Ojos y diabetes. Síntomas de la retinopatía y tratamientos actuales.
Fuente: Pixabay.com

Ojos y diabetes. Síntomas de la retinopatía y tratamientos actuales.

Una de las consecuencias más devastadoras de la diabetes es la retinopatía. Los pacientes diabéticos corren el riesgo de perder la visión, parcial o totalmente, si no cumplen un tratamiento adecuado. Por lo dramático de sus consecuencias, la retinopatía diabética ha sido extensamente estudiada por más de medio siglo, pese a lo cual las opciones terapéuticas siguen siendo limitadas.

La primera causa global de ceguera es la retinopatía diabética. Esto es esperable cuando vemos que las últimas estimaciones de la OMS hablan de 400 millones de diabéticos diagnosticados a nivel mundial. Las matemáticas apoyan este hecho si reconocemos a la retinopatía como la complicación más frecuente de la diabetes. La pérdida de visión es ya una epidemia entre los pacientes diabéticos, afectando a más de 100 millones de personas.

La retinopatía diabética es la primera y más importante consecuencia de la microangiopatía. Esto es el daño que sufren los vasos sanguíneos de menor tamaño que se encuentran distribuidos por todo el organismo. Pero otros fenómenos no relacionados con la microangiopatía también han sido vinculados con le génesis de la retinopatía diabética. De hecho, las lesiones iniciales en los ojos son causadas por el edema celular ocasionado por la hiperglicemia, lo cual no tiene relación con las complicaciones microvasculares.

Síntomas visuales

Cuando aún no se ha establecido un daño ocular profundo, los síntomas son escasos o están del todo ausentes. El edema y las modificaciones del líquido intraocular causa inicialmente visión borrosa. Esta alteración suele mejorar con el descenso de la glicemia y por ello no se le presta demasiada atención. Pero las lesiones de la microvasculatura son constantes y se van acumulando y empeorando con el paso del tiempo.

Edema macular

La inflamación de la parte funcional de la retina se conoce como edema macular. Esta zona es la más sensible de la retina y al verse afectada produce alteraciones en la agudeza visual. Los niveles persistentemente altos de azúcar en sangre pueden causar daño permanente en la mácula. Los pacientes con este cuadro clínico manifiestan visión borrosa, escotomas o brillos anormales, dificultad para conducir o para reconocer rostros y fotofobia.

Retinopatía diabética

Cuando los pequeños vasos sanguíneos que nutren a la retina se enferman, se establece la retinopatía como tal. Inicialmente los vasos debilitados pueden engrosarse y filtrar líquido hacia la retina, proceso conocido como retinopatía diabética no proliferativa. Cuando el daño vascular obliga al organismo a crear nuevos vasos sanguíneos para seguir alimentando a la retina, se pasa a la retinopatía diabética proliferativa, en la cual ya aparece daño grave en la visión.

Los pacientes en esta etapa ya cursan con síntomas severos. Aparecen cuadros oscuros dispersos en el campo visual y visión deficiente de los colores. La pérdida de nitidez es otro signo alarmante. Puede presentarse visión en bulto, filamentos oscuros y ceguera parcial en algún sector del campo visual. Finalmente, cuando se presentan hemorragias retinianas o vítreas, existe riesgo de ceguera total con escasas posibilidades de recuperar la visión normal.

Otros trastornos de la visión en el paciente diabético

El glaucoma, o aumento de la presión dentro del ojo, es más habitual en las personas diabéticas que en aquellas sanas. Esta patología puede ocasionar daño permanente en el nervio óptico y ceguera irreversible. Las cataratas, ocasionadas por la opacidad del cristalino, se presentan hasta 2 veces más frecuentemente en los pacientes con diabetes, además de aparecer a más temprana edad.

