Debut diabético ¿En qué consiste?
Fuente: Pixabay.com

Debut diabético ¿En qué consiste?

No se trata de la presentación pública de las jóvenes de la alta sociedad ni el estreno de algún artista o deportista en el ámbito profesional. No. Se trata de la aparición súbita de la sintomatología diabética en muchos pacientes. Se entiende por “debut” a la primera vez que una persona  acude a la emergencia presentando un cuadro clínico compatible con diabetes mellitus descompensada, el cual es especialmente dramático en los pacientes pediátricos con diabetes tipo 1.

El debut diabético no se limita exclusivamente a la población pediátrica. Ni siquiera tratándose de diabetes mellitus tipo 1. Aún cuando se le conocía como diabetes juvenil por su alta incidencia en niños y adolescentes, muchos adultos jóvenes, por encima de los 30 años de edad, son diagnosticados con este cuadro. El comienzo de los síntomas y la severidad de los mismos dependerán de múltiples factores que se describen a continuación.

Etapas del desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo 1

Aunque la diabetes es conocida desde la antigüedad y son miles los estudios que se han llevado a cabo para entenderla, su patogenia no ha sido aclarada totalmente. Durante los últimos 45 años los investigadores decidieron asumir un hecho fundamental que ha colaborado enormemente en el entendimiento de la enfermedad: su heterogeneidad. Los factores que influyen en la génesis de la diabetes son muchísimos y es la suma de ellos y sus distintas variantes lo que determina su momento de aparición.

Son al menos 4 las fases o etapas en las que se puede dividir la patogenia de la diabetes mellitus tipo 1, a saber:

  1. Predisposición genética o herencia
  2. Evento desencadenante o gatillo de la destrucción de las células beta del páncreas
  3. Anormalidades autoinmunes
  4. Fracaso metabólico en el control de la glicemia

Predisposición genética o herencia

La ciencia ha demostrado el rol protagónico de los genes en la aparición de la diabetes. El 95% de los pacientes blancos que padecen diabetes tipo 1 expresan ciertos genes en el cromosoma 6 que son escasos en el resto de la población. Asimismo se han detectado alteraciones en el cromosoma 11, el cual codifica la síntesis de insulina, y en los cromosomas 2 y 14, que codifican las cadenas de las inmunoglobulinas.

Sin embargo, como se mencionó antes, no solo la genética es responsable de la diabetes. Estudios realizados en mellizos con riesgo genético idéntico para desarrollar diabetes, demostraron que la aparición de la enfermedad difería mucho en tiempo y severidad y que eran los factores ambientales los que privaban en estos casos. Esto da pie a que se analicen las otras condicionantes que actúan en el debut diabético.

Eventos desencadenantes o gatillo

Los agentes disparadores suelen ser esos factores ambientales que ejercen su acción sobre la persona genéticamente vulnerable para que se inicie la destrucción de las células beta del páncreas. Este fenómeno debe considerarse como un proceso autoinmune y ser tratado como tal. En definitiva, previo al debut diabético, debe ocurrir un evento desencadenante.

¿Cuáles son estos factores relacionados directamente con la diabetes? Se han descrito infecciones por virus que modifican los antígenos normales de las células beta y al volverse diferentes, el cuerpo las ataca como si se tratasen de un elemento enemigo. Esto ocurre también con la ingesta de algunos medicamentos, alimentos y contacto con toxinas exógenas como venenos de insectos.

Anormalidades inmunológicas

Los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 pueden presentar alteraciones inmunológicas fuertemente asociadas con el desarrollo de la diabetes. Se han detectado incluso anticuerpos antiinsulina en pacientes estudiados previo a su debut diabético. Otras anormalidades inmunes incluyen anticuerpos antiinsulares, los cuales actúan directamente sobre algunas células del páncreas, comprometiendo su normal funcionamiento.

Fracaso metabólico en el control de la glicemia

Al comenzar la destrucción de las células betas, el debut diabético está cerca. Sin embargo, los síntomas reales no aparecen hasta que ha desaparecido cerca de un 75% de la producción de insulina. Considerando los tres factores previos, este momento tardará menos o más en llegar, pero es ineludible. En la mayoría de los casos el debut se presenta en la juventud, pero es posible que aparezca en cualquier momento de la vida.

Sintomatología del Debut Diabético

Los pacientes diabéticos tipo 1 tienen tendencia a la cetoacidosis, especialmente los más jóvenes. La cetoacidosis diabética es una complicación aguda de la diabetes y es la principal causa de hospitalización en estos pacientes. También es el escenario más frecuente en el debut diabético. Las principales manifestaciones clínicas de este cuadro son:

  • Sequedad de la boca.
  • Deshidratación moderada o severa.
  • Polidipsia y poliuria.
  • Nauseas, vómitos y dolor abdominal.
  • Hiperventilación o respiración de Kussmaul.
  • Alteración del estado de conciencia.
Fuente: Pixabay.com

 

Las modificaciones bioquímicas incluyen:

  • Niveles de glicemia por encima de 350 mg/dL
  • Cetonemia (cuerpos cetónicos en sangre) > 5 mMol/L
  • Osmolaridad plasmática > 300 mMol/L
  • Bicarbonato < 15 mEq/L
  • pH < 7.25

La llegada de estos pacientes a la emergencia por primera vez suele ser caótico. Al no conocerse diabéticos, el diagnóstico inicial puede dificultarse. Una vez que se confirma el cuadro clínico, gracias a las alteraciones de laboratorio y a la pesquisa clínica, debe iniciarse el tratamiento de inmediato. Este consiste en una generosa hidratación con solución salina, terapia insulínica y corrección aguda de electrolitos séricos.

Referencias

  1. Sanz Font, Olga. Debut y Fases de Adaptación. Fundación Para la Diabetes. Disponible en: http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/228/debut-y-fases-de-adaptacion
  2. Egaña Zunzuneguia, N; Aramburu Calafell, M; Yoldi Arrieta, A y Goena Iglesias, M. Debut de diabetes mellitus en paciente joven: ¿diabetes tipo 1? Endocrinología y Nutrición. 2012; 59(4):275-276. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-endocrinologia-nutricion-12-articulo-debut-diabetes-mellitus-paciente-joven-S1575092211003962
  3. De Luis, DA y colaboradores. Estudio descriptivo del comienzo de la diabetes mellitus tipo 1 y sus familiares de primer grado. Anales de Medicina Interna (Madrid). 2004; 21:378-381. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992004000800004
  4. Jerram, ST y Leslie RD. The Genetic Architecture of Type 1 Diabetes. Genes. 2017; 8(6):209. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5575672/
  5. Camejo, Manuel. Etiopatogenia de la Diabetes Mellitus Tipo1 y Tipo2. Diabetes Mellitus. Alfredo Cortez Hernández. DISINLIMED. Capítulo II. 1999; 37-51.
Continue Reading
CETONAS Y DIABETES: Información útil que podría salvarle la vida
Información importante de las cetonas

CETONAS Y DIABETES: Información útil que podría salvarle la vida

CETONAS y su peligro para la salud: Información importante para estar preparados

Las terribles Cetonas, que están relacionadas con la temida Cetoacidosis diabética, son un tipo de ácido que el cuerpo produce cuando utiliza grasas de reserva para obtener energía. El cuerpo busca combustible en la sangre cuando no encuentra suficiente glucosa para usarla como fuente de energía. Si nuestro organismo quema demasiada grasa muy rápido, se producen las cetonas o cuerpos cetónicos, los cuales pasan de la sangre a la orina.

Sin embargo, ¿entiende realmente lo que son las cetonas y por qué aparecen? Es muy importante saber cómo se comportan para estar preparados.

cetonas
Cetonas y diabetes

 

 

 

 

 

 

 

1 ¿Qué son las cetonas?

Las cetonas y cetoácidos son combustibles alternativos para el organismo que se fabrican cuando hay escasez de suministro de glucosa. Se producen en el hígado de la descomposición de las grasas. Si no hay suficiente insulina en su sistema, no se puede convertir la glucosa en energía. Por esto, su organismo empieza a quemar grasa corporal. Como resultado aparecen las cetonas que son un derivado químico de este proceso.

Las cetonas se forman cuando no hay suficiente azúcar o glucosa para completar las necesidades de combustible. Esto ocurre durante la noche, y durante las dietas o ayuno. Durante estos períodos, los niveles de insulina están bajos, pero los niveles de glucagón y epinefrina están relativamente normales. Esta combinación de insulina baja, y niveles relativamente normales de glucagón y epinefrina hace que se libere grasa desde las células grasas. Las grasas viajan a través de la circulación sanguínea para llegar al hígado donde son procesadas para convertirse en cuerpos cetónicos. Los cuerpos cetónicos luego circulan de regreso hacia la corriente sanguínea y son recogidos por los músculos y otros tejidos para alimentar el metabolismo corporal.

En una persona sin diabetes, la producción de cetonas es la adaptación normal del cuerpo a la inanición. Una persona no diabética tiene los niveles de azúcar en sangre normal por un justo equilibrio de insulina, glucagón y otras hormonas.

Las cetonas pueden darse en todas las personas que tienen diabetes. No obstante, la afección es más común en personas con diabetes tipo 1. Las cetonas aparecen cuando: las personas con diabetes tipo 1 no se inyectan insulina durante largos períodos de tiempo, cuando no se lleva control de la glucosa en la sangre, o durante enfermedades graves (en tipo 1 o tipo 2) cuando las dosis de insulina no se aumentan de manera adecuada por el estrés de la enfermedad.

2 ¿Por qué las cetonas son peligrosas?

peligros para la salud
Peligros por exceso de cetonas

Las cetonas trastornan el equilibrio químico de su sangre y, si no se tratan, pueden intoxicar el organismo. Su organismo no tolera grandes cantidades de cetonas e intentará deshacerse de estas mediante la orina. Con el tiempo, se acumulan en la sangre.

La presencia de cetonas podría ser un signo de que está pronto a desarrollar cetoacidosis diabética, una emergencia médica que pone en peligro la vida. Niveles elevados de cetonas derivan en la cetoacidosis que si no se trata puede conducir a un coma o a la muerte. De ahí que sea importante que revises su presencia en los análisis de orina.

Algunas personas creen que sólo cuando se tiene Diabetes tipo 1 se producen cetonas, esto es falso. Todos aquellos que tengan Diabetes, sin importar su tipo, deben conocer cuáles son los signos de alerta y cuándo es el momento de realizar controles.

Sin embargo, en un individuo con diabetes, pueden desarrollarse niveles peligrosos y amenazantes para la vida. Cuando no hay suficiente insulina, las células grasas siguen liberando grasa hacia la circulación, y el hígado sigue fabricando más y más cetonas y cetoácidos. Los niveles crecientes de cetoácidos hacen que el pH de la sangre sea demasiado bajo (acidótico/cetoacidosis diabética), lo que es una emergencia y exige atención médica inmediata.

Es muy importante que alguien con diabetes controle su cetoacidosis, porque tiene el riesgo más alto de desarrollar niveles peligrosos de cetonas. Sin embargo, la cetoacidosis también puede ocurrir si existe un incremento importante en la resistencia a la insulina (tal como en una infección o en un tratamiento con esteroides) o reducción en la liberación de insulina desde el páncreas.

3 ¿Cuándo debo examinarme para saber si tengo cetonas y cómo?

prueba cetonas
Prueba de detección de cetonas

Las pruebas de cetonas, al igual que las pruebas de glucosa en la sangre, son muy importantes. Encontrar cetonas en tu orina es una señal de que algo no va bien. Tu Médico es la persona indicada para decirte si necesitas realizarte una prueba de cetonas.

Se debe hacer una prueba, cada cuatro a seis horas, si presenta alguna de las siguientes situaciones.

  • Su glucosa en la sangre es superior a 300 mg/dl (o a un nivel recomendado por su médico)
  • Tiene nauseas, vomita o tiene dolor abdominal
  • Está enfermo (por ejemplo, con una gripe o un resfrío o alguna otra infección)
  • Se siente cansado todo el tiempo y está sediento o tiene la boca seca
  • Su piel está enrojecida
  • Tiene dificultad para respirar
  • Su aliento tiene olor “frutal”
  • Se siente confundido o “desorientado”

En general, la prueba consiste en que coloque la tira reactiva dentro de una muestra de orina. Espere a que cambie de color, luego compare sus resultados con el gráfico en el envase. El color estimará la concentración de cetoácidos en su orina. ¡Recuerde registrar sus resultados!

detección de cetonas
Prueba de detección de cetonas – resultados

4 ¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Llame inmediatamente a su médico si sus análisis de orina muestran niveles de cetoácidos en la sangre entre moderados y altos. Este es un signo de que su diabetes está fuera de control o de que se está enfermando. Si no puede comunicarse con su médico, diríjase a la sala de urgencias o de atención de emergencias.

Comparta las notas de su registro. Estos son datos importantes que ofrecerán instrucciones e ideas sobre cómo tratar y ajustar su plan de administración de diabetes. Pequeñas trazas de cetoácidos puede significar que está comenzando con su acumulación.

Debe aumentar su ingesta de líquidos (lo mejor es el agua) y tomar otras medidas para controlar sus niveles de glucosa en la sangre. Debe controlarse nuevamente en unas horas. Llame a su médico si sus niveles aumentan.

5 ¿El ejercicio ayuda?

El ejercicio es, por lo general, una buena forma de reducir el alto nivel de glucosa en la sangre, pero no cuando las cetonas están presentes. Nunca realice actividad física mientras sus controles de orina muestren cantidades moderadas o elevadas de cetoácidos en su glucosa. Esto podría elevar aún más su nivel de glucosa en la sangre.

Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu