Cereales en la dieta de la persona con diabetes

Incorporar cereales a la dieta de la persona con diabetes pueden suponer todo un reto por su impacto en los niveles de azúcar en sangre. Como ya hemos mencionado en otros artículos, la dieta de la persona con diabetes 1 o diabetes 2 es un aspecto fundamental del tratamiento de dicha afección. Es este artículo estaremos hablando de la incorporación de cereales a la dieta, teniendo en cuenta que uno de los aspectos fundamentales es mantener los nivees de glucosa en sangre.

El desayuno, la comida más importante del día

La dieta de la persona con diabetes generalmente incluye comidas frecuentes. Es por ello que el desayuno tiene especial importancia al ser una comida que se ingiere luego de varias horas sin consumir alimentos. Todo desayuno debe incluir una balance entre proteínas, carbohidratos y grasas saludables, además de ser baja en azúcar añadida y alta en fibra y nutrientes.

En el desayuno es importante incluir carbohidratos. Sin embargo, digerir los carbohidratos rapidamente puede hacer que sus niveles de azúcar en la sangre aumenten. Por ello es bueno escoger, siempre que sea posible alimentos con un Indie Glucémico (IG) bajo, lo cual es importante tener en cuenta al momento de elegir los cereales para desayunar.

Hay varios aspectos que condicionan el IG. Uno de ellos, además de las propias características del alimento, tiene que ver con el procesamiento, los métodos de cocción, su combinación con otros alimentos y el tipo de grano, por ejemplo, todo ello puede influir en la velocidad con la que se digieren los alimentos. En el caso de los cereales aquellos que son más procesados tienden a tener un IG más alto aunque su contenido de fibra sea también alto.

Con respecto a la combinación de los alimentos, ésta también afecta al IG. Por ello, acopañar el cereal de proteínas y grasas saludables puede mantener un IG bajo y ayudar, por tanto, a regular el nivel de azúcar en sangre.

¿Cereales? ¡mejor los de granos enteros!

Una taza de cereal puede resultar un desayuno saludable para el cuerpo, siempre que se elija del modo correcto. Es importante saber que la zona de los cereales en los supermercados generalmente tiene una gran variedad de cereales, pero en su mayoría tienen mucho azúcar añadido, y están elaborados con granos refinados. En realidad, el valor nutricional de estos cereales es muy bajo, y su nivel calórico es alto, incidiendo en un aumento de los niveles de glucosa en la sangre.

Siepre resulta útil leer las etiquetas con cuidado, buscando cereales que tengan entre sus ingredientes granos enteros de cereal, puesto que incluyen todos los nutrientes y las fibras del cereal. El papel de la fibra en la dieta de la persona con diabetes es importante pues ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, disminuyendo, además, los riesgos de padecer enfermedades cardiacas, algo bastante frecuente en pacietes diabeticos. Finalmente, los granos enteros son una fuente importante de vitaminas y minerales.

Tazón de Cereales

Entre los cereales incluidos con mayor frecuencia en los desayunos están: avena en hojuelas, harina de trigo integral, salvado de trigo, harina de maíz integral, cebada y arroz integral entre otros. Indica la Asociación Americana de Diabetes, que tanto la avena en hojuelas como el salvado de avena son alimentos con un IG bajo. Sin embargo, la avena instantánea tiene un IG medio, con un valor de 56-69. Por su parte, el cereal de hojuelas de maíz, el arroz inflado, las hojuelas de salvado y la avena instantánea son alimentos con alto IG, con un valor de 70 o más.

En vez de utilizar cereales instantáneos, si sufre diabetes es importante que considere preparar toda la avena que consumirá durante la semana y conservarla en el refrigerador, calentando diariamente sólo la porción que va a consumir en el microondas.

¿Cómo leer las etiquetas de los cereales?

La lectura de las etiquetas de los alimentos, es algo fundamental al momento de adquirir los insumos para la dieta de la persona con diabetes. Se debe permanecer atentos a lo qu éstás indican. En el caso de los cereales, se debe elegir aquellos que contengan por lo menos 3 gramos de fibra y menos de 6 gramos de azúcar por porción. Sin embargo, para el caso de los azúcares es importante tener en cuenta que en ocasiones están escritos en las listas de los cereales de varias formas e, incluso, repetidos.

En la lectura de listas con ingredientes, también es importante considerar que generalmente éstas se escriben de modo descendente, comenzando por aquellos componentes de los cuales el alimento posee mayor cantidad, por ello, si se observan varios tipos de azúcares en una lista corta, ese cereal no será una buena opción para la persona con diabetes.
Algunos de los edulcorantes que pueden encontrarse en las etiquetas de los alimentos pueden ser: azúcar moreno, caña de azúcar molida, edulcorante o jarabe de maíz, fructosa, dextrosa, jugo de caña, glucosa, miel, azúcar invertido, sirope de malta, maltosa, sirope de arce, melaza, azúcar, sacarosa o almíbar.
Igualmente, es importante vigilar el nivel de sodio en el cereal, todo ello a fin de no consumir más de 2.300mg al día.

Cereales con frutas¿Qué más puedo agregarle a mi desayuno?

Cada vez que consuma cereal integral, puede hacerlo agregándole nueces u otros frutos secos. Ésto le garantizará incorporar una fuente de proteínas, al tiempo que le permitirá introducir texturas y sabores distintos al cereal y reducir la ingesta de azúcares refinados adicionales. Incorporar proteínas al desayuno puede retardar la digestión de los carbohidratos, ayudando a controlar sus niveles hasta después del almuerzo.

Si desea agregar nueces, es importante considerar prioritariamente aquellas que no contengan sal. Puede agregar nueces, almendras y otras semillas o frutos secos que no contengan sal. Los frutos secos sin sal contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que son saludables para el corazón. Sin embargo, por su alto contenido calorico es importante comerlos con moderación.

Otros alimentos que pueden agregarse son el yogurt griego sin azúcar, huevos u otros alimentos que contengan proteínas saludables para completar su desayuno. Los sustitutos de los lácteos pueden ser muy útiles también como aporte de proteínas. Sin embargo, debe considerar que también la leche de vaca contiene algunos azúcares naturales. En esos casos, puede consumir leche de soya o de almendras.

Cerrar menú