Tratamientos actuales para la retinopatía diabética

Una vez que se ha llegado al diagnóstico definitivo de retinopatía diabética, ya sea a través del fondo de ojo clásico o de estudios más modernos como la tomografía ocular o la angiografía óptica, debe establecerse el manejo terapéutico más adecuado. Si bien las alternativas no son tan numerosas, ha habido avances recientes importantes. Es importante aclarar que el manejo sistémico de la diabetes es el primer paso fundamental en el tratamiento.

Terapia láser

Fuente: Pixabay.com

La fotocoagulación láser fue el tratamiento estándar para la retinopatía diabética hasta el advenimiento de las inyecciones intravítreas de medicamentos. Aunque no se sabe con certeza el mecanismo de acción del laser, su efecto sobre los vasos que fugan líquido es esperanzador. Aparentemente el éxito de esta estrategia se basa en la destrucción del tejido isquémico en la retina, permitiendo la aparición de nuevas células sanas. En muchos centros de salud a nivel mundial sigue siendo el tratamiento de primera línea en la retinopatía diabética.

Inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular

Los más conocidos de estos fármacos son el Bevacizumab y el Ranibizumab. Estas drogas fueron creadas inicialmente para tratar ciertas formas severas de cáncer, pero han demostrado actividad contra la formación de nuevos vasos en la retina. Este efecto fue aprovechado por numerosos investigadores quienes administraban el medicamento a través de una inyección dentro del ojo. Los resultados fueron impresionantes. La mejoría presentada por los pacientes en etapa de retinopatía proliferativa fue enorme y aunque su uso intraocular no fue aprobado por la FDA en un principio, actualmente su administración se ha universalizado.

Nuevas moléculas con el mismo mecanismo de acción han aparecido en el mercado. El Aflibercept, un inhibidor del factor de crecimiento endotelial vascular de nueva generación, ya fue aprobado y se encuentra en el mercado. Su limitación es más por temas económicos que clínicos. Sin embargo, sus efectos son prometedores.

Esteroides

Debido al rol fundamental de la inflamación en la fisiopatología del edema macular, los esteroides han mostrado utilidad. El efecto antiinflamatorio de los esteroides alcanza incluso la retina. Los corticoesteroides intraoculares son efectivos para revertir el edema macular por mecanismos distintos, incluyendo la inhibición del factor de crecimiento endotelial vascular a una tasa inferior que los fármacos mencionados en el apartado previo.

Cirugía

La vitrectomía vía pars plana y la facoemulsificación son procedimientos quirúrgicos útiles en el tratamiento de la retinopatía diabética. Si bien representan una alternativa terapéutica radical, muchos pacientes son candidatos para estos procedimientos de entrada. De hecho, en presencia de desprendimiento de retina, la cirugía es el tratamiento de elección.

Actualmente siguen desarrollándose nuevas opciones terapéuticas, como inhibidores de la 4-dipeptidilpeptidasa, filtración quirúrgica con sistema EX-PRESS, irradiación con luz infrarroja e incluso tratamientos naturistas para ofrecerle al paciente diabético la oportunidad de conservar su visión y calidad de vida.

Referencias

  1. Duh, Elia J; Sun, Jennifer K. y Stitt, Alan W. (2017). Diabetic retinopathy: current understanding, mechanisms, and treatment strategies. JCI Insight, 2(14): e93751.
  2. Schmidt-Erfurth, U. y colaboradores (2017). Guidelines for the Management of Diabetic Macular Edema by the European Society of Retina Specialists (EURETINA). Ophthalmologica, 237: 185-222.
  3. The National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (2017). Las enfermedades diabéticas del ojo. Recuperado de: niddk.nih.gov
  4. American Academy of Ophthalmology (2017). Diabetic Retinopathy PPP – Updated 2017. Recuperado de: aao.org
Continue Reading

Diabetes: 5 cuidados básicos de la piel en un diabético

Diabetes: 5 cuidados básicos de la piel

¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que se producen desórdenes metabólicos de diferentes orígenes, donde su principal característica es el aumento de glucosa en sangre.

¿ Que cuidados deben tener las personas que padecen esta enfermedad?

Las personas que padecen esta enfermedad deben tener muchos cuidados. El principal de ellos es seguir una dieta baja en hidratos de carbono y medir la glucemia periódicamente. En algunos casos deben seguir un tratamiento con medicamentos por prescripción del médico y visitarlo regularmente para control. Pero de lo que vamos a hablar hoy, es de los cuidados básicos que un paciente debe tener con su piel.

 

La piel y la diabetes

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, recubre órganos y tejidos y otorga protección. Cuando la piel está sana, actúa de barrera contra microorganismos e impide que ingresen al torrente sanguíneo. Esto evita que colonicen y provoquen una infección. Por este motivo es importante saber que recaudos debemos tener con nuestra piel.

Las infecciones de la piel son tratables, a veces sanan rápido cuando nuestras defensas están altas, pero otras pueden tardar incluso varios días, dependiendo del grado de infección. Nuestro cuerpo alberga infinidad de microorganismos por fuera de la piel. Pero si nuestra piel se encuentra sana, es una gran barrera y no logran atravesarla.

Las bacterias se encuentran en cualquier superficie que tocamos, en los billetes, restaurantes, baños públicos, transporte, dentro y fuera de nuestro hogar, etc.. Esto no significa que nos volvamos paranoicos y dejemos de tocar las cosas, sino que seamos conscientes de la higiene de nuestras manos y nuestro cuerpo. Ya que esto ayudará a disminuir las probabilidades de una posible infección.

Si esto sucede en personas sanas, los pacientes que padecen diabetes deben disponer de mas herramientas para el cuidado de su piel. Por eso hablamos con la doctora Elena del Valle Abregú, especialista en dermatología, para saber exactamente que recaudos debemos tomar cuando nos dan un diagnóstico de diabetes.

 

Dra. Abregú, Cuáles son los 5 cuidados básicos que debe tener con su piel una persona diabética?

Cuidado #1

Hidratación. Beber agua es importante para tener una piel hidratada. Para evitar la descamación y el ingreso de microorganismos.

Cuidado #2

Higiene. Aconsejo utilizar un jabón humectante y cremoso para la limpieza del cuerpo. Otros jabones pueden resecar la piel y no lo recomiendo.

Cuidado #3

Humedad. Evitar tener las manos y los pies húmedos. Tener las uñas cortas y secas. Secarse bien las manos ya que los pacientes son propensos a tener candidiasis.

En la humedad los hongos tienen las condiciones necesarias para crecer, y esto se puede evitar secando bien todas las partes del cuerpo.

Cuidado #4

Pies. Cuidado extremo para evitar todas las infecciones y que no haya puertas de entrada de microorganismos. Un rascado, un tropiezo o una herida es una puerta de entrada para que se desarrollen grandes situaciones como una celulitis, por ejemplo. 

Cuidado #5

Dieta. Fundamental para que el paciente tenga controlados los valores de glucemia.  Al ser una enfermedad sistémica hay que complementar con suplementos dietarios y vitaminas en caso de que el paciente lo necesite.

 

Cuáles son las áreas más delicadas a tener en cuenta?

Las partes que realmente se deben cuidar en el paciente diabético sobre todo son los  miembros inferiores como así también los miembros superiores. Porque ellos tienen mucha tendencia a realizar procesos candidiásicos en las uñas de las manos provocando una onixicandidiásica o perionixicandidiásica.

También son muy susceptibles a las infecciones sobretodo provocando forúnculos, foliculitis, todo esto se debe a que hay una lesión a nivel capilar de los vasos sanguíneos de los diabéticos. Esto sucede porque en la piel diabética el nivel de glucosa está aumentado y es un medio de cultivo también para el desarrollo de los hongos.

Deben tener mucho cuidado de los pies porque son pacientes que son propensos a tener estas infecciones y generalmente el gérmen penetra a través de los intertrigos que hay en los pies. El pie de atleta provoca picazón, como consecuencia la persona se rasca por el prurito y esto lastima la piel, lo que genera puertas de entrada a infecciones.

Para conocer más sobre cuidados puedes ir al siguiente enlace:

https://diabetes-salud.org/factores-ambientales-promueven-diabetes/

Continue Reading

Los edulcorantes artificiales pueden dañar los vasos sanguíneos

Sabemos que el azúcar, consumida en grandes cantidades, aumenta el riesgo de una serie de problemas de salud. Un estudio reciente mostró que los edulcorantes artificiales pueden tener consecuencias similares, pero a través de vías bioquímicas completamente diferentes.

Durante los últimos años, la ingesta excesiva de azúcar se ha asociado de manera concluyente con la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, todas las cuales están sólidamente ligadas al consumo excesivo de azúcar.

A medida que la dulce reputación del azúcar se hizo cada vez más agria, los edulcorantes artificiales aprovecharon la oportunidad para llegar a la fama.

En la actualidad, decenas de miles de productos incluyen edulcorantes artificiales, lo que los convierte en uno de los aditivos alimentarios más utilizados en el mundo. Con cero calorías, hacen que las bebidas dietéticas y los bocadillos bajos en calorías sean lo suficientemente dulces para que los disfruten incluso los consumidores más adictos al azúcar.

Pero, como a menudo se dice, “todo lo que reluce no es oro”. Cada vez más, se publican estudios que rechazan la imagen más blanca que la blanca de los edulcorantes artificiales. La evidencia es cada vez mayor que consumir grandes cantidades de estos productos químicos también podría conducir a la obesidad y los trastornos metabólicos.

Los hallazgos del estudio más reciente para arrojar lodo a edulcorantes artificiales se presentaron en la conferencia Experimental Biology 2018, celebrada en San Diego, California.

La investigación fue dirigida por Brian Hoffmann, Ph.D., profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad Marquette y el Colegio Médico de Wisconsin en Milwaukee.

Una nueva mirada a los edulcorantes

Hoffmann explica por qué este tema le interesa, diciendo: “A pesar de la adición de estos edulcorantes artificiales sin calorías a nuestras dietas diarias, todavía ha habido un aumento drástico en la obesidad y la diabetes”.

Este estudio es la exploración más profunda, hasta la fecha, de los cambios bioquímicos provocados por edulcorantes artificiales en el cuerpo. Para alcanzar este nivel de detalle, utilizaron una técnica llamada metabolómica de alto rendimiento e imparcial.

Metabolómica se refiere al estudio de los productos del metabolismo dentro de las células, tejidos y animales.

Querían entender cómo el azúcar y los edulcorantes impactan en el revestimiento de los vasos sanguíneos, el endotelio vascular, tanto en cultivos celulares como en ratas.

Por lo tanto, se centraron en dos azúcares (glucosa y fructosa) y los edulcorantes cero calorías, aspartamo y acesulfamo de potasio. Para comparar los compuestos similarmente dulces pero calóricamente opuestos, los alimentaron con ratas y los evaluaron después de 3 semanas.

Curiosamente, los experimentos revelaron que el azúcar y los edulcorantes artificiales afectaban la forma en que funcionaban los vasos sanguíneos. Pero estos impedimentos se lograron de diferentes maneras:

“En nuestros estudios, tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales parecen exhibir efectos negativos relacionados con la obesidad y la diabetes, aunque a través de mecanismos muy diferentes entre sí”.

Brian Hoffmann, Ph.D.

Los autores concluyen que los cambios vasculares que observaron “pueden ser importantes durante el inicio y la progresión de la diabetes y la obesidad”.

Cambios bioquímicos

Tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales produjeron cambios en los niveles de grasas, aminoácidos y otras sustancias químicas en la sangre de las ratas. En particular, los edulcorantes artificiales parecen cambiar la forma en que el cuerpo procesa la grasa y obtiene su energía.

Se necesitará más trabajo para desentrañar lo que estos cambios podrían significar a largo plazo.

Además, se encontró que el edulcorante acesulfame de potasio se acumula lentamente en el cuerpo. En concentraciones más altas, el daño a los vasos sanguíneos fue más severo.

“Observamos que, con moderación, su cuerpo tiene la maquinaria para manejar el azúcar, y es cuando el sistema se sobrecarga durante un largo período de tiempo que esta maquinaria se descompone”, explica Hoffmann.

“También observamos que reemplazar estos azúcares con edulcorantes artificiales no calóricos conduce a cambios negativos en el metabolismo de la grasa y la energía”.

La pregunta que todos queremos responder es “¿cuál es más seguro, azúcar o edulcorantes?” Pero, por supuesto, cuando se trata de nuestra química interna, nada es tan claro. Como dice Hoffmann, “no es tan simple como ‘dejar de usar edulcorantes artificiales’ como la clave para resolver los resultados generales de salud relacionados con la diabetes y la obesidad”.

Sin embargo, Hoffmann advierte: “Si usted consume de forma crónica estas sustancias extrañas (como sucede con el azúcar), aumenta el riesgo de resultados de salud negativos”.

Una vez más, parece que la moderación es el mejor curso de acción.

Continue Reading
DIABETES Y BEBIDAS DIETÉTICAS. Consumo de refrescos light daña la salud
Los refrescos dietéticos contienen muy poca azúcar y carbohidratos, pero eso no significa que sean más saludables.

DIABETES Y BEBIDAS DIETÉTICAS. Consumo de refrescos light daña la salud

Las bebidas dietéticas podrían no ser muy saludables despues de todo

Uno podría pensar que las bebidas dietéticas y los refrescos light son “inofensivos” y no causan problemas de salud. Pero según la investigación de Purdue University asocia el consumo de refrescos de dieta con algunos padecimientos médicos. Después de todo parecería la Diabetes y bebidas dietéticas si guardan relación en sus efectos a la salud.

Según la American Diabetes Association, la diabetes es una enfermedad caracterizada por un alto nivel de glucosa en sangre. Debido a la baja capacidad corporal para producir o usar insulina, responsable de mover el azúcar (glucosa) de la sangre en las células. La falta de producción de insulina resulta en un bajón de energía para nosotros.

Los refrescos dietéticos pueden ser una alternativa sin azúcar para el resfresco regular, pero eso no significa que sean más saludables.

Es cierto que las bebidas gaseosas dietéticas no contienen azúcares, y tienen poca o ninguna caloría. Debido a esto, se cree que los refrescos dietéticos ayudan a reducir el riesgo o controlar los síntomas de la diabetes. Sin embargo, puede que esto no sea muy verdadero.

Características e ingredientes de las bebidas dietéticas

bebidas dietéticas y sus edulcorantes
Los refrescos y gaseosas ligth son bebidas carbonatadas hechas con edulcorantes artificiales que reemplazan al azúcar.

 

Las bebidas dietéticas o refrescos y gaseosas ligth son bebidas carbonatadas con edulcorantes artificiales. Los edulcorantes más utilizados son el ciclamato, aspartamo, sucralosa, acesulfamo-K o sacarina en lugar de azúcar.Las bebidas dietéticas más populares en el mercado son nombres conocidos como: Pepsi dietetica, Coca Cola Light, Coca Cola Zero, Sprite Zero, 7UP free etc. Estas bebidas son promocionadas como sin azúcar y sin calorías.

Estos productos estan destinados principalmente para ayudar a las personas a perder peso, evitar el daño en los dientes, y prevenir las enfermedades de azúcar relacionadas como la diabetes y el síndrome metabólico. Sin embargo, la evidencia de estas bebidas que ayudan contra tales condiciones es inexistente. De hecho, los últimos estudios muestran que el consumo de refrescos de dieta aumenta el riesgo de aumentar de peso y el desarrollo de la diabetes.

Estudios acerca de las bebidas dietéticas y el síndrome metabólico

Un reciente estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition siguió a 66.118 mujeres durante 14 años, haciendo el seguimiento de las bebidas que consumieron.

Al final del estudio, tanto las bebidas azucaradas como las bebidas endulzadas artificialmente, estaban vinculadas a un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

Estudios recientes demuestran una estrecha relación entre los refrescos dietéticos y los factores que contribuyen a la diabetes. Estos factores incluyen el aumento de peso y el síndrome metabólico.

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico es un grupo de factores de riesgo que a menudo ocurren juntos y aumentan el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y derrame cerebral. Esta afección concentra los factores de riesgo que elevan las probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2, entre glucosa en la sangre, hipertensión arterial, exceso de grasa en la cintura.

Estos factores incluyen:

  • Bajos niveles de colesterol “bueno” (HDL)
  • Altos niveles de azúcar en la sangre
  • Grasa abdominal
  • Altos niveles de grasas en la sangre conocidas como triglicéridos
  • Alta presion sanguinea

Una investigación publicada en Diabetes Care, encontró una fuerte asociación entre los refrescos dietéticos y los factores de diabetes. Los investigadores encontraron una relación significativa entre el refresco en la dieta y el desarrollo de los niveles de azúcar en la sangre y la grasa del vientre, dos factores del síndrome metabólico.

Los resultados del estudio mostraron un aumento del riesgo del 67% de la diabetes tipo 2 en personas que bebían refrescos en la dieta diaria. Como tal, los refrescos dietéticos no son la opción más saludable para las personas que buscan controlar o prevenir la diabetes tipo 2.

Diabetes y bebídas dietéticas: 3 peligros inmediatos para la salud del consumo de bebidas dietéticas

1. Enfermedades del corazón

Beber uno o más refrescos light al día podría elevar el riesgo de sufrir un infarto o algún problema cardiovascular. Las sodas contienen sodio y fructosa que cuando se consume en exceso elevan el nivel de la prensión arterial.

2. Aumento de peso

bebidas dietéticas y factores relacionados al sobrepeso
El cuerpo no metaboliza los endulzantes artificiales de las bebidas edulcorantes igual que la glucosa, haciendo que se acumule la grasa y se eleve el sobrepeso.

Los edulcorantes artificiales o “azúcar falsa” de estas bebidas engañan al cuerpo haciendo que piense que está consumiendo algo dulce. El organismo no metaboliza estos endulzantes igual que la glucosa, haciendo que se acumule y se transforme en grasas. Esto elevaría el riesgo de sobrepeso.

La obesidad es un factor que contribuye a la diabetes. Es muy importante controlar el peso corporal para evitar la diabetes tipo 2.

La Revista de la Sociedad Americana de Geriatría observó los efectos a largo plazo sobre la medida de la cintura en los consumidores de refrescos dietéticos. Se estudiaron un total de 749 participantes mayores de 65 años durante 9 años y medio.

A medida que el número de bebidas de refresco dietético aumenta, también aumenta la circunferencia de la cintura. Los participantes que bebían refrescos dietéticos diariamente, mostraron más de cuatro veces la ganancia de cintura que aquellos que no los consumían.

Esto muestra una relación a largo plazo entre el consumo de refrescos dietéticos y la grasa abdominal. Como estas bebidas no son lo suficientemente saciantes, provoca que se consuman más calorías a través de alimentos sólidos, se explica en el artículo de American Journal of Clinical Nutrition.

3. Desgaste del esmalte de dientes

Mirtala Güitrón Reyes, especialista en periodoncia, implantología y odontogeriatría, explica que la mayoría de refrescos de cola, sean light o no, contienen ácido cítrico u ortofosfórico. Estos desgastan el esmalte de los dientes y favorecen la acumulación de bacterias formadoras de caries.

Consejos de bebidas por las que podemos optar para reemplazar las bebidas gaseosas y dietéticas

¿Cuál es la mejor bebida sin calorías? Simplemente agua, muy esencial para muchos de los procesos corporales. La mejor forma de calmar una sed repentina es bebiendo agua cristalina. El agua contiene 0 calorías y te ayuda a mantener el cuerpo bien hidratado. Y si la bebes en suficiente cantidad, te ayudará a sentirte saciado(a) (satisfecho) y a comer menos.

Agua vs gaseosas y bebidas dietéticas
Para saciar la sed, siempre es mejor preferir el agua antes que cualquier bebida dietética.

Pero quédate tranquilo, el agua no es la única opción de bebida que te podemos recomendar. La Asociación Americana de la Diabetes aconseja: optar, siempre que sea posible, por bebidas que tengan o cero o muy pocas calorías. Aquí te las presentamos:

  • Té sin endulzar: es una magnífica alternativa al agua. No contiene carbohidratos y puedes obtenerlo en una gran variedad de sabores.
  • Jugos 100% naturales sin azúcar agregada.
  • Jugos de vegetales bajo en sodio, con menos carbohidratos (unas 50 calorías y 10 gramos de carbohidrato por cada taza).

Otro tipo de bebidas, como la leche y los jugos (zumos) de frutas 100% naturales, aunque aportan calorías y carbohidratos, son necesarios en una alimentación balanceada ya que proporcionan al organismo vitaminas y minerales importantes.  La clave consiste en seleccionar el tipo de leche y el jugo (zumo) que te favorece mejor.

En conclusión, lo más aconsejable es cortar relación con todo tipo de gaseosas o bebidas dietéticas. Sabemos que es algo muy difícil, pero lo que podemos recomendarte es disminuir su consumo poco a poco. A la hora de refrescarte prefiere siempre a los jugos naturales o en último caso al agua. No hay mejor bebida refrescante que el agua.

 

 

 

Continue Reading
DIABETES Y ALZHEIMER: Descubren relación de la Diabetes con aumento de casos de Alzheimer en mujeres diabéticas
Diabetes y Alzheimer son enfermedades que se relacionan de un modo inexplicable

DIABETES Y ALZHEIMER: Descubren relación de la Diabetes con aumento de casos de Alzheimer en mujeres diabéticas

DIABETES Y ALZHEIMER: Aumento de casos de Alzheimer en mujeres diabéticas

Diabetes y Alzheimer son enfermedades que se relacionan de un modo inexplicable. La diabetes podría aumentar los riesgos de adquirir Alzheimer según investigación.

Investigadores del Centro de Neurociencias de la Universidad de Coimbra (Portugal) han descubierto cómo la Diabetes tipo 2 puede ser un factor para desencadenar la enfermedad del Alzheimer en las mujeres.

La diabetes tipo 2 puede ocasionar daños al cerebro. Comparado con los no diabéticos, las personas con diabetes corren alto riesgo de desarrollar la demencia. Una persona con demencia tiene más dificultad en recordar y pensar claramente. Los tipos más comunes de demencia son la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular. Ambas son enfermedades que afectan las funciones del cerebro y que tendrían una conexión con la diabetes tipo 2, según la investigación.

La Diabetes y el Alzheimer afectan las funciones cerebrales
La Diabetes y el Alzheimer son enfermedades que afectan las funciones del cerebro

Los riesgos para los adultos de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2, como la diabetes tipo 1, son enfermedades que acumulan mucho azúcar en la sangre.  Este exceso de azúcar ocurre porque las células del cuerpo no pueden usar la insulina correctamente o porque el cuerpo deja de producir suficiente insulina.

La diabetes tipo 2 puede atacar a cualquier persona, pero es más común en adultos.  Algunos adultos tienen un riesgo más alto que otros.  Podría estar en un riesgo mayor si usted: No hace ejercicio, tiene sobrepeso y si es mayor de 45 años o tiene algún familiar con diabetes.

Cuando la diabetes no es controlada, su nivel de azúcar en la sangre se mantiene muy elevado.  Con el paso del tiempo, este exceso de azúcar puede dañar su cuerpo.  La diabetes tipo 2 aumenta el riesgo de padecer las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades del corazón
  • Derrame cerebral
  • Daño a los vasos sanguíneos.

Diabetes y Alzheimer ¿Cuál es la relación entre la diabetes tipo 2 y el Alzheimer?

Diabetes tipo 2 relacionada al Alzheimer
La Diabetes tipo 2 aumenta el riesgo de daños cerebrales

Los médicos no conocen todavía cuál es la causa del Alzheimer o cómo se relacionan  exactamente diabetes y Alzheimer. Lo que sí saben es que resistencia a la insulina, un nivel alto de azúcar en la sangre o la diabetes pueden dañar el cerebro de varias maneras:

  • La resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y derrame cerebral. A la vez de dañar el corazón y los vasos sanguíneos. El daño de los vasos sanguíneos en el cerebro podría contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.
  • El cerebro depende de diferentes sustancias químicas que pueden perder su balance debido al exceso de insulina. Este desbalance podría derivar en el Alzheimer.
  • Un alto nivel de azúcar en la sangre produce inflamación, la cual, puede dañar las células del cerebro y también desarrollar el Alzheimer.

Resultados de la investigación

Los investigadores del Centro de Neurociencias de la Universidad de Coimbra desarrollaron su investigación durante varios años. Mediante una serie de ensayos en ratones, han demostrado que la reducción de estrógeno (asociada a la pre menopausia) se acelera por el impacto de la diabetes tipo 2 en las mujeres.

La investigación señala que la disminución de estrógeno en el cerebro contribuye al proceso de la degeneración de las neuronas. Factor que desencadenaría una disfunción cognitiva.

Asimismo, se ha podido comprobar dos datos en las pruebas con los ratones. Primero que la reducción de estrógeno se explica por la incapacidad de ser transportado en la circulación sanguínea hasta el cerebro. Segundo, que ocurre lo mismo en el transporte del colesterol, relacionado con la producción del estrógeno.

casos de Alzheimer en mujeres
Aumento de casos de Alzheimer en mujeres

Ana Duarte, una de las autoras del estudio, asegura lo siguiente.El sexo femenino está considerado como factor de riesgo para la dolencia de Alzheimer”. La investigadora toma en cuenta todos los cambios que se presentan a partir de la menopausia.

Sin embargo, Duarte también afirma. Poco se sabe acerca de la fase previa a la menopausia, por lo que los resultados de la investigación sugieren que el hecho de ser del sexo femenino o masculino afecta de forma diferente a la comunicación entre las células del cerebro”.

Conclusiones

Prevención de la Diabetes y Alzheimer
Establezca mecanismos de prevención de la Diabetes y Alzheimer en su estilo de vida

Los investigadores han concluido que los ratones hembra con niveles de estrógeno iguales o inferiores a los de los machos han desarrollado mecanismos de adaptación. Esta adaptación serviría para combatir daños acumulativos en el cerebro que estarían asociados a la enfermedad de Alzheimer.

Según la investigación, algunos elementos protectores como la insulina podrían explicar cómo los ratones hembra presentan menos marcadores patológicos de la demencia de Alzheimer que los machos.

Conociendo los peligros de la Diabetes y Alzheimer combinadas, es necesario establecer mecanismos de prevención. La investigación concluye recomendando ante todo medidas de prevención. Un estilo de vida saludable y revisiones periódicas no están demás. Infórmese y tome las medidas necesarias para prevenir la diabetes tipo 2 y la aparición del Alzheimer.

Con información de EFE

Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu