Factores ambientales que promueven la diabetes
Fuente: Pixabay.com

Factores ambientales que promueven la diabetes

¿Cuáles son los factores de riesgo en una persona propensa a contraer diabetes?

Los factores ambientales que promueven la diabetes son el sedentarismo, los malos hábitos de alimentación y el sobrepeso. Según la Organización Mundial de la Salud hay 422 millones de adultos en el mundo que padecen diabetes. La mayoría son provenientes de países desarrollados. Esta cifra se ha cuatriplicado desde 1980, indicando que estos últimos años hubo algún factor o varios que desencadenaron este aumento. A continuación se desarrollan los principales factores.

Sedentarismo

Uno de los factores ambientales principales es el sedentarismo. No realizar actividad física, utilizar el auto para recorrer unas cuadras, subir por el ascensor en vez de utilizar las escaleras, contribuyen al sedentarismo. Esta forma de comodidad se ha vuelto muy común en este tiempo en el que queremos resultados instantáneos y con poco esfuerzo. La tecnología se encuentra en todos los hogares y cada vez más niños desde pequeños están horas frente a la computadora, cultivando este hábito en vez de estar en movimiento y salir a jugar al aire libre. Podemos decir lo mismo de adolescentes y adultos, que crecieron en un mundo descubriendo Internet y las redes sociales. Este mundo virtual no sólo es un lugar para encontrar información útil que puede ser necesaria para actividades académicas, sino también para perder horas en diversión y plataformas que colaboran a la quietud.

Mantenerse activo es necesario para una vida sana.
Fuente: Pixabay.com

Realizar actividad física es prevenir no solo la diabetes, sino otras enfermedades crónicas que pueden desencadenarse. Son las llamadas enfermedades no transmisibles ( ENT) entre las que se encuentran las cardiopatías y accidentes cerebro vasculares, entre otros. Las ENT provocan el 71% de muertes alrededor del mundo, siendo este valor de 15 millones de personas por año. Por eso es importante realizar actividad física periódicamente, no solo para prevenir esta enfermedad, sino muchas mas.

Malos hábitos de alimentación

Entre los factores ambientales se encuentran los malos hábitos de alimentación que incluyen saltear comidas, ingerir alimentos ricos en grasas y dulces, y no comer alimentos saludables. Saltearse comidas lleva a que el organismo gaste la reserva que tiene de energía pero que por otra parte, cuando la persona se alimente, lleve a la formación de glucógeno en el hígado como reserva energética. Ingerir alimentos ricos en grasas conlleva a un aumento del tejido adiposo. También el consumo elevado de dulces diario, puede provocar a la larga, una alteración en el metabolismo de la glucosa. Por lo tanto, no consumir alimentos saludables durante un largo período de tiempo puede llevar a diversos trastornos metabólicos.

Los problemas hepáticos y de vesícula también están asociados a una dieta rica en lípidos. Estos problemas suceden a veces en regiones de escasos recursos, donde los alimentos bajos en nutrientes son los más económicos. Aunque también en los países desarrollados, que no tienen una cultura de buena alimentación, el consumo de alimentos ricos en grasas e hidratos de carbono es elevado. Esto puede deberse al excesivo trabajo y el consumo de snacks no saludables para lidiar con el hambre momentáneo.

Para prevenir enfermedades crónicas es necesario una dieta saludable.
Fuente: Pixabay.com

La solución se encuentra en crear hábitos mas saludables. Tener un desayuno nutritivo, intercambiar un alfajor por una manzana o un yogur con cereales a media mañana puede ser una opción. Incorporar a la dieta diversidad de frutas, verduras y cereales, y beber agua, en vez de gaseosas azucaradas, ya que el agua purifica nuestro cuerpo y nos limpia de impurezas. Y para una dieta más a medida, se debe consultar a un nutricionista.

Sobrepeso

Un factor clave que colabora en la mayoría de los casos de diabetes es el sobrepeso. Siendo a veces una de las causas principales para que la enfermedad se desarrolle. Esto sucede por la mala alimentación donde la nutrición es pobre en nutrientes y rica en grasas y dulces y esto produce un aumento del tejido adiposo, principalmente en abdomen y tejido subcutáneo. Según la organización mundial de la salud ( OMS) en 2016, 1900 millones de adultos mayores de 18 años tenían sobrepeso. Superando el sobrepeso y la obesidad la cantidad de causas de muerte que la desnutrición.

El sobrepeso afecta a mas de 1900 millones de adultos en el mundo.
Fuente: Pixabay.com

El índice de masa corporal ( IMC) se calcula como el peso del individuo en kilogramos dividido su altura al cuadrado (en metros) IMC= Kg/ m²  La persona tiene:

  • Sobrepeso cuando su IMC es igual o mayor a 25
  • Obesidad cuando su IMC es igual o mayor a 30.

Al pertenecer al grupo de factores ambientales, esta condición se puede modificar con voluntad propia y cambiando el entorno que lo rodea. Procurando comenzar una dieta con ayuda de un nutricionista y visitarlo periodicamente para seguir con el plan.

Éste factor junto con los otros son modificables, cambiando los hábitos que uno posee por otros mas saludables. La diabetes es una de las enfermedades crónicas que pueden desencadenarse por éstos factores. Por eso, realizar actividad física, tener una buena alimentación y tratar de tener un peso saludable son características que colaboran a mantener una buena salud.

Fuente: www.who.int

Close Menu