¿Cómo cuidar la piel cuando tenemos diabetes?
Cortesía de rawpixel en Unsplash

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Por eso, como la diabetes afecta al cuerpo en su totalidad, ese impacto se sentirá también en la piel, mostrando algunas afecciones cutáneas. Lo importante, en todo caso, es permanecer atentos a cualquier cambio en la piel para poder tratarlo adecuadamente y a tiempo. Sin embargo, hay algunas cosas que, además de una correcta supervisión del estado de tu piel, debes atender y te mostraremos cuáles son.

El cuidado de la piel en personas con diabetes.

Bajo condiciones normales, algunos cuidados mínimos son necesarios para mantener la piel adecuadamente limpia e hidratada. Pero si padece diabetes hay algunas cosas que debería hacer adicionalmente para prevenir problemas en la piel, o reducirlos si ya los tiene.

  • 1) Lo primero es mantener la diabetes bajo control. Cualquier cambio en los niveles de azúcar en sangre va a impactar directamente en la hidratación de la piel y, por supuesto, esto va a afectar el modo en que la piel responde ante bacterias poniendo en riesgo de padecer una infección.
  • 2) La piel debe mantenerse limpia y seca.
  • 3) El modo en que se hace el baño puede afectar la calidad de la piel. Es importante no utilizar baños de burbujas si la piel está seca y, además, utilizar baños con jabones hidratantes. Igualmente debería evitarse los baños o duchas muy calientes, completando la ducha con una crema hidratante.
  • 4) Es vital mantener la piel limpia y seca, en especial la de la zona entre los dedos de los pies. La excesiva humedad entre los dedos puede favorecer el crecimiento de hongos.
  • 5) Si siente comezón porque tiene la piel seca, es importante no rascarla pues puede romper la piel y generar una infección. En climas fríos o con viento, es muy útil mantener la piel muy bien hidratada.
  • 6) En caso de alguna cortada, cúrela de inmediato, lavando las cortadas menores con agua y jabón. Se recomienda utilizar antibiótico en crema sólo si hay indicaciones médicas para ello. Si la cortada es profunda o se trata de una quemada, es importante ir a una consulta médica de inmediato.
  • 7) El cuidado del cabello es igualmente importante. Para lavarlo utilice champús suaves.
  • 8) No deje de cosultar a los servicios de salud en caso de que un problema de salud dermatológica no pueda ser resuelto por usted mismo.

Cumplí con todos los cuidados, pero ¡tengo algunas afecciones en la piel!

Aunque parezca extraño, en algunas ocasiones, la diabetes puede manifestarse a través de alguna afección cutánea. Una pronta detección puede ayudar a solventar el problema, en especial cuando se trata de infecciones bacterianas, micóticas o picazón por otras causas. Estos problemas son comunes en todas las personas incluso quienes no padecen de diabetes.

Gorra con lentes y  medidor de glucosa
Fotografía de Akash Deep en Unsplash

Hay otras afecciones que, por el contrario, son muy particulares de personas que padecen diabetes como la dermopatía diabética, la necrobiosis lipoidea diabética, las ampollas diabéticas o xantomatosis eruptiva. Estas requieren una atención particularizada y especializada.

Entre algunas infecciones bacterianas que padecen las personas con diabetes están:

  • Los orzuelos (infecciones de las glándulas del párpado)
  • Los forúnculos
  • La foliculitis (infecciones de los folículos pilosos)
  • Los carbuncos (infecciones profundas de la piel y del tejido subyacente)
  • Distintos tipos de infecciones alrededor de las uñas

La más común de las bacterias presentes en estos tipos de infecciones es la Staphylococcus. Su presencia provoca hinchazón, calentura y enrojecimiento de la zona afectada. Un adecuado control de azúcar en sangre y un adecuado tratamiento con antibiótico permiten controlar de forma adecuada las infecciones bacterianas de forma temprana para evitar que progresen. Y un adecuado cuidado de la piel evita que se presenten con mayor frecuencia.

Entre las infecciones micóticas se destaca como agente provocador la Candida albicans. Su acción genera erupciones cutáneas que genera comezón. Las áreas afectadas se enrojecen y humedecen y se rodean de pequeñas ampollas y escamas. Esta afección es más frecuentemente ubicada en las zonas plegadas y húmedas de la piel, como por ejemplo debajo de los senos, alrededor de las uñas, entre los dedos de las manos y de los pies, alrededor de la boca, en hombres no circuncidades puede presentarse también bajo el prepucio, así como en las axilas y en la ingle.

Persona lavándose las manos
Fotografía de rawpixel en Unsplash

La Candida albicans provoca afecciones micóticas como la tiña inguinal, el pie de atleta, la tiña, así como también la infección vaginal que causa picazón. En cuaquiera de estos casos es importante acudir al médico.

Hay otras afecciones quizás no derivadas de agentes micóticos ni microianos como la comezón. La comezón puede ocurrir también por la piel seca o puede ser síntoma de mala circulación. En este caso, las zonas más afectadas son las piernas. Los problemas de comezon

Usted puede ser capaz de tratar la comezón por sí mismo, por ejemplo, limitando la frecuencia del baño, en especial cuando hay poca humedad en el ambiente y, utilizando un jabón suave y crema después del baño.

Afecciones cutáneas propias de la diabetes.

Como consecuencia de los elevados niveles de azúcar en sangre, hay afecciones de la piel que se presentan sólo en personas con diabetes.

Tal es el caso de la Acantosis Nigricans, detectada cuando aparecen a los lados del cuello, las axilas y las ingles, zonas bronceadas o de color marrón levantadas. Es especialmente frecuente cuando, además de la diabetes, se tiene sobrepeso. En estos casos, lo primero que hay que insistir es en lograr una pérdida sustancial de peso, lo cual suele disminuir las manchas. Sin embargo, también puede ayudar el uso de cremas para aliviar el color y aparencia de las manchas

pastillas de color blano y verde
Fotografía cortesía de Simone van der Koelen enn Unsplash

Otra enfermedad de la piel es la Dermopatía diabética. Esta afección tiene que ver con la presencia de manchas color marrón claro en forma circular u ovalada y como con escamas. Debido a que esta afección ocurre en la parte delantera de las piernas, suele confundirse con las manchas de la edad. Estas manchas no generan ningún tipo de dolor, ardor o picor.

Finalmente, está la Necrobiosis Lipoidica Diabeticorum (NLD), por su parte, es una enfermedad grave puesto que las manchas, dado que van en conjunto con cambios en los vasos sanguíneos, pueden expandirse y profundizarse. Las manchas están inicialmente ubicadas en una zona opaca, roja y elevada que, con el tiempo, da paso a una cicatriz brillante con borde violeta.

Aunque la NLD es una afección poco frecuente, son las mujeres adultas quienes tienen más probabilidades de padecerla. Mientras las manchas no se abran, no se requiere tratamiento. Sin embargo, la consulta al médico debe ser inmediata si se oberva que estas manchas se han abierto.

Finalmente, a pesar de que no siempre se presta atención, las reacciones alérgicas son otra afección cutánea de las personas con diabetes, derivada del uso de medicamentos como la insulina o las pastillas. Es importante cosultar al médico ante cualquier afección que se sospeche de estar causada por alergia a algún medicamento.

Cerrar menú