Lactancia materna y diabetes mellitus

La lactancia materna tiene beneficios a largo plazo, incluyendo, un efecto protector contra la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles, entre ellas, la diabetes mellitus1.

La llegada de un bebe

Además de alegría, significa un reto. Lograr que este nuevo ser crezca y se desarrolle con salud y calidad de vida es fundamental. Entre los elementos fundamentales para lograr una buena salud, se encuentran la alimentación y una nutrición adecuada2.

Generalidades de la alimentación en el bebe

La leche materna, es el mejor alimento para el lactante. Solo en casos excepcionales, la leche de una madre puede considerarse inadecuada para él.

Entonces, en esas escasas situaciones, la alimentación se debe realizar por medio de fórmulas lácteas, permitiéndole de este modo, satisfacer las necesidades nutricionales del bebe3.

Casos que ameritan alimentación con fórmulas lácteas

  • Ausencia de la madre o negativa en amamantar a su hijo
  • Evidencia de una detección del crecimiento del bebe, habiendo determinado que la técnica de amamantamiento aplicada es correcta. Sin embargo, es importante descartar primero alguna otra enfermedad en el niño
  • Casos de tuberculosis activa no tratada en la madre
  • Lesiones de herpes simple en los senos de la madre
  • Uso de drogas de ilícitas o sustancias psicoactivas por la madre
  • En caso de Galactosemia en el bebe
  • Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en la madre3.

Duración de la lactancia materna

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, que se debe dar lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida, y luego, junto con otros alimentos, hasta los 2 años.

No obstante, la realidad es muy diferente y a escala mundial, tanto en los países en vías de desarrollo como en los desarrollados, se incrementa el abandono de la lactancia materna exclusiva, que es sustituida por las fórmulas lácteas2.

Beneficios de la lactancia materna

Están plenamente demostrados los beneficios nutricionales, inmunológicos, psicológicos y socio-económicos que aporta la lactancia materna en los dos primeros años de la vida3.

Además, el consumo medio de provee de suficiente energía y energía y proteínas para cubrir el promedio de los requerimientos durante los primeros seis meses de vida, dado que el potencial de crecimiento del lactante refleja la producción de leche materna3.

Relación entre la lactancia materna y diabetes mellitus

La lactancia materna parece estar asociada con una disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta, y con menor grado de resistencia a la insulina en la infancia y la vida adulta.

De hecho,  estudios realizados en niños demuestran que la lactancia materna, también se asocia con menores concentraciones de glucosa plasmática y niveles de insulina1.

Evidencia científica en este tema

  • En primer lugar, un estudio realizado por Owen y colaboradores, encontró que las personas que fueron alimentadas con leche materna, mostraron un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, comparados con los que fueron alimentados con fórmula láctea1.
  • Así mismo, un estudio realizado por Ikeda y colaboradores, encontró que la sensibilidad a la insulina fue mayor en los bebes alimentados con leche materna exclusiva, en comparación con quienes fueron alimentados con lactancia materna mixta1.
  • De modo similar, Martin y colaboradores, estudiaron un grupo de personas que participaron en una encuesta para conocer aspectos de la dieta y su salud cuando eran menores de 20 años. Finalmente, se indico que a la edad media de 71 años, la lactancia materna no se asoció con el desarrollo de diabetes tipo 21.
  • Finalmente, un estudio comparó lactantes amamantados y no amamantados al alta hospitalaria. Como resultado, aquellos bebes no amamantados, al alta tuvieron un 33% más de riesgo de presentar diabetes, dentro de los primeros 20 años de vida1.

Nuestra recomendación

Hoy en día, se suele asociar a las fórmulas lácteas con una mejor calidad de vida, sin embargo, solo el cuerpo de una madre sabe lo que su bebe necesita, y esto no lo pueden sustituir las industria de alimentos.

En consecuencia, la leche materna es tan completa y vital que además de brindar el sustento necesario para el bebé, le brinda una fuente inagotable de amor y protección.

Referencias consultadas

  1. Mazariegos, M., y Ramírez, M. Lactancia materna y enfermedades crónicas no transmisibles en la vida adulta. ALAN, 2015. 65 (3). Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06222015000300002
  2. Basain, J., Pacheco, L.,  Díaz, Valdés, M., Miyar, E.,  y Maturell, A.  Duración de lactancia materna exclusiva, estado nutricional y dislipidemia en pacientes pediátricos. Rev Cubana Pediatr  87(2): 156-166. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312015000200003
  3. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.

Liliana Vanesa Amezquita Escorche

Nutricionista y dietista - Universidad de Los Andes.
Cerrar menú