DIABETES GESTACIONAL: causas y cómo afecta a su bebé
En la actualidad, la Diabetes Gestacional se presenta entre el 5% y el 10% de las mujeres embarazadas durante las semanas 24 a 28 del embarazo.

La DIABETES GESTACIONAL es un tipo de diabetes diagnosticada durante el embarazo y generalmente desaparece después del nacimiento. Aparece si los niveles de glucosa son superiores a lo normal durante el embarazo.

La diabetes gestacional se presenta entre el 5% y el 10% de las mujeres embarazadas alrededor de la semana 24 a 28 de embarazo.

Una madre embarazada corren riesgo de desarrollar diabetes gestacional si:

  • La mujer embarazada es mayor de 25 años de edad
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 2 o diabetes gestacional.
  • Presenta sobrepeso
  • Ha tenido diabetes gestacional durante embarazos previos
  • Haber padecido de síndrome de ovario poliquístico
  • Haber dado a luz a un bebé grande

¿Cómo se diagnostica la Diabetes gestacional?

Se utilizan dos pruebas: Prueba de Desafío de Glucosa en la sangre (medición de glucosa una hora después de beber una bebida con glucosa). Si esta prueba es anormal entonces se hace una Prueba Oral de Tolerancia a la Glucosa.

Causas que producen Diabetes gestacional

causas diabetes gestacional
La diabetes gestacional provoca que usted no pueda usar toda la insulina que necesita para su embarazo

Durante el embarazo, la placenta produce hormonas que ayudan al bebé a crecer y desarrollarse. Estas hormonas también bloquean la acción de la insulina de la madre (resistencia a la insulina). Debido a esto, la necesidad de insulina durante el embarazo es 2 a 3 veces mayor que lo normal. Si ya tiene resistencia a la insulina, entonces su cuerpo no es capaz de producir insulina y los niveles de glucosa en la sangre (azúcar) serán mayores, resultando en la diabetes gestacional.

La diabetes gestacional provoca que su cuerpo no sea capaz de usar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina, la glucosa no puede cambiarse a energía. La glucosa se acumula en la sangre a niveles altos y podría producir hiperglucemia.

Después del embarazo, los niveles de glucosa en sangre disminuyen y podría librarse de diabetes. Sin embargo, esta resistencia a la insulina aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 posteriormente.

Diabetes gestacional y cómo afecta a su bebé

Diabetes y bebé
Diabetes y bebé

 

La madre presenta diabetes después de la formación completa del bebé y durante su crecimiento. Por tanto, la diabetes gestacional no causa defectos de nacimiento a veces visto en los bebés de madres con diabetes antes del embarazo.

Sin embargo, la diabetes gestacional no tratada o mal controlada puede lastimar a su bebé. El páncreas trabaja horas extras produciendo insulina, pero la insulina no disminuye la glucosa en la sangre. Aunque la insulina no atraviesa la placenta, la glucosa y otros nutrientes lo hacen. Por lo tanto, la glucosa sanguínea extra pasa por la placenta, dando al bebé altos niveles de glucosa. Esto produce más insulina en el páncreas del bebé para deshacerse de la glucosa en su sangre. Dado que el bebé está recibiendo más energía de la que necesita para crecer, el excedente se almacena como grasa.

Los bebés con macrosomía (bebes con sobrepeso) podrían dañarse los hombros durante el parto. Debido a la insulina adicional, los recién nacidos pueden tener niveles muy bajos de glucosa en la sangre al nacer y mayor riesgo de problemas respiratorios. Los bebés con exceso de insulina tienen riesgo de obesidad y los adultos riesgo de diabetes tipo 2.

Los niveles de glucosa en la sangre materna normalmente vuelven a la normalidad después del nacimiento. Solo que con mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, para madre e hijo, en el futuro.

¿Qué hacer después de ser diagnosticado?

La mayoría de mujeres con diabetes gestacional puede tener un embarazo saludable, parto normal y un bebé sano. Los tratamientos consisten en alimentación saludable, actividad física y mantenimiento normal de glucosa en la sangre durante el embarazo.

Manejo, cuidado y tratamiento

La diabetes gestacional se controla con alimentación saludable y actividad física regular. Sin embargo, para algunas mujeres con diabetes gestacional, las inyecciones de insulina serán necesarias durante el embarazo.

Preevención de la diabetes gestacional
Para tener un embarazo y un nacimiento feliz, monitoree sus niveles de azúcar en la sangre y lleve una vida saludable

Consulte a su médico, especialista y dietista, pueden ayudarle con la monitorización de la glucosa en la sangre.

Hay tres componentes básicos en el control eficaz de la diabetes gestacional:

  • Monitoreo de los niveles de glucosa en la sangre
  • Hábitos de alimentación saludable
  • Actividad física.

Después que el bebé nace, la diabetes gestacional por lo general desaparece. Se realiza una prueba especial de glucosa en sangre (Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa) seis semanas después del parto para asegurar que los niveles de glucosa en la sangre hayan vuelto a la normalidad.

Recuerde realizarse pruebas de diabetes al menos por 2 – 3 años después del embarazo.

 

Close Menu