes que cambian de color: Las tintas tradicionales del tatuaje se substituyen por los biosensores

Los investigadores experimentaron con cuatro biosensores que reaccionan a tres datos bioquímicos en los fluidos corporales. El sensor de pH cambia entre púrpura y rosa, el sensor de glucosa cambia entre azul y marrón. El sodio y un segundo sensor de pH fluorescente a mayor intensidad bajo la luz ultravioleta.

En resumen, demasiada glucosa en sangre y la tinta se vuelve marrón. Demasiado sodio y se vuelve verde (bajo luz ultravioleta, por lo menos). Las púrpuras y las rosas indican un cambio en el nivel de pH.El aumento en los niveles de glucosa se traducen en un cambio en el tatuaje de celeste a marrón; el verde es señal del incremento del sodio; mientras que los cambios en el pH se evidencian con modificaciones que van del violeta al rosa (desarrollaron también un segundo sensor de fluorescencia).

El Dermal Abyss refleja procesos metabólicos internos en forma de un tatuaje

El primer prototipo (que puede ver en el vídeo) está pensado para mejorar la vida de los diabéticos. Estos tatuajes podrían llegar a sustituir los pinchazos diarios. Usted podría comprobar su nivel de azúcar por este biotatuaje según cuatro de colores cambiantes. El sensor del pH oscila entre el púrpura y el rosa; el de la glucosa, entre el azul y el marrón; y del sodio y un segundo nivel de pH brillan con distinta intensidad bajo una luz ultravioleta.

Las pruebas preliminares se han hecho con muestras de tejidos de piel de cerdo, muy parecida a la humana. Aún no están previstos nuevos ensayos clínicos con personas. Los investigadores insisten en la idea de usar el cuerpo humano como una pantalla interactiva, mediante la cual se pueda controlar una gran variedad de parámetros relacionados con la salud.

Continue Reading
APPS PARA DIABÉTICOS para iOS y Android
Hoy te presentamos 5 aplicaciones para diabéticos disponibles en iOS y Android para llevar un control sobre los niveles de glucosa en sangre, la alimentación y la actividad física.

APPS PARA DIABÉTICOS para iOS y Android

APLICACIONES PARA DIABÉTICOS: Al alcance de tus manos en iOS y Android

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con diabetes en el mundo asciende a 400 millones. Para un diabético, es necesario que mantenga control sobre su enfermedad constantemente. Una excelente opción al alcance de todos es el uso de aplicaciones para diabéticos en tu celular. Las aplicaciones para smartphone son un buen ejemplo de ello, puesto que ofrecen un sinfín de funcionalidades muy útiles para la autogestión de la diabetes.

Hoy vamos a analizar 5 apps que han sido diseñadas para hacer la vida más fácil a las personas con diabetes. Entre otras cosas, permiten llevar un control sobre los niveles de glucosa en sangre, la alimentación o la actividad física del usuario. En definitiva, son herramientas muy útiles para complementar el imprescindible consejo médico y tener un dominio más exhaustivo sobre la propia salud.

1. SOCIALDIABETES

SocialDiabetes es una aplicación para iOS y Android que permite gestionar y realizar un seguimiento de la diabetes mellitus tipo 1 ó 2.

Podrás introducir las comidas que ingieres a lo largo del día, tu nivel de glucosa o la cantidad de insulina que necesitaste.

Podrás recibir los consejos de la aplicación para evitar hipoglucemias nocturnas o corregir tu nivel de insulina, por ejemplo.

Sin embargo, ten en cuenta que no sustituye las recomendaciones de un médico y asegúrate de compartir tu historial con él.

Una de las mejores aplicaciones para diabéticos por la gran cantidad de funcionalidades que ofrece.

Aplicaciones para diabéticos
SocialDiabetes es una aplicación para iOS y Android

2. DIABETES COMPANION

Diabetes Companion es una aplicación para iOS y Android que te permitirá tener tu propio diario de diabetes.

Una de las principales diferencias con otras apps similares es que intenta motivarte y evitar que tu terapia sea aburrida.

Encontrarás desafíos, como si se tratase de un juego. Por ejemplo, uno de ellos (“Resistencia“) te invita a medir tu nivel de glucosa durante 7 días al menos una vez al día. Si lo consigues, recibirás una medalla.

Diabetes Companion es una aplicación que te permitirá tener tu diario de diabetes.
Diabetes Companion es una aplicación que te permitirá tener tu propio diario de diabetes.

3. MIS RECETAS PARA DIABÉTICOS

Mis recetas para diabéticos es una aplicación para iOS con la que podrás acceder a más de mil recetas revisadas por nutricionistas.

Podrás buscarlas por ingredientes, coste, país, dificultad y demás para seguir su elaboración paso a paso.

También permite la opción de compartirlas por correo electrónico y redes sociales.

Mis recetas para diabéticos es una aplicación para iOS con la que podrás acceder a más de mil recetas revisadas por nutricionistas.
En Mis recetas para diabéticos podrás acceder a recetas revisadas por nutricionistas.

4. NIVELES DE GLUCOSA EN SANGRE

Esta aplicación para iOS te permitirá controlar los niveles de glucosa en sangre y realizar un seguimiento de los mismos, una información muy útil para compartir con tu médico.

Dispone de una alarma para evitar la hipoglucemia (3 ó 4 horas) y para que recuerdes realizar un control 2 horas después de cada comida.

También podrás guardar los datos de contacto de tu médico o realizar llamadas de emergencia. Además, podrás ver los datos en gráficos ilustrativos.

NIVELES DE GLUCOSA EN SANGRE te permitirá realizar mediciones de glucosa
NIVELES DE GLUCOSA EN SANGRE te permitirá realizar un seguimiento de tus mediciones de glucosa

5. DIGUAN

Diguan es un juego para iOS y Android con el que los más pequeños podrán familiarizarse con la enfermedad.

Los niños tendrán que ayudarle a realizar sus actividades diarias sin descuidar su control de la diabetes. Por ello, tendrán que cortar alimentos hasta lograr la cantidad correcta de carbohidratos, por ejemplo.

Podrán responder a sus dudas con “Dwiki” y escalar puestos en el ranking cuantos más logros desbloqueen.

Diguan es un juego para iOS y Android con el que los más pequeños podrán familiarizarse con la enfermedad
Diguan es un juego para iOS y Android con el que los niños podrán familiarizarse con cuidado de la diabetes

 

Los smartphones son ahora parte de la vida cotidiana de las personas en todo el mundo. Se vienen desarrollado miles de aplicaciones y herramientas para el control de aspectos relacionados con la salud. Hoy te presentamos 5 aplicaciones para diabéticos que podrían ser de tu utilidad. Pero esas 5 son solo unos cuantos ejemplos de las miles que hay y esperamos que te sirvan de algo. ¿Conoces alguna otra aplicación? dejanos tus respuestas en los comentarios.

Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu