Actividad sexual y diabetes. ¿Debemos preocuparnos?
Fuente: Pixabay.com

El funcionamiento sexual es un importante componente del bienestar humano, aunque muchas veces sea ignorado. Lamentablemente los pacientes diabéticos tienen mayor incidencia de desórdenes sexuales que las personas sanas. Esta realidad afecta tanto a hombres como a mujeres, sin importar si se tratan de pacientes diabéticos tipo 1 o tipo 2. Si a esto se le suman las enfermedades mentales asociadas a la diabetes, estos pacientes se convierten en un verdadero cúmulo de alteraciones psicológicas.

Aún cuando los mecanismos fisiopatológicos de la diabetes se han estudiado profundamente desde hace más de 40 años, los fenómenos inherentes a las alteraciones sexuales permanecen muchas veces en la oscuridad. Este hecho no sorprende demasiado debido a que el sexo aún se considera un tema tabú. Pero ha habido avances recientes. Durante la última década, los estudios sobre la sexualidad en los diabéticos se han multiplicado. Gracias a este impulso científico, se han comenzado a entender mejor los efectos de la diabetes sobre el desempeño sexual.

Sexualidad femenina y diabetes

Los desórdenes sexuales afectan entre el 50% y el 80% de las mujeres diabéticas. Si bien esta cifra parece exagerada, la misma se alcanza al incluir síntomas leves que no comprometen la práctica sexual habitual. Un gran número de pacientes diabéticas refiere algún grado de perturbación sexual relacionada con el deseo, la excitación, la satisfacción, la lubricación e incluso dispareunia o dolor durante el coito.

Estas molestias se incrementan con la edad y con el tiempo de evolución de la enfermedad. Algunos autores resaltan además que la frecuencia, prevalencia e intensidad de los desórdenes sexuales se relacionan con la depresión y otras enfermedades mentales que suelen sufrir los pacientes diabéticos. Se ha demostrado en algunos interesantes estudios que las mujeres diabéticas con depresión experimentan más problemas para sentir deseo sexual y alcanzar el orgasmo que las mujeres diabéticos sin trastornos mentales.

De acuerdo a un estudio realizado por Ewalina Bak y colaboradores, publicado en Mayo del 2018, la ocurrencia de trastornos orgásmicos y de la excitación en mujeres diabéticas puede estar asociada al insuficiente flujo vascular a través de los vasos pélvicos y a la neuropatía autonómica y periférica típica de esta enfermedad crónica. La dispareunia es causada por la menor lubricación intravaginal así como por factores psicológicos. Estos fenómenos son más frecuentes en las mujeres con diabetes tipo 1, quizás en relación con la mayor cronicidad del cuadro.

Sexualidad masculina y diabetes

El principal marcador para determinar la salud sexual en el hombre es la capacidad eréctil del pene. Basados en este fenómeno se han realizado últimamente muchos trabajos de investigación con una variable común. A través de la aplicación de un cuestionario especial se estudió la capacidad de lograr y mantener una erección efectiva en hombres diabéticos y los resultados fueron alarmantes.

Fuente: Pixabay.com

Más de la mitad de los hombres diabéticos mayores de 40 años manifestaron algún grado de disfunción eréctil. Estos números son hasta 2 veces más altos que en personas no diabéticas. Pero los daños no quedan allí. Estos ensayos también demostraron que los trastornos sexuales en el hombre diabético se presentan entre 10 y 15 años más temprano que en hombres sanos. Y esta condición empeora con el paso del tiempo, por lo que muchos hombres relativamente jóvenes no pueden alcanzar la satisfacción sexual plena.

Así como en las mujeres, la microangiopatía y la neuropatía diabética parecen ser las causas de estos problemas. Esta última también ocasiona la dificultad para lograr el orgasmo masculino. Los pacientes diabéticos no suelen presentar problemas de eyaculación precoz, todo lo contrario, muchas veces no consiguen eyacular en lo absoluto. Como es de esperarse, estos trastornos conllevan a una serie de dramáticos efectos psicológicos y mentales.

Depresión sexual

La sola presencia de la diabetes puede ocasionar depresión en los pacientes. Si además sumamos la aparición de trastornos sexuales, la cantidad de trastornos mentales se dispara. Algunos estudios han demostrado que 7% de las mujeres diabéticas jóvenes presentan trastornos del humor, pero si la diabetes se acompaña de alguna condición sexual, este número llega hasta el 35%. En los hombres no es distinto. 1 de cada 5 hombres diabéticos tiene riesgo de depresión, pero cuando existen problemas sexuales esta relación llega a 3 de cada 5 pacientes.

¿Qué hacer ante algún trastorno sexual en el paciente diabético?

Como ocurre con cualquier enfermedad mental, no tratarla o ignorarla puede ser contraproducente. El apoyo psicológico es fundamental. La terapia conductiva, psicoanálisis y entrenamiento sexual es muy valioso. En caso de haber enfermedades mentales clínicas, deben indicarse medicamentos antidepresivos.

Los pacientes masculinos tienen cierta ventaja. No existe contraindicación formal para los inhibidores de la fosfodiesterasa (sildenafil, vardenafil, tadalafil) muy utilizados en la disfunción eréctil. Sin embargo se debe ser cauto con las interacciones medicamentosas, las cardiopatías y la hipertensión arterial. Las mujeres pueden utilizar geles lubricantes, incluso aquellos con componentes hormonales. Los juegos sexuales previos con la pareja también son bienvenidos.

Para concluir se debe insistir en el adecuado tratamiento de la enfermedad. Ya se mencionó que la microangiopatía y la neuropatía son responsables de la mayoría de los trastornos sexuales. Estas son complicaciones crónicas de la diabetes que pueden evitarse o retardarse con un buen manejo clínico. La dieta y la terapia farmacológica, así como el ejercicio, son fundamentales para prolongar la vida con calidad del paciente diabético.

Referencias

  1. Bak, Ewalina y colaboradores (2017). Relationships of Sexual Dysfunction with Depression and Acceptance of Illness in Women and Men with Type 2 Diabetes Mellitus. International Journal of Environmental Research and Public Health, 14(9): 1073.
  2. Bak, Ewalina y colaboradores (2018). Does Type 1 Diabetes Modify Sexuality and Mood of Women and Men? International Journal of Environmental Research and Public Health, 15(5): 958.
  3. Pontiroli, A. E. y colaboradores (2011). Female sexual dysfunction and diabetes: a systematic review and meta-analysis. The Journal of Sexual Medicine, 10(4): 10
  4. Kouidrat, Y. y colaboradores. High prevalence of erectile dysfunction in diabetes: a systematic review and meta-analysis of 145 studies. Diabetic Medicine: a Journal of the British Diabetic Association, 34(9): 1185-1192.

Pedro Salinas

Pediatra y anestesiólogo. Redactor y traductor médico. Universidad de Carabobo/Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.
Close Menu