Tratamientos alternativos para la diabetes

Existe un conjunto de tratamientos alternativos para la diabetes. Éstos agrupan una serie de terapias al margen de la medicina convencional. Se conocen como alternativos y complementarios, según si su uso se hace en conjunto o como sustitución a los tratamientos médicos convencionales.

Dada la preeminencia de la medicina convencional sobre otras formas de atender la diabetes, el uso de tratamientos alternativos siempre causa polémica. Uno de las principales críticas es por la supuesta interacción entre las hierbas utilizadas y los medicamentos convencionales. Sin embargo, alrededor de un 7% de los pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, no revelan a sus médicos tratantes el uso de tratamientos alternativos.

Tipos de tratamientos alternativos para la diabetes.

Los tratamientos alternativos y complementarios para el tratamiento de la diabetes, se enfocan en el uso de hierbas y la aplicación de terapias mente-cuerpo. Estas opciones agrupan desde el uso de determinados alimentos hasta el uso de tratamientos físicos para reestablecer el equilibrio de la glucosa en sangre. A continuación describimos algunos de los más utilizados.

Dieta y ejercicio.

Una dieta equilibrada y un adecuado nivel de ejercicio corporal son piezas clave en el sostenimiento del equilibro de azúcar en sangre. Por ello, con frecuencia, ambos aspectos son incluidos como parte del tratamiento de las personas con diabetes.

Se recomienda realizar unos ejercicios de moderada intensidad, como levantamiento de pesas, utilización de bandas o ligas de resistencia. Debería incluirse unas tres (03) horas de actividad física de moderada a intensa por semana. El ejercicio ayuda a reducir la presión arterial y los niveles de azucar en sangre. Sin embargo, las personas con diabetes tipo 1 tienen un riesgo más alto de sufrir desequilibrios con el azucar durante el ejercicio.

Hierbas y suplementos.

Estas son consideradas los tratamientos alternativos más populares para la diabetes. Se utilizan bajo recomendación de familiares o personas conocidas. Es muy importante informar al médico tratante sobre su uso pues algunos suplementos pueden interactuar con los medicamentos que usted está tomando.

hierbas utilizadas en la diabetes
Algunas hierbas utilizadas por personas con diabetes

A continuación, algunos de los suplementos y las hierbas más utilizadas por personas con diabetes:

  1. El Aloe vera (también conocido como sábila). Se considera que tiene incidencia en la reducción de azúcar en sangre en ayunas, sin embargo es importante considerar también sus efectos secundarios como el efecto laxante.
  2. La Espinaca, el brócoli y las papas. Tienen un alto contenido en ácido alfa-lipoico que es un antioxidante. Este componente puede ayudar a tratar el daño que se conoce como neuropatía diabética, que es una afección del sistema nervioso presente en pacientes diabeticos.
  3. La Canela, cuyas evaluaciones no son concluyentes pero que se asocian con el balance de la insulina y la glucosa.
  4. El ajo, cuyo efecto sobre el colesterol y los niveles de presión arterial son dos de los aspectos por los cuales más personas recomiendan su uso.
  5. El Ginseng, aunque es recomendado por muchas personas para aplicar en personas con diabetes, lo cierto es que hay evidencias en estudios clínicos que muestran su interacción con otros medicamentos, en especial con los anticoagulantes.
  6. Gimnema silvestre (gimnema), también conocida como el “destructor de azúcar”, se recomienda su uso como hipoglucemiantes. Por ello es importante su uso cuidadoso para los casos de diabetes tipo 1.
  7. El magnesio está presente en alimentos como los granos enteros y las verduras de hojas verdes. Hay evidencia de la relación entre bajos niveles de magnesio y la aparición de diabetes. Por ello, incrementar el consumo de magnesio a través de productos saludables como los mencionados arriba parece ser una buena opción.
  8. Los ácidos grasos omega-3 presentes en alimentos como el salmón, los frutos secos como las nueces y las semillas de soya, pueden ayudar a reducir tanto los triglicéridos como afecciones cardíacas.

No parece haber evidencia de que su uso beneficie a personas con diabetes. Sin embargo, se recomienda el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos para prevenir enfermedades cardiovasculares asociadas con la diabetes. Hay estudios clínicos que muestran una incidencia mayor de diabetes en personas con dietas no vegetarianas. De allí que se sugiera enfocar la dieta en alimentos como: legumbres, verduras, granos enteros y frutos secos, pues permite reducir el colesterol y controlar los niveles de azúcar en sangre.

Enfoques de mente y cuerpo

Las personas con diabetes tienen un riesgo mayor de sufrir de depresión, estrés y ansiedad. Esto impacta de forma negativa en la capacidad para controlar los niveles de azúcar en sangre. Los enfoques mente-cuerpo pueden ayudar a las personas a restituir su equilibrio a través del control del estrés.

acupresion en la palma de la mano
La acupresión puede ayudar a liberar el estrés en personas con diabetes

Entre estas terapias, destacan:

  1. Aromaterapia. Consiste en oler aceites esenciales para inducir la relajación. Algunos estudios han encontrado evidencias de la reducción de la presión arterial sistólica al olerse aceites esenciales como el fenogreco, la canela, el comino y el orégano.
  2. Meditación. El uso adecuado de la meditación puede ayudar a aliviar el estrés. Bien sea que se base en la repetición de un mantra o en ejercicios de respiración, esta práctica puede ayudar a reducir la existencia del estrés.
  3. Acupuntura consiste en insertar pequeñas agujas en puntos estratégicos de la piel. Es una práctica China ancestral que se sustenta en la búsqueda de reconducir los flujos de energía a lo largo del cuerpo. En personas diabeticas con neuropatías, la acupuntura puede ayudar a reducir el dolor.
  4. Acupresión es una práctica de medicina alternativa que se basa en la presión sobre puntos estratégicos del cuerpo, con expectativas de producir resultados similares a los de la acupuntura. La acupresión y los masajes pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación.

Cómo aconsejar a los pacientes con diabetes sobre los tratamientos alternativos.

Los tratamientos alternativos no buscan curar la diabetes sino, sobre todo, hacer más llevadera esta condición. Vista la sospecha de su interacción con los tratamientos convencionales, es importante que informe a su médico sobre cualquier terapia alternativa aunque lo esté utilizando de modo complementario.

Además de ello, es muy importante que le notifique los motivos por los cuales lo hace. Esto permite alimentar de información suficiente al médico tratante, a fin de que pueda realizar cualquier cambio o ajuste en su tratamiento primario de tipo convencional, al tiempo que fomentará la comunicación entre su médico y usted.

Continue Reading

Factores de Riesgo de la Diabetes | Causas de la Diabetes

Hoy descubriremos los factores de riesgo de la diabetes y sus consecuencias. Es importante conocer los riesgos para evitar estar juntos durante mucho tiempo y convertirse en una persona diabética.

Por otro lado, si eres una persona diabética, este artículo te ayuda a evitar grandes riesgos y a corregir hábitos que te pueden afectar.

Puedes visitar este artículo si te interesa conocer más acerca de la diabetes y como el sueño la afecta.

¿Qué aumenta el riesgo de la diabetes?

Primero que todo, hay tres tipos principales de la enfermedad: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional. Con los tres, el cuerpo no puede producir ni usar insulina.

Una de cada cuatro personas con diabetes no sabe que la tiene. Eso equivale a alrededor de 7 millones de estadounidenses. ¿Puedes ser uno de ellos? Siga leyendo para ver si tu riesgo de tener diabetes es alto y si estás en presencia de factores de riesgo de diabetes.

Factores de Riesgo de la Diabetes

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 1

Este tipo generalmente comienza en la infancia. Su páncreas deja de producir insulina. Usted tiene diabetes tipo 1 de por vida. Las principales cosas que lo conducen son:

  • Historial familiar. Si tiene parientes con diabetes, es probable que también la tenga. Cualquier persona que tenga una madre, padre, hermana o hermano con diabetes tipo 1 debe ser revisado. Un simple análisis de sangre puede diagnosticarlo.
  • Enfermedades del páncreas. Pueden disminuir su capacidad de producir insulina.
  • Infección o enfermedad. Algunas infecciones y enfermedades, en su mayoría raras, pueden dañar el páncreas.

Riesgo de diabetes Tipo 2

Si tienes este tipo, tu cuerpo no puede usar la insulina que produce. Esto se llama resistencia a la insulina. El tipo 2 generalmente afecta a adultos, pero puede comenzar en cualquier momento de su vida. Las principales cosas que lo conducen son:

  • Obesidad o sobrepeso. La investigación muestra que esta es una razón principal para la diabetes tipo 2. Debido al aumento de la obesidad entre los niños de EE. UU y en el mundo. Este tipo afecta a más adolescentes.
  • Intolerancia a la glucosa. La prediabetes es una forma más leve de esta afección. Se puede diagnosticar con un simple análisis de sangre. Si lo tienes, hay grandes posibilidades de que tenga diabetes tipo 2.
  • Resistencia a la insulina. La diabetes tipo 2 a menudo comienza con células resistentes a la insulina. Eso significa que el páncreas tiene que trabajar muy duro para producir suficiente insulina para satisfacer las necesidades de su cuerpo.
  • Origen étnico. La diabetes ocurre con mayor frecuencia en hispanos / latinos, afroamericanos, nativos americanos, asiáticoamericanos, isleños del Pacífico y nativos de Alaska.
  • Diabetes gestacional. Si tenía diabetes mientras estabas embarazada, tenías diabetes gestacional. Esto aumenta las probabilidades de contraer diabetes tipo 2 más adelante en la vida.
  • Estilo de vida sedentario.  Haces ejercicio menos de tres veces a la semana.
  • Historial familiar. Tienes un padre o hermano que tiene diabetes.
  • Sindrome de Ovario poliquistico. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) tienen un riesgo más alto.
  • Edad. Si tienes más de 45 años y tiene sobrepeso o si tienes síntomas de diabetes, hable con su médico sobre una prueba de detección simple.

También puedes leer: Síntomas de la Diabetes en Niños

Riesgo de la Diabetes durante el embarazo

La diabetes cuando hay embarazo afecta aproximadamente el 4% de todos los embarazos en EE. UU. Es causada por las hormonas que produce la placenta o por muy poca insulina. El nivel alto de azúcar en la sangre de la madre causa un alto nivel de azúcar en la sangre en el bebé. Eso puede conducir a problemas de crecimiento y desarrollo si no se trata. Los factores de riesgo que pueden conducir a la diabetes gestacional incluyen:

  • Obesidad o sobrepeso. Libras adicionales pueden conducir a la diabetes gestacional.
  • Intolerante a la glucosa. Tener intolerancia a la glucosa o diabetes gestacional en el pasado lo hace más propenso a contraerla nuevamente.
  • Historial familiar. Si un padre o hermano ha tenido diabetes gestacional, es más probable que lo tenga.
  • Edad. Cuanto más viejo eres cuando estás embarazada, mayores son tus posibilidades.
    Origen étnico. Las mujeres no blancas tienen una mayor posibilidad de desarrollarlo.

Riesgo de la Diabetes Embarazo

Diabetes avanzada y sus consecuencias

Hipoglucemia

La hipoglucemia es bajo nivel de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre). Es posible que baje la glucosa en sangre, especialmente si está tomando insulina o un medicamento con sulfonilurea (los que hacen que su cuerpo produzca insulina durante el día). Con estos medicamentos, si come menos de lo normal o se está más activo, su nivel de glucosa en sangre puede bajar demasiado.

Otras causas posibles de hipoglucemia incluyen ciertos medicamentos (por ejemplo, la aspirina, reduce el nivel de glucosa en sangre si toma una dosis de más de 81 mg) y demasiado alcohol (el alcohol evita que el hígado libere glucosa).

Los signos y síntomas de la hipoglucemia son fáciles de reconocer:

  • Latidos rápidos
  • Transpiración
  • Blancura de la piel
  • Ansiedad
  • Entumecimiento en los dedos de las manos, los pies y los labios
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Dolor de cabeza
  • Habla fluida

Síndrome Hiperglicemico

El síndrome hiperglicemico es muy raro, pero debes conocerlo y saber cómo manejarlo si se produce. Se produce cuando el nivel de glucosa en sangre sube demasiado, y si no lo trata, puede causar la muerte.

Complicaciones macrovasculares: el corazón, el cerebro y los vasos sanguíneos

La diabetes tipo 2 también puede afectar a los vasos sanguíneos grandes, causando que la placa eventualmente se acumule y potencialmente conduzca a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o bloqueo del vaso en las piernas (enfermedad vascular periférica).

Para prevenir la enfermedad cardíaca y el derrame cerebral como resultado de la diabetes, debes tratar bien la diabetes, pero también debe tomar decisiones saludables para el corazón en otras áreas de su vida: no fume, mantenga la presión arterial bajo control y preste atención a tu colesterol

Malos hábitos Diabetes

Más Factores de Riesgo de la Diabetes

Además de los mencionados con anterioridad. Hay más factores de riesgo que pueden ocasionar diabetes que se incluyen en nuestro estilo de vida cotidiana.

En este sentido, el estrés, los estados anímicos y no alimentarse correctamente pueden ser agentes detonantes de la diabetes. Para prevenir estos factores de riesgo, es aconsejable mantener un estilo de vida saludable, entretenerse y evitar la rutina que, de vez en cuando, puede asentarse en el día a día.

Por último, aquí te dejamos este artículo de alimentos que te pueden ser útiles para combatir la diabetes o prevenirla, desde una tortilla de maíz hasta postres para diabéticos.

Esperamos que te haya sido útil nuestro artículo, ahora conoces los factores de riesgo de la diabetes.

Hasta pronto!

Factores de Riesgo diabetes-salud

Continue Reading

Camu Camu: La Fruta Que Podría Ayudar a Combatir la Diabetes

¿Conoces el Camu Camu? Se ha demostrado que esta fruta exótica cultivada en la selva amazónica acelera el metabolismo. Asimismo, reduce el aumento de peso.

Los investigadores canadienses creen que el Camu Camu se puede utilizar para ayudar a combatir la obesidad y la diabetes tipo 2. Sin embargo, basados en los hallazgos, se requerirá más investigación para apoyar esta teoría.

¿Que es el Camu Camu y como ayuda contra la Diabetes?

Camu Camu Dieta

El camu camu es una fruta nutricional que puede influir positivamente en las bacterias intestinales. Está lleno de polifenoles, compuestos que pueden beneficiar la salud y pueden jugar un papel en la reducción del peso y la mejora de la resistencia a la insulina.

También tiene altos niveles de antioxidantes. Contiene de 20 a 30 veces más vitamina C por cada 100 gramos que el kiwi.

Un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Laval en Canadá quería investigar más a fondo los beneficios de esta fruta de color púrpura rojizo. Su prueba incluyó dos grupos de ratones a los que se les dio una dieta alta en calorías y alta en azúcar durante ocho semanas. Pero a la mitad de los animales también se les dio extracto de camu camu todos los días durante el transcurso del estudio.

Los resultados mostraron que los ratones que recibieron el extracto de camu camu ganaron un 50% menos de peso que el grupo que no recibió el extracto. También hubo mejoras significativas en la resistencia a la insulina, los niveles de azúcar en la sangre y la inflamación intestinal.

Se cree que la baya amazónica podría aumentar el metabolismo, incluso durante los períodos de descanso, por lo que podría ayudar a fomentar la pérdida de peso. Incluso, podría hacer innecesario ciertas intervenciones quirúrgicas para diabéticos.

Contras del Camu Camu

A pesar de los efectos positivos que la fruta ha proporcionado en el ensayo, la fruta puede ser un elemento dietético difícil para las personas con riesgo de diabetes o las personas con diabetes existente. Algunas frutas contienen más azúcar que otras, por lo que a menudo se requiere moderación con frutas más altas en carbohidratos. 

Esto quiere decir que aún son recomendables otros alimentos.

Si bien el efecto del extracto de camu camu ha demostrado ser prometedor en el estudio con ratones, aún se desconoce si se observaron efectos significativos en humanos.

Tabla Nutricional del Camu Camu

El Camu camu se puede encontrar en ambientes pantanosos y húmedos. Los árboles suelen tener entre 10 y 16 pies de altura. Las bayas del árbol camu camu se parecen a las cerezas, y los árboles pueden producir hasta 26 libras de fruta por año.

Algunos nutrientes clave de camu camu incluyen los siguientes:

  • Vitamina C
  • Potasio
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Cobre
  • Aminoácidos (serina, leucina y valina)
  • Carotenoides (luteína, betacaroteno y zeaxantina)

El contenido de vitamina C de Camu camu es excepcionalmente alto, haciendo que esto sea lo más notable de la fruta. Dependiendo de la madurez, las bayas pueden contener hasta 60 veces la cantidad de vitamina C que una naranja. Asimismo, no se ha estudiado si su consumo puede alterar el sueño o alguna función del cuerpo.

Beneficios para la Salud del Camu Camu

 

Con todos estos nutrientes combinados en una pequeña baya, camu camu complementa las dietas saludables de una persona diabética.

  • Excelente fuente de antioxidantes: Gracias a la cantidad masiva de vitamina C en camu camu, la baya es rica en antioxidantes. Estos trabajan con su cuerpo para proteger contra el daño de moléculas.
  • Mejora el rendimiento físico: la combinación de nutrientes en el camu camu es útil para aumentar la energía. Además, los aminoácidos leucina y valina son compatibles con los músculos sanos, mejorando el rendimiento físico general.
  • Ayuda contra el cáncer: se ha identificado una variedad de toxinas ambientales comunes como agentes causantes de cáncer. Afortunadamente, una alimentación saludable puede mitigar parte del daño. Los antioxidantes son útiles para prevenir y tratar muchas formas de cáncer.
  • Apoya la presión arterial saludable: se ha demostrado que la combinación de vitamina C y minerales esenciales en camu camu relaja eficazmente los vasos sanguíneos. Esto contribuye a una presión arterial saludable.

Quizás te interese leer: Postres para Diabéticos Fáciles de Preparar

  • Mejora la salud cardiovascular: el potasio en camu camu es importante para la salud del corazón. Posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Protege contra la aterosclerosis, también conocida como “endurecimiento de las arterias”.
  • Ayuda a perder peso: los estudios demuestran que la vitamina C reduce los niveles de cortisol. Esto está directamente relacionados con la forma en que el cuerpo almacena la grasa. Los niveles más bajos de cortisol significan una reducción del almacenamiento de grasa. De esta forma se produce la pérdida de peso.
  • Reduce el riesgo de diabetes: se ha demostrado que el manganeso tiene un impacto directo en la diabetes. Ayuda a reducir el riesgo para aquellos que aún no han desarrollado la enfermedad. También reduce las complicaciones para quienes ya tienen diabetes.

Ahora ya conoces los beneficios del Camu Camu y como podría ayudar con la diabetes. También debes estar atento a los síntomas de la diabetes en niños y adultos para evitar males mayores. No olvides seguirnos en nuestras redes, hasta pronto!Camu Camu Dieta Diabetes

Continue Reading

Viajes y diabetes

Es posible hacer viajes cuando se tienen diabetes. Un alto porcentaje de las personas que tienen diabetes y que viajan no toman cont anta rigurosidad el cuidado de su afección durante los días de su estadía. Sin embargo, el mantenimiento del equilibro de azúcar en sangre es una tarea diaria que no debe interrumpirse por un viaje. Por ello es importante tomar previsiones para garantizar que podrá hacerse seguimiento aún estando fuera de la residencia habitual.

Voy a viajar y tengo diabetes, ¿qué debo preveer?

La diabetes es una condición que acompaña toda la vida. Por ello es importante atender especialmente su cuidado cuando las condiciones del entorno cambian durante un viaje. Sea que viaje por tierra, en avión o por mar, le indicamos las 10 cosas más básicas que debe considerar para su viaje.

1) Planifique con mucho cuidado las comidas que tomará en sus viajes.

Quienes tienen diabetes no son las únicas personas que desean mantener comidas sanas mientras viajan. Sin embargo, especialmente cuando se viaja en avión y se hacen vuelos largos, las comidas suelen ser grasosas, o muy cargadas en carbohidratos y poco balanceadas. Con mucha más frecuencia, las aerolíneas tienen consideraciones para requerimientos especiales de los pasajeros.

Sala de espera de un aeropuerto

Por eso, al reservar su viaje, procure elegir una comida adaptada a sus necesidades, pidiendo un menú vegetariano o para diabéticos. Si viaja en barco, no abuse de la comida en los banquetes ofrecidos ni tampoco del alcohol. Si no puede indicar sus preferencias alimenticias al hacer la reserva, consulte directamente con la empresa a fin de que tengan en cuenta sus requerimientos. Una alternativa a la comida del avión es comprar bocadillos en el aeropuerto o llevarlos Ud. preparados. Escoja frutos secos, yogur, vegetales, bocadillos de pan con carnes sin grasas, y si no cuenta con provisión de glucosa, el aeropuerto es un buen lugar donde podrá abastecerse de refrescos y otras preparaciones que se la provean.

2) Siempre lleve consigo un informe médico.

Es importante que lleve consigo un informe médico actualizado de forma que pueda advertir a la aerolínea, en caso de viajar en avión, sobre su diabetes y la necesidad de llevar consigo como equipaje de mano, medicinas como la insulina, e implementos como jeringas y tiras reactivas. No olvide llevar consigo los frascos de insulina con sus etiquetas visibles. Esto aliviará cualquier inconveniente durante los chequeos de seguridad. Un informe médico puede aliviar las explicaciones sobre la disposición de la bomba de insulina en su abdomen. De ser necesario, porque la duración del viaje así lo amerite, realice un chequeo médico antes de salir.

3) Ajuste la insulina.

Cuando un viaje implica el cambio de zona horaria, las personas con diabetes deben ajustar los horarios para administrar la insulina. Por ello, el chequeo médico previo al viaje le ayudará a fijar los horarios en los cuales deberá administrarla durante su estadía o, incluso, algún cambio en el patrón del tipo de insulina suministrada. El médico tratante puede ayudarle también a establecer cuáles otros cambios debe introducir en función de las actividades que realizará durante su estadía.

4) Guarde adecuadamente sus suministros de insulina.

Aunque sienta su equipaje de mano algo pesado, no traslade sus suministros de insulina en el equipaje facturado. En vuelos a mucha altura, la cabina donde viaja el equipaje facturado suele bajar mucho la temperatura. Aunque en los barcos suele haber mas acceso al equipaje, mantenga siempre sus insumos de forma accesible. Por otro lado, con mcha frecuencia se reportan pérdidas de equipaje así que la forma más segura de garantizar tener a su disposición la insulina es llevarla consigo.

Es importante que guarde en una bolsa consigo tanto el medidor y las tiras reactivas, como las jeringas, algunas dosis de insulina, bocadillos y glucosa de acción rápida. Esta medida le permitirá tener acceso a estos suministros aunque guarde más dosis de insulina y otros objetos personales junto a su equipaje de mano en las sombrereras del avión. Consulte con su médico tratante si puede dosificar insulina de acción rápida después de que coma en el avión a fin de ayudar a mantener el equilibrio de azúcar en sangre.

5) Mencione su diabetes.

Tanto si viaja solo como si viaja acompañado, en barco o en avión, mantenga informado al personal al respecto de su diabetes. Esto es muy importante por si se presenta alguna emergencia. No es necesario dar mayores detalles pero si es muy necesario que le advierta que puede requerir bebidas dulces si tiene hipoglucemia durante el viaje. Igualmente, debe saber cómo recurrir a asistencia médica y qué tipo de servicios de atención primaria tendrá a su disposición.

6) Desconecte su bomba.

Seguramente su médico en el chequeo previo a su viaje puede darle más detalles, pero es probable que su bomba de insulina funcione diferente durante el despegue y el aterrizaje y suministre más insulina. Por ello, quizás conectarla sólo durante el vuelo es una buena idea, siempre luego de comprobar que no haya burbujas de aire causadas por cambios de altitud. En el caso de que viaje en barco, no requiere suspender el uso de su bomba de insulina.

7) Esté preparado ante cualquier emergencia en sus viajes.

En vuelos internacionales no es obligatorio llevar un botiquín para atender emergencias. Este hecho es especialmente cierto en líneas con vuelos baratos. En cualquier caso, siempre es mucho más prudente tomar las previsiones necesarias para tener a la mano todo aquello que requiera en caso de emergencia. Si viaja en barco, debe informarse muy bien sobre cómo maneja la línea situaciones de emergencia como las que puedan presentársele a ud.

8) Utilice siempre zapatos durante sus viajes.

Tanto si viaja a la playa como si lo hace a la montaña, tenga en cuenta los riesgos de andar sin zapatos. En la playa, los escombros de la playa como las tapas de botellas y restos de vidrios entre otros pueden herirle. Es probable que no llegue a sentir la cortada, por eso es necesario extremar las precauciones y revisar con frecuencia para prevenir que una herida no sentida llegue a infectarse. Además siempre utilice zapatos especiales para caminar en la playa y siempre revise sus pies cuando regrese de la playa o la piscina.

9) El aseo personal durante tus viajes.

Es importante mantener las pruebas de glucosa en sangre, pero no siempre puede tenerse las manos limpias para realizarlas. Para garantizar que esto será posible, lleve con ustedes toallas húmedas, alcohol o gel antibacterial para poder limpiarse las manos quitando los restos de comida y otros residuos. Sin embargo, si no lleva consigo implementos para realizar la limpieza necesaria, siempre puede pinchar su dedo y retirar las primeras gotas antes de tomar una lectura para estar seguros de que la sangre de la muestra tenga las condiciones necesarias para examinarlas.

10) Investiga sobre el lugar al que viajes.

Para los viajes al extranjero, siempre es bueno prepararse teniendo información sobre que lugares visitar, medicamentos que pudieran requerirse, detalles como el acceso a agua potable y vacunas necesarias entre otros. También es útil tener a mano información sobre ubicación de embajadas y consulados y otros servicios gubernamentales.

Resulta muy relevante tener información sobre los tipos de cocina local que tendrá a su alcance. Es importante evitar las comidas ambulantes por la atención a la higiene en la preparación de los alimentos.

Continue Reading

Trabajo y la persona con diabetes.

El trabajo es una actividad que puede verse afectada por la condición de la diabetes. Así, la persona que tiene diabetes puede verse afectada en su rendimiento laboral en especial porque puede requerir ausencias prolongadas del trabajo.

Como ya sabemos, la diabetes resulta en la imposibilidad del cuerpo para convertir la glucosa en energía, bien sea porque la insulina que produce no es suficiente para transformar la glucosa, o porque el proceso de transformación no ocurre de forma correcta.

Cada vez son más las personas que desarrollan algún tipo de diabetes y, por tanto, son también más las personas que tienen que evaluar su asistencia al trabajo y la forma en que acoplan su vida laboral a la convivencia con esa condición.

Junta de Trabajo

Adaptación al trabajo para la persona con diabetes.

En muchos casos de personas con diabetes, esta condición ocurre sin apenas afectar su desempeño laboral. En otras, las circunstancias les llevan a tomar en reiteradas ocasiones, reposos médicos para atender evaluaciones de seguimiento de la enfermedad, o alguna situación imprevista con los niveles de azúcar en sangre derivadas de estres laboral o personal. Por ello, es importante que los dueños de empresa y los spervisores de los distntos puestos de trabajo sean plenamente conscientes de los riesgos para los empleados con diabetes.

Con frecuencia los turnos asignados a los empleados se distribuyen en atención del criterio y requerimiento de las empresas más que en función de las condiciones de los empleados. Si ud. padece diabetes tipo 2, debe considerar que los cambios en su horario laboral afectará tanto su dieta como su programa de medicamentos y que esto afectará la estabilidad de su organismo.

Cuidados laborales frente a la diabetes.

Las empresas que cuentan entre sus empleados con personas con diabetes deben hacer una cuidadosa estimación y evaluación tanto de riesgos como llevar a cabo una evaluación de riesgos, con la aportación del empleado, para asegurarse de que están preparados para tales situaciones. La evaluación debe incluir la consideración de lo siguiente:

  1. La estabilidad de la condición del empleado y el tratamiento que sigue.
  2. El acceso del empleado a descansos para comer y controlar su glucosa en sangre.
  3. Las tareas asigadas a la persona, su intensidad y regularidad y si esto afecta su nivel de glucosa en la sangre.

Obrero en Almacén

 

Todas estas variables deben revisarse de forma periódica a fin de evaluar si la intensidad de las actividades realizadas por el empleado puede ponerlo en riesgo de una hipoglucemia. Una vez evaluadas, estas condiciones pueden suponer un ajuste en las tareas, los horarios y la intensidad del trabajo, a fin de garantizar la seguridad del trabajador. Por otro lado, el estrés laboral puede incidir en el desarrollo de diabetes en los empleados, así como en el deterioro de las condiciones de aquel que ya ha sido diagnosticado con diabetes.

Cambios radicales en el trabajo, actividades y tareas pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. Por ello, una vida laboral estable y una forma de vida saludable son necesarios para el cuidado del paciente y el entorno laboral.

Continue Reading

Síntomas de la Diabetes en Niños y Como Tratarla

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que puede desarrollarse a cualquier edad. Hoy te traemos los síntomas de la diabetes en niños.

La diabetes a menudo tiene un inicio lento y gradual. Esto puede dificultar la detección y el diagnóstico en los niños.

En este artículo, analizamos qué es la diabetes tipo 2 y describimos sus síntomas. También exploramos sus causas y factores de riesgo en los niños.

También conoceremos cómo un médico diagnostica y trata la afección, formas de ayudar a prevenirla y las complicaciones que puede causar.

¿Que es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos de azúcar en la sangre o glucosa.

El páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre.

En una persona con diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina. E igualmente no responde adecuadamente a la hormona.

En el pasado, la comunidad médica llamaba diabetes tipo 2 a diabetes a una forma insulinodependiente. Sin embargo, la condición está afectando a un número cada vez mayor de niños y adolescentes, ya que las tasas de obesidad continúan aumentando. A su vez, esto llama la atención y se busca conocer los síntomas de la diabetes en niños.

Según el Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, los médicos en los Estados Unidos diagnosticaron alrededor de 5.300 niños y adolescentes de entre 10 y 19 años con diabetes tipo 2 entre 2011 y 2012.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad a largo plazo que puede provocar complicaciones graves si una persona no recibe tratamiento. Por el momento, no hay cura.

Síntomas de la diabetes en niños

La diabetes tipo 2 a menudo tiene un inicio lento y gradual. Debido a esto, puede ser difícil de detectar en los niños.

Los signos y síntomas generales de ambos tipos de diabetes son similares. Niños y adultos pueden experimentar:

  • Aumento de la micción. Cuando hay un exceso de azúcar en la sangre, los riñones tienen que trabajar más para absorberlo y filtrarlo. Esto puede provocar un aumento de la micción.
  • Aumento de la sed. El aumento de la micción puede causar deshidratación. Una persona puede sentirse especialmente sedienta y necesita beber más de lo normal.
  • Fatiga. Cuando el cuerpo es menos capaz de utilizar el azúcar en la sangre adecuadamente, esto puede causar fatiga, al igual que muchos problemas que pueden ser comunes en personas con diabetes, como la deshidratación.
  • Visión borrosa. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden extraer líquido de las lentes de los ojos, lo que hace que sea más difícil concentrarse.
  • Piel oscurecida. La resistencia a la insulina puede causar que ciertas áreas de la piel se oscurezcan. El término médico para esto es acantosis nigricans, y a menudo afecta las axilas y la parte posterior del cuello.
  • Heridas sanando lentamente. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden llevar a tiempos de curación más largos para las llagas y las infecciones de la piel.

Estos son sólo algunos de los síntomas de la diabetes en niños más comunes. Puede hacerse más graves sin tratamiento o con alguna complicación.

Síntomas de la diabetes en niños y adultos

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Cualquiera puede desarrollar diabetes tipo 2, incluidos los niños. La condición es más probable que se desarrolle en adultos y niños con sobrepeso u obesidad.

La obesidad aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 al causar resistencia a la insulina. Esto ocurre cuando los órganos y tejidos no responden apropiadamente a la insulina y no absorben suficiente azúcar de la sangre.

La resistencia a la insulina produce niveles altos de azúcar en la sangre. Esto trae una menor tolerancia a la glucosa, más inflamación y una sobreproducción de glucosa en el hígado.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la obesidad afectó a 13,7 millones de niños y adolescentes de entre 2 y 19 años entre 2015 y 2016 en los EE. UU.

Los autores de un estudio de 2017 encontraron que los niños y adultos menores de 25 años que cayeron en los rangos del índice de masa corporal para la obesidad tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos en los rangos normales.

Todo esto deja entrever la necesidad de una dieta saludable, aún en persona no diabéticas.

Otros factores de riesgo para la diabetes tipo 2 en niños incluyen:

  • Tener un padre o hermano con la condición, porque tiene un componente genético
  • Ser descendiente de asiáticos, isleños del Pacífico, africanos, nativos americanos o latinos
  • Tener signos de resistencia a la insulina, como acantosis nigricans

Todos estos factores pueden potenciar los síntomas de la diabetes en niños.

Tratamiento de la diabetes en niños

El tratamiento para la diabetes tipo 2 generalmente es similar en niños y adultos. Es más sencillo sino existen otras complicaciones que acompañen la enfermedad.

Los tratamientos más importantes a menudo son cambios en el estilo de vida, que incluyen control de peso, cambios en la dieta y ejercicio.

Un médico también puede recetar e incluir insulina u otros medicamentos que ayuden al cuerpo a responder mejor a la insulina. El niño también puede necesitar controlar regularmente sus niveles de glucosa en sangre. Esto ayudará a atenuar los síntomas de la diabetes en niños.

El médico adaptará el plan de tratamiento según la edad, las necesidades y la gravedad de la afección.

Es importante que los padres y cuidadores comuniquen el plan de tratamiento a los cuidadores, maestros, entrenadores y cualquier otra persona que supervise al niño fuera de su hogar.

Lee también: Cirugía bariátrica y consecuencias para una persona diabética

Prevención de la diabetes tipo 2

La prevención de la diabetes tipo 2 implica principalmente el desarrollo de hábitos de vida saludables, como:

Mantener un peso saludable

Asegurarse de que el peso se mantenga en un nivel saludable puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Un médico o dietista puede aconsejar sobre los rangos de peso saludables para los niños y recomendar programas para perder peso, si es necesario.

Comer una dieta bien balanceada

La dieta de un niño debe contener cantidades limitadas de azúcares agregados y carbohidratos simples. Los panes y pasteles hechos con harina blanca pueden ser problemáticos.  La dieta debería incluir muchas frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros. Esto reducirá el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Puede interesarte esta lista de postres para diabéticos que hemos preparado.

Ejercitarse

El ejercicio es esencial para mantener un peso saludable y la salud en general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños de 5 a 17 años realicen al menos 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa todos los días. Anime a los niños a jugar al aire libre y participar en deportes, y limitar el tiempo que pasan frente a una pantalla. Esto puede significar reducir los videojuegos, la televisión y dispositivos similares.

Ya conoces los síntomas de la diabetes en niños y sus consecuencias. Ayuda a difundir este contenido, cada día más y más niños sufren de sobrepeso y esto puede derivar en diabetes.

Continue Reading

Sexo y diabetes: Lo que usted quería saber

El sexo puede verse afectado por los cambios en comportamiento y actitud experimentados por la persona con diabetes una vez se produce el diagnóstico. Sin embargo, el sexo puede ser uno de los temas menos abordados en las consultas médicas de las personas con diabetes.

Aunque las personas con diabetes aprenden a controlar su alimentación y saben los problemas que pueden afrontar con la evolución de su afección como daños en la visión, en los aparatos nervioso, renal y cardíaco, con muy poca frecuencia, conocen cómo la diabetes puede llegar a afectar su salud sexual. Sin embargo, resulta vital saber que la identificación de problemas vinculados a la sexualidad, pueden aportar indicacios de otros problemas de salud asociados a la diabetes tipo 1 y tipo 2.

Durante el sexo: algunas alarmas a atender.

La disfunción eréctil, por ejemplo, en determinadas condiciones puede ser una alarma útil para la detección precoz de la diabetes. Por otro lado, las personas que tienen diabetes, suelen experimentar problemas en nervios, arterias y hormonas que pueden incidir como detonantes de problemas sexuales. Por ello, una de las primeras tareas en personas con problemas sexuales, es la revisión de los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, su control.

Pareja discutiendo
Los problemas sexuales pueden incidir en otros ámbitos de la pareja.

La líbido baja, por ejemplo, es un problema bastante frecuente entre hombres y mujeres con un control no adecuado de diabetes. Por eso, si se encuentra en una situación similar, es importante acudir a los servicios médicos y buscar controlar los niveles de glucosa en la sangre, en primer lugar, y luego revisar si esto induce una mejora en su falta de apetito sexual.

En el caso de los hombres con diabetes tipo 2 y sobrepeso, tienen mucho riesgo de tener niveles bajos de testosterona. Esta hormona administra el deseo sexual. En pacientes varones con diabetes y bajo apetito sexual, la pérdida de peso y la aplicación de una terapia de tetosterona son parte del tratamiento. En el caso de las mujeres, el tratamiento no es igual de sencillo. En mujeres, la líbido baja no siempre es resultado directo de una afección diabética, y puede estar asociada también a problemas emocionales, condiciones psicosociales o de otra índole.

Las causas.

Aunque la excitación puede ser un problema tanto en hombres como en mujeres con diabetes, hasta ahora ha resultado más sencillo estudiarlo en hombres. Si no hay alguna condición psicológica o psicosocial conocida, en cualquier caso, las dificultades de excitación bien puede estarla induciendo algún medicamento. Tal es el caso de aquellos medicamentos utilizados para reducir la presión arterial.

Sin embargo, cuando la causa no son los medicamentos, entonces bien puede ser la diabetes, pues un control deficiente de ésta durante un tiempo largo puede afectar los vasos sanguíneos y los nervios, y redundar en problemas de excitación.

En los hombres, estas circunstancias redundarán en el desarrollo de la incapacidad para tener una erección por daños al sistema vascular. Pero también la función nerviosa tiene algo que ver en todo esto. Si no hay una adecuada comunicación entre el cerebro y los nervios de los órganos sexuales, es bastante probable que la sangre no pueda llegar a ellos y ésto afecte de modo directo a los hombres. Afortunadamente para todas estas circunstancias ya hay soluciones farmacológicas que, en consulta, su médico tratante puede ofrecerle.

pareja en una banca de un parque
Las causas de los problemas sexuales en las mujeres son más difíciles de detectar.

Las mujeres, también pueden afectarse la lubricación vaginal por problemas en circulación y sistema nervioso. De hecho, la resequedad vaginal, se presenta con dos veces más frecuencia en mujeres con diabetes que en mujeres que no la padecen. Aunque esta condición también está asociada a la edad, siempre es importante que el servicio médico ayude a descartar la presencia de diabetes. También hay soluciones farmacológicas, aunque en menor variedad, para estas afecciones.

El diagnóstico en el caso de las mujeres es algo más difícil de realizar pues los signos físicos de la excitación en su caso son menos evidentes que en los hombres. Por otro lado, estudios han revelado que las mujeres de mediana edad, con diabetes y que requieren aplicación de insulina, tienen un 80 por ciento más de probabilidades de sufrir problemas alcanzar un orgasmo durante sus relaciones sexuales que aquellas mujeres que no padecen diabetes.

En el sistema nervioso parece estar la clave.

Los estudios sobre la sexualidad, han revelado que el funcionamiento del sistema neurovascular es clave para explicar la excitación y el orgasmo. Entonces, los problemas de sensibilidad que conlleva una malfunción del sistema nervioso, afecten todo el complejo entramado de sensaciones necesarias para alcanzar el orgasmo. Todo ello, además, puede estar aderezado con un desequilibrio hormonal, lo cual parece apuntar a otras hormonas además de la tetosterona.

Una disfunción eréctil que puede ser atendida con varios tratamientos, aunque generalmente paliativos y no definitivos. Por esto, es importante permanecer atentos a cualquier problema en este sentido y señalarlo a su médico tratante pues buena parte de éstos pueden estar asociados a la evolución de la afección diabetica.

Una vez en consulta, con seguridad su médico aconsejará estar atentos a cualquier sensación de dolor, de forma previa o durante la erección en el caso de los hombres, o durante la penetración en el caso de las mujeres al realizarse sin lubricación adecuada. También es importante considerar que, especialmente mujeres pero no de forma exclusiva, tienen un riesgo mayor de contraer infecciones urinarias y que esto también puede afectar la lubricación vaginal.

Cómo superar estos problemas.

Ante la primera alarma, es importante informar al médico tratante. Puede ser su médico de control de diabetes, y luego un servicio médico especializado en medicina sexual, o un servicio de salud mental. El cuerpo es una entidad en búsqueda de alcanzar y sostener su propio equilibrio y, en ocasiones, un problema sexual puede ser apenas el reflejo de un descontrol mayor.

Un servicio especializado en salud sexual puede ayudar a sobrellevar cualquier circunstancia que haya sido generada por algún problema sexual. Atendiendo desde la tensión emocional, depresión u otro inconveniente que no necesariamente haya incidido de modo exclusivo en la relación sexual. En definitiva, es importante recordar que sobre todas las cosas, un buen control de la diabetes incide en un mantenimiento de la salud sexual. Comer de forma sana, mantener una actividad física sostenida y sobrellevar y reducir el estrés redundará en beneficios para todo el estilo de vida de la persona con diabetes.

Continue Reading

Gastroparesia y Diabetes Todo lo que Debes Saber

La gastroparesia es una complicación bastante común de la diabetes. En caso de que no lo supiera, agosto es oficialmente el mes de concientización sobre la gastroparesia.

Por esta razón es un buen momento para pensar en tener y mantener un intestino sano. Especialmente dado que esta condición es una complicación bastante común de la diabetes.

De hecho, esta condición afecta aproximadamente a uno de cada cinco personas con diabetes. En este sentido, la gastroparesia es una forma de neuropatía diabética.

Por lo general, pensamos que la neuropatía afecta solo las extremidades del cuerpo, como las manos y los pies. Pero la gastroparesia es un daño nervioso similar que tiene lugar en el estómago.

Gastroparesia y Diabetes

¿Que es la Gastroparesia?

La gastroparesia significa parálisis estomacal, y ocurre porque el estómago tiene dificultades para vaciarse durante la digestión.

Normalmente, la digestión es ayudada por el nervio vago, que bate la comida en trozos pequeños. Antes de que se mezcle con enzimas y ácido en el estómago para romper los alimentos.

Pero con la gastroparesia, el nervio vago está dañado. Por lo que la comida se agita demasiado y la digestión lleva mucho más tiempo del que debería.

Gastroparesia y Diabetes

Debido a que los alimentos se absorben más lenta e impredeciblemente, la dosificación de insulina se torna difícil.

Las personas con gastroparesia a menudo experimentan hipoglucemia justo después de una comida. Esto es porque la comida aún no ha llegado al sistema digestivo.

De igual forma, experimentan hiperglucemia más tarde. Debido a que la comida ha entrado en el torrente sanguíneo después de que la insulina ha terminado de funcionar.

Es posible que las personas con gastroparesia necesiten tomar su insulina después de comer en lugar de antes.

También es posible que deba administrarse insulina con más frecuencia o solo cuando el nivel de azúcar en la sangre comience a subir. Deberá consultar con su endocrinólogo y con un gastroenterólogo para averiguar cuales son los mejores momentos para tomar su insulina.

Sintomas de la Gastroparesia y Diabetes

Síntomas de la Gastroparesia

En este sentido, el alto nivel de azúcar en la sangre daña los nervios en el estómago que causa la gastroparesia. Luego, la gastroparesia hace que sea más difícil controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Por lo cual deberás estar atento a los síntomas para evitar el padecimiento de esta condición. Los síntomas de la gastroparesia son muy variados y bastante incómodos:

Hinchazón
Dolor abdominal
Náusea
Sensación de llenura (incluso después de solo unos pocos bocados de comida)
Pérdida de peso
Acidez

Diagnóstico de la Gastroparesia

Si está experimentando estos síntomas, entonces probablemente quiera hacerse examinar adecuadamente por un gastroenterólogo. Los gastroenterólogos son médicos especializados en trastornos digestivos.

En realidad, hay muchas maneras de diagnosticar la gastroparesia, desde beber o comer bario, que permite que su estómago sea sometido a una radiografía, hasta usar diferentes tipos de escaneos para medir la actividad muscular de su estómago.

Siempre es recomendable realizar estos procedimientos bajo la supervisión de un especialista y por orden estricta de un médico.

Tratamiento para la Gastroparesia y Diabetes

Tratamiento de la Gastroparesia

Algo importante que debe saber es que, si la comida permanece demasiado tiempo en su estómago, se formará una bola llamada bezoar. Y de esta forma la comida puede comenzar a acumularse en su estómago.

Esto puede empeorar las náuseas y los vómitos y algunas veces puede convertirse en una obstrucción completa entre el estómago y el intestino delgado, que requiere hospitalización.

Existen tratamientos para los bezoares que pueden romper la masa, pero las personas que son tratadas a menudo tienen que sufrir meses de dieta líquida.

Así que si presentas algunos de los síntomas antes mencionados acude lo más rápido que puedas a tu médico.

Al igual que muchas otras complicaciones de la diabetes, para la gastroparesia no existe una cura, pero hay formas de tratarla. Los casos menores pueden tratarse solo con cambios en la dieta.

En este sentido, deberás centrarte en comer alimentos bajos en grasa y comidas más pequeñas que le darán menos trabajo al estómago y facilitaran el proceso de digestión.

Comidas que Deberás Evitar

También es importante tener en cuenta que algunos nutrientes saludables pueden causar problemas a las personas con gastroparesia, como la fibra.

La fibra ayuda a que los alimentos se muevan en los intestinos, pero tiene el efecto opuesto en el estómago. A los pacientes a menudo se les recomienda consumir alimentos bajos en fibra, como frutas y vegetales cocidos, pescado, pollo, yogurt, panes refinados y granos.

Las comidas líquidas también se recomiendan para las personas con gastroparesia, ya que proporciona los nutrientes necesarios y el estómago no tiene que trabajar tan duro en la digestión.

Medicamentos Recomendados

Los casos más graves de gastroparesia pueden requerir medicación. Dos medicamentos comunes que ayudan con la digestión son los antibióticos y los que ayudan a estimular la contracción muscular en el abdomen.

También se recomiendan los medicamentos que ayudan con los vómitos y náuseas relacionados a la condición, pero estos pueden causar diarrea.

Tenga en cuenta que los pacientes pueden desarrollar una bacteria resistente a un antibiótico si lo ingieren durante demasiado tiempo.

 

Comer con diabetes es ciertamente un desafío, y agregar gastroparesia a la mezcla solo hace las cosas más difíciles. Es difícil pensar en algo peor que tener un trozo de comida no digerida alojada en el estómagos, así que por favor consulte a un médico si cree que podría estar sufriendo de esta condición.

Ahora ya conoces datos importantes acerca de la gastroparecia y la diabetes. Te invitamos a seguir leyendo nuestros artículos acerca de la diabetes y a compartir este contenido si te ha parecido interesante.

Continue Reading

Lactancia materna y diabetes mellitus

La lactancia materna tiene beneficios a largo plazo, incluyendo, un efecto protector contra la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles, entre ellas, la diabetes mellitus1.

La llegada de un bebe

Además de alegría, significa un reto. Lograr que este nuevo ser crezca y se desarrolle con salud y calidad de vida es fundamental. Entre los elementos fundamentales para lograr una buena salud, se encuentran la alimentación y una nutrición adecuada2.

Generalidades de la alimentación en el bebe

La leche materna, es el mejor alimento para el lactante. Solo en casos excepcionales, la leche de una madre puede considerarse inadecuada para él.

Entonces, en esas escasas situaciones, la alimentación se debe realizar por medio de fórmulas lácteas, permitiéndole de este modo, satisfacer las necesidades nutricionales del bebe3.

Casos que ameritan alimentación con fórmulas lácteas

  • Ausencia de la madre o negativa en amamantar a su hijo
  • Evidencia de una detección del crecimiento del bebe, habiendo determinado que la técnica de amamantamiento aplicada es correcta. Sin embargo, es importante descartar primero alguna otra enfermedad en el niño
  • Casos de tuberculosis activa no tratada en la madre
  • Lesiones de herpes simple en los senos de la madre
  • Uso de drogas de ilícitas o sustancias psicoactivas por la madre
  • En caso de Galactosemia en el bebe
  • Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en la madre3.

Duración de la lactancia materna

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, que se debe dar lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida, y luego, junto con otros alimentos, hasta los 2 años.

No obstante, la realidad es muy diferente y a escala mundial, tanto en los países en vías de desarrollo como en los desarrollados, se incrementa el abandono de la lactancia materna exclusiva, que es sustituida por las fórmulas lácteas2.

Beneficios de la lactancia materna

Están plenamente demostrados los beneficios nutricionales, inmunológicos, psicológicos y socio-económicos que aporta la lactancia materna en los dos primeros años de la vida3.

Además, el consumo medio de provee de suficiente energía y energía y proteínas para cubrir el promedio de los requerimientos durante los primeros seis meses de vida, dado que el potencial de crecimiento del lactante refleja la producción de leche materna3.

Relación entre la lactancia materna y diabetes mellitus

La lactancia materna parece estar asociada con una disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta, y con menor grado de resistencia a la insulina en la infancia y la vida adulta.

De hecho,  estudios realizados en niños demuestran que la lactancia materna, también se asocia con menores concentraciones de glucosa plasmática y niveles de insulina1.

Evidencia científica en este tema

  • En primer lugar, un estudio realizado por Owen y colaboradores, encontró que las personas que fueron alimentadas con leche materna, mostraron un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, comparados con los que fueron alimentados con fórmula láctea1.
  • Así mismo, un estudio realizado por Ikeda y colaboradores, encontró que la sensibilidad a la insulina fue mayor en los bebes alimentados con leche materna exclusiva, en comparación con quienes fueron alimentados con lactancia materna mixta1.
  • De modo similar, Martin y colaboradores, estudiaron un grupo de personas que participaron en una encuesta para conocer aspectos de la dieta y su salud cuando eran menores de 20 años. Finalmente, se indico que a la edad media de 71 años, la lactancia materna no se asoció con el desarrollo de diabetes tipo 21.
  • Finalmente, un estudio comparó lactantes amamantados y no amamantados al alta hospitalaria. Como resultado, aquellos bebes no amamantados, al alta tuvieron un 33% más de riesgo de presentar diabetes, dentro de los primeros 20 años de vida1.

Nuestra recomendación

Hoy en día, se suele asociar a las fórmulas lácteas con una mejor calidad de vida, sin embargo, solo el cuerpo de una madre sabe lo que su bebe necesita, y esto no lo pueden sustituir las industria de alimentos.

En consecuencia, la leche materna es tan completa y vital que además de brindar el sustento necesario para el bebé, le brinda una fuente inagotable de amor y protección.

Referencias consultadas

  1. Mazariegos, M., y Ramírez, M. Lactancia materna y enfermedades crónicas no transmisibles en la vida adulta. ALAN, 2015. 65 (3). Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06222015000300002
  2. Basain, J., Pacheco, L.,  Díaz, Valdés, M., Miyar, E.,  y Maturell, A.  Duración de lactancia materna exclusiva, estado nutricional y dislipidemia en pacientes pediátricos. Rev Cubana Pediatr  87(2): 156-166. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312015000200003
  3. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.
Continue Reading

Cirugía Bariátrica y Consecuencias Para Una Persona Diabética Tipo 2

El avance de la tecnología a nivel mundial ha dejado un balance favorable. Sin embargo, aún hay un par de dudas referente al tratamiento de la diabetes y la disminución de sus síntomas. El día de hoy hablaremos de la cirugía bariátrica, un procedimiento quirúrgico que podría ayudar a los diabéticos.

Recuerda, un procedimiento quirúrgico es algo que siempre conlleva riesgos. Asegúrate de consultar con el doctor antes de someterte a una cirugía bariátrica.

¿Que es una cirugía bariátrica?

Una cirugía bariátrica es una cirugía en el estómago y / o los intestinos.

También busca ayudar a una persona con obesidad extrema a perder peso. La cirugía bariátrica es una opción para las personas que tienen un índice de masa corporal de 40 o más.

Tipos de cirugía bariátrica

Hay dos tipos básicos de cirugía bariátrica:

  • cirugías restrictivas: 

Las cirugías restrictivas funcionan restringiendo físicamente el tamaño del estómago y ralentizando la digestión.

  • cirugías malabsortivas / restrictivas

Las cirugías malabsortivas / restrictivas son cirugías más invasivas. Además de restringir el tamaño del estómago, eliminan partes del tracto digestivo

También ayudan a interferir con la absorción de calorías. Sin embargo, es una opción mucho más delicada para pacientes con diabetes tipo 2.

Ambos tipos de cirugía ayudan a bajar de peso, y en ambos casos pueden ayudar a un paciente con diabetes tipo dos.

¿Como ayuda la cirugía bariátrica a personas con diabetes?

Cirugía Bariátrica Diabetes

En este punto toca conocer los beneficios que puede traer una cirugía bariátrica a personas con diabetes.

En primer lugar, los adultos con diabetes tipo 2 que se someten a cirugía bariátrica  reducen el riesgo de complicaciones microvasculares. Esto según un estudio de EE. UU.

Los hallazgos, publicados en Annals of Internal Medicin. Mostraron que los participantes eran menos propensos a desarrollar complicaciones microvasculares.

Esto incluyendo también la neuropatía diabética. De igual forma, la nefropatía (daño renal) y la retinopatía (daño a los ojos).

También debe tomarse en cuenta que hay una dieta a seguir despues de la cirugía. Lo que facilita la disminución del peso y de mayores complicaciones.

El Washington Health Research Institute basó sus resultados cinco años después de que 4.024 personas participantes se sometieron a cirugía.

Sus resultados se compararon con más de 11,000 participantes de control. Los cuales recibieron atención de rutina en lugar de la operación.

Los resultados mostraron que la cirugía bariátrica se relacionó con una disminución de dos tercios en la neuropatía, la mitad de disminución en la nefropatía. Así como una reducción de un tercio en el riesgo de retinopatía.

¿Que pasa después de una cirugía bariátrica con la diabetes?

Estudios previos también han destacado:

  • La mejora de los niveles de glucosa en sangre
  • La mejora de la presión arterial
  • El control de los lípidos después de la cirugía de pérdida de peso.

Sin embargo, aunque la cirugía ha establecido beneficios, existen riesgos que deben considerarse, que incluyen posibles riesgos de hemorragia e infección.

El principal procedimiento utilizado en el estudio fue el bypass gástrico que afecta permanentemente la forma en que necesita comer de por vida.

Consideraciones a tener antes de una cirugía bariátrica

Es importante que las personas con diabetes tipo 2 sean conscientes de:

  • La cirugía no es la única opción para controlar la afección.
  • Se debe mantener una dieta saludable y un estilo de vida activo.
  • Los niveles de glucosa puede aumentar en sangre sino hay un cuidado adecuado.

Otras cosas que se deben saber de la cirugía bariátrica

Cirugía Bariátrica Diabetes Tipo 2

Para ser considerado para la cirugía, su médico debe recomendarlo. Luego, debe proporcionar al menos seis meses de registros que muestren su peso y sus intentos de perder peso.

Una vez que tenga a los médicos convencido, su proveedor de seguro médico debe autorizar el pago.

Recuperación física

Su médico le aconsejará sobre los desafíos que pueden presentarse después de la cirugía bariátrica:

  • Estreñimiento,
  • Sindrome de dumping 
  • Náuseas
  • Vómitos 
  • Debilidad causados ​​por comer comidas con alto contenido de azúcar, refrescos y jugos de frutas
  • Posible infección de la herida 

Medicamentos

Controlar su analgésico es otro desafío. La primera etapa de recuperación puede durar de una a seis semanas.

Tendrás que disminuir los medicamentos recetados para el dolor. No te vuelvas loco!

Siga los consejos de su médico sobre medicamentos. Parar sin aprobación médica puede causar complicaciones graves, incluso la hospitalización.

Efectos Emocionales

Los médicos pueden no brindarte la información que necesitas sobre los efectos secundarios emocionales de su cirugía. Puede perder el apetito o puede sentir hambre.

Al principio, tendrá una dieta líquida y eso puede ser estresante. Puede experimentar “dolor al comer”.

La comida tiene un significado especial para las personas que sufren de obesidad . “El luto por la pérdida de alimentos” es un paso natural en el proceso. 

Otros riesgos

Consumo de alcohol

Algunos pacientes que se han sometido a una cirugía para adelgazar luchan contra el abuso de alcohol y sustancias.

Una explicación es el “intercambio de adicciones”. Ya no puede usar los alimentos como una adicción, el paciente puede sentirse atraído por el alcohol u otras sustancias como sustitutos.

Trastornos de la alimentación

Irónicamente, el paciente puede estar en riesgo de desarrollar un trastorno alimentario. 

Tener problemas para comer porque no tienes apetito puede llevar a “un tipo de alimentación desordenada que puede convertirse en bulimia o anorexia”.

Comparte esta infografía en tus redes y ayuda a difundir la información
Continue Reading

Diabetes mellitus híbrida, doble o 1.5

La diabetes mellitus híbrida, sugiere que elementos de la diabetes mellitus tipo 1 y 2 coexisten en la misma persona. Entonces, pueden haber niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1, que tienen resistencia a la insulina y  obesidad; o adultos con diabetes mellitus tipo 2 con anticuerpos que atacan las células beta pancreáticas1.

Así mismo, hay casos de personas con diabetes mellitus tipo 1  con antecedentes  familiares de diabetes mellitus tipo 2 o viceversa. En consecuencia, corren el riesgo genético de desarrollar ambos tipos de diabetes1.

Clásica clasificación de la diabetes mellitus

Tradicionalmente, la diabetes mellitus en la infancia y juventud es sinónimo de diabetes  tipo 1, caracterizada por pacientes habitualmente delgados con pérdida de peso significativa, asociadas a hiperglucemia, que requieren tratamiento con insulina2.

Por su parte, la diabetes mellitus tipo 2, caracterizada por resistencia a la insulina y asociada a obesidad, era considerada hasta hace poco tiempo una enfermedad de la edad adulta. Tal vez, continúe siendo más prevalente en este grupo etario, sin embargo, existe evidencia de su aparición con mayor frecuencia en la adolescencia y juventud2.

Diagnóstico diferencial entre diabetes mellitus tipo 1 y 2

Un estudio realizado en población pediátrica en Chicago, comprobó que hasta el 25 % de los casos inicialmente diagnosticados como diabetes mellitus tipo 1 eran diabetes mellitus tipo 21.

Aún así, la información disponible sobre la epidemiología de la diabetes tipo 2 en la infancia y adolescencia es escasa debido a su relativa baja frecuencia y al reducido número de estudios poblacionales realizados2.

Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus en niños y adolescentes

La base del tratamiento en la diabetes mellitus tipo 1 es la administración exógena de insulina, unido a un plan de alimentación ajustado a los requerimientos nutricionales y actividad física3.

Al respecto, el objetivo es de dicho tratamiento es:

  • Conseguir un control metabólico óptimo
  • Garantizar el crecimiento y desarrollo del niño o adolescente
  • Disminuir las complicaciones agudas de la diabetes
  • Prevenir o retrasar las complicaciones crónicas
  • Conseguir una buena calidad de vida3.

Mientras que, el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 en niños y adolescentes, implica desafíos propios. Pues esta enfermedad, resulta de la combinación de un aumento de la resistencia a la insulina y una disfunción progresiva de las células beta del páncreas. Como resultado, cambios en el plan alimentario y la actividad física son obligatorios3.

Así mismo, aunque la mayor parte de los pacientes jóvenes presentan características de diabetes mellitus tipo 1 y un número menor las de la diabetes mellitus tipo 2. Es probable que una proporción creciente tenga características de ambas. Por lo tanto, cuanto más sepamos del espectro de la diabetes mellitus híbrida, seremos más capaces de enfrentar el desafío que plantea2.

La obesidad haciendo de las suyas

Es preciso diferenciar los tipos de diabetes mellitus, por las implicaciones terapéuticas de cada una4.  Debido a esto, es importante que en el momento del diagnóstico de diabetes en niños y adolescentes, el personal médico determine qué tipo de diabetes está presente5.

Probablemente, en niños y jóvenes no obesos, es correcto asumir que el paciente tiene diabetes tipo 1. Sin embargo, en adolescentes con sobrepeso u obesidad, podría ser difícil determinar el tipo de diabetes. Además, la presencia de anticuerpos anti células beta del páncreas tiene una importante implicación terapéutica, de modo que, estos pacientes podrían necesitar insulina5.

Por su parte, la metformina, única medicación oral aprobada para adolescentes con diabetes mellitus tipo 2, no parece ser de utilidad en mejorar el control glucémico en pacientes con sobrepeso y diabetes mellitus tipo 1, como se demostró recientemente en el estudio realizado en 26 centros de endocrinología pediátrica de Estados Unidos5.

Así mismo, la presencia de anticuerpos es también una indicación para investigar la existencia de otras patologías autoinmunes asociadas, tales como hipotiroidismo por tiroiditis de Hashimoto y enfermedad celiaca, cuya presencia puede pasar inadvertida5.

Nuestra recomendación

Sin duda, estudios demuestran que la calidad de vida de los niños y adolescentes con diabetes mellitus, generalmente no difiere de la de niños y adolescentes sanos; eso sí, los diabéticos pueden presentar problemas en la vida cotidiana, relacionadas con su enfermedad4.

Por lo tanto, es importante que en el manejo de la diabetes mellitus tipo 1, 2 o híbrida, participe un equipo multidisciplinario que incluya al médico, psicólogo, nutricionista, entre otros, trabajando en colaboración con el paciente y fundamentalmente su familia3.

Finalmente, no dejes de consultar nuestro artículo de Alimentación en la diabetes mellitus

Referencias consultadas

  1. Domínguez, Y. Incidencia de la diabetes mellitus en Cuba, según tipo, en menores de 18 años de edad. Rev Cubana Endocrinol. 2017; 28 (3). Disponible en: http://www.revendocrinologia.sld.cu/index.php/endocrinologia/article/view/91/79
  2. Libman, I. Epidemiología de la diabetes mellitus en la infancia y adolescencia: tipo 1, tipo 2 y ¿diabetes “doble”?. Rev. argent. endocrinol. metab. 2009; 46 (3). Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1851-30342009000300003&script=sci_arttext&tlng=pt
  3. Libman, I. Tratamiento de la diabetes tipo 1 y 2 en niños y adolescentes. Revista Colombiana de Endocrinología Diabetes & Metabolismo, 3 (2). Disponible en: https://scholar.google.com/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=VI+Curso+Internacional+de+Endocrinolog%C3%ADa%2C+Diabetes+y+Metabolismo&btnG=
  4. Hayes, J. Diabetes mellitus en pediatría. Rev Soc Bol Ped 2014; 53 (1): 54 – 59. Disponible en: http://www.boliviarevista.com/index.php/pediatria/article/viewFile/2957/2955
  5. Libman, I. Diabetes en niños y adolescentes no es solo diabetes tipo 1 o tipo 2. Revista Colombiana de Endocrinología Diabetes & Metabolismo, 3 (2). Disponible en: https://scholar.google.com/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=VI+Curso+Internacional+de+Endocrinolog%C3%ADa%2C+Diabetes+y+Metabolismo&btnG=
Continue Reading

Sueño y Diabetes. Algunos factores que debes tener en cuenta.

El sueño es uno de los factores clave en la salud de las personas. Conocer cualquier alteración del sueño que pueda ocurrir en personas con diábetes puede ser la clave para mejorar considerablemente su bienestar.

En los procesos de diabetes, la relación entre la insulina y la glucosa se ve afectada. La inadecuada producción de insulina en el cuerpo eleva de modo excesivo los niveles de glucosa en la sangre. Los más conocidos son la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Con la diabetes tipo 1 el cuerpo no produce insulina, con la diabetes tipo 2 el cuerpo la produce de modo insuficiente. En cualquiera de los dos casos, no resulta adecuado el nivel de insulina producida.

Los niveles de azúcar en sangre son responsables de otros efectos como micción, sed y hambre frecuentes. Dependiendo de qué tan bien controle su nivel de azúcar en la sangre, usted puede o no experimentar síntomas. Los síntomas a corto plazo de la hiperglucemia pueden incluir sed o hambre frecuentes, y es probable por tanto que también se llegue afectar el sueño.

¿Tener diábetes puede cambiar mi sueño?

Los llamados trastornos del sueño, incluyen dificultades para conciliar el sueño, para dormir o, incluso, sufrir de sueño constante. Sin embargo, en el año 2012 en un estudio que buscó establecer relaciones entre los cambios en el sueño y la diábetes, se estableció que resultaba de alto riesgo en personas con diabetes, el reducir las horas de sueño.

Chico durmiendo
Una habitación oscura puede ayudar a conciliar el sueño

El hecho es que directamente la diabetes no afecta al sueño. Sin embargo, la mayor incomodidad ocasionada por la diabetes es la de no poder conciliarlo y quizás las frecuentes interrupciones para tomar agua o para ir al baño definitivamente afectan el modo en que se duerme, cuando a la persona le cuesta conciliar el sueño, es bastante probable que sea otra la causa y no la diabetes de modo directo.

Lo que si ocurre es que, a causa de esta afección, y siempre que los niveles de azucar estén elevados en la sangre, la persona puede requerir ir al baño con frecuencia, aún durante la noche, interrumpiendo el sueño. Igual ocurre con el agua que se encuentra en nuestros tejidos. Con altos niveles de azúcar, una persona con diabetes puede sentir mucha sed producto de la absorción de agua que produce el azúcar. Durante la noche, la persona puede requerir acudir varias veces a consumir agua. Finalmente, es importante considerar que también los niveles bajos de azúcar, que ocasionan síntomas como mareos, temblores y sudor frío, pueden afectar e interrumpir el sueño, o también prolongarlo de modo excesivo.

Otros trastornos del sueño

La apnea del sueño es muy común en personas con diabetes. Esta afección tiene que ver con la interrupción de la respiración por fracciones de segundo durante el sueño. Un estudio realizado en 2009, mostró que un porcentaje elevado de 86 por cierto de personas con apnea del sueño tenían, además, diabetes en un nivel de avance imporante como para ameritar tratamiento.

Con mucha frecuencia, las personas que padecen diabetes tipo 2 y, además, tienen sobrepeso, presentan apnea del sueño. Estas personas tienen a menudo otros síntomas como cansancio durante el día ronquidos al dormir. En estos casos, perder peso puede ayudar a reducir la apnea, así como el uso de implementos específicos diseñados para facilitar la respiración.

El síndrome de las piernas inquietas (SPI) se refiere al impulso involuntario de mover las piernas. Se presenta aún cuando la persona se encuentre en vigilia, pero durante la noche puede complicar la conciliación del sueño o, incluso, interrumpirlo. Factores como fumar, una deficiencia de hierro, problemas renales o alguna afección de la tiroides pueden estar en la raíz de sus causas, además de un elevado nivel de glucosa en sangre.

Al igual que los mencionados anteriormente, el insomnio suele afectar a personas con diabetes en especial cuando los problemas de diabetes se juntan con niveles elevados de azúcar en sangre. En estos casos, la ansiedad pudiera alivarse una vez que se establezca con claridad qué la está causando o con la ayuda de un profesional médico.

Junto a estas afecciones, la falta de sueño también puede incidir negativamente en los pacientes con diabetes. En estos casos, una alimentación balanceada que no incluya excesivas cantidades de carbohidratos y otras fuentes de calorías para compensar la falta de sueño, puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre y, con el tiempo, ayudar a controlar las interrupciones del sueño y el sobrepeso que puede agudizarlas.

¿Qué puede ayudarme a tener mejor sueño?

El momento de conciliar el sueño es mucho más importante que lo que solemos pensar. Generalmente nos retiramos a dormir cuando sentimos sueño, pero no siempre estamos atentos a nuestras actividades previas y a las condiciones en las que solemos dormir.

Cama y libro
Una lectura ligera ayuda a relajarse antes de dormir

Si padecemos diabetes, es importante poner especial cuidado a las condiciones tanto previas como del espacio donde dormiremos, a fin de reducir los riesgos de padecer insomnio. Por ejemplo, es importante evitar el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos encendidos en la habitación donde se duerma,pues el brillo de las pantallas puede interrumpir el sueño.

 

Una cena balanceada y, en general, una alimentación equilibrada puede ayudar a reducir los niveles de azucar en sangre y, por tanto, reducir la tendencia a levantarse para ir al baño o para beber agua durante la noche. Sin embargo, es importante recordar que también unos niveles muy bajos de azúcar en sangre durante la noche pueden ocasionar temblores y sudoración, lo cual impactará en el sueño.

En cualquier caso, si no logra reducir los síntomas de afecciones del sueño, es importante acudir a una consulta médica a la brevedad.

 

Continue Reading

Sueño y Diabetes: Riesgos De No Dormir Para Una Persona Con Diabetes

Dormir es una de las actividades necesarias para el ser humano. Sobretodo a la hora de tratar ciertas enfermedades. Por ello, al hablar del sueño y diabetes, debemos tener muy en cuenta algunos detalles. ¿Cuantas horas de sueño son aconsejables para una persona con diabetes? ¿Cuales son los riesgos de no dormir?

Acompáñanos a conocer más sobre el sueño y diabetes en este artículo que hemos preparado. Asimismo, recuerda que todo esto debe ir acompañado de una dieta para la diabetes. Esto ayudará a reducir los síntomas y el avance de la enfermedad.

Sueño y Diabetes: Riesgos De No Dormir Para Una Persona Con Diabetes

Algunas veces se crean mitos de lo que puede ser una correcta dieta o del tratamiento de una persona con diabetes. Sin embargo, en cuanto al sueño, es fácil encontrar opiniones similares.

Asimismo, los riesgos de no dormir son muy altos. Esto si se habla de una persona que duerma poco o mucho de forma muy seguida.

Consecuencias De No Dormir Para Una Persona Con Diabetes

 Sueño y Diabetes consecuencias 

Según un estudio del instituto del sueño (IIS). La probabilidad de padecer algún tipo de diabetes o diabetes mellitus es mayor en personas que duermen menos de 6 horas. Esto se debe a que el cuerpo tiene menos tiempo para descansar y reponerse.

Las personas con diabetes requieren mantener sus niveles de glucosa bajos. En este sentido, es durante el sueño que el cuerpo equilibra su sistema y se mantiene saludable.

Por otro lado, más del 40% de los pacientes con diabetes sufren de algún trastorno del sueño. Así entonces, dormir poco aumenta el riesgo de sufrir la enfermedad, pero padecer diabetes crea una predisposición a algún trastorno del sueño.

El sueño y la diabetes son elementos muy relacionados entre sí. Un empeoramiento de la enfermedad puede deberse a falta de sueño. Asimismo, una vez que se sufre algún trastorno del sueño, los cuidados deben ser mucho mayores.

¿Hay Riesgo De Sufrir Hiperglucemia Por Falta De Sueño?

Sí, algunos científicos advierten que esta puede ser una relación muy peligrosa. En este sentido, si las horas de sueño se reducen a 4 horas durante una semana, el cuerpo se vuelve menos tolerable a la glucosa.

Esto quiere decir que los niveles de glucosa se incrementan y la persona produce menos insulina. Por lo general, la hiperglucemia viene acompañada por sed, piel seca y debilidad. Síntomas que perjudican la salud del paciente.

Apnea Del Sueño En Personas Con Diabetes

Así como existe el riesgo de sufrir hiperglucemia por falta de sueño. También se puede sufrir apnea del sueño, trastorno que se acentúa más en personas diabéticas.

La apnea del sueño se presenta de forma frecuente en pacientes diabeticos. Su principal sintoma es el cese de la respiración, y puede durar desde segundos a más.

Al no tener oxigeno suficiente, la persona se despierta exaltada. Esto se puede repetir varias veces durante la noche, perjudicando así el descanso de la persona.

Sueño Irregular en Pacientes

Diabetes y Sueño

Una de las alteraciones más comunes del sueño es ocasionada por la neuropatía. La Neuropatía es produce dolor en las articulaciones y extremidades. Alterando así la calidad del sueño.

No es muy común la neuropatía en pacientes diabéticos, pero de llegarse a sufrir, las consecuencias pueden ser graves. Siempre ante estos casos se recomienda ir al médico y recibir indicaciones para un tratamiento.

Aumento de Peso Corporal

Otra de las consecuencias de no dormir correctamente para un paciente diabético es el aumento de peso. El no dormir correctamente afecta el metabolismo del cuerpo y con ello su peso.

El aumento de peso para personas diabéticas puede ser perjudicial y trae cambios en el tratamiento. En este punto, no sólo debe reestructurarse la dieta sino que se debe asegurar el reposo del paciente.

El sueño y la diabetes deben mantenerse con mucho cuidado para no alterar las funciones del organismo. Es importante dormir al menos 6  o un poco más.

De igual forma, es importante medir el nivel de glucosa antes de dormir. Así se puede decidir si es conveniente ingerir algún refrigerio. Todo esto para mantener los niveles de glucosa bajos, o a un nivel que se considere conveniente.

Sueño y Diabetes: Tips Para Dormir Para Pacientes Diabéticos

Crea un buen sitio para dormir

Asegúrate de tener una especie de “santuario” para dormir. Esto quiere decir un sitio lo suficientemente oscuro y agradable. Asimismo, escoge una temperatura que prefieras y que te ayude a conciliar el sueño.

Algunos expertos consideran que se deben remover todas señales electromagnéticas. Esto ayuda a incrementar los niveles de melatonina y serotonina, hormonas que facilitan el sueño.

Toma una ducha antes de dormir

Esto puede ayudar a relajar el cuerpo. Asimismo, trata de no tomar algún liquido antes de dormir. Esto ayuda que no te levantes en la madrugada.

Puedes utilizar un antifaz a la hora de dormir para bloquear cualquier fuente de luz. Por otro lado, si trabajas hasta tarde, trata de ir dormir una hora después de trabajar. Esto ayuda a no tener la mente los problemas y el ajetreo del trabajo.

Evita los malos hábitos

Algunas veces la falta de sueño puede ser producida por malos hábitos. No hacer ejercicio o un estilo de vida sedentaria pueden ser la causa del mal sueño.

Asimismo, evita las bebidas alcohólicas o el café si este no es para diabéticos. Por otro lado, si todos estos tips han fallado. Puedes utilizar algún suplemento de melatonina con la recomendación de un doctor. Recuerda que en pacientes diabéticos bajo tratamiento con insulina, algunas precauciones deben ser tomadas.

Sueño y Diabetes

El sueño y diabetes están ligados entre sí. Un correcto equilibrio en la rutina para dormir puede ser beneficioso para una persona con diabetes. Por otro lado, un desequilibrio en el sueño como el estrés, puede ser perjudicial.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Espero que esta información acerca del sueño  y diabetes te sea útil. Asimismo, puedes compartirla o dejar tus sugerencias en la caja de comentarios. Hasta pronto!

Consecuencias de no dormir para un diabético

 

 

 

 

Continue Reading

Dientes: ¿Cómo debe cuidarlos una persona con diabetes?

Los dientes son parte fundamental de la salud, como parte del aparato digestivo. Es por ello que la salud e higiene bucal son aspectos de consideración para cualquier persona y aún más para personas con diabetes tipo 2.

Estudios recientes demuestran que una adecuada salud bucal asegura un control más efectivo en los niveles de azúcar en sangre. Esto supone que la relación entre diabetes y dientes es bidireccional, pues también la diabetes aumenta el riesgo de sufrir afecciones en las encías conocidas como periodontitis. En uno de los estudios mencionado, realizado por investigadores de la Universidad de Barcelona, se demostró que luego de 3 meses de controles profundos de sarro y placa en dientes y raíz de pacientes con diábetes, se experimentaron reducciones importantes en los niveles de glucosa en sangre en ayunas, todo ello favorecido por la reducción de las bacterias orales.

Afecciones en dientes más frecuentes en personas con diabetes

Tener diabetes y no realizar una adecuada higiene bucal puede favorecer la aparición de problemas dentales. Una de las principales consecuencias es afecciones en las encías como la periodontitis y la gingivitis, favorecidas por problemas de circulación y resequedad bucal derivados de la diabetes.

La caries es también frecuente en personas con diabetes producto de la interacción de almidones y azúcares con las bacterias de la boca y la formación de placa. Si los niveles de azúcar y almidón en sangre son elevados, mayor será la presencia de almidones y azúcares en la saliva y, por tanto mayor también el riesgo de desarrollar placa pues la diabetes afecta también la capacidad del organismo de combatir las bacterias.

Cepillo y crema dental
Un cepillo suave y una crrema dental con flúor pueden ayudar a mejorar el ciudado dental.

Una simple gingivitis mal tratada puede derivar en una periodontitis. Esta enfermedad es muy grave en especial porque puede afectar no sólo el tejido blando de la encía sino también el hueso que sujeta a los dientes conduciendo a su caída. Entre quienes padecen diabetes, la periodontitis resulta más severa porque la diabetes afecta la resistencia del cuerpo a infeciones y retrasa su proceso de cura.

Es por ello que la persona con diabetes debe incrementar la atención a su higiene bucal y, sobre todo estar atenta a síntomas como dolor o sangrado de encías así como mal aliento, pues estos síntomas pueden ser advertencias de algún problema de mayor gravedad. En personas con diábetes, la higiene bucal no puede ser menos exhaustiva que el cuidado de la piel.

Diabetes y cuidado dental: Guía para una boca sana

Para prevenir cualquier problema, es imprescindible cepillarse con esmero los dientes y usar hilo dental por lo menos dos veces al día, asi se reducirá la presencia de bacterias en las encías. También es muy útil utlizar enjuague bucal evitando aquellos que contengan alcohol. También es necesario el chequeo odontológico cada 6 meses, indicándole al dentista que se padece diábetes.

Al cepillarse es necesario utilizar un cepillo dental de cerdas suaves junto con una crema dental que contenga fluoruro. Es necesario evitar frotar con fuerza o de modo que pueda irritar las encías. Es bastante probable que un cepillo eléctrico pueda ayudar, así como cambiarlo cada tres meses y permanecer atentos a cualquier problema o irritación que se observe en las encías, dolor o dientes algo flojos.

Finalmente, recuerde que fumar aumenta el riesgo de problemas en los dientes. Si fuma y acaban de diagnosticarle diabetes, es hora de dejar de fumar.

 

 

 

 

Continue Reading
Diabetes tipo 2: ¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético?
Diabetes

Diabetes tipo 2: ¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético?

La diabetes mellitus es un conjunto de enfermedades caracterizadas por niveles elevados de glucosa en sangre, secundarios a alteraciones en la secreción de insulina, en su acción, o ambas1.

La insulina es una hormona producida por las células betas del páncreas, que se encarga de regular la cantidad de glucosa en sangre1.

Existen varios tipos de diabetes mellitus, sin embargo, la más común es la tipo 2, que puede explicar entre el 90 al 95 % de los casos diagnosticados1.

Síntomas de la diabetes mellitus tipo 2

El desarrollo de esta enfermedad es gradual, y muchas veces la persona no presenta síntomas en los primeros estadios; de allí, que este presente bastante tiempo antes de ser diagnosticada1.

Es importante conocer los síntomas clásicos de la diabetes, saber identificarlos y consultar con un medico en caso de sospecha.

En este sentido, se tiene:

  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Perdida de peso inexplicable
  • Fatiga e irritabilidad extremas
  • Infecciones frecuentes
  • Visión borrosa
  • Heridas que tardan en sanar
  • Hormigueo en las manos o los pies2.

Factores de riesgo para la diabetes mellitus tipo 2

La probabilidad de desarrollar esta enfermedad, depende de una combinación de factores medioambientales y genéticos, entre ellos:

  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Edad avanzada
  • Obesidad, en particular obesidad intraabdominal
  • Hipertensión arterial
  • Dieta occidental
  • Inactividad fisica
  • Antecedentes de diabetes gestacional
  • Diagnostico de prediabetes
  • Raza o etnia1.

¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético tipo 2?

La diabetes mellitus tipo 2, se caracteriza por la combinación de insuficiencia en la producción de insulina y resistencia a la misma1.

La resistencia a la insulina ocurre primero en el músculo, hígado y células adiposas, posteriormente se produce un aumento compensador de la secreción insulina, intentando mantener los niveles de glucosa en el intervalo normal o prediabético. Sin embargo, el páncreas se agota y es incapaz de seguir produciendo la insulina necesaria1.

Básicamente, los niveles de insulina endógena son insuficientes para superar la resistencia a la insulina; como consecuencia se produce un exceso en la concentración de glucosa en sangre y se establece el diagnóstico de diabetes1.

Paso a paso…

Inicialmente, la hiperglucemia se manifiesta con una elevación de la glucosa después de las comidas, seguido por una elevación en ayunas. Así mismo, al disminuir la secreción de insulina, aumenta la producción de glucosa por el hígado, con lo que aumentan los niveles de glucosa antes de las comidas.

Por otro lado, la respuesta de la insulina también es inadecuada a la hora de suprimir la secreción de glucagón, lo que genera hipersecreción de glucagón, una hormona que estimula la producción de glucosa por parte del hígado1.

Así mismo, la resistencia a la insulina también se demuestra en los adipocitos, conduciendo a lipolisis y elevación de los ácidos grasos libres circulantes; lo que genera disminución de la sensibilidad a la insulina, alteración el la secreción de insulina y aumento de la producción de glucosa por el hígado1.

Resultado final

La pérdida progresiva de la función de las células beta del páncreas, significa que las personas diabéticas necesitarán cada vez más medicamentos para mantener el mismo grado de control glucémico y con el tiempo, precisarán insulina exógena1.

Nuestra recomendación

Es necesario seguir al pie de la letra cada indicación médica, si bien es cierto, que esta enfermedad tiene su curso natural, las decisiones del día a día hacen la diferencia para lograr un buen control metabólico. ¡Animo, se puede!

Así mismo, no dudes en consultar nuestro articulo Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus

Referencias consultadas

  1. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.).España: Elsevier; 2013.
  2. American Diabetes Association-ADA. Síntomas de la diabetes. [Internet] 2015 [04 agosto 2018]. Disponible en: http://www.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/sintomas-de-la-diabetes/

 

Continue Reading

Ejercicio físico: ¿cómo hacer una rutina si tienes diabetes?

El ejercicio es una pieza clave para el bienestar de la persona con diabetes, como también lo es la dieta. La diabetes se experimenta a través de un aumento excesivo del nivel de azúcar en la sangre, causada por deficiencia de insulina o resistencia a ésta y el ejercicio puede ayudar a regular esas deficiencias.

¿Cuál ejercicio es bueno para mi?

Cualquier persona que tenga diabetes, sabe que el ejercicio diario contribuye a equilibrar la relación entre insulina y glucosa. Sin embargo, varios estudios demuestran que en países como Estados Unidos, solo el 39 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 hacen ejercicios. Esta cifra contrasta con el 58 por ciento de los estadounidenses que no tienen diabetes y realizan ejercicios.

Aunque resulte sorprendente, un ejercicio aeróbico sostenido durante unos 30 minutos al día y repetido unas 3 veces a la semana mejora mucho el desempeño de la persona con diabetes. Esta rutina debe realizarse sin que transcurran más de dos días sin hacer ejercicios. Aunque se trata de una actividad física, es importante que sea de forma moderada, pues el exceso de ejercicios puede alterar los niveles de azúcar en sangre.

Chica yoga PlayaPor otro lado, el ejercicio ayuda también a controlar el peso. La obesidad es un riesgo importante para personas con diabetes tipo 2, así como las caídas por pérdida de equilibrio.

Es por ello que la rutina de ejercicios aeróbicos debe incluir el ejercicio moderado y movimientos para el desarrollo del equilibrio. Esto puede lograrse a través de movimientos puntuales, o también de rutinas algo más complejas como el ejercicio del Tai Chi.

Algunos ejercicios que puedes realizar al terminar de leer este artículo

El mejor tipo de ejercicio para una persona con diabetes es el aeróbico. Este es un grupo muy amplio que pueden incluirse de inmediato en su rutina. Sin embargo siempre es necesario recordar dos cosas. En primer lugar, consultar con su médico tratante y, en segundo lugar, realizarlo de forma incremental, comenzando con menos intensidad.

  1. Caminatas. Para caminar sólo hace falta un par de zapatos y un espacio peatonal con seguridad. No se trata de caminar como quien va de tiendas. Se trata de caminar a paso acelerado a fin de aumentar la frecuencia cardíaca. Este ejercicio puede repetirse tres veces a la semana.
  2. Tai Chi. Este ejercicio milenario de origen chino combina movimientos lentos y relajados que mejora la forma física y reduce el estrés. Por su impacto, contribuye a mejorar el equilibrio y ayuda con la mitigación de otras consecuencias de la diabetes como los del sistema nervioso central.
  3. Ejercicio con pesas. Este ejercicio ayuda a aumentar la masa muscular y ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre. Es por esto que se recomienda incluir ejercicios con pesas en personas con diabetes, dos veces a la semana y con una duración de una media hora en total. Es importante programar un dia de descanso entre los ejercicios con pesas. En cada sesión, haga hasta 10 tipos de levantamiento de mesas, organizando cada serie con 10 repeticiones y haciendo 4 series en total.
  4. Yoga. Este tipo de ejercicios es sumamente útil en la reducción de grasa corporal y mejorar la función nerviosa. Igualmente reduce el estrés diabético y favorece el equilibrio corporal.
  5. Natación. En caso de haber algún tipo de lesión en las articulaciones, la natación puede ser una alternativa para una rutina de ejercicios. Además, la diabetes a veces afecta la sensibilidad en los pies y nadar reduce el riesgo de lesiones en los pies producidas por el trote y las caminatas. Si se utilizan zapatos especiales para la piscina, puede además evitarse resbalones y rasguños en pies.
  6. Bicicleta fija. La bicicleta fija supera cualquier adversidad climática que impida ejercitarse al aire libre. El flujo sanguíneo a las piernas se beneficia de este ejercicio, así como el tratamiento de la obesidad, pues es una actividad que permite quemar muchas calorías.

Quiero construir mi rutina de ejercicios

Nada mejor que construir una rutina para activarse al cien por cien en un plan de ejercicios adaptados a las necesidades de las personas con diabetes. Para hacerlo, recomendamos las siguientes pautas:

  1. Consultarlo con el médico. Que sea el médico tratante quien indique los ejercicios más beneficiosos para su caso, asi como la intencidad
  2. Asuma la responsabilidad para cumplirla. Cualquier herramienta es válida, pero quizas la que más ayuda es apoyarse en gráficos. Por ejemplo, Ud. puede graficar los tipos de rutina, duración, duración y frecuencia. Todo ello a fin de asumir de modo responsable todo lo referido a la rutina.
  3. Asumir metas alcanzables. Estar atentos a lo que el cuerpo va informando. Aunque los médicos recomiendan de 30 a 60 minutos de actividad moderada varias veces por semana, este ejercicio puede realizarse en bloques de 10 o 15 minutos.

Bicicleta parejaEs importante que el comienzo sea pausado y que se utiice la ropa adecuada. Una forma de comenzar la rutina es incluir cualquiera de estos elementos: hacer saltos de tijera, caminar mientras habla por teléfono, preferir el uso de las escaleras aunque haya asensor, estacionarse al final del estacionamiento y caminar, o dejar el autobús varias paradas de nuestro destino para caminar

Más que comenzar, el reto es a mantenerse haciendo ejercicios, sobre todo si no se obtienen resultados de inmediato. En esas ocasiones, puede ser de utilidad alternar entre tipos de ejercicios, conseguir compañía con miembros de su familia, amigos o compañeros de trabajo a hacer ejercicio.

También resulta útil apoyarse en un podómetro para generar motivación al ver resultados de inmediato. Si esta opción se combina con una caminata u otro ejercicio con duración de 10 a 15 minutos varias veces al día, puede llegar a cubrirse la duración estimado de 30 minutos diarios.

Existen muchas actividades que pueden ser incluidas en las rutinas de ejercicios incluidos los estiramiento a Es importante aprender sobre cada actividad y consultar al médico tratando sobre la actividad que sera agregar a su rutina de ejercicios.

 

Continue Reading

¿Papa en la dieta de personas diabéticas?

La papa, aún en personas con diabetes, tiene una presencia muy marcada en nuestras dietas. Pocas veces falta en la mesa en distintas preparaciones: frita, al vapor o en puré. Las consumimos como uno de los acompañantes predilectos de los platos protéicos más fuertes. Sin embargo, cuando hay diabetes, es muy importante conocer las posibilidades para que este producto pueda ser incluido adecuadamente entre los consumidos a diario.

La papa, un visitante habitual en nuestra dieta

La papa es uno de los cultivos más antiguos del planeta, ubicados desde hace unos 10.000 años primero en América del Sur y Central y hoy en todo el mundo. La gran variedad de cepas la ubica como un alimento rico en minerales, vitaminas y potasio, aportando al cuerpo también fósforo, calcio y hierro, y vitaminas como C, A, B1, B3, P, tiamina y niacina.

papas al vapor con pimientos
Papas preparadas al vapor con pimientos

La incorporación de la papa en la dieta de la persona diabética, sin embargo, debe realizarse con mucha atención. Es vital evitar su consumo excesivo y combinarla con un estilo de vida activo y saludable. Ya hemos hablado en otra ocasión, sobre la necesidad de optar por dietas bajas en carbohidratos para personas con diabetes.

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos para evaluar a 200 mil consumidores de papa, arrojó luces sobre la incidencia de la papa en el riesgo de presentar diábetes. Dicho estudio mostró un riesgo cercano al 7 por ciento entre las personas que consumían papas entre dos y cuatro veces a la semana, sin importar su preparación. El riesgo aumentaba al 33 por ciento en aquellos casos con consumo de papa de siete veces a la semana ¡con independencia del estilo de vida de los participantes del estudio!

La clave está en el equilibrio.

Entre los componentes de la papa, el almidón es quizás el que representa un impacto mayor para el páncreas. El resto de la dieta resulta crítica pues muchas veces se consume con otros alimentos altos en azúcares y carbohidratos. El estudio mencionado antes, arrojó un 4 por cierto de riesgo entre personas que consumían papas en puré o con mantequilla, y un 20 por ciento de riesgo en pacientes que las consumían fritas. También advierte la necesidad de sustituir en la dieta una parte de la papa consumida por alimentos con fibra como granos enteros o vegetales. Esto puede reducir el riesgo a presentar diabetes hasta un 18 por ciento en pacientes con elevado consumo semanal de este tubérculo.

Para una parte importante de la población mundial, el consumo de papa es parte de su cultura. Cambiar su consumo y su preparación son dos tareas claves. En Suecia, la Universidad de Lund analizó la relación entre la preparación de la papa, los contenidos en hidratos de carbono y los niveles de glucosa en sangre. Los resultados son interesantes con respecto a la diferencia entre comer papas hervidas al momento y hervidas y luego refrigeradas. Aunque el estudio no informa que variedad se usó, o el almidón que poseían, si concluyó sobre la ventaja de consumir las papas al vapor, aderezadas con una vinagreta previa refrigeración.

La batata, un alimento altamente positivo en la dieta de la persona diabética.

Pese a su contenido en carbohidratos, la papa puede estar en la dieta de personas diabéticas. Sin embargo, deben considerarse la porción, la preparación, la variedad de papa y los alimentos a los cuales acompaña. Consumirla en jugos puede estimular el funcionamiento del cerebro, aliviar el reumatismo, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y hasta prevenir la formación de cálculos renales. También puede aportar aspectos positivos a personas con diabetes. El jugo de papa se hace pelándolas eliminando puntos verdes y sacando el jugo a través de un extractor de jugos.

batata cocida
Batata rosada preparada al vapor

La batata, o papa dulce es un tubérculo similar a la papa y muy útil en el apoyo a la persona diabética. Entre las variedades de batata hay diferencias de color externo: blanco o amarillento, y de pulpa: blanco, rosado o morado.

Tiene antioxidantes y nutrientes, pero además, son excelentes para regular los niveles de azúcar en sangre, y la resistencia a la insulina. Adicionalmente, son ricas en fibra por lo que ayuda a la digestión y desitoxicación. Su alto contenido en betacaroteno también puede ayudar a prevenir enfermedades como la gota y el asma. Las vitaminas A, D y C apoyan varios sistemas del organismo como el respiratorio y circulatorio. Finalmente, tienen potasio como las papas, siendo positivas para los músculos y tejidos aliviando la frecuencia de hinchazones y calambres.

 

 

Continue Reading

Diabetes: 5 cuidados básicos de la piel en un diabético

Diabetes: 5 cuidados básicos de la piel

¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que se producen desórdenes metabólicos de diferentes orígenes, donde su principal característica es el aumento de glucosa en sangre.

¿ Que cuidados deben tener las personas que padecen esta enfermedad?

Las personas que padecen esta enfermedad deben tener muchos cuidados. El principal de ellos es seguir una dieta baja en hidratos de carbono y medir la glucemia periódicamente. En algunos casos deben seguir un tratamiento con medicamentos por prescripción del médico y visitarlo regularmente para control. Pero de lo que vamos a hablar hoy, es de los cuidados básicos que un paciente debe tener con su piel.

 

La piel y la diabetes

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, recubre órganos y tejidos y otorga protección. Cuando la piel está sana, actúa de barrera contra microorganismos e impide que ingresen al torrente sanguíneo. Esto evita que colonicen y provoquen una infección. Por este motivo es importante saber que recaudos debemos tener con nuestra piel.

Las infecciones de la piel son tratables, a veces sanan rápido cuando nuestras defensas están altas, pero otras pueden tardar incluso varios días, dependiendo del grado de infección. Nuestro cuerpo alberga infinidad de microorganismos por fuera de la piel. Pero si nuestra piel se encuentra sana, es una gran barrera y no logran atravesarla.

Las bacterias se encuentran en cualquier superficie que tocamos, en los billetes, restaurantes, baños públicos, transporte, dentro y fuera de nuestro hogar, etc.. Esto no significa que nos volvamos paranoicos y dejemos de tocar las cosas, sino que seamos conscientes de la higiene de nuestras manos y nuestro cuerpo. Ya que esto ayudará a disminuir las probabilidades de una posible infección.

Si esto sucede en personas sanas, los pacientes que padecen diabetes deben disponer de mas herramientas para el cuidado de su piel. Por eso hablamos con la doctora Elena del Valle Abregú, especialista en dermatología, para saber exactamente que recaudos debemos tomar cuando nos dan un diagnóstico de diabetes.

 

Dra. Abregú, Cuáles son los 5 cuidados básicos que debe tener con su piel una persona diabética?

Cuidado #1

Hidratación. Beber agua es importante para tener una piel hidratada. Para evitar la descamación y el ingreso de microorganismos.

Cuidado #2

Higiene. Aconsejo utilizar un jabón humectante y cremoso para la limpieza del cuerpo. Otros jabones pueden resecar la piel y no lo recomiendo.

Cuidado #3

Humedad. Evitar tener las manos y los pies húmedos. Tener las uñas cortas y secas. Secarse bien las manos ya que los pacientes son propensos a tener candidiasis.

En la humedad los hongos tienen las condiciones necesarias para crecer, y esto se puede evitar secando bien todas las partes del cuerpo.

Cuidado #4

Pies. Cuidado extremo para evitar todas las infecciones y que no haya puertas de entrada de microorganismos. Un rascado, un tropiezo o una herida es una puerta de entrada para que se desarrollen grandes situaciones como una celulitis, por ejemplo. 

Cuidado #5

Dieta. Fundamental para que el paciente tenga controlados los valores de glucemia.  Al ser una enfermedad sistémica hay que complementar con suplementos dietarios y vitaminas en caso de que el paciente lo necesite.

 

Cuáles son las áreas más delicadas a tener en cuenta?

Las partes que realmente se deben cuidar en el paciente diabético sobre todo son los  miembros inferiores como así también los miembros superiores. Porque ellos tienen mucha tendencia a realizar procesos candidiásicos en las uñas de las manos provocando una onixicandidiásica o perionixicandidiásica.

También son muy susceptibles a las infecciones sobretodo provocando forúnculos, foliculitis, todo esto se debe a que hay una lesión a nivel capilar de los vasos sanguíneos de los diabéticos. Esto sucede porque en la piel diabética el nivel de glucosa está aumentado y es un medio de cultivo también para el desarrollo de los hongos.

Deben tener mucho cuidado de los pies porque son pacientes que son propensos a tener estas infecciones y generalmente el gérmen penetra a través de los intertrigos que hay en los pies. El pie de atleta provoca picazón, como consecuencia la persona se rasca por el prurito y esto lastima la piel, lo que genera puertas de entrada a infecciones.

Para conocer más sobre cuidados puedes ir al siguiente enlace:

https://diabetes-salud.org/factores-ambientales-promueven-diabetes/

Continue Reading

10 Mitos de la Insulina y su uso en el Tratamiento de la Diabetes

La insulina es una de los componentes que más requiere el cuerpo en pacientes diabéticos. Sin embargo, muchos son los mitos y leyendas alrededor de la insulina y su uso para tratar la diabetes. ¿La insulina hace engordar? ¿Las inyecciones de insulina son dolorosas? Preguntas como estas responderemos a lo largo del artículo para derribar los mitos de la insulina.

Muchos mitos de la insulina y otros medicamentos son generados por falta de información


¿Por qué existen los mitos sobre la insulina?

Hoy en día muchos son los avances tecnológicos a nivel médico que han ayudado a mejorar la calidad de vida del ser humano. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para esclarecer los mitos de la insulina y otros medicamentos. Bien sea por falta de información, poca investigación referente al tema o  supersticiones, los mitos deben ser esclarecidos para evitar confusiones.

Mitos de la insulina, mitos sobre la insulina.

10 Mitos de la Insulina y su uso

Comenzamos este top de mitos de la insulina con los que hemos encontrado que son más comunes y que mayor confusión causan para pacientes, amigos y familiares.


Mito #1: La insulina solo se usa para la diabetes tipo 1.

Un mito sobre la insulina bastante común es creer que la insulina sólo es usada para tratar la diabetes tipo 1. Es verdad, la realidad es que todas las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina. Pero personas con diabetes tipo 2 también la necesitan.

De igual forma,  si bien las personas con diabetes tipo 2 pueden continuar produciendo insulina en el páncreas. Estás cantidades pueden ser inferiores a las necesarias para tener niveles saludables de azúcar en la sangre. Además, sus células no pueden usar adecuadamente la insulina producida para controlar el nivel de azúcar en la sangre.


Mito # 2: todas las personas con diabetes necesitan insulina.

El tratamiento con insulina también ha traído consigo este mito y algunas veces por desconocimiento las personas afirman que las personas que padecen diabetes deben tomar insulina de forma obligatoria. Sin embargo, no necesariamente el tratamiento de insulina se usa para todos los tipos de diabetes. Si bien es cierto que todas las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina porque sus cuerpos no pueden producir insulina o no pueden usar la insulina que se produce, sin importar  lo que hagan. Sin embargo, es una historia diferente para las personas con diabetes tipo 2.

Es posible que algunas personas con diabetes tipo 2 necesiten tomar insulina durante un período de tiempo determinado, como durante el embarazo, mientras toman medicamentos esteroides, cuando se someten a una cirugía o cuando enfrentan cáncer. Cuando terminan estas circunstancias, es posible que puedan dejar de tomar insulina. Otras personas con diabetes tipo 2 pueden necesitar insulina a más largo plazo porque el páncreas no puede producir suficiente insulina o las células no pueden procesarla adecuadamente. Esto puede suceder si los medicamentos orales ya no son efectivos o si no puede controlar la diabetes a través de la dieta y el ejercicio. Ya vemos que este es un mito de la insulina que no es del todo cierto. La insulina es un requerimiento del organismo y que debe mantenerse estable para el funcionamiento del cuerpo.


Mito #3: las inyecciones de insulina son dolorosas.

El tratamiento con insulina para pacientes con diabetes también ha despertado el mito de que sus inyecciones son dolorosas. Sin embargo te tenemos una noticia que debería ser un alivio: las inyecciones de insulina son prácticamente indoloras. Se inyecta en la capa de grasa debajo de la piel donde no hay terminaciones nerviosas o receptores de dolor. Además, la mayoría de las agujas modernas son tan pequeñas y delgadas que apenas se sienten.La inyección de insulina es dolorosa


Mito # 4: Si tomas insulina para el tratamiento de la diabetes  puedes abandonar  hábitos de vida saludables.

Algunas veces, las personas creen que el tratamiento de insulina trae consigo mejora en calidad de vida sin necesidad de mantener hábitos saludables.  Sin embargo, este es un mito de la insulina que hay que derribar.  Vivir un estilo de vida saludable es crucial para controlar la diabetes, incluso cuando se toma insulina.

Comer alimentos poco saludables, no hacer ejercicio y tener sobrepeso puede contribuir a la necesidad de más y más insulina. Estos malos hábitos también pueden significar que la insulina no será tan efectiva como podría ser. Además, las malas elecciones de estilo de vida pueden provocar colesterol alto y aumento de peso. Asimismo,  puede contribuir a la resistencia a la insulina, a un mal control de la glucemia y a una presión arterial descontrolada. Todo lo cual aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebro vascular e insuficiencia renal.


Mito #5: El tratamiento de  insulina para la diabetes  causará aumento de peso.

Este mito de la insulina ha llevado a que algunas personas le tengan un poco de temor al tratamiento. Es cierto que algunas personas pueden experimentar un aumento de peso cuando comienzan  el tratamiento con la insulina.

Esto ocurre cuando comienzan a procesar el azúcar en la sangre de la manera en que se supone que deben hacerlo. En la mayoría de los casos, esto es temporal y se resolverá a medida que el cuerpo se adapte o se implementen ciertas dietas.


Mito #6: El tratamiento de insulina provoca ceguera.

No es muy común escuchar este tipo de afirmaciones y  no hay evidencia científica que lo demuestre. Por el contrario, si la diabetes si se mantienen niveles altos de glucosa en la sangre durante un tiempo prolongado, se pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética). Lo que afectaría la visión y pondría en riesgo la capacidad visual de la persona.


Mito #7: La terapia con insulina es complicada e inconveniente.

Otro mito de la insulina bastante común es cuando se afirma que el tratamiento de insulina es muy complicado. Sin embargo,  y si bien las primeras fases de inyecciones de insulina requerirán de varias aplicaciones al día preferiblemente antes de las comidas.  Actualmente existen opciones que permiten mayor flexibilidad en sus tiempos de empleo. Lo que facilita mucho el tratamiento para pacientes diabéticos.Tratamiento insulina diabetes


Mito # 8: Si utilizas el tratamiento de insulina significa que el paciente ha empeorado

 La insulina se usa como tratamiento para la diabetes y no necesariamente implica que el paciente ha empeorado. Sin embargo, la diabetes tipo 2 es un tema más serio que requiere bastante atención. La administración del tratamiento debe darse con mucha seriedad.
La diabetes puede aumentar el riesgo que tenemos de presentar enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. Por ello  se requiere máximo cuidado y atención.
Igualmente, se puedes reducir la posibilidad de estos problemas si se mantiene una buena alimentación y hábitos.  Sin embargo, tomar insulina para mantener los niveles de azúcar estables es parte de la tarea.


Mito #9: El tratamiento de  insulina causa hipoglucemia.

Un mito de la insulina que hasta hace poco parecía cierto es el riesgo de sufrir una hipoglucemia. En este sentido, si bien es cierto que la insulina puede causar una baja reacción de glucosa en sangre. Sin embargo, con las insulinas más nuevas o de acción prolongada, es menos probable que ocurra hipoglucemia. Y es raro que las personas con diabetes tipo 2 pasen por niveles bajos de glucosa en la sangre.


Mito #10: la insulina es adictiva.

Este es uno de los mitos de la insulina quizás uno de los más llamativos de la lista. Lo cierto es que no puedes volverse adicto a la insulina. La insulina es una sustancia natural que su cuerpo necesita. Algunas personas pueden tener miedo de administrarse insulina y que se les confunda con un adicto. Sin embargo, y de ser así, siempre se puede intentar utilizar un lápiz de insulina.

 

Ya conoces los mitos de la insulina y como pueden ser fácilmente  aclarados. Si conoces algún otro mito no dudes en dejarlo en la caja de comentarios y si tienes alguna duda sobre la insulina no dudes en contactarnos.

Continue Reading

Tener amigos puede protegerte de la diabetes tipo 2

Haz un amigo, evita la diabetes? No es tan simple, pero un nuevo estudio encuentra que la interacción social con un círculo de amigos y familiares tiene una estrecha y dramática asociación con la capacidad de defenderse de la diabetes tipo 2.

Las mujeres en particular parecerían sufrir por la falta de una red personal. Las mujeres socialmente aisladas tenían más del doble de probabilidades de haber sido diagnosticadas con diabetes tipo 2 que las mujeres que eran socialmente activas, y tenían un 60 por ciento más de probabilidades de desarrollar pre-diabetes. Los resultados entre los hombres también fueron significativos pero más bajos: la falta de conexión social se asoció con un 42 por ciento más de probabilidad de haber sido diagnosticado con diabetes tipo 2.

Pero la situación se revirtió cuando los investigadores consideraron el vivir solo, en lugar de tener un círculo social. No hubo diferencias en el riesgo de diabetes entre las mujeres, ya sea que vivieran o no con otras, pero los hombres que vivían solos tenían un 59% más de probabilidades de desarrollar prediabetes y un 94% más de probabilidades de haber sido diagnosticados previamente con diabetes tipo 2.

En cierto modo, los hallazgos, publicados en diciembre en la revista BMC Public Health, no son sorprendentes. Se sabe que el aislamiento social afecta muchos aspectos de nuestra salud. Escribiendo en Harvard Business Review en septiembre pasado, el ex-Cirujano General de los EE. UU. Vivek H. Murthy calificó la soledad como una “creciente epidemia de salud” implicada en todo, desde la adicción a los opiáceos hasta las enfermedades del corazón.

“La soledad y las conexiones sociales débiles se asocian con una reducción en la esperanza de vida similar a la causada por fumar 15 cigarrillos al día y mayor que la asociada con la obesidad”, escribió, y también se asoció con enfermedades cardiovasculares y demencia.

Tampoco es la primera vez que la soledad se ha relacionado con la diabetes, como señalan los autores del último informe. Un estudio en 2007, publicado en la revista Endocrinology, encontró que los ratones que estuvieron expuestos al aislamiento social crónico ganaron grasa corporal y desarrollaron diabetes.

En octubre pasado, un estudio coreano descubrió que las personas que comen solas al menos dos veces al día tienen más probabilidades de desarrollar síndrome metabólico, una posible señal de prediabetes. El estudio fue publicado en la revista Obesity Research & Clinical Practice.

El estudio más reciente, realizado por el Centro Médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, examinó los registros de casi 3.000 personas que ya estaban participando en el Estudio de Maastricht, un gran proyecto de investigación de la población en los Países Bajos que examina diversos temas sobre la diabetes tipo 2. Los investigadores pidieron a los sujetos, de entre 40 y 75 años, que completaran un cuestionario sobre sus vidas sociales.

Las preguntas profundizaron en el tamaño y la naturaleza de la conexión social de los participantes, preguntando con cuántas personas interactuaban, si eran amigos o familiares y qué tan cerca geográficamente vivían estas personas de ellos.

A partir de esto, pudieron determinar que las mujeres con 12 o más personas entre sus conexiones sociales tenían más probabilidades de tener niveles normales de glucosa en sangre que las mujeres con ocho a 11 personas en su red. Descubrieron, como era de esperar, que tener muchas de esas conexiones sociales a poca distancia también hacía una diferencia significativa.

Los hombres parecían necesitar un círculo de personas un poco más pequeño en sus vidas. Aquellos con 10 o más conexiones sociales tenían más probabilidades de tener niveles normales de glucosa en sangre.

Los investigadores intentaron controlar varios factores que podrían influir en el resultado, pero debido a que el estudio observó las correlaciones en lugar de la causalidad, la relación entre la conexión social y la diabetes podría ser más complicada. Por ejemplo, reunirse socialmente puede significar hacer más ejercicio, ya que muchos grupos sociales implican actividad física. Pero podría ser al revés: es más probable que las personas que son físicamente activas busquen a otras personas con quienes puedan hacer ejercicio, lo que significa que la interacción social no es lo que está marcando la diferencia.

Es posible que los hombres que viven solos no tengan un mayor riesgo de diabetes porque están solos, sino porque a menudo las mujeres son las que forman parte de un hogar y preparan comidas saludables desde cero.

Aún así, los resultados fueron lo suficientemente sorprendentes como para sugerir que una mayor interacción social sería una estrategia útil para combatir la diabetes. Quizás aquellos que no son físicamente activos se muevan más si tienen otros para unirse a ellos. Ciertamente, la soledad se ha relacionado fuertemente con la depresión, y las personas deprimidas tienen menos probabilidades de hacer ejercicio, comer bien y mantener el nivel de estrés bajo control.

Stephanie Brinkhues, autora principal del estudio y candidata a doctorado en la Universidad de Maastricht, escribió una publicación en el blog en la que sugería que los proveedores de atención médica deberían recomendar interacción social a sus pacientes.

“Idealmente, las nuevas intervenciones de estilo de vida deberían combinarse con participantes estimulantes para convertirse en miembros de un club (por ejemplo, organización de voluntarios, club deportivo, grupo de debate)”, escribió, “ya que hemos demostrado que la falta de participación en actividades sociales se asoció con pre-diabetes y T2DM previamente diagnosticada. Por lo tanto, el tamaño de la red social y la participación social pueden utilizarse como un indicador de riesgo en las estrategias de prevención de la diabetes “.

Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu