Tratamientos alternativos para la diabetes

Existe un conjunto de tratamientos alternativos para la diabetes. Éstos agrupan una serie de terapias al margen de la medicina convencional. Se conocen como alternativos y complementarios, según si su uso se hace en conjunto o como sustitución a los tratamientos médicos convencionales.

Dada la preeminencia de la medicina convencional sobre otras formas de atender la diabetes, el uso de tratamientos alternativos siempre causa polémica. Uno de las principales críticas es por la supuesta interacción entre las hierbas utilizadas y los medicamentos convencionales. Sin embargo, alrededor de un 7% de los pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, no revelan a sus médicos tratantes el uso de tratamientos alternativos.

Tipos de tratamientos alternativos para la diabetes.

Los tratamientos alternativos y complementarios para el tratamiento de la diabetes, se enfocan en el uso de hierbas y la aplicación de terapias mente-cuerpo. Estas opciones agrupan desde el uso de determinados alimentos hasta el uso de tratamientos físicos para reestablecer el equilibrio de la glucosa en sangre. A continuación describimos algunos de los más utilizados.

Dieta y ejercicio.

Una dieta equilibrada y un adecuado nivel de ejercicio corporal son piezas clave en el sostenimiento del equilibro de azúcar en sangre. Por ello, con frecuencia, ambos aspectos son incluidos como parte del tratamiento de las personas con diabetes.

Se recomienda realizar unos ejercicios de moderada intensidad, como levantamiento de pesas, utilización de bandas o ligas de resistencia. Debería incluirse unas tres (03) horas de actividad física de moderada a intensa por semana. El ejercicio ayuda a reducir la presión arterial y los niveles de azucar en sangre. Sin embargo, las personas con diabetes tipo 1 tienen un riesgo más alto de sufrir desequilibrios con el azucar durante el ejercicio.

Hierbas y suplementos.

Estas son consideradas los tratamientos alternativos más populares para la diabetes. Se utilizan bajo recomendación de familiares o personas conocidas. Es muy importante informar al médico tratante sobre su uso pues algunos suplementos pueden interactuar con los medicamentos que usted está tomando.

hierbas utilizadas en la diabetes
Algunas hierbas utilizadas por personas con diabetes

A continuación, algunos de los suplementos y las hierbas más utilizadas por personas con diabetes:

  1. El Aloe vera (también conocido como sábila). Se considera que tiene incidencia en la reducción de azúcar en sangre en ayunas, sin embargo es importante considerar también sus efectos secundarios como el efecto laxante.
  2. La Espinaca, el brócoli y las papas. Tienen un alto contenido en ácido alfa-lipoico que es un antioxidante. Este componente puede ayudar a tratar el daño que se conoce como neuropatía diabética, que es una afección del sistema nervioso presente en pacientes diabeticos.
  3. La Canela, cuyas evaluaciones no son concluyentes pero que se asocian con el balance de la insulina y la glucosa.
  4. El ajo, cuyo efecto sobre el colesterol y los niveles de presión arterial son dos de los aspectos por los cuales más personas recomiendan su uso.
  5. El Ginseng, aunque es recomendado por muchas personas para aplicar en personas con diabetes, lo cierto es que hay evidencias en estudios clínicos que muestran su interacción con otros medicamentos, en especial con los anticoagulantes.
  6. Gimnema silvestre (gimnema), también conocida como el “destructor de azúcar”, se recomienda su uso como hipoglucemiantes. Por ello es importante su uso cuidadoso para los casos de diabetes tipo 1.
  7. El magnesio está presente en alimentos como los granos enteros y las verduras de hojas verdes. Hay evidencia de la relación entre bajos niveles de magnesio y la aparición de diabetes. Por ello, incrementar el consumo de magnesio a través de productos saludables como los mencionados arriba parece ser una buena opción.
  8. Los ácidos grasos omega-3 presentes en alimentos como el salmón, los frutos secos como las nueces y las semillas de soya, pueden ayudar a reducir tanto los triglicéridos como afecciones cardíacas.

No parece haber evidencia de que su uso beneficie a personas con diabetes. Sin embargo, se recomienda el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos para prevenir enfermedades cardiovasculares asociadas con la diabetes. Hay estudios clínicos que muestran una incidencia mayor de diabetes en personas con dietas no vegetarianas. De allí que se sugiera enfocar la dieta en alimentos como: legumbres, verduras, granos enteros y frutos secos, pues permite reducir el colesterol y controlar los niveles de azúcar en sangre.

Enfoques de mente y cuerpo

Las personas con diabetes tienen un riesgo mayor de sufrir de depresión, estrés y ansiedad. Esto impacta de forma negativa en la capacidad para controlar los niveles de azúcar en sangre. Los enfoques mente-cuerpo pueden ayudar a las personas a restituir su equilibrio a través del control del estrés.

acupresion en la palma de la mano
La acupresión puede ayudar a liberar el estrés en personas con diabetes

Entre estas terapias, destacan:

  1. Aromaterapia. Consiste en oler aceites esenciales para inducir la relajación. Algunos estudios han encontrado evidencias de la reducción de la presión arterial sistólica al olerse aceites esenciales como el fenogreco, la canela, el comino y el orégano.
  2. Meditación. El uso adecuado de la meditación puede ayudar a aliviar el estrés. Bien sea que se base en la repetición de un mantra o en ejercicios de respiración, esta práctica puede ayudar a reducir la existencia del estrés.
  3. Acupuntura consiste en insertar pequeñas agujas en puntos estratégicos de la piel. Es una práctica China ancestral que se sustenta en la búsqueda de reconducir los flujos de energía a lo largo del cuerpo. En personas diabeticas con neuropatías, la acupuntura puede ayudar a reducir el dolor.
  4. Acupresión es una práctica de medicina alternativa que se basa en la presión sobre puntos estratégicos del cuerpo, con expectativas de producir resultados similares a los de la acupuntura. La acupresión y los masajes pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación.

Cómo aconsejar a los pacientes con diabetes sobre los tratamientos alternativos.

Los tratamientos alternativos no buscan curar la diabetes sino, sobre todo, hacer más llevadera esta condición. Vista la sospecha de su interacción con los tratamientos convencionales, es importante que informe a su médico sobre cualquier terapia alternativa aunque lo esté utilizando de modo complementario.

Además de ello, es muy importante que le notifique los motivos por los cuales lo hace. Esto permite alimentar de información suficiente al médico tratante, a fin de que pueda realizar cualquier cambio o ajuste en su tratamiento primario de tipo convencional, al tiempo que fomentará la comunicación entre su médico y usted.

Continue Reading

Trabajo y la persona con diabetes.

El trabajo es una actividad que puede verse afectada por la condición de la diabetes. Así, la persona que tiene diabetes puede verse afectada en su rendimiento laboral en especial porque puede requerir ausencias prolongadas del trabajo.

Como ya sabemos, la diabetes resulta en la imposibilidad del cuerpo para convertir la glucosa en energía, bien sea porque la insulina que produce no es suficiente para transformar la glucosa, o porque el proceso de transformación no ocurre de forma correcta.

Cada vez son más las personas que desarrollan algún tipo de diabetes y, por tanto, son también más las personas que tienen que evaluar su asistencia al trabajo y la forma en que acoplan su vida laboral a la convivencia con esa condición.

Junta de Trabajo

Adaptación al trabajo para la persona con diabetes.

En muchos casos de personas con diabetes, esta condición ocurre sin apenas afectar su desempeño laboral. En otras, las circunstancias les llevan a tomar en reiteradas ocasiones, reposos médicos para atender evaluaciones de seguimiento de la enfermedad, o alguna situación imprevista con los niveles de azúcar en sangre derivadas de estres laboral o personal. Por ello, es importante que los dueños de empresa y los spervisores de los distntos puestos de trabajo sean plenamente conscientes de los riesgos para los empleados con diabetes.

Con frecuencia los turnos asignados a los empleados se distribuyen en atención del criterio y requerimiento de las empresas más que en función de las condiciones de los empleados. Si ud. padece diabetes tipo 2, debe considerar que los cambios en su horario laboral afectará tanto su dieta como su programa de medicamentos y que esto afectará la estabilidad de su organismo.

Cuidados laborales frente a la diabetes.

Las empresas que cuentan entre sus empleados con personas con diabetes deben hacer una cuidadosa estimación y evaluación tanto de riesgos como llevar a cabo una evaluación de riesgos, con la aportación del empleado, para asegurarse de que están preparados para tales situaciones. La evaluación debe incluir la consideración de lo siguiente:

  1. La estabilidad de la condición del empleado y el tratamiento que sigue.
  2. El acceso del empleado a descansos para comer y controlar su glucosa en sangre.
  3. Las tareas asigadas a la persona, su intensidad y regularidad y si esto afecta su nivel de glucosa en la sangre.

Obrero en Almacén

 

Todas estas variables deben revisarse de forma periódica a fin de evaluar si la intensidad de las actividades realizadas por el empleado puede ponerlo en riesgo de una hipoglucemia. Una vez evaluadas, estas condiciones pueden suponer un ajuste en las tareas, los horarios y la intensidad del trabajo, a fin de garantizar la seguridad del trabajador. Por otro lado, el estrés laboral puede incidir en el desarrollo de diabetes en los empleados, así como en el deterioro de las condiciones de aquel que ya ha sido diagnosticado con diabetes.

Cambios radicales en el trabajo, actividades y tareas pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. Por ello, una vida laboral estable y una forma de vida saludable son necesarios para el cuidado del paciente y el entorno laboral.

Continue Reading

Síntomas de la Diabetes en Niños y Como Tratarla

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que puede desarrollarse a cualquier edad. Hoy te traemos los síntomas de la diabetes en niños.

La diabetes a menudo tiene un inicio lento y gradual. Esto puede dificultar la detección y el diagnóstico en los niños.

En este artículo, analizamos qué es la diabetes tipo 2 y describimos sus síntomas. También exploramos sus causas y factores de riesgo en los niños.

También conoceremos cómo un médico diagnostica y trata la afección, formas de ayudar a prevenirla y las complicaciones que puede causar.

¿Que es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos de azúcar en la sangre o glucosa.

El páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre.

En una persona con diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina. E igualmente no responde adecuadamente a la hormona.

En el pasado, la comunidad médica llamaba diabetes tipo 2 a diabetes a una forma insulinodependiente. Sin embargo, la condición está afectando a un número cada vez mayor de niños y adolescentes, ya que las tasas de obesidad continúan aumentando. A su vez, esto llama la atención y se busca conocer los síntomas de la diabetes en niños.

Según el Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, los médicos en los Estados Unidos diagnosticaron alrededor de 5.300 niños y adolescentes de entre 10 y 19 años con diabetes tipo 2 entre 2011 y 2012.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad a largo plazo que puede provocar complicaciones graves si una persona no recibe tratamiento. Por el momento, no hay cura.

Síntomas de la diabetes en niños

La diabetes tipo 2 a menudo tiene un inicio lento y gradual. Debido a esto, puede ser difícil de detectar en los niños.

Los signos y síntomas generales de ambos tipos de diabetes son similares. Niños y adultos pueden experimentar:

  • Aumento de la micción. Cuando hay un exceso de azúcar en la sangre, los riñones tienen que trabajar más para absorberlo y filtrarlo. Esto puede provocar un aumento de la micción.
  • Aumento de la sed. El aumento de la micción puede causar deshidratación. Una persona puede sentirse especialmente sedienta y necesita beber más de lo normal.
  • Fatiga. Cuando el cuerpo es menos capaz de utilizar el azúcar en la sangre adecuadamente, esto puede causar fatiga, al igual que muchos problemas que pueden ser comunes en personas con diabetes, como la deshidratación.
  • Visión borrosa. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden extraer líquido de las lentes de los ojos, lo que hace que sea más difícil concentrarse.
  • Piel oscurecida. La resistencia a la insulina puede causar que ciertas áreas de la piel se oscurezcan. El término médico para esto es acantosis nigricans, y a menudo afecta las axilas y la parte posterior del cuello.
  • Heridas sanando lentamente. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden llevar a tiempos de curación más largos para las llagas y las infecciones de la piel.

Estos son sólo algunos de los síntomas de la diabetes en niños más comunes. Puede hacerse más graves sin tratamiento o con alguna complicación.

Síntomas de la diabetes en niños y adultos

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Cualquiera puede desarrollar diabetes tipo 2, incluidos los niños. La condición es más probable que se desarrolle en adultos y niños con sobrepeso u obesidad.

La obesidad aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 al causar resistencia a la insulina. Esto ocurre cuando los órganos y tejidos no responden apropiadamente a la insulina y no absorben suficiente azúcar de la sangre.

La resistencia a la insulina produce niveles altos de azúcar en la sangre. Esto trae una menor tolerancia a la glucosa, más inflamación y una sobreproducción de glucosa en el hígado.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la obesidad afectó a 13,7 millones de niños y adolescentes de entre 2 y 19 años entre 2015 y 2016 en los EE. UU.

Los autores de un estudio de 2017 encontraron que los niños y adultos menores de 25 años que cayeron en los rangos del índice de masa corporal para la obesidad tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos en los rangos normales.

Todo esto deja entrever la necesidad de una dieta saludable, aún en persona no diabéticas.

Otros factores de riesgo para la diabetes tipo 2 en niños incluyen:

  • Tener un padre o hermano con la condición, porque tiene un componente genético
  • Ser descendiente de asiáticos, isleños del Pacífico, africanos, nativos americanos o latinos
  • Tener signos de resistencia a la insulina, como acantosis nigricans

Todos estos factores pueden potenciar los síntomas de la diabetes en niños.

Tratamiento de la diabetes en niños

El tratamiento para la diabetes tipo 2 generalmente es similar en niños y adultos. Es más sencillo sino existen otras complicaciones que acompañen la enfermedad.

Los tratamientos más importantes a menudo son cambios en el estilo de vida, que incluyen control de peso, cambios en la dieta y ejercicio.

Un médico también puede recetar e incluir insulina u otros medicamentos que ayuden al cuerpo a responder mejor a la insulina. El niño también puede necesitar controlar regularmente sus niveles de glucosa en sangre. Esto ayudará a atenuar los síntomas de la diabetes en niños.

El médico adaptará el plan de tratamiento según la edad, las necesidades y la gravedad de la afección.

Es importante que los padres y cuidadores comuniquen el plan de tratamiento a los cuidadores, maestros, entrenadores y cualquier otra persona que supervise al niño fuera de su hogar.

Lee también: Cirugía bariátrica y consecuencias para una persona diabética

Prevención de la diabetes tipo 2

La prevención de la diabetes tipo 2 implica principalmente el desarrollo de hábitos de vida saludables, como:

Mantener un peso saludable

Asegurarse de que el peso se mantenga en un nivel saludable puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Un médico o dietista puede aconsejar sobre los rangos de peso saludables para los niños y recomendar programas para perder peso, si es necesario.

Comer una dieta bien balanceada

La dieta de un niño debe contener cantidades limitadas de azúcares agregados y carbohidratos simples. Los panes y pasteles hechos con harina blanca pueden ser problemáticos.  La dieta debería incluir muchas frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros. Esto reducirá el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Puede interesarte esta lista de postres para diabéticos que hemos preparado.

Ejercitarse

El ejercicio es esencial para mantener un peso saludable y la salud en general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños de 5 a 17 años realicen al menos 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa todos los días. Anime a los niños a jugar al aire libre y participar en deportes, y limitar el tiempo que pasan frente a una pantalla. Esto puede significar reducir los videojuegos, la televisión y dispositivos similares.

Ya conoces los síntomas de la diabetes en niños y sus consecuencias. Ayuda a difundir este contenido, cada día más y más niños sufren de sobrepeso y esto puede derivar en diabetes.

Continue Reading
Nuevos tratamientos para la diabetes: Semaglutida.
Fuente: Pixabay.com

Nuevos tratamientos para la diabetes: Semaglutida.

Los avances en el control farmacológico de la diabetes no se detienen. El último siglo, especialmente las pasadas 4 décadas, han sido una época gloriosa en la investigación acerca de esta enfermedad pandémica. Con la aparición de los hipoglicemiantes orales, las nuevas insulinas y una gama de medicamentos modernos, el manejo del paciente diabético se ha optimizado. Desde el año 2005 se han venido estudiando nuevos fármacos para tratar la diabetes que involucran al receptor del péptido similar al glucagon (GLP-1R). Gracias a estos estudios surge una nueva alternativa terapéutica: la Semaglutida.

Mecanismo de acción y funciones

La Semaglutida es un agonista del receptor del péptido similar al glucagon que se administra por vía oral o subcutánea. Aunque su actividad suene un poco complicada, no es tan difícil de entender. Recordemos que el receptor del péptido similar al glucagon se encuentra en las células Beta del páncreas y al ser estimulado incrementa la síntesis y liberación de la insulina. Esto la hace a través de la vía de la Adenil-ciclasa.

Como es de esperarse, el aumento en la disponibilidad de insulina produce disminución de la glicemia. Debido a este efecto se ha aprobado su uso para el manejo de la diabetes mellitus tipo 2. Pero los investigadores también han encontrado este tipo de receptores en el cerebro. Esto explicaría porqué la Semaglutida también tiene efectos en el control del apetito y es de utilidad para tratar la obesidad. Además existen GLP-1R en el estómago e intestinos, los cuales tienen conexiones neuronales con muchos otros órganos.

El efecto neuroprotector de la Semaglutida, así como de la mayoría de los agonistas GLP-1R, parece mejorar los síntomas de la enfermedad de Huntington. En estudios experimentales realizados en ratones, el uso de agonistas GLP-1R mostró reducción de los síntomas típicos de esta patología: mejoró la función motora, se redujo la acumulación de agregados proteicos, se extendió la esperanza de vida, hubo mejor control de la glucosa y disminuyeron los daños del páncreas y el cerebro.

Posología

La Semaglutida tiene una gran ventaja sobre los medicamentos clásicos para la diabetes: su posología. Este fármaco se utiliza una sola vez por semana, tanto por vía oral como por vía subcutánea. En comparación con los ligandos típicos del GLP-1R, que tienen una vida media de solo minutos, esto le proporciona al paciente mucha facilidad de tratamiento. ¿Cómo logran esta duración? Pues con la modificación de apenas el 6% de la cadena de aminoácidos que componen la droga. Cuando se compara la Semaglutida con los otros estimuladores naturales del GLP-1R, tienen 94% de coincidencia en su composición, pero al cambiar el resto de la molécula, se logra darle muchos días de efecto.

Eficacia, seguridad y eventos secundarios

Múltiples meta-análisis realizados a nivel mundial han logrado probar los efectos positivos del tratamiento con Semaglutida en pacientes con diabetes tipo 2. Estos estudios también demostraron que los riesgos de hipoglicemia y pancreatitis disminuyen con el uso de Semaglutida en comparación con otros agonistas GLP-1R. Además el comportamiento farmacocinético y farmacodinámico es muy predecible, por lo que controlar los efectos del medicamento a nivel sistémico es muy sencillo.

Si bien los riesgos de pancreatitis e hipoglicemia disminuyeron con la Semaglutida, no desaparecieron por completo. Aún siendo un medicamento seguro, no se pueden descartar estos eventos secundarios que pueden ser catastróficos. Los desórdenes gastrointestinales son frecuentes con el uso de la Semaglutida, pero no son clínicamente importantes.

Cuando se administra por vía subcutánea, el sitio de inyección no parece tener importancia en su eficacia. El único factor que aparentemente compromete su funcionamiento es el peso corporal. Sin embargo, si consideramos que la Semaglutida regula el apetito y contribuye a bajar de peso, su utilización en pacientes muy obesos no está contraindicada. Incluso algunos autores lo recomiendan aun cuando su comportamiento pueda ser irregular.

Actualidad

El medicamento Semaglutida ya fue aprobado tanto en Estados Unidos como en Europa para su uso por vía subcutánea y vía oral. En el mercado asiático aún se espera por su autorización, pero la misma no tardará en llegar. En Latinoamérica suele autorizarse si la FDA lo hace, por lo cual su indicación ya ha comenzado.

Fuente: Flickr.com

Actualmente la Semaglutida es manufacturada por la empresa danesa Novo Nordisk bajo el nombre Ozempic. La concentración del medicamento  es de 2 mg por cada 1.5 mL y viene en dos presentaciones:

  • Ampolla precargada que administra 1 mg por dosis.
  • Ampolla precargada regulable que administra 0.25 o 0.5 mg por dosis.

Hasta la fecha, los resultados clínicos con el uso de Semaglutida son alentadores. Su uso para el tratamiento de la diabetes y de la obesidad ha obtenido buenos resultados. Pese a su elevado costo, su indicación se ha popularizado universalmente. Al tener poco tiempo en el mercado, los efectos a largo plazo aún se desconocen. Harán falta nuevos trabajos de investigación en el futuro para determinar si se trata de solo un boom publicitario o de una realidad.

Referencias

  1. Shi, Fang-Hong y colaboradores (2018). Efficacy and Safety of Once-Weekly Semaglutide for the Treatment of Type 2 Diabetes: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Frontiers in Pharmacology, 9:576.
  2. Carlsson Petri, Kristin Cecilie (2018). Semaglutide s.c. Once-Weekly in Type 2 Diabetes: A Population Pharmacokinetic Analysis. Diabetes Therapy, 9(4): 1533-1547.
  3. McCall, Becky (2018).  PIONEER: Primeros datos de fase 3 de semaglutida oral en la diabetes. American Diabetes Association, recuperado de: espanol.medscape.com
Continue Reading
Mitos sobre la diabetes mellitus
Mitos sobre la diabetes mellitus

Mitos sobre la diabetes mellitus

Los mitos y las barreras tienen un gran valor en la forma de pensar, de percibir y de actuar de una persona con diabetes mellitus tipo 21.

De hecho, son muchas las creencias que existen sobre tratamientos, consumo de alimentos y ejercicios alrededor de la diabetes mellitus, que surgen de la cultura de una comunidad, se fundan en la tradición y se transmiten de generación en generación como verdades absolutas1.

Pero, ¿Qué es un mito?

La palabra mito proviene del griego “mythos”, que significa palabra o historia. Un mito no tiene el mismo significado para todos; en consecuencia, puede generar ambigüedad o contradicción. Es decir, no transmite un mensaje único, claro y coherente1.

¿Cuáles son los mitos más populares sobre la diabetes mellitus?

  1. Mito: La diabetes no es una enfermedad grave.

Realidad: La diabetes causa más muertes al año que el cáncer de seno y el SIDA juntos. Dos de 3 personas con diabetes mueren por una enfermedad cardiaca o derrame cerebral2.

  1. Mito: Las personas obesas o con sobrepeso van a tener diabetes tipo 2.

Realidad: El sobrepeso es un factor de riesgo para tener esta enfermedad, pero otros factores de riesgo también influyen como los antecedentes familiares, raza y edad. Desafortunadamente, muchas personas no le prestan importancia a los otros factores y piensan que el peso es el único factor de riesgo para la diabetes tipo 22.

Ignorando el hecho de que la diabetes mellitus tipo 2 se encuentra también en sujetos no obesos, y muchas personas obesas nunca desarrollan diabetes3.

  1. Mito: Comer demasiados dulces causa diabetes.

Realidad: La respuesta no es tan simple. La causa de la diabetes de tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad; la causa de la diabetes de tipo 2 son factores genéticos y de estilo de vida2.

El sobrepeso aumenta el riesgo de tener diabetes tipo 2, y una dieta rica en calorías de cualquier tipo produce un aumento de peso2.

  1. Mito: La gente con diabetes debe comer alimentos especiales para diabéticos.

Realidad: Un plan saludable de alimentación para personas con diabetes generalmente es igual al plan de comidas saludables de cualquier persona: bajo en grasa saturadas y trans, consumo moderado de sal y azúcar, alimentos con granos integrales, vegetales y frutas2.

La comida para diabéticos y “dietética” en general no ofrece beneficio especial. La mayoría eleva igual el nivel de glucosa en la sangre, usualmente es más cara y puede tener un efecto laxante si tienen alcoholes de azúcar2.

  1. Mito: Si alguien tienes diabetes, solo puede comer pequeñas cantidades de alimentos con carbohidratos como pan, papa y fideos.

Realidad: Los alimentos con carbohidratos son necesarios en un plan de alimentación saludable, pero la clave es el tamaño de la porción. Los panes, cereales, fideos y arroz de grano integral, y las verduras con carbohidratos como las papas, batatas, arvejas y maíz pueden ser parte de sus comidas y meriendas2.

Sin embargo, las indicaciones de un plan de alimentación están a cargo de un Nutricionista, de allí la importación de asistir a consulta nutricional4. Aun así, no dejes de leer nuestro artículo de Alimentación en la diabetes mellitus

  1. Mito: Las personas con diabetes no pueden comer dulces ni chocolate.

Realidad: Las personas con diabetes pueden comer dulces y postres si los comen como parte de un plan de alimentación saludable o en combinación con ejercicio. Estos alimentos no están prohibidos para las personas con o sin diabetes. La clave es comer una porción muy pequeña de dulces y reservarlos para ocasiones especiales, de modo que las comidas se enfoquen en alimentos más saludables2.

  1. Mito: Si usted tiene diabetes de tipo 2 y su médico le dice que necesita empezar a usar insulina, eso significa que no está cuidándose correctamente.

Realidad: Para la mayoría de personas, la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva. Apenas reciben el diagnóstico, muchas personas con diabetes tipo 2 pueden mantener la glucosa en la sangre en un nivel saludable sin medicamentos orales. Pero con el tiempo, el cuerpo gradualmente produce menos insulina, hasta que llega un punto en que los medicamentos orales no bastan para mantener la glucosa dentro de niveles normales. El uso de insulina para mantener la glucosa en la sangre en un nivel saludable es positivo, no algo negativo2.

  1. Mito: La fruta es un alimento saludable. Por lo tanto, se puede comer todo lo que se le antoje.

Realidad: La fruta es un alimento saludable. Contiene fibra, vitaminas y minerales. Pero también, contienen carbohidratos y se deben contar dentro del plan de comidas. Para ello, sera el Nutricionista quien indique la cantidad, frecuencia y tipos de frutas que deben comer2.

Nuestra recomendación

Según Elliot P. Joslin: “El diabético que más sabe, es el que más vive”. Desafortunadamente la charlatanería ha influido en el manejo de la diabetes mellitus y no es raro leer en los periódicos ciertos anuncios que aseguran tener la curación para la diabetes o batidos mágicos que sustituyen el consumo de alimentos reales5.

Es importante que las personas se eduquen acerca de su enfermedad, pero con fuentes de información confiable. No se debe dejar que los mitos sustituyan al saber científico, pues algunos de estos son el resultado de suposiciones y por lo tanto, muy riesgosas para la salud.

Referencias consultadas

  1. García, M., Pinto, D., y Valadez, N. La diabetes, mi familia y yo. 2014. Disponible en: http://www.cir.uady.mx/principal/documentos/diabetes.pdf#page=31
  2. American Diabetes Association. Mitos sobre la diabetes. 2015. Disponible en: http://www.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/mitos/?loc=db-es-slabnav
  3. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. (2013). Krause dietoterapia. (13ª ed.). Elsevier: España.
  4. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.
  5. Creencias sobre su enfermedad, hábitos de alimentación, actividad física y tratamiento en un grupo de diabéticos mexicanos. Archivos en Medicina Familiar, 2007. 9 (2) 80-86. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medfam/amf-2007/amf072c.pdf
Continue Reading

Diabetes mellitus híbrida, doble o 1.5

La diabetes mellitus híbrida, sugiere que elementos de la diabetes mellitus tipo 1 y 2 coexisten en la misma persona. Entonces, pueden haber niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1, que tienen resistencia a la insulina y  obesidad; o adultos con diabetes mellitus tipo 2 con anticuerpos que atacan las células beta pancreáticas1.

Así mismo, hay casos de personas con diabetes mellitus tipo 1  con antecedentes  familiares de diabetes mellitus tipo 2 o viceversa. En consecuencia, corren el riesgo genético de desarrollar ambos tipos de diabetes1.

Clásica clasificación de la diabetes mellitus

Tradicionalmente, la diabetes mellitus en la infancia y juventud es sinónimo de diabetes  tipo 1, caracterizada por pacientes habitualmente delgados con pérdida de peso significativa, asociadas a hiperglucemia, que requieren tratamiento con insulina2.

Por su parte, la diabetes mellitus tipo 2, caracterizada por resistencia a la insulina y asociada a obesidad, era considerada hasta hace poco tiempo una enfermedad de la edad adulta. Tal vez, continúe siendo más prevalente en este grupo etario, sin embargo, existe evidencia de su aparición con mayor frecuencia en la adolescencia y juventud2.

Diagnóstico diferencial entre diabetes mellitus tipo 1 y 2

Un estudio realizado en población pediátrica en Chicago, comprobó que hasta el 25 % de los casos inicialmente diagnosticados como diabetes mellitus tipo 1 eran diabetes mellitus tipo 21.

Aún así, la información disponible sobre la epidemiología de la diabetes tipo 2 en la infancia y adolescencia es escasa debido a su relativa baja frecuencia y al reducido número de estudios poblacionales realizados2.

Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus en niños y adolescentes

La base del tratamiento en la diabetes mellitus tipo 1 es la administración exógena de insulina, unido a un plan de alimentación ajustado a los requerimientos nutricionales y actividad física3.

Al respecto, el objetivo es de dicho tratamiento es:

  • Conseguir un control metabólico óptimo
  • Garantizar el crecimiento y desarrollo del niño o adolescente
  • Disminuir las complicaciones agudas de la diabetes
  • Prevenir o retrasar las complicaciones crónicas
  • Conseguir una buena calidad de vida3.

Mientras que, el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 en niños y adolescentes, implica desafíos propios. Pues esta enfermedad, resulta de la combinación de un aumento de la resistencia a la insulina y una disfunción progresiva de las células beta del páncreas. Como resultado, cambios en el plan alimentario y la actividad física son obligatorios3.

Así mismo, aunque la mayor parte de los pacientes jóvenes presentan características de diabetes mellitus tipo 1 y un número menor las de la diabetes mellitus tipo 2. Es probable que una proporción creciente tenga características de ambas. Por lo tanto, cuanto más sepamos del espectro de la diabetes mellitus híbrida, seremos más capaces de enfrentar el desafío que plantea2.

La obesidad haciendo de las suyas

Es preciso diferenciar los tipos de diabetes mellitus, por las implicaciones terapéuticas de cada una4.  Debido a esto, es importante que en el momento del diagnóstico de diabetes en niños y adolescentes, el personal médico determine qué tipo de diabetes está presente5.

Probablemente, en niños y jóvenes no obesos, es correcto asumir que el paciente tiene diabetes tipo 1. Sin embargo, en adolescentes con sobrepeso u obesidad, podría ser difícil determinar el tipo de diabetes. Además, la presencia de anticuerpos anti células beta del páncreas tiene una importante implicación terapéutica, de modo que, estos pacientes podrían necesitar insulina5.

Por su parte, la metformina, única medicación oral aprobada para adolescentes con diabetes mellitus tipo 2, no parece ser de utilidad en mejorar el control glucémico en pacientes con sobrepeso y diabetes mellitus tipo 1, como se demostró recientemente en el estudio realizado en 26 centros de endocrinología pediátrica de Estados Unidos5.

Así mismo, la presencia de anticuerpos es también una indicación para investigar la existencia de otras patologías autoinmunes asociadas, tales como hipotiroidismo por tiroiditis de Hashimoto y enfermedad celiaca, cuya presencia puede pasar inadvertida5.

Nuestra recomendación

Sin duda, estudios demuestran que la calidad de vida de los niños y adolescentes con diabetes mellitus, generalmente no difiere de la de niños y adolescentes sanos; eso sí, los diabéticos pueden presentar problemas en la vida cotidiana, relacionadas con su enfermedad4.

Por lo tanto, es importante que en el manejo de la diabetes mellitus tipo 1, 2 o híbrida, participe un equipo multidisciplinario que incluya al médico, psicólogo, nutricionista, entre otros, trabajando en colaboración con el paciente y fundamentalmente su familia3.

Finalmente, no dejes de consultar nuestro artículo de Alimentación en la diabetes mellitus

Referencias consultadas

  1. Domínguez, Y. Incidencia de la diabetes mellitus en Cuba, según tipo, en menores de 18 años de edad. Rev Cubana Endocrinol. 2017; 28 (3). Disponible en: http://www.revendocrinologia.sld.cu/index.php/endocrinologia/article/view/91/79
  2. Libman, I. Epidemiología de la diabetes mellitus en la infancia y adolescencia: tipo 1, tipo 2 y ¿diabetes “doble”?. Rev. argent. endocrinol. metab. 2009; 46 (3). Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1851-30342009000300003&script=sci_arttext&tlng=pt
  3. Libman, I. Tratamiento de la diabetes tipo 1 y 2 en niños y adolescentes. Revista Colombiana de Endocrinología Diabetes & Metabolismo, 3 (2). Disponible en: https://scholar.google.com/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=VI+Curso+Internacional+de+Endocrinolog%C3%ADa%2C+Diabetes+y+Metabolismo&btnG=
  4. Hayes, J. Diabetes mellitus en pediatría. Rev Soc Bol Ped 2014; 53 (1): 54 – 59. Disponible en: http://www.boliviarevista.com/index.php/pediatria/article/viewFile/2957/2955
  5. Libman, I. Diabetes en niños y adolescentes no es solo diabetes tipo 1 o tipo 2. Revista Colombiana de Endocrinología Diabetes & Metabolismo, 3 (2). Disponible en: https://scholar.google.com/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=VI+Curso+Internacional+de+Endocrinolog%C3%ADa%2C+Diabetes+y+Metabolismo&btnG=
Continue Reading

Sueño y Diabetes. Algunos factores que debes tener en cuenta.

El sueño es uno de los factores clave en la salud de las personas. Conocer cualquier alteración del sueño que pueda ocurrir en personas con diábetes puede ser la clave para mejorar considerablemente su bienestar.

En los procesos de diabetes, la relación entre la insulina y la glucosa se ve afectada. La inadecuada producción de insulina en el cuerpo eleva de modo excesivo los niveles de glucosa en la sangre. Los más conocidos son la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Con la diabetes tipo 1 el cuerpo no produce insulina, con la diabetes tipo 2 el cuerpo la produce de modo insuficiente. En cualquiera de los dos casos, no resulta adecuado el nivel de insulina producida.

Los niveles de azúcar en sangre son responsables de otros efectos como micción, sed y hambre frecuentes. Dependiendo de qué tan bien controle su nivel de azúcar en la sangre, usted puede o no experimentar síntomas. Los síntomas a corto plazo de la hiperglucemia pueden incluir sed o hambre frecuentes, y es probable por tanto que también se llegue afectar el sueño.

¿Tener diábetes puede cambiar mi sueño?

Los llamados trastornos del sueño, incluyen dificultades para conciliar el sueño, para dormir o, incluso, sufrir de sueño constante. Sin embargo, en el año 2012 en un estudio que buscó establecer relaciones entre los cambios en el sueño y la diábetes, se estableció que resultaba de alto riesgo en personas con diabetes, el reducir las horas de sueño.

Chico durmiendo
Una habitación oscura puede ayudar a conciliar el sueño

El hecho es que directamente la diabetes no afecta al sueño. Sin embargo, la mayor incomodidad ocasionada por la diabetes es la de no poder conciliarlo y quizás las frecuentes interrupciones para tomar agua o para ir al baño definitivamente afectan el modo en que se duerme, cuando a la persona le cuesta conciliar el sueño, es bastante probable que sea otra la causa y no la diabetes de modo directo.

Lo que si ocurre es que, a causa de esta afección, y siempre que los niveles de azucar estén elevados en la sangre, la persona puede requerir ir al baño con frecuencia, aún durante la noche, interrumpiendo el sueño. Igual ocurre con el agua que se encuentra en nuestros tejidos. Con altos niveles de azúcar, una persona con diabetes puede sentir mucha sed producto de la absorción de agua que produce el azúcar. Durante la noche, la persona puede requerir acudir varias veces a consumir agua. Finalmente, es importante considerar que también los niveles bajos de azúcar, que ocasionan síntomas como mareos, temblores y sudor frío, pueden afectar e interrumpir el sueño, o también prolongarlo de modo excesivo.

Otros trastornos del sueño

La apnea del sueño es muy común en personas con diabetes. Esta afección tiene que ver con la interrupción de la respiración por fracciones de segundo durante el sueño. Un estudio realizado en 2009, mostró que un porcentaje elevado de 86 por cierto de personas con apnea del sueño tenían, además, diabetes en un nivel de avance imporante como para ameritar tratamiento.

Con mucha frecuencia, las personas que padecen diabetes tipo 2 y, además, tienen sobrepeso, presentan apnea del sueño. Estas personas tienen a menudo otros síntomas como cansancio durante el día ronquidos al dormir. En estos casos, perder peso puede ayudar a reducir la apnea, así como el uso de implementos específicos diseñados para facilitar la respiración.

El síndrome de las piernas inquietas (SPI) se refiere al impulso involuntario de mover las piernas. Se presenta aún cuando la persona se encuentre en vigilia, pero durante la noche puede complicar la conciliación del sueño o, incluso, interrumpirlo. Factores como fumar, una deficiencia de hierro, problemas renales o alguna afección de la tiroides pueden estar en la raíz de sus causas, además de un elevado nivel de glucosa en sangre.

Al igual que los mencionados anteriormente, el insomnio suele afectar a personas con diabetes en especial cuando los problemas de diabetes se juntan con niveles elevados de azúcar en sangre. En estos casos, la ansiedad pudiera alivarse una vez que se establezca con claridad qué la está causando o con la ayuda de un profesional médico.

Junto a estas afecciones, la falta de sueño también puede incidir negativamente en los pacientes con diabetes. En estos casos, una alimentación balanceada que no incluya excesivas cantidades de carbohidratos y otras fuentes de calorías para compensar la falta de sueño, puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre y, con el tiempo, ayudar a controlar las interrupciones del sueño y el sobrepeso que puede agudizarlas.

¿Qué puede ayudarme a tener mejor sueño?

El momento de conciliar el sueño es mucho más importante que lo que solemos pensar. Generalmente nos retiramos a dormir cuando sentimos sueño, pero no siempre estamos atentos a nuestras actividades previas y a las condiciones en las que solemos dormir.

Cama y libro
Una lectura ligera ayuda a relajarse antes de dormir

Si padecemos diabetes, es importante poner especial cuidado a las condiciones tanto previas como del espacio donde dormiremos, a fin de reducir los riesgos de padecer insomnio. Por ejemplo, es importante evitar el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos encendidos en la habitación donde se duerma,pues el brillo de las pantallas puede interrumpir el sueño.

 

Una cena balanceada y, en general, una alimentación equilibrada puede ayudar a reducir los niveles de azucar en sangre y, por tanto, reducir la tendencia a levantarse para ir al baño o para beber agua durante la noche. Sin embargo, es importante recordar que también unos niveles muy bajos de azúcar en sangre durante la noche pueden ocasionar temblores y sudoración, lo cual impactará en el sueño.

En cualquier caso, si no logra reducir los síntomas de afecciones del sueño, es importante acudir a una consulta médica a la brevedad.

 

Continue Reading

Radicales libres, antioxidantes y diabetes

Los radicales libres causan estrés oxidativo y este se ha visto implicado en el envejecimiento y aparición de enfermedades. Entre ellas; diabetes, cáncer, desordenes neurovegetativos y enfermedades cardiovasculares1.

Pero, ¿Qué son los radicales libres?

Basicamente, son cualquier átomo o moléculas inestables (contienen uno o más electrones no pareados) que recorren el cuerpo intentando conseguir el electrón que les falta para conseguir estabilidad. Para lograr esto deben ‘‘robar’’ un electrón a otro átomo vecino, lo que hace que este se vuelva reactivo, y así sucesivamente1.

No obstante, en las células existen diversas vías que conducen a la producción de radicales libres y es NORMAL, pero en ciertas condiciones, la producción de estos compuestos puede incrementarse, rompiéndose el equilibrio que debe existir entre estos y los antioxidantes2.

¿Antioxidantes?

Sí, y es que para contrarrestar el efecto nocivo de los radicales libres, los organismos cuentan con sistemas de defensa antioxidantes.

Al respecto, los antioxidantes se pueden agrupar según su naturaleza química y su modo de acción en:

  • Enzimas
  • Preventivos
  • Secuestradores de radicales libres
  • Antioxidantes nutricionales3

En relación con estos últimos, la dieta ha demostrado ser la mayor fuente de antioxidantes para prevenir y tratar el estrés oxidativo.

Así pues, los micronutrinetes con actividad antioxidante más estudiados han sido:

  • Cobre
  • Zinc,
  • Selenio
  • Manganeso
  • Ácido ascórbico (vitamina C)
  • α-tocoferol (vitamina E)
  • β-caroteno
  • Ácido fólico3.

¿Qué es lo que ocurre en el cuerpo?

Todo comienza con que los seres humanos necesitan oxígeno para la producción de energía. Sin embargo, el exceso de oxígeno en las células es nocivo debido a la formación de especies reactivas, conocidas como radicales libres3.

¿Dónde ocurre esto?

En la mitocondria, un orgánulo que se encuentra en las células, que es la encargada de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular y durante este proceso se convierte en la principal fuente de radicales libres.

A saber, aproximadamente el 90% del total del oxígeno inhalado se consume en la mitocondria y alrededor del 2% del oxígeno reducido se transforma en el radical superóxido (O2)2.

Así mismo, otra fuente de este radical son los fagocitos activados que producen el superóxido como mecanismo protector frente a agentes u organismos extraños. Por otros mecanismos el superóxido se transforma en el radical hidroxilo (OH·), que es aún más reactivo que el anterior2.

¿Qué ocurre cuando se altera el equilibrio?

El desbalance en la producción de radicales libres y la defensa antioxidante, bien sea por producción excesiva de radicales o por la disminución de los sistemas de defensa, origina lo que se conoce como daño oxidativo.

Este daño se debe a la capacidad que tienen los radicales libres de actuar sobre las proteínas, carbohidratos, lípidos y ADN de la célula. Cuando los radicales libres interactúan con estos componentes celulares, se originan alteraciones estructurales y funcionales4.

Como consecuencia, se produce un deterioro de la homeostasis de la célula y la aparición de diferentes enfermedades crónicas, e incluso la muerte celular. Quizás no está demás mencionar que hoy en día sería necesario y de forma rutinaria, junto al colesterol o la glucosa, la medición del daño oxidativo4.

¿Cuál es la relación de la diabetes mellitus con el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo se ha implicado en la patogénesis de la diabetes. El aumento de los radicales libres empeora la acción de la insulina, contribuye a la disfunción de la célula beta pancreática y está implicado en el desarrollo de las complicaciones crónicas.

Así mismo, en pacientes diabéticos existe un desequilibrio entre los mecanismos antioxidantes y oxidantes. Se ha demostrado una disminución de los niveles plasmáticos de enzimas antioxidantes y de vitaminas antioxidantes5.

¿Es necesario que los pacientes con diabetes mellitus ingieran suplementos de antioxidantes?

No. Lógicamente, se podría pensar que la suplementación con antioxidantes tiene un efecto beneficioso en la morbimortalidad de los pacientes diabéticos, de tal forma que podrían prevenir y retrasar el desarrollo de las complicaciones crónicas5.

Sin embargo, estudios realizados con suplementación en de antioxidantes no han demostrado un efecto beneficioso sobre la morbimortalidad cardiovascular y global en diferentes poblaciones, incluidos los pacientes con diabetes5.

Aun así, la evidencia científica actual apoya que estas sustancias pueden disminuir la peroxidación lipídica, la oxidación de las partículas de LDL-colesterol y mejorar la función endotelial y la vasodilatación dependiente del endotelio, sin mejorar de forma significativa el control metabólico de estos pacientes con diabetes mellitus5.

Tengo diabetes mellitus, entonces ¿Qué puedo hacer para mejorar la defensa antioxidante y evitar el estrés oxidativo?

Los antioxidantes de la dieta juegan un papel importante en la defensa frente al estrés oxidativo. Por eso te mencionamos alimentos ricos en tres antioxidantes nutricionales:

Selenio: son buena fuente las verduras, nueces de Brasil, pescado, mariscos, carnes rojas, granos, levadura de la cerveza, huevos, pollo e hígado.

Vitamina C: se encuentra en guayabas, lechosa, frutas cítricas, patilla. También, pimentón, brócoli, espinacas, repollo, tomate y su jugo

Vitamina E: la encontramos en aceites vegetales, frutos secos, legumbres y cereales integrales

Así mismo, no dejes de consultar nuestro artículo Alimentación en la diabetes mellitus

Referencias consultadas

  1. Céspedes, T., y Sánchez, D. Algunos aspectos sobre el estrés oxidativo, el estado antioxidante y la terapia de suplementación, Rev Cubana Cardiol. [Internet] 2000 [31 jul 2018]; 14  (1): 55-60. Disponible en: http://www.revcardiologia.sld.cu/index.php/revcardiologia/article/viewFile/471/403
  2. Lima, L. Estrés oxidativo y antioxidantes: Actualidades sobre los antioxidantes en los alimentos. [Internet] s/f [09 agosto 2018]. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/mednat/estres_oxidativo_y_antioxidantes.pdf
  3. Sánchez-Valle, V., y Méndez-Sánchez, N. Estrés oxidativo, antioxidantes y enfermedad, Rev Invest Med Sur Mex, [Internet] 2013 [31 jul 2018]; 20  (3): 161-168. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medsur/ms-2013/ms133e.pdf
  4. Mamani, R., y Mejía, T. Estrés oxidativo celular y diabetes por alimentos refinados tipo snack? Revista Médica Hospital Hipólito Unanue de Tacna, [Internet] 2018 [09 agosto 2018]; 11 (1): 15-21. Disponible en: http://bibliotecavirtual.insnsb.gob.pe/estres-oxidativo-celular-y-diabetes-por-alimentos-refinados-tipo-snack/
  5. Cuerda, C., y cols. Antioxidantes y diabetes mellitus: revisión de la evidencia, Nutr Hosp, [Internet] 2011 [31 jul 2018]; 26 (1): 68-78. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v26n1/revision_4.pdf
Continue Reading

Dientes: ¿Cómo debe cuidarlos una persona con diabetes?

Los dientes son parte fundamental de la salud, como parte del aparato digestivo. Es por ello que la salud e higiene bucal son aspectos de consideración para cualquier persona y aún más para personas con diabetes tipo 2.

Estudios recientes demuestran que una adecuada salud bucal asegura un control más efectivo en los niveles de azúcar en sangre. Esto supone que la relación entre diabetes y dientes es bidireccional, pues también la diabetes aumenta el riesgo de sufrir afecciones en las encías conocidas como periodontitis. En uno de los estudios mencionado, realizado por investigadores de la Universidad de Barcelona, se demostró que luego de 3 meses de controles profundos de sarro y placa en dientes y raíz de pacientes con diábetes, se experimentaron reducciones importantes en los niveles de glucosa en sangre en ayunas, todo ello favorecido por la reducción de las bacterias orales.

Afecciones en dientes más frecuentes en personas con diabetes

Tener diabetes y no realizar una adecuada higiene bucal puede favorecer la aparición de problemas dentales. Una de las principales consecuencias es afecciones en las encías como la periodontitis y la gingivitis, favorecidas por problemas de circulación y resequedad bucal derivados de la diabetes.

La caries es también frecuente en personas con diabetes producto de la interacción de almidones y azúcares con las bacterias de la boca y la formación de placa. Si los niveles de azúcar y almidón en sangre son elevados, mayor será la presencia de almidones y azúcares en la saliva y, por tanto mayor también el riesgo de desarrollar placa pues la diabetes afecta también la capacidad del organismo de combatir las bacterias.

Cepillo y crema dental
Un cepillo suave y una crrema dental con flúor pueden ayudar a mejorar el ciudado dental.

Una simple gingivitis mal tratada puede derivar en una periodontitis. Esta enfermedad es muy grave en especial porque puede afectar no sólo el tejido blando de la encía sino también el hueso que sujeta a los dientes conduciendo a su caída. Entre quienes padecen diabetes, la periodontitis resulta más severa porque la diabetes afecta la resistencia del cuerpo a infeciones y retrasa su proceso de cura.

Es por ello que la persona con diabetes debe incrementar la atención a su higiene bucal y, sobre todo estar atenta a síntomas como dolor o sangrado de encías así como mal aliento, pues estos síntomas pueden ser advertencias de algún problema de mayor gravedad. En personas con diábetes, la higiene bucal no puede ser menos exhaustiva que el cuidado de la piel.

Diabetes y cuidado dental: Guía para una boca sana

Para prevenir cualquier problema, es imprescindible cepillarse con esmero los dientes y usar hilo dental por lo menos dos veces al día, asi se reducirá la presencia de bacterias en las encías. También es muy útil utlizar enjuague bucal evitando aquellos que contengan alcohol. También es necesario el chequeo odontológico cada 6 meses, indicándole al dentista que se padece diábetes.

Al cepillarse es necesario utilizar un cepillo dental de cerdas suaves junto con una crema dental que contenga fluoruro. Es necesario evitar frotar con fuerza o de modo que pueda irritar las encías. Es bastante probable que un cepillo eléctrico pueda ayudar, así como cambiarlo cada tres meses y permanecer atentos a cualquier problema o irritación que se observe en las encías, dolor o dientes algo flojos.

Finalmente, recuerde que fumar aumenta el riesgo de problemas en los dientes. Si fuma y acaban de diagnosticarle diabetes, es hora de dejar de fumar.

 

 

 

 

Continue Reading
Diabetes tipo 2: ¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético?
Diabetes

Diabetes tipo 2: ¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético?

La diabetes mellitus es un conjunto de enfermedades caracterizadas por niveles elevados de glucosa en sangre, secundarios a alteraciones en la secreción de insulina, en su acción, o ambas1.

La insulina es una hormona producida por las células betas del páncreas, que se encarga de regular la cantidad de glucosa en sangre1.

Existen varios tipos de diabetes mellitus, sin embargo, la más común es la tipo 2, que puede explicar entre el 90 al 95 % de los casos diagnosticados1.

Síntomas de la diabetes mellitus tipo 2

El desarrollo de esta enfermedad es gradual, y muchas veces la persona no presenta síntomas en los primeros estadios; de allí, que este presente bastante tiempo antes de ser diagnosticada1.

Es importante conocer los síntomas clásicos de la diabetes, saber identificarlos y consultar con un medico en caso de sospecha.

En este sentido, se tiene:

  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Perdida de peso inexplicable
  • Fatiga e irritabilidad extremas
  • Infecciones frecuentes
  • Visión borrosa
  • Heridas que tardan en sanar
  • Hormigueo en las manos o los pies2.

Factores de riesgo para la diabetes mellitus tipo 2

La probabilidad de desarrollar esta enfermedad, depende de una combinación de factores medioambientales y genéticos, entre ellos:

  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Edad avanzada
  • Obesidad, en particular obesidad intraabdominal
  • Hipertensión arterial
  • Dieta occidental
  • Inactividad fisica
  • Antecedentes de diabetes gestacional
  • Diagnostico de prediabetes
  • Raza o etnia1.

¿Qué ocurre en el cuerpo de un diabético tipo 2?

La diabetes mellitus tipo 2, se caracteriza por la combinación de insuficiencia en la producción de insulina y resistencia a la misma1.

La resistencia a la insulina ocurre primero en el músculo, hígado y células adiposas, posteriormente se produce un aumento compensador de la secreción insulina, intentando mantener los niveles de glucosa en el intervalo normal o prediabético. Sin embargo, el páncreas se agota y es incapaz de seguir produciendo la insulina necesaria1.

Básicamente, los niveles de insulina endógena son insuficientes para superar la resistencia a la insulina; como consecuencia se produce un exceso en la concentración de glucosa en sangre y se establece el diagnóstico de diabetes1.

Paso a paso…

Inicialmente, la hiperglucemia se manifiesta con una elevación de la glucosa después de las comidas, seguido por una elevación en ayunas. Así mismo, al disminuir la secreción de insulina, aumenta la producción de glucosa por el hígado, con lo que aumentan los niveles de glucosa antes de las comidas.

Por otro lado, la respuesta de la insulina también es inadecuada a la hora de suprimir la secreción de glucagón, lo que genera hipersecreción de glucagón, una hormona que estimula la producción de glucosa por parte del hígado1.

Así mismo, la resistencia a la insulina también se demuestra en los adipocitos, conduciendo a lipolisis y elevación de los ácidos grasos libres circulantes; lo que genera disminución de la sensibilidad a la insulina, alteración el la secreción de insulina y aumento de la producción de glucosa por el hígado1.

Resultado final

La pérdida progresiva de la función de las células beta del páncreas, significa que las personas diabéticas necesitarán cada vez más medicamentos para mantener el mismo grado de control glucémico y con el tiempo, precisarán insulina exógena1.

Nuestra recomendación

Es necesario seguir al pie de la letra cada indicación médica, si bien es cierto, que esta enfermedad tiene su curso natural, las decisiones del día a día hacen la diferencia para lograr un buen control metabólico. ¡Animo, se puede!

Así mismo, no dudes en consultar nuestro articulo Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus

Referencias consultadas

  1. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.).España: Elsevier; 2013.
  2. American Diabetes Association-ADA. Síntomas de la diabetes. [Internet] 2015 [04 agosto 2018]. Disponible en: http://www.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/sintomas-de-la-diabetes/

 

Continue Reading

Alimentación en la diabetes mellitus

Alimentación en la diabetes mellitus

La alimentación es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes mellitus, en cualquiera de sus formas. Sin ella es difícil lograr un control metabólico adecuado aunque se utilicen medicamentos hipoglucemiantes de alta potencia o insulina1.

Es importante destacar que no existe una dieta para las personas con diabetes, al contrario, se deben considerar factores como; edad, género, estado nutricional, actividad física, estados fisiológicos y patológicos para cubrir los requerimientos nutricionales de acuerdo a cada caso1.

Objetivos de una alimentación adecuada en la diabetes mellitus

  • Lograr concentraciones de glucosa cercanas a lo normal mediante el tratamiento equilibrado de la ingestión de alimentos, hipoglucemiantes o insulina y actividad física.
  • Proporcionar la energía adecuada para mantener o lograr el peso saludable en los adultos, los índices de crecimiento y desarrollo normales en los niños y adolescentes, el aumento de las necesidades metabólicas durante el embarazo y lactancia o la recuperación en caso de enfermedades. Para los adultos mayores, satisfacer sus necesidades nutricionales y psicosociales.
  • Prevenir y retardar las complicaciones agudas en la diabetes tratada con insulina, como la hipoglucemia, las enfermedades a corto plazo y los problemas relacionados con el ejercicio físico.
  • Prevenir y retardar las complicaciones a largo plazo, como enfermedad renal, neuropatía autónoma, hipertensión y enfermedad cardiovascular2.

Calorías en la alimentación de pacientes con diabetes

El aporte calórico para personas con diabetes mellitus se calcula de acuerdo al  nivel de actividad física, para una persona con un nivel actividad física leve, se recomienda un aporte de 25 kcal por kg de peso corporal al día, ejemplo: si la persona pesa 70 kg se multiplica por 25 kcal, el resultado; 1750 kcal corresponde a  las calorías que debe consumir esa persona al día.

Así mismo; para un nivel de actividad física moderado se recomiendan 30 kcal por kg de peso al día; y en pacientes con desnutrición o con un nivel de actividad física intensa de 45 a 50 kcal por kg de peso al día; revalorándose conforme cambie el nivel de actividad física2.

Carbohidratos en la alimentación de pacientes con diabetes

En relación con la alimentación, los carbohidratos son fundamentales en el control de la glicemia, ya que determinan hasta un 50% la variabilidad en la respuesta glicémica. La recomendación para personas con diabetes es que los carbohidratos deben aportar entre el 50 y 65% de la ingesta calórica diaria, lo que corresponde a valores similares a los recomendados en la población en general2.

Sin embargo, se debe prestar mucha atención en la elección del tipo de carbohidrato, al menos el 66 % debe ser de lenta absorción, como vegetales, cereales integrales y leguminosas; pues estos no dan lugar a elevaciones bruscas de la glicemia después de su ingestión.

Los carbohidratos simples de rápida absorción, como azúcar blanca, miel, bebidas gaseosas y jugos pasteurizados, deberán restringirse, aunque, la Asociación Británica de Diabetes (BDA) recomienda el consumo de 25 g de azúcar al día (alrededor de 5 cucharaditas rasas), que son aproximadamente 5% del total de los carbohidratos, sin embargo, profesionales del área de la nutrición evitan recomendar este consumo por el riesgo que los pacientes se sobrepasen en las raciones3.

Proteínas en la alimentación de pacientes con diabetes

La distribución recomendada por la American Diabetes Association es de 0,8 g por kg de peso corporal al día, con el propósito de disminuir la morbilidad de la nefropatía3. En este caso, se realiza el mismo calculo que se realizó con las calorías, ejemplo; para una persona de 70 kg se multiplica su peso por 0,8 g y se obtiene que debe consumir 56 g de proteínas al día.

El porcentaje de proteínas puede alcanzar 20% en dietas de  2000 calorías o menos y puede descender a 12% a niveles calóricos superiores. El pescado, el pollo, carne magra y los productos derivados de la leche, bajos en grasas, están entre las fuentes proteicas preferidas3.

Grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

Las grasas son nutrientes que se necesitan en la dieta porque cumplen funciones importantes dentro del organismo, como son; proveer de energía, transportar vitaminas A, D, E y K, además de servir de protector para el corazón y riñones (crean una capa a su alrededor que los protege de posibles golpes)4.

Sin embargo, no hay que olvidar que aportan 9 calorías por gramo, más de 2 veces el número de calorías tanto en carbohidratos como en proteínas, que tienen 4 calorías por gramo 4. La ingestión dietética recomendada para las grasas es de 30% del total de calorías diarias y se dosifica de acuerdo a los tipos de grasas presentes en los alimentos3

Tipos de grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

  • Saturadas: se recomienda que su consumo sea menor al 10% del total de grasas que aporta la dieta3, pues elevan notoriamente el colesterol LDL (colesterol malo) e incrementan el riesgo cardiovascular a largo plazo. En este grupo se encuentran los alimentos de origen animal como: carne de res, cerdo, embutidos, leche y derivados4.
  • Monoinsaturadas: se recomienda que su consumo sea de 13-15% del total de grasas que aporta la dieta3. Entre los beneficios del consumo de este tipo de grasa se encuentran; reducir el colesterol LDL y los triglicéridos (TG), incrementar levemente el colesterol de HDL (colesterol bueno) y reducir el riesgo cardiovascular a largo plazo. Son alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados el aceite de oliva, girasol y ajonjolí, aguacate y maní4.
  • Poliinsaturadas: se recomienda que su consumo sea menor al 6-7% del total de grasas que aporta la dieta3. Dentro de este grupo se tiene, ácidos grasos poliinsaturadas omega 6; los cuales tienen un efecto discreto de reducción del colesterol LDL; se encuentran en aceite de maíz, soya y algodón. Por su parte, los ácidos grasos poliinsaturados omega 3, tienen un efecto importante de reducción de los TG y un efecto positivo sobre el colesterol HDL; además, disminuyen el riesgo cardiovascular a largo plazo; se encuentran especialmente en la grasa de pescados como el atún, bonito, jurel, sierra, salmón y aceites como el de canola4.

De igual forma también es necesario considerar al colesterol, si bien es cierto que el consumo de colesterol no es el principal determinante del colesterol plasmático, si influye en él, es por eso que  la alimentación debe aportar menos de 200 mg de colesterol por día4.

Básicamente, se puede decir que las grasas son parte importante de su dieta, pero algunos tipos son más saludables que otros. Escoger con mayor frecuencia grasas saludables de origen vegetal en lugar de grasas menos saludables de origen animal, le ayudará a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud mayores.

Vitaminas y minerales en la alimentación de pacientes con diabetes

No se han logrado datos concluyentes respecto al beneficio de los suplementos de vitaminas o minerales en personas con diabetes, solo en ciertos grupos, como ancianos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, vegetarianos estrictos y aquellos con dietas hipocalóricas, puede ser necesario un suplemento multivitamínico. Las personas con diabetes tienen los mismos requerimientos de vitaminas y minerales que las personas no diabéticas y los pueden cubrir a través de una alimentación saludable5.

Referencias consultadas

  1. Duran, S., Carrasco, E., y Araya, M. Alimentación y diabetes. Nutr Hosp. [Internet] 2012 [31 jul 2018]; 27(4):1031-1036. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n4/10_revision09.pdf
  2. Reyes, M., Morales, J., y Madrigal, E. Diabetes. Tratamiento nutricional. Med Int Mex. [Internet] 2009 [31 jul 2018]; 25(6):454-460. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2009/mim096g.pdf
  3. Socarrás, M., Bolet, M., y Licea, M. Diabetes mellitus: tratamiento dietético. Rev Cubana Invest Bioméd. [Internet] 2002 [31 jul 2018]; 21(2): 102-108. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03002002000200007&script=sci_arttext&tlng=en
  4. Reyes, F., Pérez, M., Figueredo, E., Ramírez, M., y Jiménez, Y. Tratamiento actual de la diabetes mellitus tipo 2. Correo Científico Médico de Holguín. [Internet] 2016 [31 jul 2018];  20 (1): 98-121. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812016000100009
  5. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.).España: Elsevier; 2013.
Continue Reading

Ejercicio físico: ¿cómo hacer una rutina si tienes diabetes?

El ejercicio es una pieza clave para el bienestar de la persona con diabetes, como también lo es la dieta. La diabetes se experimenta a través de un aumento excesivo del nivel de azúcar en la sangre, causada por deficiencia de insulina o resistencia a ésta y el ejercicio puede ayudar a regular esas deficiencias.

¿Cuál ejercicio es bueno para mi?

Cualquier persona que tenga diabetes, sabe que el ejercicio diario contribuye a equilibrar la relación entre insulina y glucosa. Sin embargo, varios estudios demuestran que en países como Estados Unidos, solo el 39 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 hacen ejercicios. Esta cifra contrasta con el 58 por ciento de los estadounidenses que no tienen diabetes y realizan ejercicios.

Aunque resulte sorprendente, un ejercicio aeróbico sostenido durante unos 30 minutos al día y repetido unas 3 veces a la semana mejora mucho el desempeño de la persona con diabetes. Esta rutina debe realizarse sin que transcurran más de dos días sin hacer ejercicios. Aunque se trata de una actividad física, es importante que sea de forma moderada, pues el exceso de ejercicios puede alterar los niveles de azúcar en sangre.

Chica yoga PlayaPor otro lado, el ejercicio ayuda también a controlar el peso. La obesidad es un riesgo importante para personas con diabetes tipo 2, así como las caídas por pérdida de equilibrio.

Es por ello que la rutina de ejercicios aeróbicos debe incluir el ejercicio moderado y movimientos para el desarrollo del equilibrio. Esto puede lograrse a través de movimientos puntuales, o también de rutinas algo más complejas como el ejercicio del Tai Chi.

Algunos ejercicios que puedes realizar al terminar de leer este artículo

El mejor tipo de ejercicio para una persona con diabetes es el aeróbico. Este es un grupo muy amplio que pueden incluirse de inmediato en su rutina. Sin embargo siempre es necesario recordar dos cosas. En primer lugar, consultar con su médico tratante y, en segundo lugar, realizarlo de forma incremental, comenzando con menos intensidad.

  1. Caminatas. Para caminar sólo hace falta un par de zapatos y un espacio peatonal con seguridad. No se trata de caminar como quien va de tiendas. Se trata de caminar a paso acelerado a fin de aumentar la frecuencia cardíaca. Este ejercicio puede repetirse tres veces a la semana.
  2. Tai Chi. Este ejercicio milenario de origen chino combina movimientos lentos y relajados que mejora la forma física y reduce el estrés. Por su impacto, contribuye a mejorar el equilibrio y ayuda con la mitigación de otras consecuencias de la diabetes como los del sistema nervioso central.
  3. Ejercicio con pesas. Este ejercicio ayuda a aumentar la masa muscular y ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre. Es por esto que se recomienda incluir ejercicios con pesas en personas con diabetes, dos veces a la semana y con una duración de una media hora en total. Es importante programar un dia de descanso entre los ejercicios con pesas. En cada sesión, haga hasta 10 tipos de levantamiento de mesas, organizando cada serie con 10 repeticiones y haciendo 4 series en total.
  4. Yoga. Este tipo de ejercicios es sumamente útil en la reducción de grasa corporal y mejorar la función nerviosa. Igualmente reduce el estrés diabético y favorece el equilibrio corporal.
  5. Natación. En caso de haber algún tipo de lesión en las articulaciones, la natación puede ser una alternativa para una rutina de ejercicios. Además, la diabetes a veces afecta la sensibilidad en los pies y nadar reduce el riesgo de lesiones en los pies producidas por el trote y las caminatas. Si se utilizan zapatos especiales para la piscina, puede además evitarse resbalones y rasguños en pies.
  6. Bicicleta fija. La bicicleta fija supera cualquier adversidad climática que impida ejercitarse al aire libre. El flujo sanguíneo a las piernas se beneficia de este ejercicio, así como el tratamiento de la obesidad, pues es una actividad que permite quemar muchas calorías.

Quiero construir mi rutina de ejercicios

Nada mejor que construir una rutina para activarse al cien por cien en un plan de ejercicios adaptados a las necesidades de las personas con diabetes. Para hacerlo, recomendamos las siguientes pautas:

  1. Consultarlo con el médico. Que sea el médico tratante quien indique los ejercicios más beneficiosos para su caso, asi como la intencidad
  2. Asuma la responsabilidad para cumplirla. Cualquier herramienta es válida, pero quizas la que más ayuda es apoyarse en gráficos. Por ejemplo, Ud. puede graficar los tipos de rutina, duración, duración y frecuencia. Todo ello a fin de asumir de modo responsable todo lo referido a la rutina.
  3. Asumir metas alcanzables. Estar atentos a lo que el cuerpo va informando. Aunque los médicos recomiendan de 30 a 60 minutos de actividad moderada varias veces por semana, este ejercicio puede realizarse en bloques de 10 o 15 minutos.

Bicicleta parejaEs importante que el comienzo sea pausado y que se utiice la ropa adecuada. Una forma de comenzar la rutina es incluir cualquiera de estos elementos: hacer saltos de tijera, caminar mientras habla por teléfono, preferir el uso de las escaleras aunque haya asensor, estacionarse al final del estacionamiento y caminar, o dejar el autobús varias paradas de nuestro destino para caminar

Más que comenzar, el reto es a mantenerse haciendo ejercicios, sobre todo si no se obtienen resultados de inmediato. En esas ocasiones, puede ser de utilidad alternar entre tipos de ejercicios, conseguir compañía con miembros de su familia, amigos o compañeros de trabajo a hacer ejercicio.

También resulta útil apoyarse en un podómetro para generar motivación al ver resultados de inmediato. Si esta opción se combina con una caminata u otro ejercicio con duración de 10 a 15 minutos varias veces al día, puede llegar a cubrirse la duración estimado de 30 minutos diarios.

Existen muchas actividades que pueden ser incluidas en las rutinas de ejercicios incluidos los estiramiento a Es importante aprender sobre cada actividad y consultar al médico tratando sobre la actividad que sera agregar a su rutina de ejercicios.

 

Continue Reading

¿Papa en la dieta de personas diabéticas?

La papa, aún en personas con diabetes, tiene una presencia muy marcada en nuestras dietas. Pocas veces falta en la mesa en distintas preparaciones: frita, al vapor o en puré. Las consumimos como uno de los acompañantes predilectos de los platos protéicos más fuertes. Sin embargo, cuando hay diabetes, es muy importante conocer las posibilidades para que este producto pueda ser incluido adecuadamente entre los consumidos a diario.

La papa, un visitante habitual en nuestra dieta

La papa es uno de los cultivos más antiguos del planeta, ubicados desde hace unos 10.000 años primero en América del Sur y Central y hoy en todo el mundo. La gran variedad de cepas la ubica como un alimento rico en minerales, vitaminas y potasio, aportando al cuerpo también fósforo, calcio y hierro, y vitaminas como C, A, B1, B3, P, tiamina y niacina.

papas al vapor con pimientos
Papas preparadas al vapor con pimientos

La incorporación de la papa en la dieta de la persona diabética, sin embargo, debe realizarse con mucha atención. Es vital evitar su consumo excesivo y combinarla con un estilo de vida activo y saludable. Ya hemos hablado en otra ocasión, sobre la necesidad de optar por dietas bajas en carbohidratos para personas con diabetes.

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos para evaluar a 200 mil consumidores de papa, arrojó luces sobre la incidencia de la papa en el riesgo de presentar diábetes. Dicho estudio mostró un riesgo cercano al 7 por ciento entre las personas que consumían papas entre dos y cuatro veces a la semana, sin importar su preparación. El riesgo aumentaba al 33 por ciento en aquellos casos con consumo de papa de siete veces a la semana ¡con independencia del estilo de vida de los participantes del estudio!

La clave está en el equilibrio.

Entre los componentes de la papa, el almidón es quizás el que representa un impacto mayor para el páncreas. El resto de la dieta resulta crítica pues muchas veces se consume con otros alimentos altos en azúcares y carbohidratos. El estudio mencionado antes, arrojó un 4 por cierto de riesgo entre personas que consumían papas en puré o con mantequilla, y un 20 por ciento de riesgo en pacientes que las consumían fritas. También advierte la necesidad de sustituir en la dieta una parte de la papa consumida por alimentos con fibra como granos enteros o vegetales. Esto puede reducir el riesgo a presentar diabetes hasta un 18 por ciento en pacientes con elevado consumo semanal de este tubérculo.

Para una parte importante de la población mundial, el consumo de papa es parte de su cultura. Cambiar su consumo y su preparación son dos tareas claves. En Suecia, la Universidad de Lund analizó la relación entre la preparación de la papa, los contenidos en hidratos de carbono y los niveles de glucosa en sangre. Los resultados son interesantes con respecto a la diferencia entre comer papas hervidas al momento y hervidas y luego refrigeradas. Aunque el estudio no informa que variedad se usó, o el almidón que poseían, si concluyó sobre la ventaja de consumir las papas al vapor, aderezadas con una vinagreta previa refrigeración.

La batata, un alimento altamente positivo en la dieta de la persona diabética.

Pese a su contenido en carbohidratos, la papa puede estar en la dieta de personas diabéticas. Sin embargo, deben considerarse la porción, la preparación, la variedad de papa y los alimentos a los cuales acompaña. Consumirla en jugos puede estimular el funcionamiento del cerebro, aliviar el reumatismo, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y hasta prevenir la formación de cálculos renales. También puede aportar aspectos positivos a personas con diabetes. El jugo de papa se hace pelándolas eliminando puntos verdes y sacando el jugo a través de un extractor de jugos.

batata cocida
Batata rosada preparada al vapor

La batata, o papa dulce es un tubérculo similar a la papa y muy útil en el apoyo a la persona diabética. Entre las variedades de batata hay diferencias de color externo: blanco o amarillento, y de pulpa: blanco, rosado o morado.

Tiene antioxidantes y nutrientes, pero además, son excelentes para regular los niveles de azúcar en sangre, y la resistencia a la insulina. Adicionalmente, son ricas en fibra por lo que ayuda a la digestión y desitoxicación. Su alto contenido en betacaroteno también puede ayudar a prevenir enfermedades como la gota y el asma. Las vitaminas A, D y C apoyan varios sistemas del organismo como el respiratorio y circulatorio. Finalmente, tienen potasio como las papas, siendo positivas para los músculos y tejidos aliviando la frecuencia de hinchazones y calambres.

 

 

Continue Reading
Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus
Tratamiento

Tratamiento a seguir en la diabetes mellitus

El abordaje de la diabetes mellitus se fundamenta en: 1) Tratamiento médico, 2) Tratamiento nutricional 3) Educación y 4) Actividad física. Es muy importante que el paciente comprenda la importancia de estos aspectos para lograr un buen control metabólico (1).

Tratamiento médico

Posterior a la sospecha o seguido del diagnóstico de diabetes mellitus, es importante asistir a consultas de control con un médico especializado. El médico es quien tiene la capacidad de proporcionar la información necesaria para que el paciente y sus familiares aprendan a:

  • Reconocer los signos y síntomas de la diabetes mellitus.
  • Identificar los signos y síntomas de hipoglicemias e hiperglicemias.
  • Conocer todo lo relacionado con el uso de insulina.
  • Dar a conocer los medios existentes para realizar el autocontrol.
  • Recomendar un programa de ejercicios físicos (1).

Tratamiento nutricional

Seguir un plan de alimentación personalizado, diseñado por un Nutricionista permitirá al paciente llevar una alimentación de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, lo que a fin de cuentas, ayudara a mantener los niveles de glicemia estables, armonizara los niveles de insulina y asegurar una distribución constante y equitativa de los carbohidratos (1).

Educación

La educación es esencial para controlar la enfermedad y disminuir las complicaciones. Los programas que modifican estilo de vida, donde se involucra el equipo de salud, el paciente y su red de apoyo, mejoran el control de peso, ayudan a dejar el hábito tabáquico y a aceptar la enfermedad (2).

En este sentido, existen dos modalidades a la hora de impartir educación; de forma individual o grupal, ambas son complementarias y no excluyentes. Básicamente, lo que se busca es mejorar la calidad de vida de los pacientes, elevando su autoestima, modificando su actitud ante la enfermedad y motivando a un cambio de estilo de vida más saludable (1).

Respecto a la educación en grupo, esta permite aprovechar mejor los recursos humanos y enseñar simultáneamente a varios pacientes; tiene como ventaja que le permite al paciente liberar tensión psicológica al comprobar que hay otras personas que tienen la misma enfermedad y deben llevar un estilo de vida similar al de ellos. Por su parte, la educación individualizada permite personalizar el tratamiento según el caso (1).

Actividad física

Debe estimularse la práctica de alguna actividad física, por los efectos beneficiosos que producen al:

  • Mejorar el control metabólico de grasas y carbohidratos.
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina (aumentan los receptores de insulina).
  • Aumenta los depósitos de glucógeno.
  • El número de dosis de insulina disminuye y la ingesta calórica puede aumentar.
  • Favorece la obtención y mantenimiento del peso ideal (1).

Los programas de ejercicio físico de intensidad aeróbica y anaeróbica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, motivados y sin complicaciones avanzadas, son eficaces para el mejor control glicémico. Pues se mejora la acción sistémica de la insulina de 2 a 72 horas posterior a la actividad  física, además de aumentar la captación de glucosa por el músculo.

Así mismo, a mayor intensidad de la actividad física, se utilizan más los carbohidratos, lo cual es también es beneficioso. Los efectos de la actividad física de resistencia son; disminuir la glucosa en las primeras 24 horas y a largo plazo, mantener la acción de la insulina, el control de la glucosa, la oxidación de las grasas, y disminuir el colesterol LDL. Asi mismo, si se acompaña de pérdida de peso, es más efectiva para mejorar la dislipidemía; adicionalmente, mejora la depresión (2).

Por ultimo, es necesario destacar que todos los pacientes deben cambiar a corto plazo el hábito sedentario, mediante caminatas diarias. A mediano plazo, la frecuencia mínima deberá ser de 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica de moderada intensidad (2).

Referencias consultadas

  1. Centro de Atención Nutricional Infantil de Antimano-CANIA. Nutrición en pediatría. Caracas: CANIA; 2009.
  2. Gil, L., Sil, M., Domínguez, E., Pilar, R. y Medina, J. (2013). Guía de práctica clínica Diagnóstico y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. Rev Med Inst Mex Seguro Soc, 51(1): pp.104-19 Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/4577/457745487015.pdf
Continue Reading
Fibra dietética  y diabetes mellitus
Fibra dietética y diabetes mellitus

Fibra dietética y diabetes mellitus

Acabas de recibir el diagnostico de diabetes mellitus y te recomendaron el consumo de fibra dietética, pero… ¿por dónde comenzar?, ¿qué es la fibra?, ¿dónde se consigue?, ¿por qué es importante?.. Todas estas dudas serán  aclaradas en el presente artículo, sigue leyendo…

Comencemos con que la fibra dietética se considera un elemento importante para una nutrición sana, es un hidrato de carbono complejo, por lo general resistente a la digestión y absorción en el intestino delgado. Su función depende de su solubilidad, de allí se deriva la clásica clasificación de acuerdo a su comportamiento en el agua, de este modo se tiene; fibra insoluble y soluble (1) (2).

Dentro de las fibras insolubles, se encuentran la hemicelulosa, celulosa y lignina. La celulosa; aumenta la capacidad de retener agua, el volumen fecal y el numero diario de deposiciones, reduciendo de este modo, el tiempo de tránsito intestinal (importante en prevención y tratamiento del estreñimiento); así mismo, el consumo de celulosa y lignina; favorece la producción de ácidos grasos de cadena corta, lo cual está asociado a una reducción del riesgo de tumores (2).

Por su parte, dentro de la fibra soluble, se tienen las pectinas y gomas. Las pectinas; se unen a minerales, lípidos y ácidos biliares, aumentando su excreción, lo que a fin de cuentas reduce el colesterol sérico. En cuanto que las gomas; dan lugar a la formación de geles, reduciendo de esta forma el vaciado gástrico; retrasan la digestión, el tiempo de tránsito intestinal y la absorción de glucosa. (2).

Beneficios del consumo de fibra en la diabetes mellitus

Estudios epidemiológicos sugieren que las dietas ricas en fibra dietética juegan un papel importante en la prevención y tratamiento de la diabetes mellitus y que este papel es independiente de otros factores de la dieta (3).

Los mecanismos a través de los cuales la fibra podría mejorar el perfil glucémico son: retraso del vaciado gástrico, gracias a sus propiedades viscosas y de absorción de agua a este nivel, retardo en la absorción de hidratos de carbono en el intestino delgado, y alteración en la secreción y sensibilidad de la insulina (3).

De hecho, estudios con alto grado de evidencia ponen de manifiesto este papel beneficioso de la fibra en la diabetes mellitus tipo 1 y 2; y es así como las dietas con un contenido moderado en hidratos de carbono ricos en fibra dietética han demostrado producir un descenso de la glucemia postprandial (después de las comidas) de hasta un 21% con respecto a dietas con un contenido moderado de hidratos de carbono pobres en fibra (3).

¿Qué tipo de fibra dietética es mejor en la diabetes mellitus?

La influencia de la fibra dietética en el control glucémico se ha atribuido principalmente a la fibra soluble debido a sus efectos en el estómago y el intestino delgado. Sin embargo, tanto la fibra soluble como la insoluble han sido asociadas con un aumento de la sensibilidad periférica a la insulina sin haber sido aclarados los mecanismos que lo propician. Entonces, se puede decir que la evidencia no permite establecer con certeza qué tipos de fibra serían los más adecuados en pacientes con diabetes mellitus (3).

Así mismo, la Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomienda para los niños mayores de dos años, un consumo de fibra dietética de la cantidad que resulte de sumar 5 g/día a su edad (ejemplo: un niño de cuatro años debería ingerir aproximadamente 9 g de fibra al día), en cuanto que para adultos la recomendación corresponde a 20-35 g/día tanto soluble como insoluble para mantener un mejor control glucémico e insulínico. Por su parte, en los niños menores de dos años y ancianos aún no se dispone de estudios que definan las cantidades idóneas de consumo (4).

¿Cómo se cubren estos  requerimientos de fibra dietética?

Basta con consumir una alimentación variada, donde predomine el consumo de cereales integrales, frutas, vegetales y tubérculos. Así mismo, si actualmente llevas una dieta occidental, es decir, rica en azúcares, grasas animales, almidones refinados y carnes, es muy importante aumentar progresivamente el consumo de fibra dietética para no generar molestias estomacales, de igual forma es necesario mantener una ingestión hídrica adecuada (7-8 vasos de agua al día).

De forma general, la fibra consumida debe tener una proporción de 3/1 entre insoluble y soluble, sin embargo, no es necesario sacar muchas cuentas en este aspecto, pues los alimentos tienen una combinación de ambos tipos de fibra, aunque en algunos predomine una sobre otra. Tal es el caso de alimentos con mayor contenido en fibra insoluble como; la harina de trigo integral, el salvado, guisantes, repollo, vegetales de raíz, cereales y frutas maduras; y alimentos con mayor contenido de fibra soluble son; la avena, cebada, ciruelas, manzanas, fresas, zanahoria, cítricos, judías secas y otras legumbres (4).

Por último, y lo más importante de todo es ¿Qué debo hacer? Por eso te dejamos unas recomendaciones prácticas para tu alimentación diaria:

  • Consumir diariamente 3 raciones vegetales, para considerarse una ración de vegetales se debe consumir 1 taza de vegetales crudos o ½ taza de vegetales cocidos.
  • Consumir diariamente 2 raciones de fruta. Mejor completas que en jugo.
  • Consumir diariamente 6 raciones de cereales en forma de pan, cereales de desayuno, arroz o pasta. Preferiblemente integrales dado el mayor aporte de fibra.
  • Incluir semanalmente 4-5 raciones de legumbres (4).

Referencias consultadas

  1. Incremento en el consumo de fibra dietética complementario al tratamiento del síndrome metabólico. Nutr hosp [Internet] 2018 [Consultado 24 jul 2018]; 35 (3): 582-587. Disponible en: http://revista.nutricionhospitalaria.net/index.php/nh/article/view/1504
  2. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.). España: Elservier; (2013).
  3. Sánchez, R., Fuentes, M., Milla, S., Plaza, B., López, L. y Candela, C. Nutr hosp [Internet] 2015 [Consultado 24 jul 2018];31 (6): 2372-2383. Disponible en: nutricionhospitalaria.com/pdf/9023.pdf
  4. Álvarez, E., y Sánchez, P. La fibra dietética. Nutr hosp  [Internet] 2006 [Consultado 24 jul 2018]; 21 (2): 61-72 Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v21s2/original6.pdf
Continue Reading
DIABETES Y BEBIDAS DIETÉTICAS. Consumo de refrescos light daña la salud
Los refrescos dietéticos contienen muy poca azúcar y carbohidratos, pero eso no significa que sean más saludables.

DIABETES Y BEBIDAS DIETÉTICAS. Consumo de refrescos light daña la salud

Las bebidas dietéticas podrían no ser muy saludables despues de todo

Uno podría pensar que las bebidas dietéticas y los refrescos light son “inofensivos” y no causan problemas de salud. Pero según la investigación de Purdue University asocia el consumo de refrescos de dieta con algunos padecimientos médicos. Después de todo parecería la Diabetes y bebidas dietéticas si guardan relación en sus efectos a la salud.

Según la American Diabetes Association, la diabetes es una enfermedad caracterizada por un alto nivel de glucosa en sangre. Debido a la baja capacidad corporal para producir o usar insulina, responsable de mover el azúcar (glucosa) de la sangre en las células. La falta de producción de insulina resulta en un bajón de energía para nosotros.

Los refrescos dietéticos pueden ser una alternativa sin azúcar para el resfresco regular, pero eso no significa que sean más saludables.

Es cierto que las bebidas gaseosas dietéticas no contienen azúcares, y tienen poca o ninguna caloría. Debido a esto, se cree que los refrescos dietéticos ayudan a reducir el riesgo o controlar los síntomas de la diabetes. Sin embargo, puede que esto no sea muy verdadero.

Características e ingredientes de las bebidas dietéticas

bebidas dietéticas y sus edulcorantes
Los refrescos y gaseosas ligth son bebidas carbonatadas hechas con edulcorantes artificiales que reemplazan al azúcar.

 

Las bebidas dietéticas o refrescos y gaseosas ligth son bebidas carbonatadas con edulcorantes artificiales. Los edulcorantes más utilizados son el ciclamato, aspartamo, sucralosa, acesulfamo-K o sacarina en lugar de azúcar.Las bebidas dietéticas más populares en el mercado son nombres conocidos como: Pepsi dietetica, Coca Cola Light, Coca Cola Zero, Sprite Zero, 7UP free etc. Estas bebidas son promocionadas como sin azúcar y sin calorías.

Estos productos estan destinados principalmente para ayudar a las personas a perder peso, evitar el daño en los dientes, y prevenir las enfermedades de azúcar relacionadas como la diabetes y el síndrome metabólico. Sin embargo, la evidencia de estas bebidas que ayudan contra tales condiciones es inexistente. De hecho, los últimos estudios muestran que el consumo de refrescos de dieta aumenta el riesgo de aumentar de peso y el desarrollo de la diabetes.

Estudios acerca de las bebidas dietéticas y el síndrome metabólico

Un reciente estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition siguió a 66.118 mujeres durante 14 años, haciendo el seguimiento de las bebidas que consumieron.

Al final del estudio, tanto las bebidas azucaradas como las bebidas endulzadas artificialmente, estaban vinculadas a un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

Estudios recientes demuestran una estrecha relación entre los refrescos dietéticos y los factores que contribuyen a la diabetes. Estos factores incluyen el aumento de peso y el síndrome metabólico.

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico es un grupo de factores de riesgo que a menudo ocurren juntos y aumentan el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y derrame cerebral. Esta afección concentra los factores de riesgo que elevan las probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2, entre glucosa en la sangre, hipertensión arterial, exceso de grasa en la cintura.

Estos factores incluyen:

  • Bajos niveles de colesterol “bueno” (HDL)
  • Altos niveles de azúcar en la sangre
  • Grasa abdominal
  • Altos niveles de grasas en la sangre conocidas como triglicéridos
  • Alta presion sanguinea

Una investigación publicada en Diabetes Care, encontró una fuerte asociación entre los refrescos dietéticos y los factores de diabetes. Los investigadores encontraron una relación significativa entre el refresco en la dieta y el desarrollo de los niveles de azúcar en la sangre y la grasa del vientre, dos factores del síndrome metabólico.

Los resultados del estudio mostraron un aumento del riesgo del 67% de la diabetes tipo 2 en personas que bebían refrescos en la dieta diaria. Como tal, los refrescos dietéticos no son la opción más saludable para las personas que buscan controlar o prevenir la diabetes tipo 2.

Diabetes y bebídas dietéticas: 3 peligros inmediatos para la salud del consumo de bebidas dietéticas

1. Enfermedades del corazón

Beber uno o más refrescos light al día podría elevar el riesgo de sufrir un infarto o algún problema cardiovascular. Las sodas contienen sodio y fructosa que cuando se consume en exceso elevan el nivel de la prensión arterial.

2. Aumento de peso

bebidas dietéticas y factores relacionados al sobrepeso
El cuerpo no metaboliza los endulzantes artificiales de las bebidas edulcorantes igual que la glucosa, haciendo que se acumule la grasa y se eleve el sobrepeso.

Los edulcorantes artificiales o “azúcar falsa” de estas bebidas engañan al cuerpo haciendo que piense que está consumiendo algo dulce. El organismo no metaboliza estos endulzantes igual que la glucosa, haciendo que se acumule y se transforme en grasas. Esto elevaría el riesgo de sobrepeso.

La obesidad es un factor que contribuye a la diabetes. Es muy importante controlar el peso corporal para evitar la diabetes tipo 2.

La Revista de la Sociedad Americana de Geriatría observó los efectos a largo plazo sobre la medida de la cintura en los consumidores de refrescos dietéticos. Se estudiaron un total de 749 participantes mayores de 65 años durante 9 años y medio.

A medida que el número de bebidas de refresco dietético aumenta, también aumenta la circunferencia de la cintura. Los participantes que bebían refrescos dietéticos diariamente, mostraron más de cuatro veces la ganancia de cintura que aquellos que no los consumían.

Esto muestra una relación a largo plazo entre el consumo de refrescos dietéticos y la grasa abdominal. Como estas bebidas no son lo suficientemente saciantes, provoca que se consuman más calorías a través de alimentos sólidos, se explica en el artículo de American Journal of Clinical Nutrition.

3. Desgaste del esmalte de dientes

Mirtala Güitrón Reyes, especialista en periodoncia, implantología y odontogeriatría, explica que la mayoría de refrescos de cola, sean light o no, contienen ácido cítrico u ortofosfórico. Estos desgastan el esmalte de los dientes y favorecen la acumulación de bacterias formadoras de caries.

Consejos de bebidas por las que podemos optar para reemplazar las bebidas gaseosas y dietéticas

¿Cuál es la mejor bebida sin calorías? Simplemente agua, muy esencial para muchos de los procesos corporales. La mejor forma de calmar una sed repentina es bebiendo agua cristalina. El agua contiene 0 calorías y te ayuda a mantener el cuerpo bien hidratado. Y si la bebes en suficiente cantidad, te ayudará a sentirte saciado(a) (satisfecho) y a comer menos.

Agua vs gaseosas y bebidas dietéticas
Para saciar la sed, siempre es mejor preferir el agua antes que cualquier bebida dietética.

Pero quédate tranquilo, el agua no es la única opción de bebida que te podemos recomendar. La Asociación Americana de la Diabetes aconseja: optar, siempre que sea posible, por bebidas que tengan o cero o muy pocas calorías. Aquí te las presentamos:

  • Té sin endulzar: es una magnífica alternativa al agua. No contiene carbohidratos y puedes obtenerlo en una gran variedad de sabores.
  • Jugos 100% naturales sin azúcar agregada.
  • Jugos de vegetales bajo en sodio, con menos carbohidratos (unas 50 calorías y 10 gramos de carbohidrato por cada taza).

Otro tipo de bebidas, como la leche y los jugos (zumos) de frutas 100% naturales, aunque aportan calorías y carbohidratos, son necesarios en una alimentación balanceada ya que proporcionan al organismo vitaminas y minerales importantes.  La clave consiste en seleccionar el tipo de leche y el jugo (zumo) que te favorece mejor.

En conclusión, lo más aconsejable es cortar relación con todo tipo de gaseosas o bebidas dietéticas. Sabemos que es algo muy difícil, pero lo que podemos recomendarte es disminuir su consumo poco a poco. A la hora de refrescarte prefiere siempre a los jugos naturales o en último caso al agua. No hay mejor bebida refrescante que el agua.

 

 

 

Continue Reading
Signos de Diabetes en las Mujeres
Es muy importante que identifique los síntomas de la diabetes. La detección y el tratamiento de la enfermedad temprana disminuye la probabilidad de desarrollar complicaciones de salud graves, como insuficiencia renal, ceguera o enfermedades del corazón

Signos de Diabetes en las Mujeres

La Diabetes y sus Signos en las Mujeres

Es innegable el crecimiento de casos de Diabetes en las mujeres. Es de vital importancia conocer los síntomas de la diabetes. Identificando los signos nos aseguramos de que la enfermedad se detecta a tiempo, antes que se produzca algún daño irreversible. La detección y el tratamiento de la enfermedad temprana disminuye la probabilidad de desarrollar complicaciones de salud graves, como insuficiencia renal, ceguera o enfermedades del corazón.

Los signos de la diabetes en las mujeres pueden ser:

Signos de la diabetes mujeres
Aprenda a detectar a tiempo los signos de la diabetes en las mujeres

La infección por levaduras y el empuje vaginal

Las mujeres diabéticas pueden experimentar candidiasis vaginal, ya que sus cuerpos tratan de deshacerse del exceso de azúcar en la orina. Por lo tanto, la glucosa crea un terreno fértil para la levadura. Los síntomas de las infecciones de levadura incluyen; picazón y dolor alrededor de la vagina, dolor durante el coito, flujo vaginal blanco y enrojecimiento de la piel. La infección oral de la levadura también puede ser un síntoma de la diabetes.

La disfunción sexual femenina (FDS)

La disfunción sexual femenina marca diversas dificultades en la actividad sexual, incluyendo:

  • Dificultad para lograr un orgasmo
  • La falta de deseo sexual
  • Dificultad con la excitación (sensibilidad reducida)
  • La dispareunia (dolor durante el coito)
  • Lubricación vaginal reducida

Los altos niveles de azúcar en la sangre puede conducir a daños en los nervios. También la falta de riego sanguíneo conlleva a problemas con la excitación o con alcanzar un orgasmo. Por otra parte, altos niveles de glucosa en la sangre produce falta de lubricación natural que hace que el sexo sea doloroso y difícil. Sin embargo, la disfunción sexual femenina también puede ser causada por una amplia gama de razones psicológicas.

Micción frecuente y deshidratación

Una persona con diabetes experimenta micción frecuente como el cuerpo trata de eliminar el exceso de glucosa por la orina. Además de eliminar el exceso de azúcar, micción frecuente también conduce a la pérdida de grandes cantidades de agua y la mujer puede sufrir de deshidratación. Por lo tanto, las mujeres con diabetes pueden experimentar micción frecuente y sed excesiva durante el día.

Polifagia

La polifagia es un desorden alimenticio y frecuentemente un síntoma típico en las mujeres que sufren de diabetes tipo 2. Alguien que sufre de diabetes tipo 2 tiene un alto nivel de insulina en el cuerpo. Dado que la insulina estimula el hambre, demasiada insulina hace que la persona sienta hambre con más frecuencia y como consecuencia comerán más.

SOP (Síndrome de Ovario Poliquístico)

Síndrome de ovario poliquístico es una condición en la cual el número de quistes en los ovarios es más grande de lo normal. SOP está vinculada con altos niveles de insulina, que es muy común en las personas con diabetes tipo 2 que tienen sobrepeso. Aunque el diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico no significa que usted sea diabético, la enfermedad está vinculada con un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los síntomas emocionales y signos de diabetes en mujeres

La salud emocional también puede indicar síntomas de la diabetes en las mujeres principalmente porque experimentan cambios intensos en comparación con los hombres. Por otra parte, la micción frecuente, hambre constante y otras condiciones pueden ser las causas de la angustia emocional, especialmente en las mujeres que sufren de diabetes.

Los problemas emocionales tales como letargo, agitación e irritabilidad sin motivo pueden ser los síntomas clásicos de la diabetes en las mujeres. Aunque estos síntomas en las mujeres pueden ser causados por varias razones, si estas emociones persisten y se manifiestan regularmente deben ser tomadas en serio. Asegúrese de tomar una visita a su profesional de la gestión de la diabetes.

Aspectos fisiológicos de la diabetes en las mujeres

Consulte a su médico periódicamente
Recuerde: Estar pendiente y hacerse revisiones periodicas para detectar los síntomas de la diabetes en las mujeres

Los Cuerpos de las mujeres frecuentemente presentan dificultades para manejar el azúcar en la sangre y la diabetes. Esto se producen debido a las fluctuaciones hormonales asociados con el nacimiento del niño, el ciclo menstrual, y la menopausia. Esto hace que sea difícil para las mujeres para mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre. Por otro lado, algunos anticonceptivos pueden aumentar la glucosa en sangre. Por lo tanto, es importante entender completamente los síntomas de la diabetes en las mujeres. Detectar los síntomas de la diabetes en las mujeres ayuda muchísimo a su prevención.

Continue Reading

DIABETES JUVENIL, un problema de salud en los jóvenes que va en crecimiento

Diabetes Juvenil – un problema de salud en crecimiento

Diabetes Juvenil
La Diabetes en la juventud

La Diabetes Juvenil afecta a los jóvenes si los niveles de glucosa o azúcar en la sangre son demasiado altos.

La diabetes tipo 1 generalmente se diagnostica en niños y adultos jóvenes, y anteriormente se conocía como diabetes juvenil. La diabetes juvenil empieza a ser más común en personas menores de 30 años y tiende a desarrollarse en la infancia.

Otros nombres para la diabetes juvenil son la diabetes tipo 1 y la diabetes mellitus insulinodependiente (IDDM).

Diabetes tipo 1 – ¿Cómo perjudica en la salud de los jóvenes?

En la diabetes tip o 1, el cuerpo no produce insulina. La insulina es una hormona necesaria para convertir el azúcar (glucosa), almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria. La diabetes tipo 1, hace que el páncreas no produzca insulina, lo cual puede provocar Glucemia. Con el tiempo, el azúcar excesivo en la sangre provoca serios problemas con el corazón, los ojos, los riñones, nervios, los dientes y las encías.

Sin suficiente insulina, la glucosa se acumula en la sangre en lugar de entrar en las células. A pesar de los altos niveles en la sangre, el cuerpo podría utilizar la glucosa para la energía. Esto conduce a un aumento del hambre. Además, altos niveles de glucosa en la sangre hacen que el paciente orine más, lo que a su vez provoca sed excesiva. Dentro de 5-10 años, las células beta productoras de insulina del páncreas están completamente destruidas y el cuerpo no puede producir más insulina.

El peligro que corren los jóvenes con diabetes son complicaciones significativas en muchos órganos incluyendo el corazón, los ojos, los riñones y los nervios, especialmente si el azúcar en la sangre es mal controlado a lo largo de los años.

La Diabetes juvenil es un problema de salud en aumento en nuestro país

Más de treinta mil personas jóvenes serán diagnosticadas con diabetes este año. Se estima que 120 millones de personas en todo el mundo sufren de diabetes. Además, se calcula que cinco millones de personas padecen diabetes que aún no ha sido diagnosticada.

Descubrir que tienes diabetes puede sonar aterrador, pero no entres en pánico. La diabetes tipo 1 es grave, pero con el debido tratamiento y llevando un estilo de vida saludable, las personas con diabetes pueden vivir largas, sanas y felices.

Si tienes hijos menores a 30 años, debes estar atento a los síntomas de la Diabetes juvenil. Si conoces a alguien en peligro de diabetes tipo 1, recomiéndale visitar a su médico lo más pronto posible.

En nuestros siguientes artículos hablaremos más de la Diabetes tipo 1 o Diabetes juvenil. Recuerda compartir esta información con otras personas. La prevención de la Diabetes es algo en lo que todos podemos colaborar.

 

Continue Reading

INSULINA INHALADA, buena opción para el control de la Diabetes

INSULINA INHALADA un fármaco prometedor en el control de la diabetes

La insulina inhalada es un fármaco para el control de la diabetes que nos brinda la opción de un amplio margen de comodidad. Para quienes padecemos diabetes tipo 1 o tipo 2, un método para olvidar las agujas suena realmente atractivo. Aunque la insulina por vía subcutánea se convierte en un hábito, nunca deja de ser engorroso en situaciones cotidianas ya sea por la facilidad de llevar tu insulina refrigerada a dónde vas, o por las hipoglicemias que puedes presentar.

La insulina inhalada y sus beneficios

Especialistas e investigadores aseguran que la acción de la insulina inhalada es ultrarápida. Mantiene los niveles de glucosa dentro de lo normal (70mg-110mg), en comparación con la insulina suministrada por vía subcutánea. Además, esta tiene menos riesgo de producir hipoglicemias y podrás llevarla contigo sin necesidad de refrigeración. Su presentación es bastante cómoda por lo que no causa incomodidad.

Sin embargo la Dirección de Alimentos y medicamentos de EE.UU  (FDA por sus siglas en inglés) se pronunció al respecto de la insulina que se suministra actualmente en EE.UU diciendo que Afrezza no es un reemplazante de la insulina basal, debido a su ultrarápida acción su efecto no proporciona la acción prolongada, por lo que no puede ser sustituida  totalmente la insulina subcutánea, Afrezza es una opción para controlar los niveles de insulina durante la comida. No obstante nos brindara comodidad, podremos pasar de inyectarnos tres o más veces al día a cero o una, dependiendo del tipo de diabetes y el caso específico del paciente.

Insulina inhalada Afrezza

Este fármaco fue lanzado al mercado por Pfizer anteriormente en el 2007 con el nombre de Exubera tras no llegar al éxito esperado en ventas, salió del mercado, esto debido a su alto costo y especialistas que mantenían dudas  sobre sus efectos a largo plazo, principalmente por las dudas del impacto a órganos como el corazón y los pulmones.

Posteriormente la compañía Mannkind y Sanofi tras diez años de espera logro la aprobación el uso de otra insulina inhalada llamada Afrezza en EE.UU, recientemente recibieron licencia para la distribución del producto, que por ahora será suministrado exclusivamente en EE.UU.

Respecto a la incertidumbre que podría causarnos la insulina inhalada Andrea Leone-Bay, vicepresidente de Desarrollo Farmacéutico de MannKind, quienes fabrican el producto afirma que Afrezza no similar a Exubera, tanto en la forma como se fabrica como en su aspecto, pues se vale de una novedosa tecnología conocida como Technosphere (partículas nanométricas que el organismo utiliza como como soporte de cualquier proteína o péptidos, además de que no se metabolizan). También  se aseguró: “Se han hecho los estudios de seguridad exigidos, sin resultados negativos, pero sólo se han examinado durante seis meses, por lo que se desconoce el efecto a largo plazo”, comentó Sanjoy Dutta, director de la Iniciativa sobre la Insulina de la Juvenile Diabetes Research Foundation.

Para la comunidad diabética se espera sea este un avance fructuoso en el tratamiento de esta condición crónica  y se pueda esclarecer en la experiencia clínica con el uso de este fármaco; los mejores resultados que puedan brindar la oportunidad de una mayor calidad de vida.

 

 

Continue Reading

Cuan eficaces son las bayas de goji para la diabetes?

Goji Berries For Diabetes

 

Bayas De Goji y  para diabetes.

Las bayas de Goji para la diabetes que también se conocen como Wolfberries chinos, goji tibetano, bayas Mede, o Murali (India) son bayas de color rojo anaranjado que vienen de matorrales que son nativos de China. También se encuentran en las regiones moderadas y subtropicales de China, Himalaya y Mongolia. Estas bayas se pueden comer crudas, secas o cocidas y también se utilizan en jugos
vinos, tés y la medicina a base de hierbas.

Las bayas Goji son muy ricos en:

Las bayas goji prestan muchos beneficios ya que son ricas en sustancias altamente ricas en aportes a la diabetes tales como :

*polisacáridos, zeaxantina, betacaroteno, aminoácidos, calcio, potasio, hierro, vitaminas, A, C, E, B6, B1 y B2, flavonoides y minerales.

Las bayas Goji para la diabetes? ¡SÍ! ricos antioxidantes!

1. las bayas goji prestan beneficios a la diabetes como mejora de la visión Además de mejorar la visión, las bayas también hace los ojos más adaptable a diferentes ambientes, menos propensas al dolor y la fatiga y más resistentes a las infecciones y enfermedades.

• En la retinopatía diabética las bayas Goji protegen los ojos de la retinopatía diabética, que es una enfermedad relacionada con la diabetes muy grave que puede incluso conducir a la ceguera. La retinopatía diabética es el resultado de altos niveles de glucosa en los ojos resultantes en la muerte de células de la retina debido a la oxidación de las proteínas. Las bayas contienen un compuesto conocido como taurina que evita la pérdida de la vista mediante la protección de las células de la retina.

• La degeneración macular La degeneración macular es una enfermedad que causa la pérdida de la visión en el centro del campo visual y se asocia comúnmente con la diabetes y sus complicaciones. Las bayas Goji son muy ricas en antioxidantes como los carotenoides y zeaxantina que son vitales para proteger y nutrir la macular. Por lo tanto, comer bayas goji es una gran medida preventiva para las personas que están en un mayor riesgo de desarrollar degeneración macular como los diabéticos, ya que estos oxidantes son fácilmente absorbidos por las bayas.

• la fatiga de los ojos y dolor Comer bayas goji ayuda a sus ojos se acostumbran rápidamente a los diversos niveles de la oscuridad, ya que revitalizan los ojos rápidamente. Esto te hace menos abrumado por el sol brillante y menos vulnerable en las zonas oscuras. Las bayas no sólo hacer que su visión más nítida, también pueden ayudar a usted cuando se conduce de noche, ya que también combaten la fatiga ocular. Los carotenoides que dan las bayas son un pigmento rojo brillante son una gran fuente de vitamina A y también actúan como antioxidantes. Además de la prevención de enfermedades de los ojos, los carotenoides en estas bayas sanas son muy beneficiosas para las personas que ya han sido diagnosticadas con diabetes relacionada con problemas oculares como las cataratas y la degeneración macular. Aunque estas condiciones pueden no desaparecer por completo, estas bayas sanas hacen más soportable.

2. Antioxidante Bueno, todos sabemos lo buenos que los antioxidantes son para nosotros! Las bayas Goji tienen un papel muy importante como un antioxidante que disminuye el riesgo de complicaciones relacionadas con el corazón, así como la prevención de otras enfermedades relacionadas con la edad como la aterosclerosis, la diabetes y la enfermedad de Alzheimer. Esto es principalmente debido a que los antioxidantes son muy eficaces en la reducción de los daños causados ??por los radicales libres que dañan el ADN y lesionan las células. Los efectos protectores sobre daños de ADN estrés oxidativo son un resultado de la reducción en los niveles de colesterol total, LDL, y triglicéridos. Los chinos y mongoles han estado utilizando las bayas goji durante siglos para mejorar la longevidad y el tratamiento de diversos problemas de salud como la diabetes, la hepatitis, el cáncer, la infertilidad masculina, trastornos oculares y trastornos del sistema inmunológico. Sus propiedades antioxidantes y anti-envejecimiento nutrir la sangre y también se utilizan como tónico para los riñones, los pulmones y el hígado.

Para una gran merienda – trate de mezclar algunas bayas Goji con almendras u otros frutos secos crudos – ñam !!

Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu