Alimentación en la diabetes mellitus

La alimentación es uno de los pilares del tratamiento de la diabetes mellitus, en cualquiera de sus formas. Sin ella es difícil lograr un control metabólico adecuado aunque se utilicen medicamentos hipoglucemiantes de alta potencia o insulina1.

Es importante destacar que no existe una dieta para las personas con diabetes, al contrario, se deben considerar factores como; edad, género, estado nutricional, actividad física, estados fisiológicos y patológicos para cubrir los requerimientos nutricionales de acuerdo a cada caso1.

Objetivos de una alimentación adecuada en la diabetes mellitus

Calorías en la alimentación de pacientes con diabetes

El aporte calórico para personas con diabetes mellitus se calcula de acuerdo al  nivel de actividad física, para una persona con un nivel actividad física leve, se recomienda un aporte de 25 kcal por kg de peso corporal al día, ejemplo: si la persona pesa 70 kg se multiplica por 25 kcal, el resultado; 1750 kcal corresponde a  las calorías que debe consumir esa persona al día.

Así mismo; para un nivel de actividad física moderado se recomiendan 30 kcal por kg de peso al día; y en pacientes con desnutrición o con un nivel de actividad física intensa de 45 a 50 kcal por kg de peso al día; revalorándose conforme cambie el nivel de actividad física2.

Carbohidratos en la alimentación de pacientes con diabetes

En relación con la alimentación, los carbohidratos son fundamentales en el control de la glicemia, ya que determinan hasta un 50% la variabilidad en la respuesta glicémica. La recomendación para personas con diabetes es que los carbohidratos deben aportar entre el 50 y 65% de la ingesta calórica diaria, lo que corresponde a valores similares a los recomendados en la población en general2.

Sin embargo, se debe prestar mucha atención en la elección del tipo de carbohidrato, al menos el 66 % debe ser de lenta absorción, como vegetales, cereales integrales y leguminosas; pues estos no dan lugar a elevaciones bruscas de la glicemia después de su ingestión.

Los carbohidratos simples de rápida absorción, como azúcar blanca, miel, bebidas gaseosas y jugos pasteurizados, deberán restringirse, aunque, la Asociación Británica de Diabetes (BDA) recomienda el consumo de 25 g de azúcar al día (alrededor de 5 cucharaditas rasas), que son aproximadamente 5% del total de los carbohidratos, sin embargo, profesionales del área de la nutrición evitan recomendar este consumo por el riesgo que los pacientes se sobrepasen en las raciones3.

Proteínas en la alimentación de pacientes con diabetes

La distribución recomendada por la American Diabetes Association es de 0,8 g por kg de peso corporal al día, con el propósito de disminuir la morbilidad de la nefropatía3. En este caso, se realiza el mismo calculo que se realizó con las calorías, ejemplo; para una persona de 70 kg se multiplica su peso por 0,8 g y se obtiene que debe consumir 56 g de proteínas al día.

El porcentaje de proteínas puede alcanzar 20% en dietas de  2000 calorías o menos y puede descender a 12% a niveles calóricos superiores. El pescado, el pollo, carne magra y los productos derivados de la leche, bajos en grasas, están entre las fuentes proteicas preferidas3.

Grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

Las grasas son nutrientes que se necesitan en la dieta porque cumplen funciones importantes dentro del organismo, como son; proveer de energía, transportar vitaminas A, D, E y K, además de servir de protector para el corazón y riñones (crean una capa a su alrededor que los protege de posibles golpes)4.

Sin embargo, no hay que olvidar que aportan 9 calorías por gramo, más de 2 veces el número de calorías tanto en carbohidratos como en proteínas, que tienen 4 calorías por gramo 4. La ingestión dietética recomendada para las grasas es de 30% del total de calorías diarias y se dosifica de acuerdo a los tipos de grasas presentes en los alimentos3

Tipos de grasas en la alimentación de pacientes con diabetes

De igual forma también es necesario considerar al colesterol, si bien es cierto que el consumo de colesterol no es el principal determinante del colesterol plasmático, si influye en él, es por eso que  la alimentación debe aportar menos de 200 mg de colesterol por día4.

Básicamente, se puede decir que las grasas son parte importante de su dieta, pero algunos tipos son más saludables que otros. Escoger con mayor frecuencia grasas saludables de origen vegetal en lugar de grasas menos saludables de origen animal, le ayudará a disminuir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud mayores.

Vitaminas y minerales en la alimentación de pacientes con diabetes

No se han logrado datos concluyentes respecto al beneficio de los suplementos de vitaminas o minerales en personas con diabetes, solo en ciertos grupos, como ancianos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, vegetarianos estrictos y aquellos con dietas hipocalóricas, puede ser necesario un suplemento multivitamínico. Las personas con diabetes tienen los mismos requerimientos de vitaminas y minerales que las personas no diabéticas y los pueden cubrir a través de una alimentación saludable5.

Referencias consultadas

  1. Duran, S., Carrasco, E., y Araya, M. Alimentación y diabetes. Nutr Hosp. [Internet] 2012 [31 jul 2018]; 27(4):1031-1036. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n4/10_revision09.pdf
  2. Reyes, M., Morales, J., y Madrigal, E. Diabetes. Tratamiento nutricional. Med Int Mex. [Internet] 2009 [31 jul 2018]; 25(6):454-460. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2009/mim096g.pdf
  3. Socarrás, M., Bolet, M., y Licea, M. Diabetes mellitus: tratamiento dietético. Rev Cubana Invest Bioméd. [Internet] 2002 [31 jul 2018]; 21(2): 102-108. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03002002000200007&script=sci_arttext&tlng=en
  4. Reyes, F., Pérez, M., Figueredo, E., Ramírez, M., y Jiménez, Y. Tratamiento actual de la diabetes mellitus tipo 2. Correo Científico Médico de Holguín. [Internet] 2016 [31 jul 2018];  20 (1): 98-121. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812016000100009
  5. Maham, L., Escott, S., y Raymond, J. Krause dietoterapia. (13ª ed.).España: Elsevier; 2013.