Efectos de la Osteoporosis en la Diabetes

La osteoporosis es una afección ósea definida por la baja masa ósea, el aumento de la fragilidad, la disminución de la calidad ósea y el aumento del riesgo de fractura.

Osteoporosis y Diabetes: Efectos de la osteoporosis para Diabéticos

Osteoporosis y Diabetes

Es la enfermedad ósea metabólica más prevalente en los Estados Unidos. Usando los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tercera Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES III, 1988–1991) informó que 34–50% de las mujeres blancas posmenopáusicas tienen osteopenia (puntuación T –1–2.49) y ∼17–20 % de osteoporosis (puntuación T ≤ – 2.5) .

Ambas condiciones de masa ósea baja aumentan los riesgos de fractura, y la osteoporosis tiene el mayor impacto.

En 1995, la Fundación Nacional de Osteoporosis (NOF, por sus siglas en inglés) informó que el costo anual del tratamiento de las fracturas osteoporóticas es de $ 13.8 mil millones, una cantidad que se espera que se duplique en los próximos 25 años debido al aumento de la población de ancianos.

Aunque la enfermedad se ha reportado principalmente en mujeres blancas, puede afectar a individuos de ambos sexos y de todos los grupos étnicos.

La osteoporosis no es sintomática hasta que hay una fractura. Una de cada cinco mujeres no tiene diagnóstico de osteoporosis a pesar de presentar una fractura. Cualquier fractura (no relacionada con accidentes automovilísticos) sostenida entre las edades de 20 y 50 años se asocia con un aumento del 74% en el riesgo futuro de fracturas después de los 50 años.

Por lo tanto, la verdadera aparición de osteoporosis puede ser subestimada significativamente. porque muchas mujeres que sufren fracturas por traumas mínimos aún no están siendo evaluadas para osteoporosis.

La osteoporosis en datos:

La incidencia de fracturas aumenta con la edad, y esto se asocia con un aumento de la tasa de mortalidad y un declive funcional general. Durante el primer año después de una fractura de cadera, la tasa de mortalidad es del 36% para los hombres y del 21% para las mujeres. En ciertos grupos de pacientes, como aquellos con trastornos psiquiátricos, se ha informado que la tasa de mortalidad es> 50% .Osteoporosis diabética

Si los pacientes sobreviven a sus fracturas, enfrentan mayores riesgos de tener una discapacidad permanente y, a menudo, requieren atención a largo plazo en una residencia de ancianos. El grado de recuperación después de una fractura depende de la edad y la enfermedad. Aquellos que son más jóvenes o más saludables tienen mejores resultados.

La osteoporosis es un importante problema de salud pública debido a sus fracturas asociadas. Por lo tanto, identificar y evaluar las poblaciones con mayor riesgo de desarrollar osteoporosis es fundamental para la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Aunque la osteoporosis tradicionalmente no se ha catalogado como una complicación de la diabetes, los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2 están entre los que tienen mayor riesgo de contraer esta enfermedad. En este artículo, revisamos esta importante relación.

Diabetes tipo 1 y la Osteoporosis

La diabetes tipo 1 se ha asociado con una baja densidad ósea. Sin embargo, hasta hace poco no estaba claro si esto se traducía en mayores tasas de fractura. Los resultados de la encuesta de salud de Nord-Trondelag de Noruega mostraron un aumento significativo en las tasas de fractura de cadera entre las mujeres diabéticas tipo 1 (riesgo relativo 6,9, intervalo de confianza 2,2–21,6) en comparación con las mujeres no diabéticas.

La duración de la diabetes parece jugar un papel clave, dada la menor DMO encontrada en pacientes que han tenido diabetes por más de 5 años. En el estudio de salud para mujeres de Iowa, las mujeres con diabetes tipo 1 tenían 12,25 veces más probabilidades de reportar haber tenido una fractura en comparación con las mujeres sin diabetes10.

El mecanismo de la pérdida ósea en la diabetes tipo 1 aún es desconocido, aunque existen varias teorías basadas en modelos animales y celulares. Los factores de crecimiento similares a la insulina y otras citoquinas pueden influir en el metabolismo óseo de la diabetes. La retinopatía diabética, las cataratas corticales avanzadas y la neuropatía diabética se han asociado con un aumento de las fracturas. Estos también son factores de riesgo de un aumento de las caídas debido a una alteración visual y alteraciones. en equilibrio o en marcha.

Para los pacientes con diabetes tipo 1, el inicio inicial de la enfermedad a menudo ocurre a una edad temprana, cuando todavía se está acumulando masa ósea. Por lo tanto, la baja masa ósea parece una posible complicación de la diabetes tipo 1.

Efectos osteoporosis diabetes

Diabetes tipo 2 y Osteoporosis

Anteriormente se creía que la diabetes tipo 2 proporcionaba protección ósea debido a que estaba asociada a un aumento normal de la DMO. Estos informes se basaron principalmente en el concepto de DMO sola y, en general, no procedían de ensayos grandes prospectivos controlados.

Conoce más acerca de la diabetes en niños aquí: Diabetes en Niños y sus síntomas

Al considerar todos los factores de riesgo, los pacientes con diabetes generalmente tienen un mayor riesgo de sufrir caídas debido a una neuropatía periférica, una posible hipoglucemia, una nicturia y una discapacidad visual.

Debido a que muchos pacientes diabéticos tipo 2 son obesos y sedentarios, los factores de coordinación y equilibrio que protegen las caídas pueden estar ausentes. Por lo tanto, los pacientes con un tamaño corporal generalmente mayor y una masa ósea relativamente alta pueden tener tasas de fractura más altas.

A la inversa, los grupos de pacientes con DMO baja, como los asiáticos, pueden tener tasas de fractura más bajas cuando se consideran todos los factores en una evaluación de riesgo.

Los cambios en la calidad ósea también pueden verse afectados por eventos microvasculares comunes en la diabetes “Ver”.

Schwartz et al. en un estudio prospectivo grande de mujeres mayores obtenido del Estudio de Fracturas Osteoporóticas, confirmaron que las mujeres con diabetes tipo 2 experimentan mayores tasas de fracturas en regiones de la cadera, el húmero y el pie que las mujeres no diabéticas. Se ha observado que la pérdida ósea es mayor en pacientes con diabetes mal controlada que en aquellos cuya diabetes está en buen control.

Diabetes gestacional y Osteoporosis

La diabetes que se produce durante el embarazo no se ha relacionado con la pérdida ósea en ensayos prospectivos. Sin embargo, un pequeño estudio con mujeres hispanas con diabetes gestacional observó que el 40% de los 20 sujetos inscritos habían detectado pérdida ósea dentro de los 3 meses posteriores al parto. “Leer”

La edad avanzada y los valores de la prueba de tolerancia oral a la glucosa durante el embarazo pueden estar asociados con un aumento de la pérdida ósea. Se necesitan estudios prospectivos más grandes para confirmar estos hallazgos.

Efectos de la osteoporosis en diabéticos

Entendiendo que la osteoporosis es la pérdida de masa osea con el paso del tiempo, una persona diabética puede verse afectada en el largo plazo según los estudios señalados. En este sentido, es necesario prestar atención a los chequeos médicos, ya que la osteoporosis puede facilitar las fracturas y daños que puede sufrir una persona diabética.

Así entonces, si eres una persona diabética y te diagnosticaron osteoporosis, o puedes padecerla, te recomendamos tener más cuidado del usual. Asimismo, tu médico de cabecera te dará recomendaciones necesarias para lograr hacerle frente a ambas enfermedades. Recuerda mantener hábitos saludables y una dieta con mucho cuidado.

Aquí te dejo esta guía de Carbohidratos para diabéticos, por si te interesa conocer más acerca de la dieta diabética.

Continue Reading
¿Puede la cirugía bariátrica curar la diabetes? Esto dice la ciencia.
Fuente: Pixabay.com

¿Puede la cirugía bariátrica curar la diabetes? Esto dice la ciencia.

El número de cirugías bariátricas que se realizan anualmente a nivel mundial se ha incrementado de forma dramática. Esto es debido a los altos índices de obesidad y enfermedades metabólicas que afectan a la humanidad, convirtiéndose ya en epidemias según los criterios de la Organización Mundial de la Salud. Entre los beneficios que aporta la cirugía bariátrica se encuentran la mejoría en los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, la disminución de la presión arterial y un adecuado control de la glicemia. Esto último ha llevado a algunos investigadores a afirmar que este procedimiento puede curar la diabetes. Pero ¿cuán cierto es esto?

La literatura relacionada con este tema es muy amplia. Prácticamente todas las publicaciones afirman que la cirugía bariátrica reduce los riesgos de infartos, enfermedades cerebrovasculares, dislipidemias y cáncer, por encima de los tratamientos tradicionales del síndrome metabólico, incluyendo fármacos, dietas y ejercicios. Además, la pérdida de peso se traduce en un estado emocional favorable y una buena calidad de vida. Estos beneficios pueden trasladarse también al paciente diabético.

Cirugía bariátrica y diabetes

Cualquier procedimiento bariátrico – ya sea el clásico bypass o los procedimientos gástricos como la plicatura, manga o banda estomacal – aporta beneficios importantes al paciente diabético. De hecho ya se considera como una opción terapéutica habitual especialmente en personas diabéticas tipo 2 con obesidad mórbida. Los estudios iniciales sobre este tema comenzaron a plantear la posibilidad de que la diabetes entrara en un estado de “remisión” posterior a un procedimiento bariátrico exitoso. Esto significa que los signos y síntomas de la enfermedad pueden desaparecer.

Fuente: Pixabay.com

Estos resultados no son ficticios. El seguimiento a 5 años que se realizó a un grupo de pacientes sometidos a cirugía bariátrica demostró no solo la efectividad en la disminución del peso sino también en la necesidad de tratamiento farmacológico para controlar la glicemia, específicamente de hipoglicemiantes orales. Muchos de los pacientes diabéticos abandonaron el tratamiento después de la cirugía, no solo porque no lo requerían sino también por el riesgo de hipoglicemia. Lo mismo ocurrió con el tratamiento para la hipertensión arterial. Al normalizarse los niveles de la presión arterial, ya no era necesaria la toma de antihipertensivos, siendo dejados a un lado.

Sin embargo los estudios prospectivos a más largo plazo comenzaron a dejar nueva información desalentadora. Evaluaciones más recientes de los mismos y otros pacientes, ahora a 20 años de la cirugía, no fueron tan positivos. Los niveles de evidencia para todos y cada uno de los beneficios de la cirugía no alcanzaron nunca el valor óptimo. De hecho se mantuvieron entre moderado y muy bajo. La remisión de la enfermedad no se mantuvo más allá de 9 años en ningún caso y las complicaciones crónicas y causas de muerte se hicieron presentes, sobre todo en aquellos pacientes que se negaron a retomar tratamientos tradicionales bajo la premisa de que la cirugía los había curado.

Experiencias y expectativas reales sobre cirugía bariátrica y diabetes

Es de esperar que los resultados acá expuestos generen dudas. No hay nada de malo en ello. Y es nuestra obligación, como profesionales de la salud, aclarar dichos cuestionamientos. La cirugía bariátrica debe ser aprovechada como una alternativa real para el tratamiento de los pacientes diabéticos obesos. Es innegable la mejoría en la calidad de vida que estos procedimientos aportan. Pero la diabetes no se cura, se controla. Esto no es difícil de entender cuando estudiamos la génesis de la enfermedad. Los factores inmunológicos no dependen solo de la obesidad, si bien esta juega un rol importante en la fisiopatología del cuadro y sus complicaciones. Recuerda que hay diabéticos delgados.

La experiencia del mundo médico habla maravillas de la cirugía bariátrica en general. Tienen razones para ello. Siendo la obesidad y la diabetes enfermedades epidémicas, cualquier opción para tratarlas es bienvenida y debe ser planteada a cualquier paciente que reúna las condiciones para ella. El control de la glicemia, más aún en pacientes diabéticos tipo 2, será más sencillo. Las complicaciones micro y macrovasculares son menos frecuentes y severas. La hipertensión puede atenuarse y los trastornos mentales son más escasos en los pacientes sometidos a procedimientos bariátricos. En resumen, la cirugía bariátrica es una herramienta terapéutica poderosa.

Pero como toda cirugía, existen riesgos de complicaciones. Desde el manejo anestésico hasta el posoperatorio tardío suelen ser más complejos en estos pacientes. Las posibilidades de hemorragia e infecciones también son más altas. Y no siempre alcanzan el éxito esperado. Es por ellos que las ofertas médicas al respecto deben ser cautas. Generar falsas esperanzas en estos pacientes es incorrecto. Debemos explicarles las posibilidades reales de mejoría pero sin incluir la palabra curación. También hacerles saber que la remisión de la enfermedad suele ser temporal y que eventualmente podrán requerir tratamientos hipoglicemiantes de nuevo. Cualquiera sea el escenario, la decisión final será del paciente, siempre con la orientación objetiva e imparcial de sus médicos tratantes.

Referencias

  1. Brethauer SA, Aminian A, Romero-Talamás H, et al. Can Diabetes Be Surgically Cured?: Long-Term Metabolic Effects of Bariatric Surgery in Obese Patients with Type 2 Diabetes Mellitus. Annals of surgery. 2013; 258(4):628-637. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  2. Goldfine AB, Patti ME. Diabetes: Bariatric surgery for T2DM–cure, or remission and relapse? Nature reviews Endocrinology. 2014; 10(1):8-9. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  3. Courcoulas AP, Yanovski SZ, Bonds D, et al. Long-term Outcomes of Bariatric Surgery: A National Institutes of Health Symposium. JAMA surgery. 2014; 149(12):1323-1329. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
  4. Puzziferri N, Roshek TB, Mayo HG, Gallagher R, Belle SH, Livingston EH. Long-term Follow-up After Bariatric Surgery: A Systematic Review. JAMA. 2014; 312(9):934-942. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/
Continue Reading

Guía de Carbohidratos y Nutrición para Diabéticos

Carbohidratos y Diabetes: Guía Completa para Diabéticos

Mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control significa observar lo que se come, además de tomar medicamentos como la insulina y conocer acerca de los carbohidratos y su efecto. Es posible que tu médico también haya mencionado que debes llevar un registro de la cantidad de carbohidratos (carbohidratos) que consumes.

Pero, ¿qué son exactamente los carbohidratos y la diabetes? ¿Que relación hay entre carbohidratos y la diabetes? En este guía completa de carbohidratos y diabetes te damos respuesta a muchas de las preguntas más comunes.

Los alimentos que ingerimos contienen nutrientes que proporcionan energía y otras cosas que el cuerpo necesita, y uno de ellos son los carbohidratos. Las dos formas principales de carbohidratos son:

  • Azúcares como la fructosa, la glucosa y la lactosa.
  • Almidones, que se encuentran en alimentos como los vegetales con almidón (como las papas o el maíz), los granos, el arroz, el pan y los cereales.

El cuerpo descompone o convierte la mayoría de los carbohidratos en la glucosa del azúcar. La glucosa se absorbe en el torrente sanguíneo y, con la ayuda de una hormona llamada insulina, viaja a las células del cuerpo donde se puede usar para obtener energía.

Las personas con diabetes tienen problemas con la insulina que pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Para las personas con diabetes tipo 1, el páncreas pierde la capacidad de producir insulina. Para las personas con diabetes tipo 2, el cuerpo no puede responder normalmente a la insulina que se produce.

carbohidratos y diabetes

¿Pueden las dietas bajas en carbohidratos ayudar a controlar la diabetes?

Muchos estudios apoyan las dietas bajas en carbohidratos para el tratamiento de la diabetes.

De hecho, antes del descubrimiento de la insulina en 1921, las dietas muy bajas en carbohidratos se consideraban un tratamiento estándar para las personas con diabetes.

Además, las dietas bajas en carbohidratos parecen funcionar bien a largo plazo, siempre y cuando los pacientes se adhieran a la dieta.

En un estudio, los diabéticos tipo 2 siguieron una dieta baja en carbohidratos durante 6 meses. Su diabetes permaneció bien controlada más de 3 años después si se mantenían en la dieta.

De manera similar, cuando las personas con diabetes tipo 1 siguieron una dieta restringida en carbohidratos, las personas que siguieron la dieta vieron una mejora significativa en los niveles de azúcar en la sangre durante un período de 4 años.

¿Cuál es la cantidad óptima de carbohidratos para diabéticos?

La ingesta de carbohidratos ideal para los diabéticos es un tema un tanto controvertido, incluso entre aquellos que apoyan la restricción de carbohidratos.

Muchos estudios encontraron mejoras dramáticas en los niveles de azúcar en la sangre, el peso y otros marcadores cuando los carbohidratos se restringieron a 20 gramos por día.

El Dr. Richard K. Bernstein, que tiene diabetes tipo 1, ha ingerido 30 gramos de carbohidratos por día y ha documentado un excelente control del azúcar en la sangre en sus pacientes que siguen el mismo régimen.

Sin embargo, otra investigación muestra que la restricción de carbohidratos más moderada, como 70 a 90 gramos de carbohidratos totales, o el 20% de las calorías de los carbohidratos, también es efectiva.

La cantidad óptima de carbohidratos también puede variar según el individuo, ya que todos tienen una respuesta única a los carbohidratos. Para determinar la cantidad ideal, es posible que desees medir tu glucosa en sangre con un medidor antes de una comida y otra vez 1 o 2 horas después de comer.

Mientras el nivel de azúcar en la sangre se mantenga por debajo de 140 mg / dL (8 mmol / L), en el punto en que se puede producir daño a los nervios, puedes consumir 6 gramos, 10 gramos o 25 gramos de carbohidratos por comida en una dieta baja en carbohidratos .

Todo depende de tu tolerancia personal. Solo recuerda que la regla general es que entre menos carbohidratos ingiera, menos aumentará el nivel de azúcar en la sangre.

Y, en lugar de eliminar todos los carbohidratos, una dieta saludable baja en carbohidratos debe incluir fuentes de carbohidratos ricos en nutrientes y altos en fibra como verduras, bayas, nueces y semillas.

conteo de carbohidratos

Lista de carbohidratos para diabeticos

Alimentos para Comer de forma normal

Puedes comer los siguientes alimentos bajos en carbohidratos hasta que esté satisfecho, y debes asegurarte de obtener suficiente proteína en cada comida.

  • Carnes, aves y mariscos.
  • Huevos.
  • Queso.
  • Verduras sin almidón (la mayoría de las verduras excepto las que se enumeran a continuación).
  • Aguacates.
  • Aceitunas.
  • Aceite de oliva, aceite de coco, mantequilla, crema, crema agria y queso crema.

Alimentos para comer con moderación

Los siguientes alimentos se pueden comer en cantidades más pequeñas en las comidas, dependiendo de su tolerancia personal de carbohidratos.

  • Bayas: 1 taza o menos.
  • Yogur natural, griego: 1 taza o menos.
  • Requesón: 1/2 taza o menos.
  • Nueces y cacahuetes: 1–2 oz o 30–60 gramos.
  • Semillas de linaza o chía: 2 cucharadas.
  • Chocolate negro (al menos 85% de cacao): 30 gramos o menos.
  • Calabaza de invierno (butternut, bellota, calabaza, espagueti y hubbard): 1 taza o menos.
  • Licor: 1.5 oz o 50 gramos.
  • Vino tinto o blanco seco: 4 oz o 120 gramos.

La reducción de carbohidratos generalmente disminuye los niveles de insulina, lo que hace que los riñones liberen sodio y agua (19).

Trate de comer caldo, aceitunas u otros alimentos salados bajos en carbohidratos para compensar la pérdida de sodio. No tenga miedo de agregar un poco de sal a sus comidas.

Sin embargo, si tiene insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad renal o presión arterial alta, hable con su médico antes de aumentar la cantidad de sodio en su dieta.

Comidas que se deben evitar

Estos alimentos son altos en carbohidratos y pueden elevar significativamente los niveles de azúcar en la sangre en los diabéticos:

  • Pan, pasta, cereal, maíz y otros granos.
  • Verduras con almidón como las papas, batatas, batatas y taro.
  • Legumbres, como guisantes, lentejas y frijoles (excepto los ejotes y los guisantes).
  • Leche.
  • Frutas distintas de las bayas.
  • Jugo, soda, ponche, té endulzado, etc.
  • Cerveza.
  • Postres, productos horneados, dulces, helados, etc.

¿Cómo contar los carbohidratos?

Los carbohidratos son una gran fuente de energía para su cuerpo, pero también afectan el azúcar en la sangre. Si tiene diabetes, lleve un registro de cuántos come con unos simples trucos.

Conoce los carbohidratos. Es mucho más que pasta y pan. Todos los alimentos ricos en almidón, azúcares, frutas, leche y yogur también son ricos en carbohidratos. Asegúrate de contarlos todos, no solo los obvios.

Prepara un plan de comidas. Calcula la cantidad de carbohidratos, proteínas y grasas que puedes consumir en las comidas y refrigerios a lo largo del día para mantener sus niveles de azúcar en la sangre constantes.

La mayoría de los adultos con diabetes tienen como objetivo 45-60 gramos de carbohidratos por comida y 15-20 gramos por refrigerio. Ese número puede aumentar o disminuir, dependiendo de qué tan activo esté y de los medicamentos que tome, así que consulte con su médico o un dietista registrado.

Mira las etiquetas.

Hacen fácil contar los carbohidratos. Busque el número de “carbohidratos totales” que figura en el panel de “Información nutricional” de un paquete. Luego, verifique el tamaño de la porción y confirme la cantidad que puede comer. Repita este paso con otros alimentos que planea comer. Cuando agregue todos los gramos de carbohidratos, el total debe permanecer dentro de su presupuesto de comidas.

Almidón, fruta o leche = 15.

Los alimentos frescos no vienen con una etiqueta. Puede que tenga que adivinar la cantidad de carbohidratos que tienen. Una buena regla general: cada porción de fruta, leche o almidón tiene aproximadamente 15 gramos. Las verduras no tienen mucho, así que puedes comer más. Dos o tres porciones de verduras por lo general equivalen a 15 gramos de carbohidratos.

Presta atención a los tamaños de las porciones.

El tamaño de una porción depende del tipo de comida. Por ejemplo, una porción pequeña (4 onzas) de fruta fresca, 1/3 taza de pasta o arroz y 1/2 taza de frijoles sirven cada uno. Compre una guía de bolsillo que enumera los conteos de carbohidratos y el tamaño de las porciones. O descarga una aplicación en tu teléfono inteligente. Tomar tazas y una balanza para alimentos cuando come en casa le ayudará a ser preciso.

carbohidratos para diabeticos

Evita los carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados también se conocen como carbohidratos simples o carbohidratos procesados.

Hay dos tipos principales:

Azúcares: azúcares refinados y procesados, como sacarosa (azúcar de mesa), jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y jarabe de agave.

Granos refinados: son granos a los que se les han extraído las partes fibrosas y nutritivas. La mayor fuente es la harina blanca hecha de trigo refinado.

Los carbohidratos refinados han sido despojados de casi todas las fibras, vitaminas y minerales. Por esta razón, se pueden considerar como calorías “vacías”.

También se digieren rápidamente y tienen un índice glucémico alto. Esto significa que conducen a picos rápidos en el azúcar en la sangre y los niveles de insulina después de las comidas.

Comer alimentos con alto índice glucémico se ha relacionado con comer en exceso y aumentar el riesgo de muchas enfermedades.

Lamentablemente, los azúcares y los granos refinados son una parte muy importante de la ingesta total de carbohidratos en muchos países (3, 4, 5).

Las principales fuentes dietéticas de los carbohidratos refinados son la harina blanca, el pan blanco, el arroz blanco, los pasteles, los refrescos, los bocadillos, las pastas, los dulces, los cereales para el desayuno y los azúcares agregados.

También se añaden a todo tipo de alimentos procesados. Si eres diabético, trata de evitar los carbohidratos refinados en exceso. Estos pueden alterar tu salud y producir daños en tu organismo.

Recuerda

Los carbohidratos son un alimento que debes cuidar e ingerir de forma cuidadosa. Los carbohidratos y la diabetes son elementos de estudio desde hace mucho tiempo, recuerda pasar por diabetes salud para mantenerte informado.

Aquí te dejo un artículo que te puede parecer interesante acerca de los postres para diabéticos.

 

Continue Reading

Los Deportes Extremos y La Diabetes

Los deportes extremos pueden ser practicados por personas con diabetes de forma cuidadosa y con el seguimiento adecuado. De aquí que muchas personas con Diabetes tipo 1 practican deportes de alto impacto como una forma sostenible de controlar su metabolismo.

Los deportes extremos agrupan disciplinas como benji, jumping, columpio paracaidismo, escalada de montaña o en muro artificial y ciclismo de montaña entre otras. Por las exigencias propias de esta práctica, se requiere un manejo adecuado de la insulina durante este ejercicio físico.

Adrenalina versus azúcar.

La relación entre adrenalina y azúcar en el ejercicio de deportes extremos incide en los niveles de insulina. Por lo general, en deportes extremos se liberan grandes cantidades de adrenalina y la persona con diabetes debe cuidarse mucho al respecto.

Quienes practican deportes extremos y tienen diabetes, deben tener precaución para atender cualquier cambio precipitado de azúcar en sangre. Por ello, debe requerirse ajustar la dosis de insulina de la bomba o tener a la mano una inyección de insulina de acción rápida al terminar la actividad. En estos casos, conocer al organismo y su funcionamiento es muy útil. Una persona con diabetes puede distinguir entre una bajada de azúcar en sangre y una subida de adrenalina. Esto es muy importante para ir ajustando de modo progresivo la actividad física y los suplementos requeridos para realizarla de forma segura.

Rappel

Deportes extremos y los deportes de aventura

Los deportes extremos son actividades que exigen esfuerzo intensivo. Puede ser por la intensidad del ejercicio en corto periodo de tiempo, o por la demanda del ejercicio a realizar, si este va a ser prolongado.

Adicionalmente, varios deportes de naturaleza plantean circunstancias en las cuales lluvias torrenciales o exposición a animales salvajes, alteran también los niveles de azúcar en sangre. Por ello, es importante que la persona con diabetes no realice deportes extremos o de aventura en solitario. La compañía de otra persona que esté atenta al desempeño de la persona con diabetes es de gran ayuda para cumplir el cometido de realizar la actividad física sin afectar el delicado equilibrio orgánico.

En la preparación está la clave.

Por otro lado, sea que realice deportes extremos o de aventura, nunca deje de estar preparado. Lleve consigo comida extra, algunas dosis adicionales de insulina, jeringas y otros suministros. Si utiliza una bomba de insulina, asegúrese de llevar una unidad de repuesto así como una batería.

Como para el manejo de la diabetes, también es importante mantenerse animado y sin temores. La sola participación en eventos deportivos y de aventura ya es aliciente para mantenerse enfocados, animados y no caer en depresiones. Sin embargo, es importante tener en cuenta los escollos que puede enfrentar la persona con diabetes en su participación en estas actividades.

Snow board

Por lo tanto, el control estricto de los niveles de azúcar en sangre ayuda al atleta a garantizar su rendimiento. La diabetes por si sola no debe ser una limitante. Pero  debe garantizarse que el cuerpo cuente con los insumos suficientes para responder a la gran demanda de energía que tendrá el cuerpo durante el ejercicio.

Finalmente, la realización de deportes extremos por parte de personas con diabetes debe ser supervisada con atención por el médico tratante. A pesar de ello, si una persona diabética quiere realizar algún deporte extremo, debe evaluar de modo estricto cómo esta actividad afectará su equilibrio y los niveles de azúcar en sangre. Una vez que esta evaluación haya sido realizada, deben prepararse todos los elementos requeridos para atender cualquier emergencia durante la realización de la actividad. Resulta especialmente importante no sólo prever medicamentos sino incluir provisiones de alimentos, primeros auxilios y, sobre todo, agua.

 

Continue Reading

Cerezas y Diabetes y Beneficios para la Diabetes

Las cerezas y diabetes es un tema que ha estado en boga últimamente. ¿Son las cerezas buenas para los diabéticos? ¿Pueden los diabéticos comer cerezas?. Acompáñanos a descubrir esto en diabetes salud, asimismo, después puedes visitar este artículo de Postres para diabéticos.

¿Pueden los diabéticos comer cerezas?

Mantener el azúcar en la sangre dentro del rango objetivo sigue siendo una piedra angular del tratamiento de la diabetes. Esto implica monitorear y administrar su ingesta de carbohidratos. La Asociación Estadounidense de Diabetes promueve las frutas, verduras, frijoles y alimentos integrales como fuentes saludables de carbohidratos en la dieta. Las cerezas son una opción sabrosa, versátil y saludable para las personas que viven con diabetes. Al igual que con cualquier alimento rico en carbohidratos, es importante tener en cuenta el tamaño de la porción al incorporar cerezas en su dieta para evitar un pico de azúcar en la sangre.

Cerezas y diabetes

Azúcar en las cerezas

Como todas las frutas, las cerezas contienen azúcares naturales. La glucosa es el azúcar más abundante en las cerezas, seguido de la fructosa. La concentración de azúcar en las cerezas oscila entre el 8 y el 20 por ciento, dependiendo de la variedad y la madurez. Como probablemente sospeche, las variedades más dulces de cerezas tienen una mayor concentración de azúcar que las variedades más tarta. Por ejemplo, una taza de cerezas dulces frescas contiene aproximadamente 16 g de azúcares, en comparación con 13 g de guindas.

Propiedades de las Cerezas

Las cerezas contienen una variedad de nutrientes saludables. Son ricos en vitamina C, por lo que son una buena opción si estás buscando una alternativa a los cítricos para obtener esta vitamina. Las cerezas también contienen cantidades significativas de vitamina A, que está presente en mayor concentración en las guindas en comparación con las cerezas dulces. Todas las variedades de cerezas proporcionan cantidades significativas de potasio. Otros minerales presentes en concentraciones menores incluyen fósforo, calcio, magnesio y hierro.

¿Cuántas cerezas pueden comer por día?

Comer cerezas conduce a un aumento en la actividad antioxidante en el cuerpo, incluso después de una porción y media de cerezas ácidas, comúnmente conocidas como guindas. Un estudio clínico realizado en la Universidad de Michigan descubrió por primera vez que los antioxidantes en las cerezas ácidas llegan al torrente sanguíneo humano y aumentan la actividad antioxidante.

En este sentido, doce adultos sanos, de entre 18 y 25 años, fueron asignados aleatoriamente para consumir una taza y media o tres tazas de cerezas ácidas congeladas. Después de que los participantes comieron las cerezas, los investigadores analizaron su sangre y orina y encontraron una mayor actividad antioxidante hasta 12 horas después del consumo de cerezas.

Sin embargo, comer muchas cerezas te puede generar dolor de estómago si lo haces en exceso.

beneficios cerezas y diabetes

Beneficios de las Cerezas en pacientes diabéticos

Las cerezas pueden algún día ser parte del tratamiento de la diabetes. Las versiones dulces y ácidas de la fruta contienen sustancias químicas que aumentan la insulina, lo que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Los productos químicos se llaman antocianinas. Se producen de forma natural en las cerezas, dándoles su color rojo brillante. Las antocianinas también tiñen otras frutas, vegetales y flores con rojos, azules y púrpuras brillantes. La fruta que contiene los productos químicos ha demostrado ser prometedora en la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca.

Lo mismo podría ser cierto para la diabetes. Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan recientemente aislaron varias antocianinas de las cerezas, probándolas en células pancreáticas productoras de insulina tomadas de roedores.

Las células aumentaron su producción de insulina en un 50% cuando se expusieron a las antocianinas. En un caso, la producción de insulina casi se duplicó cuando se expuso a la antocianina más activa.

Desventajas de las cerezas para Diabéticos

Tinción

las cerezas contienen un agente pigmentante fuerte que puede ser difícil de eliminar tan pronto como entra en contacto con la tela (las cerezas también se usan como colorantes). Las manchas de cereza pueden ser un problema real, ya que el esfuerzo de lavar telas manchadas puede ser muy costoso y estresante.

Las telas con manchas frecuentes (como los manteles) a veces retienen el color cereza incluso después de lavar la tela. Además, el lavado frecuente de telas puede literalmente deteriorarlo.

Temporada de crecimiento muy corta

las cerezas tienen una temporada de crecimiento muy corta y solo crecerán en las latitudes más templadas. En muchas partes de América del Norte, están entre las primeras frutas de árbol en madurar. No obstante, hay una gran demanda de fruta. En la producción comercial, las cerezas se cosechan utilizando un “sacudidor” mecanizado. Sin embargo, la recolección manual también se utiliza ampliamente para cosechar la fruta para evitar daños a las frutas y los árboles.

Comer Cerezas de Noche

Los estudios demuestran que las cerezas son uno de los pocos alimentos que son una fuente natural de melatonina, el químico que controla el reloj interno del cuerpo y regula el sueño. La investigación indica que debe comer cerezas, o beber jugo de cereza agrio, aproximadamente una hora antes para dormir bien por la noche.

Diabetes y cerezas

Lo que hace que las cerezas sean una fruta realmente buena en comparación con otras

Las cerezas son una de las frutas más deliciosas que se disfrutan en todo el mundo. La cereza se utiliza de diversas maneras: se usa en la cocina, se usa en decoraciones de vino, coberturas de fruta, sirve como base para muchos postres y también se elabora en conservas, mermeladas y jugos.

Las cerezas también se usan industrialmente como tintes para teñir telas y papel en la industria textil y del papel. Muchas compañías farmacéuticas también procesan cerezas porque contienen vitaminas y minerales que son esenciales para el cuerpo y antioxidantes que ayudan a mantener las células mientras promueven la buena salud.

Ahora ya sabes cosas importantes de las cerezas y la diabetes que te pueden ser útiles en tu tratamiento para la diabetes. Recuerda seguirnos en nuestras redes para mayor información.

Hasta pronto!

 

 

 

Continue Reading
Infecciones vaginales en la paciente diabética.
Fuente: Pixabay.com

Infecciones vaginales en la paciente diabética.

Las mujeres diabéticas tienen cierta predisposición a sufrir infecciones vaginales y del tracto urinario. Múltiples factores se han vinculado con este hecho: hiperglicemia sostenida, glucosuria, deficiencias inmunológicas, adherencia de bacterias al epitelio urogenital y alergias locales, entre otros. Sea cual sea el origen de estas infecciones, no hay dudas de que representan una molestia importante para las damas, que no solo comprometen su salud física sino también su estabilidad emocional e intimidad sexual.

Las estadísticas no mienten en este sentido. Si bien el porcentaje total de infecciones vaginales entre mujeres diabéticas y no diabéticas es relativamente parecido, la severidad de estas dista mucho de serlo. Los síntomas son más intensos y duraderos en las pacientes con diabetes, lo cual es inversamente proporcional a la respuesta al tratamiento, la cual suele ser pobre y limitada. Lo peor es que la resistencia microbiana a los antibióticos se ha incrementado de manera dramática y el arsenal terapéutico es cada vez más escaso.

Factores que predisponen a la mujer diabética a sufrir infecciones vaginales

La mayoría de los estudios publicados en este sentido demuestran que el mal control de la glicemia es el principal elemento favorecedor para las infecciones vaginales. La hiperglicemia genera varias condiciones, tanto locales como sistémicas, que ayudan al desarrollo, multiplicación y agresividad de los gérmenes. Muchas bacterias y hongos se alimentan de distintos tipos de hidratos de carbono, incluyendo azúcares. Los elevados niveles de glicemia en sangre le brindan enormes cantidades de combustible. Por otra parte, el funcionamiento de las células protectoras del organismo, los leucocitos, se ve comprometido en ambientes hiperglicémicos.

La microangiopatía diabética – daño de los pequeños vasos sanguíneos – no permite que los glóbulos blancos y los medicamentos lleguen con facilidad al sitio de la infección. Si a esto le sumamos el hecho de que las bacterias parecen fijarse mejor en la mucosa genital de las pacientes diabéticas, es lógico que el tratamiento no sea tan efectivo como se espera. Por último existen recientes evidencias de que las pacientes diabéticas tratadas con inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (canagliflozina, dapagliflozina y empagliflozina) tienen tendencia a la glucosuria, la cual a su vez favorece el desarrollo de infecciones vaginales crónicas de difícil manejo.

Tipos de infecciones vaginales en la paciente diabética

Los microorganismos causantes de las infecciones vaginales en la paciente diabética son muy distintos en su naturaleza y comportamiento. Los más frecuentemente encontrados en la flora vaginal son los hongos y las bacterias, aunque los parásitos también acaparan su cuota de responsabilidad en la génesis de las vulvovaginitis infecciosas. A continuación se mencionan los gérmenes más habituales en estas infecciones, con sus características particulares y tratamientos actuales.

Candida albicans

La candidiasis es, etiológicamente hablando, la infección vaginal más frecuente en la paciente diabética. Los síntomas más importantes de la candidiasis vaginal son prurito, ardor vaginal, dolor durante las relaciones sexuales, molestias al orinar y la presencia de una secreción vaginal gruesa y blanquecina parecida a una cuajada. La tendencia actual es que las mujeres diabéticas con clínica sospechosa de esta infección reciban tratamiento empírico de inmediato, aún si no se tienen resultados de cultivos que confirmen el germen causal.

Aunque la terapia habitual de esta infección es de corta duración (1 a 3 días), en las pacientes diabéticas se recomiendan tratamientos prolongados (7 a 14 días). El tratamiento incluye medicación sistémica, usualmente con fluconazol por vía oral, y tópica, siendo el clotrimazol en crema el más utilizado. Las alternativas a estos medicamentos son el ketoconazol y el itraconazol por vía oral así como el miconazol y el ciclopirox por vía vaginal.

Gardnerella vaginalis

Este bacteria es la más importante dentro de las causas de vaginosis, más no la única. Otras especies de Prevotella, Peptostreptococos, Mycoplasma y Mobiluncus se han encontrado en los cultivos de secreción vaginal bacteriana. El síntoma más característico de esta infección es la descarga líquida, fétida y grisácea que es expulsada a través del aparato genital femenino. Su olor es similar al del pescado y genera en la mujer muchísima incomodidad local y psicológica.

Fuente: Pixabay.com

 

El manejo habitual de esta infección es con metronidazol. No se recomienda terapia de un día, la cual puede ser útil en mujeres no diabéticas, por el riesgo de reinfección o resistencia. El tiempo mínimo de terapia debe ser 5 días. El tinidazol es una buena opción y en caso de alergias, la clindamicina es el fármaco de elección. Muchas pacientes diabéticas pueden sufrir vaginosis bacteriana crónica, requiriendo tratamiento prolongado con metronidazol hasta por 6 meses. En casos extremos algunos autores sugieren la administración de ácido bórico intravaginal por 21 días.

Trichomonas vaginalis

Como ya se había comentado, los parásitos también tienen participación en las infecciones vaginales. La trichomoniasis – infección causada por un protozoario flagelado – muchas veces es asintomática, pero en infestaciones masivas o pacientes inmunocomprometidas, como es el caso de las diabéticas, suele manifestarse con mucha picazón vaginal, disuria y una secreción fétida verdosa o amarillenta que puedo o no irritar la vulva.

El tratamiento de elección es el metronidazol. Al igual que la vaginosis bacteriana, la terapia de un solo día no se recomienda por el alto riesgo de recidiva, por lo que el medicamento debe tomarse entre 5 y 7 días. Una alternativa al metronidazol es la nitazoxanida (celectan®, zontricon®, givotan®) la cual ha demostrado efectividad contra parásitos helmintos y protozoarios, incluyendo la familia de las Trichomonas.

Comentarios finales

Cualquier cuadro infeccioso que se presente en un paciente diabético será más severo que si se presentase en un paciente no diabético. Eso ha sido demostrado fehacientemente por la ciencia. Pero cuando una infección además compromete su estado emocional y su relación en pareja, los resultados pueden ser catastróficos. Ya hemos comentado aquí la importancia de la salud mental en los pacientes diabéticos, así como su desempeño sexual. Cualquier eventualidad que afecte a alguno de estos dos elementos irá en detrimento del adecuado control de la enfermedad.

Mantener niveles de glicemia en sangre dentro de los límites aceptables es vital para la salud del diabético. Debe ser esa la prioridad de cualquier terapéutica establecida. Eso es cierto incluso cuando hablamos de infecciones vaginales. El uso de métodos de barrera durante el coito ayuda a evitar enfermedades de transmisión sexual y el adecuado aseo de la zona genital mantiene la flora vaginal estable. Contar con numerosas parejas sexuales aumenta bastante el riesgo de sufrir infecciones vaginales.

Fuente: Pixabay.com

 

No se debe olvidar nunca que en presencia de cualquiera de estas infecciones se debe indicar tratamiento también a la pareja. El apoyo constante del equipo médico multidisciplinario es certeza de éxito, por lo que siempre se debe alentar la asistencia a las consultas con los especialistas..

Referencias

  1. Geerlings S, Fonseca V, Castro-Diaz D, List J, Parikh S. Genital and urinary tract infections in diabetes: Impact of pharmacologically-induced glucosuria. Diabetes Research and Clinical Practice. 2014; 103(3):373-381. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/
  2. Tabatabaei-Malazy O, Shariat M, Heshmat R, Majlesi F, Alimohammadian M, Khaleghnejad- Tabari N, Larijani B. Vulvovaginal Candidiasis and its Related Factors in Diabetic Women. Taiwanese Journal of Obstetrics and Gynecology. 2007; 46(4):399-404. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/
  3. Kalra B, Kalra S. Vulvovaginitis and Diabetes. Journal of Pakistan Medical Association. 2017; 67(1)::143-145. Disponible en: http://jpma.org.pk/
Continue Reading
La ciencia detrás de la guanábana como tratamiento de la diabetes
Fuente: Pixabay.com

La ciencia detrás de la guanábana como tratamiento de la diabetes

Los remedios naturales para cualquier enfermedad siempre han estado rodeados de escepticismo. La razón para ello es sencilla: la falta de rigor científico a la hora de explicar sus efectos o beneficios. En esto contribuye el poco interés de la industria farmacéutica en apoyar las iniciativas naturales debido al posible compromiso en sus finanzas. Sin embargo, los tratamientos naturales han existido desde los principios de la humanidad y gracias a los avances técnicos en la actualidad, podemos explicar sus mecanismos de acción. En esta oportunidad comentaremos la ciencia que se esconde detrás del tratamiento con guanábana para la diabetes.

¿Qué es FOX01 y cuál es su rol en la diabetes?

Las proteínas FOX (acrónimo de Forkhead Box o “caja de cabeza de tenedor”) forman una familia de factores de transcripción que juegan un papel fundamental en la expresión de ciertos genes que determinan el crecimiento, proliferación, diferenciación y longevidad de numerosas células en el organismo. Todo lo anterior suena un poco confuso, pero se puede resumir así: las proteínas FOX se encargan de activar o desactivar algunas características y funciones fundamentales en las células.

Las investigaciones actuales sobre la diabetes mellitus están enfocadas en hallar la manera de evitar la apoptosis de las células beta del páncreas y favorecer por ende su proliferación. La apoptosis significa “muerte celular programada”. Esta es una característica muy interesante de las células, ya que les permite “suicidarse” en determinado momento cuando ya han cumplido con su tarea específica, han dejado de ser necesarias o pueden significar un peligro para el individuo. Las células beta del páncreas, encargadas de almacenar y liberar la insulina, poseen este mecanismo de apoptosis. Por ello los científicos trabajan en evitarlo.

Algunas de las proteínas que activan la apoptosis son las pertenecientes a la familia FOX. Cuando estas actúan, se producen una serie de reacciones dentro de la célula que la llevan, finalmente, a suicidarse. Aún cuando este mecanismo es normal, puede verse alterado en pacientes diabéticos, no solo eliminando células beta en exceso sino también evitando su adecuada proliferación. Para intentar frenar la actividad de estas proteínas, específicamente la FOX01 que es la más vinculada con efectos sobre el páncreas, se han estudiado muchas sustancias, entre ellas las que se encuentran en la guanábana.

¿Cómo puede la guanábana inhibir la acción de la FOX01?

Los distintos estudios llevados a cabo para encontrar inhibidores de la FOX01 encontraron en la guanábana a un excelente candidato. Esta fruta ha sido estudiada durante décadas por sus múltiples efectos benéficos sobre la salud, pero su mecanismo de acción no se conocía. Hoy, gracias a una nueva modalidad de estudios científicos denominada in silico – el cual utiliza modelos simulados por computadora para probar sustancias químicas y sus potenciales efectos – se han aislado los componentes de la Annona muricata, como flavonoides, alcaloides y acetogeninas, que tienen acción sobre la FOX01.

La guanábana (Annona muricata) tiene numerosos componentes activos, incluyendo: xylopina, anonaina, isolaurelina, kaempferol-3-O-rutinósido y muricatocina A, todos estos con capacidad de adhesión y acción inhibitoria probada sobre la familia de proteínas FOX. Estos efectos no solo demuestran su rol potencial en el tratamiento de la diabetes, sino en muchas otras enfermedades en las cuales la regulación de la transcripción de ciertos genes pueda ser aprovechada.

Muchos se podrían preguntar por qué no existen medicamentos cuyos componentes principales sean derivados de la guanábana. De hecho sí existen. Se pueden conseguir en algunas tiendas naturistas y farmacias como Guanábana Salvaje o Graviola en cápsulas. También se comercializan las hojas empaquetadas y polvos para infusión. Lamentablemente su producción en masa no ha sido considerada. Grandes empresas farmacéuticas estiman que la inversión para pasar de un componente activo a una droga para la venta requerirá 12 años más de investigación y cerca de 900 millones de dólares de inversión, lo cual no parece ser un negocio atractivo para ellas.

¿De qué forma se puede usar la guanábana?

Ante la falta de presentaciones para la venta y el escaso interés por comercializarla, nos queda la alternativa de preparar nosotros mismos la guanábana para el consumo. Ensayos llevados a cabo desde hace más de 40 años demostraron que las partes más ricas en compuestos beneficiosos son el tallo y las hojas. Con estas últimas y un poco de agua se puede hacer un té fácilmente, como se explica a continuación:

  • Fuente: Pixabay.com

    Hervir un litro de agua

  • Agregar 15 hojas de guanábana (frescas o secas) y dejar hervir a fuego lento durante 30 minutos. Puede añadirse un trozo de tallo picado en pequeños pedazos.
  • Una vez que el líquido se reduzca a la mitad, apartar del fuego.
  • Retirar las hojas y filtrar con un colador.
  • Dejar reposar hasta que se enfríe y está listo para el consumo.

No se conoce con certeza la dosis ideal de esta infusión, pero algunos autores recomiendan que sea 3 veces al día previo a las comidas. Si el sabor no es del todo agradable, se puede agregar miel o edulcorantes.

Es de vital importancia que no se sustituya ningún tratamiento formal para la diabetes por los compuestos de la guanábana. Su uso debe ser informado al médico tratante y evitado durante el embarazo y la lactancia. Si siente algún efecto indeseable posterior a su consumo, el mismo debe detenerse de inmediato y acudir a un centro de atención para un chequeo completo.

Referencias:

  1. Damayanti DS, Utomo DH, Kusuma C. Revealing the potency of Annona muricata leaves extract as FOXO1 inhibitor for diabetes mellitus treatment through computational study. In Silico Pharmacology. 2017; 5:3. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5484654/
  2. Adefegha SA, Oyeleye SI, Oboh G. Distribution of Phenolic Contents, Antidiabetic Potentials, Antihypertensive Properties, and Antioxidative Effects of Soursop (Annona muricata L.) Fruit Parts In Vitro. Biochemistry Research International. 2015. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4693006/
  3. Adeyemi DO, Komolafe OA, Adewole OS, Obuotor EM, Adenowo TK. Anti Hyperglycemic Activities of Annona Muricata (Linn). African Journal of Traditional, Complementary, and Alternative Medicines. 2009; 6(1):62-69. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2816521/
Continue Reading

Tratamientos alternativos para la diabetes

Existe un conjunto de tratamientos alternativos para la diabetes. Éstos agrupan una serie de terapias al margen de la medicina convencional. Se conocen como alternativos y complementarios, según si su uso se hace en conjunto o como sustitución a los tratamientos médicos convencionales.

Dada la preeminencia de la medicina convencional sobre otras formas de atender la diabetes, el uso de tratamientos alternativos siempre causa polémica. Uno de las principales críticas es por la supuesta interacción entre las hierbas utilizadas y los medicamentos convencionales. Sin embargo, alrededor de un 7% de los pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, no revelan a sus médicos tratantes el uso de tratamientos alternativos.

Tipos de tratamientos alternativos para la diabetes.

Los tratamientos alternativos y complementarios para el tratamiento de la diabetes, se enfocan en el uso de hierbas y la aplicación de terapias mente-cuerpo. Estas opciones agrupan desde el uso de determinados alimentos hasta el uso de tratamientos físicos para reestablecer el equilibrio de la glucosa en sangre. A continuación describimos algunos de los más utilizados.

Dieta y ejercicio.

Una dieta equilibrada y un adecuado nivel de ejercicio corporal son piezas clave en el sostenimiento del equilibro de azúcar en sangre. Por ello, con frecuencia, ambos aspectos son incluidos como parte del tratamiento de las personas con diabetes.

Se recomienda realizar unos ejercicios de moderada intensidad, como levantamiento de pesas, utilización de bandas o ligas de resistencia. Debería incluirse unas tres (03) horas de actividad física de moderada a intensa por semana. El ejercicio ayuda a reducir la presión arterial y los niveles de azucar en sangre. Sin embargo, las personas con diabetes tipo 1 tienen un riesgo más alto de sufrir desequilibrios con el azucar durante el ejercicio.

Hierbas y suplementos.

Estas son consideradas los tratamientos alternativos más populares para la diabetes. Se utilizan bajo recomendación de familiares o personas conocidas. Es muy importante informar al médico tratante sobre su uso pues algunos suplementos pueden interactuar con los medicamentos que usted está tomando.

Tratamientos Alternativos para Diabetes
Algunas hierbas utilizadas por personas con diabetes

A continuación, algunos de los suplementos y las hierbas más utilizadas por personas con diabetes:

  1. El Aloe vera (también conocido como sábila). Se considera que tiene incidencia en la reducción de azúcar en sangre en ayunas, sin embargo es importante considerar también sus efectos secundarios como el efecto laxante.
  2. La Espinaca, el brócoli y las papas. Tienen un alto contenido en ácido alfa-lipoico que es un antioxidante. Este componente puede ayudar a tratar el daño que se conoce como neuropatía diabética, que es una afección del sistema nervioso presente en pacientes diabeticos.
  3. La Canela, cuyas evaluaciones no son concluyentes pero que se asocian con el balance de la insulina y la glucosa.
  4. El ajo, cuyo efecto sobre el colesterol y los niveles de presión arterial son dos de los aspectos por los cuales más personas recomiendan su uso.
  5. El Ginseng, aunque es recomendado por muchas personas para aplicar en personas con diabetes, lo cierto es que hay evidencias en estudios clínicos que muestran su interacción con otros medicamentos, en especial con los anticoagulantes.
  6. Gimnema silvestre (gimnema), también conocida como el “destructor de azúcar”, se recomienda su uso como hipoglucemiantes. Por ello es importante su uso cuidadoso para los casos de diabetes tipo 1.
  7. El magnesio está presente en alimentos como los granos enteros y las verduras de hojas verdes. Hay evidencia de la relación entre bajos niveles de magnesio y la aparición de diabetes. Por ello, incrementar el consumo de magnesio a través de productos saludables como los mencionados arriba parece ser una buena opción.
  8. Los ácidos grasos omega-3 presentes en alimentos como el salmón, los frutos secos como las nueces y las semillas de soya, pueden ayudar a reducir tanto los triglicéridos como afecciones cardíacas.

No parece haber evidencia de que su uso beneficie a personas con diabetes. Sin embargo, se recomienda el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos para prevenir enfermedades cardiovasculares asociadas con la diabetes. Hay estudios clínicos que muestran una incidencia mayor de diabetes en personas con dietas no vegetarianas. De allí que se sugiera enfocar la dieta en alimentos como: legumbres, verduras, granos enteros y frutos secos, pues permite reducir el colesterol y controlar los niveles de azúcar en sangre.

Enfoques de mente y cuerpo

Las personas con diabetes tienen un riesgo mayor de sufrir de depresión, estrés y ansiedad. Esto impacta de forma negativa en la capacidad para controlar los niveles de azúcar en sangre. Los enfoques mente-cuerpo pueden ayudar a las personas a restituir su equilibrio a través del control del estrés.

Remedios Naturales para Diabéticos
La acupresión puede ayudar a liberar el estrés en personas con diabetes

Entre estas terapias, destacan:

  1. Aromaterapia. Consiste en oler aceites esenciales para inducir la relajación. Algunos estudios han encontrado evidencias de la reducción de la presión arterial sistólica al olerse aceites esenciales como el fenogreco, la canela, el comino y el orégano.
  2. Meditación. El uso adecuado de la meditación puede ayudar a aliviar el estrés. Bien sea que se base en la repetición de un mantra o en ejercicios de respiración, esta práctica puede ayudar a reducir la existencia del estrés.
  3. Acupuntura consiste en insertar pequeñas agujas en puntos estratégicos de la piel. Es una práctica China ancestral que se sustenta en la búsqueda de reconducir los flujos de energía a lo largo del cuerpo. En personas diabeticas con neuropatías, la acupuntura puede ayudar a reducir el dolor.
  4. Acupresión es una práctica de medicina alternativa que se basa en la presión sobre puntos estratégicos del cuerpo, con expectativas de producir resultados similares a los de la acupuntura. La acupresión y los masajes pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación.

Cómo aconsejar a los pacientes con diabetes sobre los tratamientos alternativos.

Los tratamientos alternativos no buscan curar la diabetes sino, sobre todo, hacer más llevadera esta condición. Vista la sospecha de su interacción con los tratamientos convencionales, es importante que informe a su médico sobre cualquier terapia alternativa aunque lo esté utilizando de modo complementario.

Además de ello, es muy importante que le notifique los motivos por los cuales lo hace. Esto permite alimentar de información suficiente al médico tratante, a fin de que pueda realizar cualquier cambio o ajuste en su tratamiento primario de tipo convencional, al tiempo que fomentará la comunicación entre su médico y usted.

Continue Reading

Factores de Riesgo de la Diabetes

Hoy descubriremos los factores de riesgo de la diabetes y sus consecuencias. Es importante conocer los riesgos para evitar estar juntos durante mucho tiempo y convertirse en una persona diabética.

Por otro lado, si eres una persona diabética, este artículo te ayuda a evitar grandes riesgos y a corregir hábitos que te pueden afectar.

Puedes visitar este artículo si te interesa conocer más acerca de la diabetes y como el sueño la afecta.

¿Qué aumenta el riesgo de la diabetes?

Primero que todo, hay tres tipos principales de la enfermedad: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional. Con los tres, el cuerpo no puede producir ni usar insulina.

Una de cada cuatro personas con diabetes no sabe que la tiene. Eso equivale a alrededor de 7 millones de estadounidenses. ¿Puedes ser uno de ellos? Siga leyendo para ver si tu riesgo de tener diabetes es alto y si estás en presencia de factores de riesgo de diabetes.

Factores de Riesgo de la Diabetes

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 1

Este tipo generalmente comienza en la infancia. Su páncreas deja de producir insulina. Usted tiene diabetes tipo 1 de por vida. Las principales cosas que lo conducen son:

  • Historial familiar. Si tiene parientes con diabetes, es probable que también la tenga. Cualquier persona que tenga una madre, padre, hermana o hermano con diabetes tipo 1 debe ser revisado. Un simple análisis de sangre puede diagnosticarlo.
  • Enfermedades del páncreas. Pueden disminuir su capacidad de producir insulina.
  • Infección o enfermedad. Algunas infecciones y enfermedades, en su mayoría raras, pueden dañar el páncreas.

Riesgo de diabetes Tipo 2

Si tienes este tipo, tu cuerpo no puede usar la insulina que produce. Esto se llama resistencia a la insulina. El tipo 2 generalmente afecta a adultos, pero puede comenzar en cualquier momento de su vida. Las principales cosas que lo conducen son:

  • Obesidad o sobrepeso. La investigación muestra que esta es una razón principal para la diabetes tipo 2. Debido al aumento de la obesidad entre los niños de EE. UU y en el mundo. Este tipo afecta a más adolescentes.
  • Intolerancia a la glucosa. La prediabetes es una forma más leve de esta afección. Se puede diagnosticar con un simple análisis de sangre. Si lo tienes, hay grandes posibilidades de que tenga diabetes tipo 2.
  • Resistencia a la insulina. La diabetes tipo 2 a menudo comienza con células resistentes a la insulina. Eso significa que el páncreas tiene que trabajar muy duro para producir suficiente insulina para satisfacer las necesidades de su cuerpo.
  • Origen étnico. La diabetes ocurre con mayor frecuencia en hispanos / latinos, afroamericanos, nativos americanos, asiáticoamericanos, isleños del Pacífico y nativos de Alaska.
  • Diabetes gestacional. Si tenía diabetes mientras estabas embarazada, tenías diabetes gestacional. Esto aumenta las probabilidades de contraer diabetes tipo 2 más adelante en la vida.
  • Estilo de vida sedentario.  Haces ejercicio menos de tres veces a la semana.
  • Historial familiar. Tienes un padre o hermano que tiene diabetes.
  • Sindrome de Ovario poliquistico. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) tienen un riesgo más alto.
  • Edad. Si tienes más de 45 años y tiene sobrepeso o si tienes síntomas de diabetes, hable con su médico sobre una prueba de detección simple.

También puedes leer: Síntomas de la Diabetes en Niños

Riesgo de la Diabetes durante el embarazo

La diabetes cuando hay embarazo afecta aproximadamente el 4% de todos los embarazos en EE. UU. Es causada por las hormonas que produce la placenta o por muy poca insulina. El nivel alto de azúcar en la sangre de la madre causa un alto nivel de azúcar en la sangre en el bebé. Eso puede conducir a problemas de crecimiento y desarrollo si no se trata. Los factores de riesgo que pueden conducir a la diabetes gestacional incluyen:

  • Obesidad o sobrepeso. Libras adicionales pueden conducir a la diabetes gestacional.
  • Intolerante a la glucosa. Tener intolerancia a la glucosa o diabetes gestacional en el pasado lo hace más propenso a contraerla nuevamente.
  • Historial familiar. Si un padre o hermano ha tenido diabetes gestacional, es más probable que lo tenga.
  • Edad. Cuanto más viejo eres cuando estás embarazada, mayores son tus posibilidades.
    Origen étnico. Las mujeres no blancas tienen una mayor posibilidad de desarrollarlo.

Riesgo de la Diabetes Embarazo

Diabetes avanzada y sus consecuencias

Hipoglucemia

La hipoglucemia es bajo nivel de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre). Es posible que baje la glucosa en sangre, especialmente si está tomando insulina o un medicamento con sulfonilurea (los que hacen que su cuerpo produzca insulina durante el día). Con estos medicamentos, si come menos de lo normal o se está más activo, su nivel de glucosa en sangre puede bajar demasiado.

Otras causas posibles de hipoglucemia incluyen ciertos medicamentos (por ejemplo, la aspirina, reduce el nivel de glucosa en sangre si toma una dosis de más de 81 mg) y demasiado alcohol (el alcohol evita que el hígado libere glucosa).

Los signos y síntomas de la hipoglucemia son fáciles de reconocer:

  • Latidos rápidos
  • Transpiración
  • Blancura de la piel
  • Ansiedad
  • Entumecimiento en los dedos de las manos, los pies y los labios
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Dolor de cabeza
  • Habla fluida

Síndrome Hiperglicemico

El síndrome hiperglicemico es muy raro, pero debes conocerlo y saber cómo manejarlo si se produce. Se produce cuando el nivel de glucosa en sangre sube demasiado, y si no lo trata, puede causar la muerte.

Complicaciones macrovasculares: el corazón, el cerebro y los vasos sanguíneos

La diabetes tipo 2 también puede afectar a los vasos sanguíneos grandes, causando que la placa eventualmente se acumule y potencialmente conduzca a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o bloqueo del vaso en las piernas (enfermedad vascular periférica).

Para prevenir la enfermedad cardíaca y el derrame cerebral como resultado de la diabetes, debes tratar bien la diabetes, pero también debe tomar decisiones saludables para el corazón en otras áreas de su vida: no fume, mantenga la presión arterial bajo control y preste atención a tu colesterol

Malos hábitos Diabetes

Más Factores de Riesgo de la Diabetes

Además de los mencionados con anterioridad. Hay más factores de riesgo que pueden ocasionar diabetes que se incluyen en nuestro estilo de vida cotidiana.

En este sentido, el estrés, los estados anímicos y no alimentarse correctamente pueden ser agentes detonantes de la diabetes. Para prevenir estos factores de riesgo, es aconsejable mantener un estilo de vida saludable, entretenerse y evitar la rutina que, de vez en cuando, puede asentarse en el día a día.

Por último, aquí te dejamos este artículo de alimentos que te pueden ser útiles para combatir la diabetes o prevenirla, desde una tortilla de maíz hasta postres para diabéticos.

Esperamos que te haya sido útil nuestro artículo, ahora conoces los factores de riesgo de la diabetes.

Hasta pronto!

Factores de Riesgo diabetes-salud

Continue Reading
¿Es la diabetes una enfermedad cardiovascular? Nuevas tendencias clínicas.
Fuente: Pixabay.com

¿Es la diabetes una enfermedad cardiovascular? Nuevas tendencias clínicas.

Numerosos investigadores médicos se han desvinculado de la tendencia clásica de hablar de diabetes como una enfermedad endocrinológica y han decidido bautizarla ya como una patología cardiovascular. ¿A qué se debe esta decisión? Existen varias razones para ello, pero la más importante radica en el hecho de que prácticamente todas las complicaciones crónicas de la diabetes se deben a las alteraciones en el sistema cardiovascular, sobre todo a las lesiones de la microvasculatura sistémica.

Esto no significa que deje de manejarse como una enfermedad multifactorial. En lo absoluto. Quienes defienden este nuevo movimiento afirman que el manejo de la diabetes sigue siendo complejo e involucra un sinfín de especialidades, pero priorizan lo que más daño hace. Los datos estadísticos en este sentido son contundentes: alrededor del 70% de los pacientes diabéticos fallecen por complicaciones relacionadas con el aparato cardiovascular y casi todas las alteraciones permanentes en las personas diabéticas tienen este mismo origen. Solo las complicaciones agudas, como la cetoacidosis y los desequilibrios hidroelectrolíticos, pueden considerarse aparte de la esfera cardiovascular, pero estas no tienen una alta tasa de letalidad cuando se manejan adecuadamente.

Por otra parte, los mejores conocimientos y tratamientos en la actualidad han ocasionado una mayor sobrevida de los pacientes diabéticos. Esto no puede considerare como algo negativo, pero al sumarle la vejez a la ya complicada fisiopatología de la diabetes, la posibilidad de alteraciones cardiovasculares se multiplica. Recordemos que uno de los factores de riesgo no modificables para estas enfermedades es la edad avanzada. Por todo lo antes mencionado, parece esta una oportunidad invaluable para que desarrollemos este tema.

La diabetes mellitus como enfermedad cardiovascular

Profundizando en el tema estadístico, condición fundamental en los estudios de salud pública, los hallazgos son sobrecogedores. Se estima que 415 millones de personas, casi el 9% de la población mundial, sufre de diabetes. Este número puede incrementarse aun más debido a la subestimación del diagnóstico y análisis estadísticos pobres en ciertos países. Cerca de 50% de las personas con diabetes (algo más de 200 millones de individuos) presentan complicaciones cardiovasculares asociadas a dicha enfermedad.

Alrededor de las dos terceras partes de las muertes en personas diabéticas se deben a infartos agudos del miocardio (IAM), insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedades cerebrovasculares (ECV), predominantemente isquémicas. Tan solo en Estados Unidos se estima que los fallecimientos por causas cardiovasculares representan más de 1.000 por cada 100.000 diabéticos y se vincula indirectamente con otras 90.000 muertes. Además existe un dato trágico pero a la vez curioso: la mortalidad asociada a enfermedades cardiovasculares en adultos mayores diabéticos es 50% más alta en mujeres que en hombres.

No es descabellado entonces que muchos estudiosos de la diabetes comiencen a tratarla básicamente como una enfermedad cardiovascular. La neuropatía, nefropatía y retinopatía de la diabetes son causadas también por las lesiones microvasculares que sufren los nervios, riñones y ojos respectivamente. Por ello surge la inevitable y obvia pregunta: ¿a qué se debe la enfermedad cardiovascular en la diabetes?

Factores de riesgo cardiovascular y diabetes

Si bien los fenómenos fisiopatológicos que generan la enfermedad macrovascular son diferentes a los de la enfermedad microvascular, estos últimos son los más importantes en cuanto a las complicaciones definitivas de la diabetes. Entre estos factores asociados a la enfermedad microvascular se incluyen:

Fuente: Pixabay.com

Aterogénesis

La ateroesclérosis aumenta en la diabetes mellitus así como en la obesidad y en el síndrome metabólico. Múltiples mecanismos se asocian con este hecho, como la hipertensión arterial, dislipidemias, angiogénesis exagerada y toxicidad por insulina. Ha ganado mucha importancia últimamente la presencia de ácidos grasos poliinsaturados en sangre, debido a una mala dieta, motivo por el cual la misma debe revisarse de forma constante en los diabéticos.

Inflamación

Los reactantes de fase aguda, como la proteína C reactiva, el factor de necrosis tumoral y el interferón gamma se encuentran elevados en los eventos coronarios de cualquier persona, pero especialmente en aquellos que sufren de diabetes. Todos ellos representan mal pronóstico posterior. De allí que se crea que la inflamación juega un rol fundamental en la aparición de enfermedad cardiovascular en los diabéticos.

Hiperglicemia

Se conoce desde hace algún tiempo que los niveles elevados de glicemia en sangre se relacionan con el riesgo de enfermedad cardiovascular, tanto macro como microscópica. De hecho, el control glicémico ha demostrado disminuir francamente las probabilidades de sufrir un infarto o una enfermedad cerebrovascular en personas diabéticas.

Hipertensión arterial

De causas muy variadas, como la nefropatía y la insulinorresistencia, su importancia en la aparición de enfermedades microvasculares está más que comprobada.

Otros factores

  • Dislipidemias
  • Hipercoagulabilidad
  • Obesidad
  • Alteraciones del óxido nítrico
  • Presencia de moléculas de adhesión

Aprendizajes recientes y conclusiones

Las más recientes y osadas investigaciones proponen que la diabetes, en su inicio, podría tratarse de una enfermedad vascular que con los años conduce a hiperglicemia y afectación cardiovascular establecida. Esto no descarta las teorías genéticas y autoinmunes acerca del origen de la diabetes, pero obligan a revisar la visión actual sobre la misma y su manejo.

Sin importar cual tendencia represente a los médicos involucrados en el tratamiento del paciente diabético, es necesario enfocarse en la esfera cardiovascular y el control de la glicemia. Si no se logran mantener valores de azúcar en sangre dentro de la permitido, todos los demás esfuerzos por cuidar al paciente serán inútiles. Queda mucho por aprender e investigar, pero que se comience a pensar en la diabetes como una enfermedad cardiovascular, no únicamente por sus complicaciones sino incluso por su origen, parece ser razonable.

Referencias

  1.  Leon BM, Maddox TM. Diabetes and cardiovascular disease: Epidemiology, biological mechanisms, treatment recommendations and future research. World Journal of Diabetes. 2015; 6(13):1246-1258. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4600176/
  2. Corbatón Anchuelo, R; Cuervo Pinto, M; y Serrano Ríos, M. La diabetes mellitus tipo 2 como enfermedad cardiovascular. Revista Española de Cardiología. 2007; 7(A):9-22. Disponible en: http://www.revespcardiol.org/es/content/articulo/13101386/
  3. Candido R, Srivastava P, Cooper ME, Burrell LM. Diabetes mellitus: a cardiovascular disease. Current Opinion in Investigational Drugs. 2003; 4(9)1088-1094. Resumen disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14582453
  4. American Heart Association. Cardiovascular Disease and Diabetes. Heart.org [internet]. Última revisión 2015. Disponible en: http://www.heart.org/en/health-topics/diabetes/why-diabetes-matters/cardiovascular-disease–diabetes
Continue Reading

Camu Camu: La Fruta Que Podría Ayudar a Combatir la Diabetes

¿Conoces el Camu Camu? Se ha demostrado que esta fruta exótica cultivada en la selva amazónica acelera el metabolismo. Asimismo, reduce el aumento de peso.

Los investigadores canadienses creen que el Camu Camu se puede utilizar para ayudar a combatir la obesidad y la diabetes tipo 2. Sin embargo, basados en los hallazgos, se requerirá más investigación para apoyar esta teoría.

¿Que es el Camu Camu y como ayuda contra la Diabetes?

Camu Camu Dieta

El camu camu es una fruta nutricional que puede influir positivamente en las bacterias intestinales. Está lleno de polifenoles, compuestos que pueden beneficiar la salud y pueden jugar un papel en la reducción del peso y la mejora de la resistencia a la insulina.

También tiene altos niveles de antioxidantes. Contiene de 20 a 30 veces más vitamina C por cada 100 gramos que el kiwi.

Un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Laval en Canadá quería investigar más a fondo los beneficios de esta fruta de color púrpura rojizo. Su prueba incluyó dos grupos de ratones a los que se les dio una dieta alta en calorías y alta en azúcar durante ocho semanas. Pero a la mitad de los animales también se les dio extracto de camu camu todos los días durante el transcurso del estudio.

Los resultados mostraron que los ratones que recibieron el extracto de camu camu ganaron un 50% menos de peso que el grupo que no recibió el extracto. También hubo mejoras significativas en la resistencia a la insulina, los niveles de azúcar en la sangre y la inflamación intestinal.

Se cree que la baya amazónica podría aumentar el metabolismo, incluso durante los períodos de descanso, por lo que podría ayudar a fomentar la pérdida de peso. Incluso, podría hacer innecesario ciertas intervenciones quirúrgicas para diabéticos.

Contras del Camu Camu

A pesar de los efectos positivos que la fruta ha proporcionado en el ensayo, la fruta puede ser un elemento dietético difícil para las personas con riesgo de diabetes o las personas con diabetes existente. Algunas frutas contienen más azúcar que otras, por lo que a menudo se requiere moderación con frutas más altas en carbohidratos. 

Esto quiere decir que aún son recomendables otros alimentos.

Si bien el efecto del extracto de camu camu ha demostrado ser prometedor en el estudio con ratones, aún se desconoce si se observaron efectos significativos en humanos.

Tabla Nutricional del Camu Camu

El Camu camu se puede encontrar en ambientes pantanosos y húmedos. Los árboles suelen tener entre 10 y 16 pies de altura. Las bayas del árbol camu camu se parecen a las cerezas, y los árboles pueden producir hasta 26 libras de fruta por año.

Algunos nutrientes clave de camu camu incluyen los siguientes:

  • Vitamina C
  • Potasio
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Cobre
  • Aminoácidos (serina, leucina y valina)
  • Carotenoides (luteína, betacaroteno y zeaxantina)

El contenido de vitamina C de Camu camu es excepcionalmente alto, haciendo que esto sea lo más notable de la fruta. Dependiendo de la madurez, las bayas pueden contener hasta 60 veces la cantidad de vitamina C que una naranja. Asimismo, no se ha estudiado si su consumo puede alterar el sueño o alguna función del cuerpo.

Beneficios para la Salud del Camu Camu

 

Con todos estos nutrientes combinados en una pequeña baya, camu camu complementa las dietas saludables de una persona diabética.

  • Excelente fuente de antioxidantes: Gracias a la cantidad masiva de vitamina C en camu camu, la baya es rica en antioxidantes. Estos trabajan con su cuerpo para proteger contra el daño de moléculas.
  • Mejora el rendimiento físico: la combinación de nutrientes en el camu camu es útil para aumentar la energía. Además, los aminoácidos leucina y valina son compatibles con los músculos sanos, mejorando el rendimiento físico general.
  • Ayuda contra el cáncer: se ha identificado una variedad de toxinas ambientales comunes como agentes causantes de cáncer. Afortunadamente, una alimentación saludable puede mitigar parte del daño. Los antioxidantes son útiles para prevenir y tratar muchas formas de cáncer.
  • Apoya la presión arterial saludable: se ha demostrado que la combinación de vitamina C y minerales esenciales en camu camu relaja eficazmente los vasos sanguíneos. Esto contribuye a una presión arterial saludable.

Quizás te interese leer: Postres para Diabéticos Fáciles de Preparar

  • Mejora la salud cardiovascular: el potasio en camu camu es importante para la salud del corazón. Posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Protege contra la aterosclerosis, también conocida como “endurecimiento de las arterias”.
  • Ayuda a perder peso: los estudios demuestran que la vitamina C reduce los niveles de cortisol. Esto está directamente relacionados con la forma en que el cuerpo almacena la grasa. Los niveles más bajos de cortisol significan una reducción del almacenamiento de grasa. De esta forma se produce la pérdida de peso.
  • Reduce el riesgo de diabetes: se ha demostrado que el manganeso tiene un impacto directo en la diabetes. Ayuda a reducir el riesgo para aquellos que aún no han desarrollado la enfermedad. También reduce las complicaciones para quienes ya tienen diabetes.

Ahora ya conoces los beneficios del Camu Camu y como podría ayudar con la diabetes. También debes estar atento a los síntomas de la diabetes en niños y adultos para evitar males mayores. No olvides seguirnos en nuestras redes, hasta pronto!Camu Camu Dieta Diabetes

Continue Reading

Viajes y diabetes: ¿ Que hacer si debes Viajar y eres Diabético?

Es posible hacer viajes cuando se tienen diabetes. Un alto porcentaje de las personas que tienen diabetes y que viajan no toman cont anta rigurosidad el cuidado de su afección durante los días de su estadía. Sin embargo, el mantenimiento del equilibro de azúcar en sangre es una tarea diaria que no debe interrumpirse por un viaje. Por ello es importante tomar previsiones para garantizar que podrá hacerse seguimiento aún estando fuera de la residencia habitual.

Voy a viajar y tengo diabetes, ¿qué debo preveer?

La diabetes es una condición que acompaña toda la vida. Por ello es importante atender especialmente su cuidado cuando las condiciones del entorno cambian durante un viaje. Sea que viaje por tierra, en avión o por mar, le indicamos las 10 cosas más básicas que debe considerar para su viaje.

1) Planifique con mucho cuidado las comidas que tomará en sus viajes.

Quienes tienen diabetes no son las únicas personas que desean mantener comidas sanas mientras viajan. Sin embargo, especialmente cuando se viaja en avión y se hacen vuelos largos, las comidas suelen ser grasosas, o muy cargadas en carbohidratos y poco balanceadas. Con mucha más frecuencia, las aerolíneas tienen consideraciones para requerimientos especiales de los pasajeros.

Viajes para diabéticos

Por eso, al reservar su viaje, procure elegir una comida adaptada a sus necesidades, pidiendo un menú vegetariano o para diabéticos. Si viaja en barco, no abuse de la comida en los banquetes ofrecidos ni tampoco del alcohol. Si no puede indicar sus preferencias alimenticias al hacer la reserva, consulte directamente con la empresa a fin de que tengan en cuenta sus requerimientos. Una alternativa a la comida del avión es comprar bocadillos en el aeropuerto o llevarlos Ud. preparados. Escoja frutos secos, yogur, vegetales, bocadillos de pan con carnes sin grasas, y si no cuenta con provisión de glucosa, el aeropuerto es un buen lugar donde podrá abastecerse de refrescos y otras preparaciones que se la provean.

2) Siempre lleve consigo un informe médico.

Es importante que lleve consigo un informe médico actualizado de forma que pueda advertir a la aerolínea, en caso de viajar en avión, sobre su diabetes y la necesidad de llevar consigo como equipaje de mano, medicinas como la insulina, e implementos como jeringas y tiras reactivas. No olvide llevar consigo los frascos de insulina con sus etiquetas visibles. Esto aliviará cualquier inconveniente durante los chequeos de seguridad. Un informe médico puede aliviar las explicaciones sobre la disposición de la bomba de insulina en su abdomen. De ser necesario, porque la duración del viaje así lo amerite, realice un chequeo médico antes de salir.

3) Ajuste la insulina.

Cuando un viaje implica el cambio de zona horaria, las personas con diabetes deben ajustar los horarios para administrar la insulina. Por ello, el chequeo médico previo al viaje le ayudará a fijar los horarios en los cuales deberá administrarla durante su estadía o, incluso, algún cambio en el patrón del tipo de insulina suministrada. El médico tratante puede ayudarle también a establecer cuáles otros cambios debe introducir en función de las actividades que realizará durante su estadía.

4) Guarde adecuadamente sus suministros de insulina.

Aunque sienta su equipaje de mano algo pesado, no traslade sus suministros de insulina en el equipaje facturado. En vuelos a mucha altura, la cabina donde viaja el equipaje facturado suele bajar mucho la temperatura. Aunque en los barcos suele haber mas acceso al equipaje, mantenga siempre sus insumos de forma accesible. Por otro lado, con mcha frecuencia se reportan pérdidas de equipaje así que la forma más segura de garantizar tener a su disposición la insulina es llevarla consigo.

Es importante que guarde en una bolsa consigo tanto el medidor y las tiras reactivas, como las jeringas, algunas dosis de insulina, bocadillos y glucosa de acción rápida. Esta medida le permitirá tener acceso a estos suministros aunque guarde más dosis de insulina y otros objetos personales junto a su equipaje de mano en las sombrereras del avión. Consulte con su médico tratante si puede dosificar insulina de acción rápida después de que coma en el avión a fin de ayudar a mantener el equilibrio de azúcar en sangre.

5) Mencione su diabetes.

Tanto si viaja solo como si viaja acompañado, en barco o en avión, mantenga informado al personal al respecto de su diabetes. Esto es muy importante por si se presenta alguna emergencia. No es necesario dar mayores detalles pero si es muy necesario que le advierta que puede requerir bebidas dulces si tiene hipoglucemia durante el viaje. Igualmente, debe saber cómo recurrir a asistencia médica y qué tipo de servicios de atención primaria tendrá a su disposición.

6) Desconecte su bomba.

Seguramente su médico en el chequeo previo a su viaje puede darle más detalles, pero es probable que su bomba de insulina funcione diferente durante el despegue y el aterrizaje y suministre más insulina. Por ello, quizás conectarla sólo durante el vuelo es una buena idea, siempre luego de comprobar que no haya burbujas de aire causadas por cambios de altitud. En el caso de que viaje en barco, no requiere suspender el uso de su bomba de insulina.

Viajes y Diabetes

7) Esté preparado ante cualquier emergencia en sus viajes.

En vuelos internacionales no es obligatorio llevar un botiquín para atender emergencias. Este hecho es especialmente cierto en líneas con vuelos baratos. En cualquier caso, siempre es mucho más prudente tomar las previsiones necesarias para tener a la mano todo aquello que requiera en caso de emergencia. Si viaja en barco, debe informarse muy bien sobre cómo maneja la línea situaciones de emergencia como las que puedan presentársele a ud.

8) Utilice siempre zapatos durante sus viajes.

Tanto si viaja a la playa como si lo hace a la montaña, tenga en cuenta los riesgos de andar sin zapatos. En la playa, los escombros de la playa como las tapas de botellas y restos de vidrios entre otros pueden herirle. Es probable que no llegue a sentir la cortada, por eso es necesario extremar las precauciones y revisar con frecuencia para prevenir que una herida no sentida llegue a infectarse. Además siempre utilice zapatos especiales para caminar en la playa y siempre revise sus pies cuando regrese de la playa o la piscina.

9) El aseo personal durante tus viajes.

Es importante mantener las pruebas de glucosa en sangre, pero no siempre puede tenerse las manos limpias para realizarlas. Para garantizar que esto será posible, lleve con ustedes toallas húmedas, alcohol o gel antibacterial para poder limpiarse las manos quitando los restos de comida y otros residuos. Sin embargo, si no lleva consigo implementos para realizar la limpieza necesaria, siempre puede pinchar su dedo y retirar las primeras gotas antes de tomar una lectura para estar seguros de que la sangre de la muestra tenga las condiciones necesarias para examinarlas.

10) Investiga sobre el lugar al que viajes.

Para los viajes al extranjero, siempre es bueno prepararse teniendo información sobre que lugares visitar, medicamentos que pudieran requerirse, detalles como el acceso a agua potable y vacunas necesarias entre otros. También es útil tener a mano información sobre ubicación de embajadas y consulados y otros servicios gubernamentales.

Resulta muy relevante tener información sobre los tipos de cocina local que tendrá a su alcance. Es importante evitar las comidas ambulantes por la atención a la higiene en la preparación de los alimentos.

Continue Reading

Trabajo y la persona con diabetes.

El trabajo es una actividad que puede verse afectada por la condición de la diabetes. Así, la persona que tiene diabetes puede verse afectada en su rendimiento laboral en especial porque puede requerir ausencias prolongadas del trabajo.

Como ya sabemos, la diabetes resulta en la imposibilidad del cuerpo para convertir la glucosa en energía, bien sea porque la insulina que produce no es suficiente para transformar la glucosa, o porque el proceso de transformación no ocurre de forma correcta.

Cada vez son más las personas que desarrollan algún tipo de diabetes y, por tanto, son también más las personas que tienen que evaluar su asistencia al trabajo y la forma en que acoplan su vida laboral a la convivencia con esa condición.

Como trabajar si eres diabético

Adaptación al trabajo para la persona con diabetes.

En muchos casos de personas con diabetes, esta condición ocurre sin apenas afectar su desempeño laboral. En otras, las circunstancias les llevan a tomar en reiteradas ocasiones, reposos médicos para atender evaluaciones de seguimiento de la enfermedad, o alguna situación imprevista con los niveles de azúcar en sangre derivadas de estres laboral o personal. Por ello, es importante que los dueños de empresa y los spervisores de los distntos puestos de trabajo sean plenamente conscientes de los riesgos para los empleados con diabetes.

Con frecuencia los turnos asignados a los empleados se distribuyen en atención del criterio y requerimiento de las empresas más que en función de las condiciones de los empleados. Si ud. padece diabetes tipo 2, debe considerar que los cambios en su horario laboral afectará tanto su dieta como su programa de medicamentos y que esto afectará la estabilidad de su organismo.

Cuidados laborales frente a la diabetes.

Las empresas que cuentan entre sus empleados con personas con diabetes deben hacer una cuidadosa estimación y evaluación tanto de riesgos como llevar a cabo una evaluación de riesgos, con la aportación del empleado, para asegurarse de que están preparados para tales situaciones. La evaluación debe incluir la consideración de lo siguiente:

  1. La estabilidad de la condición del empleado y el tratamiento que sigue.
  2. El acceso del empleado a descansos para comer y controlar su glucosa en sangre.
  3. Las tareas asigadas a la persona, su intensidad y regularidad y si esto afecta su nivel de glucosa en la sangre.

Trabajo para diabéticos

 

Todas estas variables deben revisarse de forma periódica a fin de evaluar si la intensidad de las actividades realizadas por el empleado puede ponerlo en riesgo de una hipoglucemia. Una vez evaluadas, estas condiciones pueden suponer un ajuste en las tareas, los horarios y la intensidad del trabajo, a fin de garantizar la seguridad del trabajador. Por otro lado, el estrés laboral puede incidir en el desarrollo de diabetes en los empleados, así como en el deterioro de las condiciones de aquel que ya ha sido diagnosticado con diabetes.

Cambios radicales en el trabajo, actividades y tareas pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes. Por ello, una vida laboral estable y una forma de vida saludable son necesarios para el cuidado del paciente y el entorno laboral.

Continue Reading
Debut diabético ¿En qué consiste?
Fuente: Pixabay.com

Debut diabético ¿En qué consiste?

No se trata de la presentación pública de las jóvenes de la alta sociedad ni el estreno de algún artista o deportista en el ámbito profesional. No. Se trata de la aparición súbita de la sintomatología diabética en muchos pacientes. Se entiende por “debut” a la primera vez que una persona  acude a la emergencia presentando un cuadro clínico compatible con diabetes mellitus descompensada, el cual es especialmente dramático en los pacientes pediátricos con diabetes tipo 1.

El debut diabético no se limita exclusivamente a la población pediátrica. Ni siquiera tratándose de diabetes mellitus tipo 1. Aún cuando se le conocía como diabetes juvenil por su alta incidencia en niños y adolescentes, muchos adultos jóvenes, por encima de los 30 años de edad, son diagnosticados con este cuadro. El comienzo de los síntomas y la severidad de los mismos dependerán de múltiples factores que se describen a continuación.

Etapas del desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo 1

Aunque la diabetes es conocida desde la antigüedad y son miles los estudios que se han llevado a cabo para entenderla, su patogenia no ha sido aclarada totalmente. Durante los últimos 45 años los investigadores decidieron asumir un hecho fundamental que ha colaborado enormemente en el entendimiento de la enfermedad: su heterogeneidad. Los factores que influyen en la génesis de la diabetes son muchísimos y es la suma de ellos y sus distintas variantes lo que determina su momento de aparición.

Son al menos 4 las fases o etapas en las que se puede dividir la patogenia de la diabetes mellitus tipo 1, a saber:

  1. Predisposición genética o herencia
  2. Evento desencadenante o gatillo de la destrucción de las células beta del páncreas
  3. Anormalidades autoinmunes
  4. Fracaso metabólico en el control de la glicemia

Predisposición genética o herencia

La ciencia ha demostrado el rol protagónico de los genes en la aparición de la diabetes. El 95% de los pacientes blancos que padecen diabetes tipo 1 expresan ciertos genes en el cromosoma 6 que son escasos en el resto de la población. Asimismo se han detectado alteraciones en el cromosoma 11, el cual codifica la síntesis de insulina, y en los cromosomas 2 y 14, que codifican las cadenas de las inmunoglobulinas.

Sin embargo, como se mencionó antes, no solo la genética es responsable de la diabetes. Estudios realizados en mellizos con riesgo genético idéntico para desarrollar diabetes, demostraron que la aparición de la enfermedad difería mucho en tiempo y severidad y que eran los factores ambientales los que privaban en estos casos. Esto da pie a que se analicen las otras condicionantes que actúan en el debut diabético.

Eventos desencadenantes o gatillo

Los agentes disparadores suelen ser esos factores ambientales que ejercen su acción sobre la persona genéticamente vulnerable para que se inicie la destrucción de las células beta del páncreas. Este fenómeno debe considerarse como un proceso autoinmune y ser tratado como tal. En definitiva, previo al debut diabético, debe ocurrir un evento desencadenante.

¿Cuáles son estos factores relacionados directamente con la diabetes? Se han descrito infecciones por virus que modifican los antígenos normales de las células beta y al volverse diferentes, el cuerpo las ataca como si se tratasen de un elemento enemigo. Esto ocurre también con la ingesta de algunos medicamentos, alimentos y contacto con toxinas exógenas como venenos de insectos.

Anormalidades inmunológicas

Los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 pueden presentar alteraciones inmunológicas fuertemente asociadas con el desarrollo de la diabetes. Se han detectado incluso anticuerpos antiinsulina en pacientes estudiados previo a su debut diabético. Otras anormalidades inmunes incluyen anticuerpos antiinsulares, los cuales actúan directamente sobre algunas células del páncreas, comprometiendo su normal funcionamiento.

Fracaso metabólico en el control de la glicemia

Al comenzar la destrucción de las células betas, el debut diabético está cerca. Sin embargo, los síntomas reales no aparecen hasta que ha desaparecido cerca de un 75% de la producción de insulina. Considerando los tres factores previos, este momento tardará menos o más en llegar, pero es ineludible. En la mayoría de los casos el debut se presenta en la juventud, pero es posible que aparezca en cualquier momento de la vida.

Sintomatología del Debut Diabético

Los pacientes diabéticos tipo 1 tienen tendencia a la cetoacidosis, especialmente los más jóvenes. La cetoacidosis diabética es una complicación aguda de la diabetes y es la principal causa de hospitalización en estos pacientes. También es el escenario más frecuente en el debut diabético. Las principales manifestaciones clínicas de este cuadro son:

  • Sequedad de la boca.
  • Deshidratación moderada o severa.
  • Polidipsia y poliuria.
  • Nauseas, vómitos y dolor abdominal.
  • Hiperventilación o respiración de Kussmaul.
  • Alteración del estado de conciencia.
Debut Diabético Definición
Fuente: Pixabay.com

 

Las modificaciones bioquímicas incluyen:

  • Niveles de glicemia por encima de 350 mg/dL
  • Cetonemia (cuerpos cetónicos en sangre) > 5 mMol/L
  • Osmolaridad plasmática > 300 mMol/L
  • Bicarbonato < 15 mEq/L
  • pH < 7.25

La llegada de estos pacientes a la emergencia por primera vez suele ser caótico. Al no conocerse diabéticos, el diagnóstico inicial puede dificultarse. Una vez que se confirma el cuadro clínico, gracias a las alteraciones de laboratorio y a la pesquisa clínica, debe iniciarse el tratamiento de inmediato. Este consiste en una generosa hidratación con solución salina, terapia insulínica y corrección aguda de electrolitos séricos.

Referencias

  1. Sanz Font, Olga. Debut y Fases de Adaptación. Fundación Para la Diabetes. Disponible en: http://www.fundaciondiabetes.org/infantil/228/debut-y-fases-de-adaptacion
  2. Egaña Zunzuneguia, N; Aramburu Calafell, M; Yoldi Arrieta, A y Goena Iglesias, M. Debut de diabetes mellitus en paciente joven: ¿diabetes tipo 1? Endocrinología y Nutrición. 2012; 59(4):275-276. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-endocrinologia-nutricion-12-articulo-debut-diabetes-mellitus-paciente-joven-S1575092211003962
  3. De Luis, DA y colaboradores. Estudio descriptivo del comienzo de la diabetes mellitus tipo 1 y sus familiares de primer grado. Anales de Medicina Interna (Madrid). 2004; 21:378-381. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992004000800004
  4. Jerram, ST y Leslie RD. The Genetic Architecture of Type 1 Diabetes. Genes. 2017; 8(6):209. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5575672/
  5. Camejo, Manuel. Etiopatogenia de la Diabetes Mellitus Tipo1 y Tipo2. Diabetes Mellitus. Alfredo Cortez Hernández. DISINLIMED. Capítulo II. 1999; 37-51.
Continue Reading

Síntomas de la Diabetes en Niños y Como Tratarla

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que puede desarrollarse a cualquier edad. Hoy te traemos los síntomas de la diabetes en niños.

La diabetes a menudo tiene un inicio lento y gradual. Esto puede dificultar la detección y el diagnóstico en los niños.

En este artículo, analizamos qué es la diabetes tipo 2 y describimos sus síntomas. También exploramos sus causas y factores de riesgo en los niños.

También conoceremos cómo un médico diagnostica y trata la afección, formas de ayudar a prevenirla y las complicaciones que puede causar.

¿Que es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica caracterizada por niveles altos de azúcar en la sangre o glucosa.

El páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre.

En una persona con diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina. E igualmente no responde adecuadamente a la hormona.

En el pasado, la comunidad médica llamaba diabetes tipo 2 a diabetes a una forma insulinodependiente. Sin embargo, la condición está afectando a un número cada vez mayor de niños y adolescentes, ya que las tasas de obesidad continúan aumentando. A su vez, esto llama la atención y se busca conocer los síntomas de la diabetes en niños.

Según el Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, los médicos en los Estados Unidos diagnosticaron alrededor de 5.300 niños y adolescentes de entre 10 y 19 años con diabetes tipo 2 entre 2011 y 2012.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad a largo plazo que puede provocar complicaciones graves si una persona no recibe tratamiento. Por el momento, no hay cura.

Síntomas de la diabetes en niños

La diabetes tipo 2 a menudo tiene un inicio lento y gradual. Debido a esto, puede ser difícil de detectar en los niños.

Los signos y síntomas generales de ambos tipos de diabetes son similares. Niños y adultos pueden experimentar:

  • Aumento de la micción. Cuando hay un exceso de azúcar en la sangre, los riñones tienen que trabajar más para absorberlo y filtrarlo. Esto puede provocar un aumento de la micción.
  • Aumento de la sed. El aumento de la micción puede causar deshidratación. Una persona puede sentirse especialmente sedienta y necesita beber más de lo normal.
  • Fatiga. Cuando el cuerpo es menos capaz de utilizar el azúcar en la sangre adecuadamente, esto puede causar fatiga, al igual que muchos problemas que pueden ser comunes en personas con diabetes, como la deshidratación.
  • Visión borrosa. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden extraer líquido de las lentes de los ojos, lo que hace que sea más difícil concentrarse.
  • Piel oscurecida. La resistencia a la insulina puede causar que ciertas áreas de la piel se oscurezcan. El término médico para esto es acantosis nigricans, y a menudo afecta las axilas y la parte posterior del cuello.
  • Heridas sanando lentamente. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden llevar a tiempos de curación más largos para las llagas y las infecciones de la piel.

Estos son sólo algunos de los síntomas de la diabetes en niños más comunes. Puede hacerse más graves sin tratamiento o con alguna complicación.

Síntomas de la diabetes en niños y adultos

Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Cualquiera puede desarrollar diabetes tipo 2, incluidos los niños. La condición es más probable que se desarrolle en adultos y niños con sobrepeso u obesidad.

La obesidad aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 al causar resistencia a la insulina. Esto ocurre cuando los órganos y tejidos no responden apropiadamente a la insulina y no absorben suficiente azúcar de la sangre.

La resistencia a la insulina produce niveles altos de azúcar en la sangre. Esto trae una menor tolerancia a la glucosa, más inflamación y una sobreproducción de glucosa en el hígado.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la obesidad afectó a 13,7 millones de niños y adolescentes de entre 2 y 19 años entre 2015 y 2016 en los EE. UU.

Los autores de un estudio de 2017 encontraron que los niños y adultos menores de 25 años que cayeron en los rangos del índice de masa corporal para la obesidad tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos en los rangos normales.

Todo esto deja entrever la necesidad de una dieta saludable, aún en persona no diabéticas.

Otros factores de riesgo para la diabetes tipo 2 en niños incluyen:

  • Tener un padre o hermano con la condición, porque tiene un componente genético
  • Ser descendiente de asiáticos, isleños del Pacífico, africanos, nativos americanos o latinos
  • Tener signos de resistencia a la insulina, como acantosis nigricans

Todos estos factores pueden potenciar los síntomas de la diabetes en niños.

Tratamiento de la diabetes en niños

El tratamiento para la diabetes tipo 2 generalmente es similar en niños y adultos. Es más sencillo sino existen otras complicaciones que acompañen la enfermedad.

Los tratamientos más importantes a menudo son cambios en el estilo de vida, que incluyen control de peso, cambios en la dieta y ejercicio.

Un médico también puede recetar e incluir insulina u otros medicamentos que ayuden al cuerpo a responder mejor a la insulina. El niño también puede necesitar controlar regularmente sus niveles de glucosa en sangre. Esto ayudará a atenuar los síntomas de la diabetes en niños.

El médico adaptará el plan de tratamiento según la edad, las necesidades y la gravedad de la afección.

Es importante que los padres y cuidadores comuniquen el plan de tratamiento a los cuidadores, maestros, entrenadores y cualquier otra persona que supervise al niño fuera de su hogar.

Lee también: Cirugía bariátrica y consecuencias para una persona diabética

Prevención de la diabetes tipo 2

La prevención de la diabetes tipo 2 implica principalmente el desarrollo de hábitos de vida saludables, como:

Mantener un peso saludable

Asegurarse de que el peso se mantenga en un nivel saludable puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Un médico o dietista puede aconsejar sobre los rangos de peso saludables para los niños y recomendar programas para perder peso, si es necesario.

Comer una dieta bien balanceada

La dieta de un niño debe contener cantidades limitadas de azúcares agregados y carbohidratos simples. Los panes y pasteles hechos con harina blanca pueden ser problemáticos.  La dieta debería incluir muchas frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros. Esto reducirá el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Puede interesarte esta lista de postres para diabéticos que hemos preparado.

Ejercitarse

El ejercicio es esencial para mantener un peso saludable y la salud en general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños de 5 a 17 años realicen al menos 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa todos los días. Anime a los niños a jugar al aire libre y participar en deportes, y limitar el tiempo que pasan frente a una pantalla. Esto puede significar reducir los videojuegos, la televisión y dispositivos similares.

Ya conoces los síntomas de la diabetes en niños y sus consecuencias. Ayuda a difundir este contenido, cada día más y más niños sufren de sobrepeso y esto puede derivar en diabetes.

Continue Reading
Consideraciones en anestesia para el paciente con diabetes
Fuente: Pixabay.com

Consideraciones en anestesia para el paciente con diabetes

Los pacientes diabéticos tienen hasta 40% más probabilidades de requerir alguna intervención quirúrgica que la población sana. Esto lo afirman numerosos estudios, los cuales además aseguran que las complicaciones perioperatorias son más frecuentes en este grupo de personas. Dichas complicaciones se incrementan con la edad, el tiempo de evolución de la enfermedad, las alteraciones crónicas asociadas y los tratamientos hipoglicemiantes. Como es evidente, estos pacientes necesitarán anestesia, y para ello existen ciertas consideraciones importantes.

El anestesiólogo es el médico encargado no solo de “dormir” al paciente para que pueda ser operado, sino también de velar por su bienestar antes, durante e inmediatamente después de la cirugía. Este especialista debe estar al tanto de las particularidades propias del diabético al momento de entrar a pabellón. Si todo paciente sometido a algún procedimiento invasivo sufre de estrés quirúrgico, ese hecho es más relevante aún en el diabético. Recordemos que en el estrés se liberan una serie de hormonas catabólicas que inhiben a la insulina, causando hiperglicemia reactiva. Este fenómeno es esperable y controlable, pero cuando hay diabetes, toma una importancia mayor.

Por lo antes descrito el manejo de estos pacientes es complejo. Y no solo se trata de la hiperglicemia, sino de muchos otros factores que pueden afectar el resultado de la cirugía. Estos pacientes presentan retardo en la cicatrización, mayor riesgo cardiovascular, tendencia a las infecciones postoperatorias, complicaciones respiratorias, mal manejo de las drogas anestésicas por falla renal y altas posibilidades de trombosis. Por ende, la prudencia es bienvenida.

Manejo perioperatorio

Son muchas las consideraciones que deben tenerse con el paciente diabético que será operado y recibirá anestesia, incluyendo:

Terapia hipoglicemiante

El manejo de la glicemia debe diferenciarse entre los pacientes diabéticos tipo 1 y los tipo 2. La diabetes mellitus tipo 1 requiere insulina desde su diagnóstico. En cambio, la diabetes mellitus tipo 2 suele manejarse con hipoglicemiantes orales, aunque eventualmente puede requerir insulina. Sea como sea, los pacientes que reciben hipoglicemiantes por vía oral deben suspenderlo antes de la operación y quizás unas horas o días después. Algunos autores recomiendan guiarse por el siguiente esquema:

Sulfonilureas: suspender 48 o 72 horas antes de la cirugía.

Biguanidas (Metformina): Suspender 24 o 48 horas antes de la cirugía.

Tiazolidinedionas (Pioglitazona y Rosiglitazona): suspender 72 horas antes de la cirugía. Algunos investigadores sugieren el cese de estos medicamentos hasta 6 días previos a la intervención.

Inhibidores de DPP-IV (sitagliptina): Puede consumirse con la última comida previa a la cirugía, usualmente la noche anterior.

Análogos de GLP-1 (exentide): Como el anterior, puede consumirse con la última comida ya que el riesgo de hipoglicemia es bajo.

Ahora bien, si se suspenden los hipoglicemiantes orales, ¿cómo manejamos la hiperglicemia? Pues en estos pacientes, tanto los diabéticos tipo 1 como los tipo 2, está indicado un esquema móvil de insulina. Para ello se indica una dosis específica de insulina cristalina subcutánea cada 4 o 6 horas dependiendo de los valores de glicemia. Por ejemplo, si el paciente presenta en algún momento un valor de glicemia entre 141 y 180 mg/dL requerirá 4 unidades de insulina. Si presenta entre 181 y 220, necesitará 6 unidades. A los pacientes con valores mayores de 400 mg/dL se les administrarán dosis de hasta 18 unidades.

Manejo preoperatorio

Además del control de la glicemia, otros factores previos a la cirugía deben controlarse. Siempre se recomienda que el paciente diabético sea el primero del día en ir a quirófano. ¿Por qué? Para disminuir el riesgo de hipoglicemia por ayuno prolongado. Es necesario que el paciente permanezca al menos 8 horas sin comer para evitar complicaciones por tener el estómago lleno, pero tanto tiempo sin comer puede producir un descenso importante del azúcar en sangre, por lo que la espera no puede prolongarse demasiado.

Si la cirugía es electiva, no debe llevarse a cabo si el paciente presenta cifras de glicemia por encima de 250 mg/dL. Si se trata de una emergencia, la hiperglicemia debe tratarse con cautela. Las soluciones que el paciente recibe por vía endovenosa son de vital importancia. Las mismas se decidirán dependiendo de los niveles de azúcar en sangre, pero suelen preferirse las dextrosas al 5% en el paciente con glicemia normal o en aquellos que tendrán cirugías prolongadas.

Técnica anestésica

anestesia y diabetes
Fuente: Pixabay.com

No existen estudios concluyentes al respecto, pero las anestesias regionales como la epidural o raquídea, cuando el tipo de cirugía lo permite, son ideales porque disminuyen la respuesta al estrés quirúrgico. Cuando la anestesia general es inevitable, las altas dosis de opiodes producen estabilidad hemodinámica y hormonal. Las drogas anestésicas inhaladas alteran los efectos de la insulina, por lo que su uso debe ser muy juicioso.

Manejo postoperatorio

No existe evidencia científica que compruebe un mayor riesgo de nauseas y vómitos postoperatorios en el paciente diabético. Sin embargo, al estar limitado el uso de dexametasona (por su efecto hiperglicémico), y por ser dicho esteroide el medicamento de elección para evitar esta complicación gastrointestinal, debe buscarse alguna alternativa para evitarla. Se recomiendan el ondansetrón o la metoclopramida.

La neuropatía diabética puede hacer que el paciente no sienta tanto dolor. Eso no significa que no requiera analgésicos, todo lo contrario. El adecuado control del dolor disminuye el estrés postoperatorio y el riesgo de hiperglicemia.

Como puede observarse, el manejo anestésico del paciente diabético es delicado. De hecho, en este artículo se mencionan las condiciones más importantes en estos casos, más no todas. El control de los líquidos, de las infecciones y de la cicatrización es muy importante y no debe descuidarse. Por ello nuestra recomendación final es que acudan con suficiente tiempo a la consulta preanestésica, para que el anestesiólogo se familiarice con su caso y pueda ofrecerle el mejor cuidado posible.

Referencias

  1. Nazar, Claudio; Herrera, Christian y Gonzalez, Alejandro (2013). Manejo preoperatorio de pacientes con diabetes mellitus. Revista Chilena de Cirugía, 65(4).
  2. Jiménez Morales, Elsa Elisa y Sánchez García, Rogelio (2008). Diabetes Mellitus y el Anestesiólogo, Cuidados Perioperatorios. Revista de Investigación Médica Sur, 15(1): 15-19.
  3. Ojeda González, José Julio y Dávila Cabo de Villa, Evangelina (2012). Valoración Anestésica del Paciente Diabético. Medisur, 10(3).
  4. Montecinos Moya, Virginia (2008). Diabetes y Anestesia. Anestesiología Clínica, capítulo 16, tercera edición, Editorial Mediterraneo Ltda; 143-149.
Continue Reading

Sexo y diabetes: Lo que usted quería saber

El sexo puede verse afectado por los cambios en comportamiento y actitud experimentados por la persona con diabetes una vez se produce el diagnóstico. Sin embargo, el sexo puede ser uno de los temas menos abordados en las consultas médicas de las personas con diabetes.

Aunque las personas con diabetes aprenden a controlar su alimentación y saben los problemas que pueden afrontar con la evolución de su afección como daños en la visión, en los aparatos nervioso, renal y cardíaco, con muy poca frecuencia, conocen cómo la diabetes puede llegar a afectar su salud sexual. Sin embargo, resulta vital saber que la identificación de problemas vinculados a la sexualidad, pueden aportar indicacios de otros problemas de salud asociados a la diabetes tipo 1 y tipo 2.

Durante el sexo: algunas alarmas a atender.

La disfunción eréctil, por ejemplo, en determinadas condiciones puede ser una alarma útil para la detección precoz de la diabetes. Por otro lado, las personas que tienen diabetes, suelen experimentar problemas en nervios, arterias y hormonas que pueden incidir como detonantes de problemas sexuales. Por ello, una de las primeras tareas en personas con problemas sexuales, es la revisión de los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, su control.

Sexualidad y diabetes
Los problemas sexuales pueden incidir en otros ámbitos de la pareja.

La líbido baja, por ejemplo, es un problema bastante frecuente entre hombres y mujeres con un control no adecuado de diabetes. Por eso, si se encuentra en una situación similar, es importante acudir a los servicios médicos y buscar controlar los niveles de glucosa en la sangre, en primer lugar, y luego revisar si esto induce una mejora en su falta de apetito sexual.

En el caso de los hombres con diabetes tipo 2 y sobrepeso, tienen mucho riesgo de tener niveles bajos de testosterona. Esta hormona administra el deseo sexual. En pacientes varones con diabetes y bajo apetito sexual, la pérdida de peso y la aplicación de una terapia de tetosterona son parte del tratamiento. En el caso de las mujeres, el tratamiento no es igual de sencillo. En mujeres, la líbido baja no siempre es resultado directo de una afección diabética, y puede estar asociada también a problemas emocionales, condiciones psicosociales o de otra índole.

Las causas.

Aunque la excitación puede ser un problema tanto en hombres como en mujeres con diabetes, hasta ahora ha resultado más sencillo estudiarlo en hombres. Si no hay alguna condición psicológica o psicosocial conocida, en cualquier caso, las dificultades de excitación bien puede estarla induciendo algún medicamento. Tal es el caso de aquellos medicamentos utilizados para reducir la presión arterial.

Sin embargo, cuando la causa no son los medicamentos, entonces bien puede ser la diabetes, pues un control deficiente de ésta durante un tiempo largo puede afectar los vasos sanguíneos y los nervios, y redundar en problemas de excitación.

En los hombres, estas circunstancias redundarán en el desarrollo de la incapacidad para tener una erección por daños al sistema vascular. Pero también la función nerviosa tiene algo que ver en todo esto. Si no hay una adecuada comunicación entre el cerebro y los nervios de los órganos sexuales, es bastante probable que la sangre no pueda llegar a ellos y ésto afecte de modo directo a los hombres. Afortunadamente para todas estas circunstancias ya hay soluciones farmacológicas que, en consulta, su médico tratante puede ofrecerle.

Diabetes y Sexo
Las causas de los problemas sexuales en las mujeres son más difíciles de detectar.

Las mujeres, también pueden afectarse la lubricación vaginal por problemas en circulación y sistema nervioso. De hecho, la resequedad vaginal, se presenta con dos veces más frecuencia en mujeres con diabetes que en mujeres que no la padecen. Aunque esta condición también está asociada a la edad, siempre es importante que el servicio médico ayude a descartar la presencia de diabetes. También hay soluciones farmacológicas, aunque en menor variedad, para estas afecciones.

El diagnóstico en el caso de las mujeres es algo más difícil de realizar pues los signos físicos de la excitación en su caso son menos evidentes que en los hombres. Por otro lado, estudios han revelado que las mujeres de mediana edad, con diabetes y que requieren aplicación de insulina, tienen un 80 por ciento más de probabilidades de sufrir problemas alcanzar un orgasmo durante sus relaciones sexuales que aquellas mujeres que no padecen diabetes.

En el sistema nervioso parece estar la clave.

Los estudios sobre la sexualidad, han revelado que el funcionamiento del sistema neurovascular es clave para explicar la excitación y el orgasmo. Entonces, los problemas de sensibilidad que conlleva una malfunción del sistema nervioso, afecten todo el complejo entramado de sensaciones necesarias para alcanzar el orgasmo. Todo ello, además, puede estar aderezado con un desequilibrio hormonal, lo cual parece apuntar a otras hormonas además de la tetosterona.

Una disfunción eréctil que puede ser atendida con varios tratamientos, aunque generalmente paliativos y no definitivos. Por esto, es importante permanecer atentos a cualquier problema en este sentido y señalarlo a su médico tratante pues buena parte de éstos pueden estar asociados a la evolución de la afección diabetica.

Una vez en consulta, con seguridad su médico aconsejará estar atentos a cualquier sensación de dolor, de forma previa o durante la erección en el caso de los hombres, o durante la penetración en el caso de las mujeres al realizarse sin lubricación adecuada. También es importante considerar que, especialmente mujeres pero no de forma exclusiva, tienen un riesgo mayor de contraer infecciones urinarias y que esto también puede afectar la lubricación vaginal.

Cómo superar estos problemas.

Ante la primera alarma, es importante informar al médico tratante. Puede ser su médico de control de diabetes, y luego un servicio médico especializado en medicina sexual, o un servicio de salud mental. El cuerpo es una entidad en búsqueda de alcanzar y sostener su propio equilibrio y, en ocasiones, un problema sexual puede ser apenas el reflejo de un descontrol mayor.

Un servicio especializado en salud sexual puede ayudar a sobrellevar cualquier circunstancia que haya sido generada por algún problema sexual. Atendiendo desde la tensión emocional, depresión u otro inconveniente que no necesariamente haya incidido de modo exclusivo en la relación sexual. En definitiva, es importante recordar que sobre todas las cosas, un buen control de la diabetes incide en un mantenimiento de la salud sexual. Comer de forma sana, mantener una actividad física sostenida y sobrellevar y reducir el estrés redundará en beneficios para todo el estilo de vida de la persona con diabetes.

Continue Reading

Postres para Diabéticos Fáciles de Preparar y Bajos en Grasa

Puede que parezca increíble, pero existen recetas de postres para diabéticos fáciles de preparar, bajos en carbohidratos y de Chocolate!

Estas recetas de postres para diabéticos son tan sencillas que son perfectas. Y no te darás cuenta de que no son realmente dulces. Igualmente, por el solo hecho de ser de chocolate son increíbles.

Asimismo, agregando el cheesecake a las recetas con chocolate, se logra una combinación especial que te hará correr al mercado más cercano. Por eso, hoy te traémos las recetas más sabrosas de pastel y helado de chocolate con bajo contenido de carbohidratos.

Estos postres para diabéticos bajos en carbohidratos y de chocolate son exactamente lo que necesitas cuando consideras qué receta debes preparar. Haz tu mejor esfuerzo para no hacerlos todos a la vez!

Postres para Diabéticos Fáciles de Preparar y Bajos en Grasa

 

Postres para Diabéticos Fáciles de preparar y Bajos en Grasa

Una Buena Opción de Postres para Diabéticos

Sabemos lo difícil que es para una persona diabética encontrar recetas de postres que pueden prepararse en casa y que se adapten a sus necesidades.

Por esa razón, hoy te traemos 3 buenas opciones de postres para diabéticos que son fáciles de preparar y que ademas son bajos en grasa. Esperamos que los disfrutes!

Chocolate Truffle Cheesecake

El delicioso Cheesecake de Trufas de chocolate bajo en carbohidratos, es uno de los postres para diabéticos que tenemos para ti. Es un postre solo para los amantes del chocolate. Esta tarta tiene una corteza de chocolate sin gluten y es perfecta para acompañar con una buena taza de café.

Esta rica torta de chocolate baja en carbohidratos rinde 12 porciones, tiene un contenido de 315 kcal y requiere de un tiempo de cocción de 1 hora.

Cheesecake de Trufas de chocolate bajo en carbohidratos

Ingredientes

Para la Corteza:

1 taza de harina de almendra Honeyville

Añade 2 cucharadas de proteína de suero en polvo

Agrega 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

2 cucharadas de Sukrin en polvo

3 cucharadas de mantequilla, derretida o más si es necesario

1 pizca de sal

2 cucharaditas de mantequilla para la sartén

Para el Cheesecake

16 onzas de queso crema (2 paquetes) suavizados

1/2 taza de Sukrin en polvo

3.5 oz de Ghirardelli

86% de chocolate negro (cualquier chocolate oscuro con un alto porcentaje)

3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

2 huevos grandes a temperatura ambiente

1/2 cucharadita de vainilla

1/2 cucharadita de estevia glicerita Capa de chocolate

1/4 taza de chocolate sin azúcar de Lily’s (o más chocolate negro)

1/3 taza de crema espesa

Para la Decoración

12 trufas de chocolate sin azúcar

Modo de preparación

Precaliente el horno a 350° y coloque la rejilla en el medio. Coloque la parte inferior de un molde de 6″ en forma de resorte sobre un trozo de pergamino y tracelo.

Recorte el círculo para que se ajuste al fondo de la sartén. Monte el resorte de la sartén y cepille el fondo y los lados con la mantequilla derretida. Agregue el círculo de pergamino al fondo de la sartén.

La Corteza

Mida el Sukrin en un molinillo de café y en polvo. Agregue la harina de almendras, el cacao en polvo, la proteína en polvo y el edulcorante en un tazón mediano.

Batir juntos para combinar y romper los grumos. Agregue la mantequilla derretida y mezcle con un tenedor. La mezcla debe mantenerse firmemente unida cuando se aprieta suavemente en la mano.

Si no, agregue un poco más de mantequilla derretida 1-2 cucharaditas y mezcle. Presione la corteza firmemente en el fondo de la bandeja de pastel de queso y hasta los lados.

Atraque (haga agujeros por todas partes) la masa en la base y los costados con un tenedor. Hornee hasta que la corteza esté fragante y comience a dorarse en los bordes, unos 10-15 minutos. Enfriar mientras se prepara la tarta de queso.

El Cheesecake

precaliente el horno a 350° grados y coloque la rejilla en el medio del horno. Pique finamente el chocolate y agréguelo a un recipiente de metal o de cerámica colocado sobre agua apenas hirviendo, para que se derrita por completo. Mida el Sukrin  en un molinillo de café y en polvo.

Coloque el queso crema ablandado en un tazón mediano y mezcle a velocidad baja a media hasta que quede cremoso y sin grumos.

Raspe el tazón. Mezcle el edulcorante en polvo y el cacao en polvo y agréguelo a la mezcla de queso crema, mezclándolo a velocidad media-baja hasta que esté completamente incorporado.

Raspe el tazón. Agregue los huevos uno a la vez, mezcle a baja velocidad hasta que esté completamente incorporado y raspando el recipiente después de cada adición.

Agregue la vainilla y la estevia glicerita y comience a agregar el chocolate mientras lo mezcla, hasta que esté bien mezclado.

Con una cuchara, coloca la masa espesa dentro de la masa y empuja hacia abajo con la cuchara para asegurarte de que no haya burbujas de aire. Nivela la parte superior (utilicé una pequeña espátula compensada).

Para Hornear en un Baño de Agua

Para hornear en un baño de agua rasgue dos pedazos grandes de papel de aluminio. Coloque la tarta de queso en el medio de la lámina y con cuidado doble la hoja de aluminio alrededor de ella.

En este sentido, esta es la barrera entre el agua y la bandeja de la tarta de queso, así que tómate tu tiempo para envolver la sartén por completo y con firmeza.

Coloque la tarta de queso envuelta en una sartén más grande. Coloque la sartén en la rejilla del horno y llénela con agua caliente hasta que llegue a 1 1 1/2 pulgadas del costado de la bandeja de la tarta de queso.

Con cuidado, deslice la parrilla en su posición. Hornee durante 45 – 60 minutos o hasta que el centro apenas se mueva. El pastel de queso es pequeño, por lo que puede omitir esa parte todos juntos.

Retire del horno, cubra con una toalla de té limpia y déjelo enfriar en el baño de agua durante 30 minutos antes de quitarlo y enfriarlo por una hora más. Retire la lámina de aluminio, envuélvala en papel film y refrigérela durante la noche.

Cubierta y Decoración de Chocolate

Coloque las virutas de chocolate sin azúcar y la crema espesa en un recipiente apto para microondas y en el microondas durante 50 segundos (el tiempo variará según el microondas). Deje reposar durante unos minutos y bata suavemente hasta que la ganache de chocolate esté completamente mezclado.

Paletas de Helado de Mantequilla de Maní y Chocolate

Estas paletas de mantequilla de maní son lo más reciente en postres para diabeticos fáciles de prepara y bajos en carbohidratos. Solo para los amantes del chocolate y de la mantequilla de maní! Cremosas paletas sin azúcar bañadas con una cubierta de chocolate negro para un delicioso keto treat.

Asimismo, la preparación de estas paletas es muy sencilla y además son deliciosas. Solo te tardarás 20 minutos en hacerla y aproximadamente 4 en dejarlas refrigerar. Esta receta rinde 12 porciones y tiene un contenido de 280 kcal.

Paletas de Helado de Mantequilla de Maní y Chocolate

Ingredientes

8 oz de queso crema suavizado

1 taza de mantequilla de maní cremosa

1/2 taza de endulzante Swerve en polvo

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

3/4 taza de crema espesa

4 onzas de chocolate negro sin azúcar picado

1/2 onza de mantequilla de cacao picada

Modo de preparación

En un tazón grande, bata el queso crema, la mantequilla de maní, el edulcorante, el extracto de vainilla y la crema espesa hasta que estén bien combinados y suaves.

Cuchara en 12 a 15 moldes para paletas (dependiendo del tamaño) y golpee los moldes firmemente en el mostrador para liberar la mayor cantidad de burbujas de aire que pueda.

Coloque palitos de paletas en el centro de cada uno (es preferible usar palitos de madera ya que se quedan mejor en las paletas). Congelar 4 horas hasta que esté firme.

Retirar los Moldes del Congelador

Retire de los moldes al correr bajo agua caliente o colóquelos en un arco de agua caliente durante 30 segundos, luego gire suavemente los palillos hasta que se suelten. Mantenga en el congelador hasta que esté listo para sumergir en chocolate.

Cubra una bandeja para hornear con papel encerado o pergamino y colóquela en el congelador. Coloque un recipiente de metal o de cerámica sobre una olla con agua apenas hervida (no permita que el fondo del recipiente toque el agua).

Agregue el chocolate picado y la manteca de cacao y revuelva hasta que se derrita. Retírelo del calor.

Sumerja una paleta en chocolate aproximadamente a la mitad, luego deje que el exceso gotee de vuelta al tazón (puede sostenerse en posición vertical y girar para obtener algunos goteos de chocolate interesantes por los lados de la paleta).

Cuando el chocolate esté firme, coloque la paleta terminada en la bandeja para hornear en el congelador y repita con las paletas restantes.

Brownie Cheesecake Bajo en Carbohidratos y Sin Gluten

El Brownie Cheesecake combina brownies sin gluten y cheesecake bajo en carbohidratos en una deliciosa receta de postres para diabéticos sin azúcar. Esta es la mejor receta de tarta de queso keto que jamás comerá. ¡Dos postres sin azúcar en uno!

La preparación de este delicioso postre sólo te tomará 1 hora y 30 minutos. Y disfrutaras de un postre con un contenido de 318 kcal y que rinde 10 porciones.

Brownie Cheesecake Bajo en Carbohidratos y Sin Gluten

Ingredientes

Para la Base del Brownie

1/2 taza de mantequilla

2 oz de chocolate sin azúcar picado

1/2 taza de harina de almendra

1/4 taza de cacao en polvo pizca de sal

2 huevos grandes

3/4 taza de endulzante Swerve

1/4 cucharadita de extracto de vainilla

1/4 taza de nueces o nueces picadas

Para el Relleno de pastel de queso

1 libra de queso crema ablandada

2 huevos grandes

1/2 taza de endulzante Swerve

1/4 taza de crema espesa

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Modo de Preparación

Para la Base Brownie

Precalienta el horno a 325 ° F y enmantequilla un molde de resorte de 9 pulgadas. (Si su molde de resorte es propenso a fugas de aceite, colóquelo en una bandeja para hornear galletas).

En un recipiente apto para microondas o en una taza de medir de vidrio, derrita la mantequilla y el chocolate en el microondas en incrementos de 30 segundos. Batir hasta que quede suave.

Alternativamente, puedes derretirlos a fuego lento en una olla pequeña. En un tazón pequeño, mezcle la harina de almendras, el cacao en polvo y la sal. En un tazón grande, bata los huevos, Swerve y vainilla hasta que estén suaves.

Asimismo, debes batir la mezcla de harina de almendras, luego la mezcla de mantequilla y chocolate hasta que quede suave. Agregue nueces.

Extienda uniformemente sobre el fondo de la sartén preparada. Hornea de 12 a 18 minutos hasta que estén colocados alrededor de los bordes, pero aún blandos en el centro. Deje enfriar de 15 a 20 minutos.

Para el Llenado

Reduzca la temperatura del horno a 300F. En un tazón grande, bata el queso crema hasta que quede suave. Batir los huevos, Swerve, crema y vainilla hasta que estén bien combinados.

Vierta el relleno sobre la corteza y coloque el pastel de queso en una bandeja para hornear grande. Hornee hasta que los bordes estén puestos y el centro apenas se agita, de 35 a 45 minutos.

Retirar del horno y dejar enfriar. Pase un cuchillo por los bordes para aflojar y luego retire los lados de la sartén. Cubra con una envoltura de plástico y refrigere por lo menos 3 horas.

Sirva con salsa de chocolate sin azúcar, si lo desea.

Estos ha sido nuestros 3 postres para diabéticos favoritos. Esperamos que sean útiles para ti. Puedes dejarnos en la caja de comentarios los postres que más te gustaron de nuestra lista y cuales son los que tú preparas.

No dejes de escribirnos si tienes alguna duda en relación a cómo preparar alguno de los postres para diabéticos. También puedes leer: Beneficios De La Tortilla Contra La Diabetes Para Dieta Diabética si te interesa saber más acerca de alimentos para diabéticos

Continue Reading

Proteínas en la dieta de la persona con diabetes

Las proteínas son una pieza clave en la dieta de las personas con diabetes. Con frecuencia, quienes tienen diabetes tipo 1 o tipo 2, con un control metabólico deficiente, requieren consumir más proteinas. Es por esto que las personas con diabetes requieren de mayor información sobre el aporte de las proteinas a sus patrones y cuidados dietéticos a fin de tomar mejores decisiones alimentarias.

El aporte de azúcar proveniente de las proteínas.

No hay un acuerdo acerca de si los aminoácidos consumidos en exceso a través de las proteínas consumidas en la dieta se transforman o no en glucosa y en cuál proporción. Esto ha conducido a que muchas de las recomendaciones sobre proteinas en dietas de personas con diabetes sean, en realidad, más produto de creencias que de certezas.

Entre las afirmaciones más comunes, y menos comprobadas, se encuentran las siguientes:

  1. Las proteínas sólo provienen de alimentos como la carne, el queso y la mantequilla de maní.
  2. Un porcentaje cercano al 60% de la proteína se convierte en glucosa y entra en el torrente sanguíneo entre 3 y 4 horas después de haber sido ingerida.
  3. Las frutas en la merienda no deben comersi sin una proteina, ya que la glucosa de la fruta son carbohidratos de acción rápida y la fruta retarda su acción.
  4. Antes de dormir es importante consumir proteínas, pues estas se transforman en azúcar en la sangre con más lentitud que los carbohidratos.
  5. Cuando se presenta una reacción a la insulina es importante consumir un carbohidrato junto con proteínas para evitar que la glucosa en la sangre baje a niveles críticos.
  6. Abusar de las proteínas a la larga puede dañar los riñones.

Sin embargo, buena parte de las afirmaciones anteriores carecen de sustento científico. Lo que suele ocurrir con mucha frecuencia es que por lo general se consume como proteina carne o algún sustituto de ésta como los productos lácteos o huevos. Sin embargo, no todos estos alimentos continenen proteinas, y muchos de ellos tienen altos contenidos en grasa y en algunos casos también carbohidratos.

Diabetes y dieta proteíca
Los huevos son apenas un tipo de proteína.

¿Cuál es la combinación ideal?

Un ejemplo claro es una dieta que combine altas proporciones de proteínas y bajas de carbohidratos. Ests dietas traen como ventaja la posibilidad de ayudar a la pérdida de peso con la reducción de las calorías y, además, la limitación de carbohidratos ayuda a reducir también la retención de líquidos que conlleva el consumo de carbohidratos.

Aunque una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas ayuda con una rápida pérdida de peso, es importante recordar que la grasa almacenada no se estará perdiendo a menos que esta dieta se combine con una actividad física adecuada. Por otro lado, una dieta de estas características puede inducir una pérdida del apetito, aunado al hecho de que no todas las personas toleran durante mucho tiempo una dieta con elevadas cantidades de proteina animal.

La clave es la dieta.

Como ya se ha mencionado en otros posts, una dieta alta en carbohidratos conduce a acumular grasa, pues los carbohidratos elevan los niveles de glucosa en sangre, liberando más insulina lo que acaba transformándolos en grasa que se almacena en el cuerpo. Sin embargo, aunque una dieta alta en proteinas y baja en carbohidratos puede causar el efecto contrario, lo cierto es que esto no supone que se haya superado la resistencia a la insulina.

Lo que si es cierto es que la obesidad conduce a la resistencia a la insulina y no al revés. Esta situación puede ser superada con una combinación de actividad física, restricción energética en la alimentación y el control de la ingesta de grasa, mucho más que con el mero cambio a una dieta de más proteinas que carbohidratos.

Por todo ello, es importante aprender a manejar los niveles de azúcar en sangre mejorando la alimentación. El cuerpo debe consumir proteinas, pues todas las células las continenen y, además, es un elemento clave en la etapa de crecimiento, desarrollo y el embarazo. La proteina requiere la generación de insulina para su metabolización, y ésta es necesaria para generar masa muscular. Es por eso que quienes practica físico culturismo, consumen altos niveles de proteinas.

La glucosa y la grasa aportan energía. Si no se consumen carbohidratos, es la grasa la que se convierte en la fuente de energía y por eso se genera la pérdida de peso, al consumirse la grasa extra del cuerpo.

proteinas y diabetes

¿Una alta ingesta de proteinas sirve para cualquier tipo de diabetes?

La respuesta a esta pregunta será particular en cada caso. Para pacientes con diabetes tipo 2, por ejemplo, en algunas raras ocasiones puede ocurrir un aumento de los niveles de azúcar en sangre luego de una ingesta rica en proteínas. Esto ocurre porque estas personas presentan resistencia a la insulina, y por lo anto sus procesos se encuentran alterados, generando un aumento de azúcar en sangre a partir del consumo de proteina. Sin embargo con una baja ingesta de carbohidratos este equilibrio puede reestablecerse.

Para el caso de la diabetes tipo 1, puede generarse menos azúcar en sangre si hay una ingesta baja en carbohidratos. Para quienes tienen una ingesta de carbohidratos mayor, es probable que hayan también niveles elevados de azúcar en sangre sin participación de la proteina, sino por efecto directo del carbohidrato.

En otras palabras, la clave está en manejar varias fuentes de proteinas y, sobre todo, reducir los carbohidratos, bien se tenga o no diabetes.

Continue Reading
Nuevos tratamientos para la diabetes: Semaglutida.
Fuente: Pixabay.com

Nuevos tratamientos para la diabetes: Semaglutida.

Los avances en el control farmacológico de la diabetes no se detienen. El último siglo, especialmente las pasadas 4 décadas, han sido una época gloriosa en la investigación acerca de esta enfermedad pandémica. Con la aparición de los hipoglicemiantes orales, las nuevas insulinas y una gama de medicamentos modernos, el manejo del paciente diabético se ha optimizado. Desde el año 2005 se han venido estudiando nuevos fármacos para tratar la diabetes que involucran al receptor del péptido similar al glucagon (GLP-1R). Gracias a estos estudios surge una nueva alternativa terapéutica: la Semaglutida.

Mecanismo de acción y funciones

La Semaglutida es un agonista del receptor del péptido similar al glucagon que se administra por vía oral o subcutánea. Aunque su actividad suene un poco complicada, no es tan difícil de entender. Recordemos que el receptor del péptido similar al glucagon se encuentra en las células Beta del páncreas y al ser estimulado incrementa la síntesis y liberación de la insulina. Esto la hace a través de la vía de la Adenil-ciclasa.

Como es de esperarse, el aumento en la disponibilidad de insulina produce disminución de la glicemia. Debido a este efecto se ha aprobado su uso para el manejo de la diabetes mellitus tipo 2. Pero los investigadores también han encontrado este tipo de receptores en el cerebro. Esto explicaría porqué la Semaglutida también tiene efectos en el control del apetito y es de utilidad para tratar la obesidad. Además existen GLP-1R en el estómago e intestinos, los cuales tienen conexiones neuronales con muchos otros órganos.

El efecto neuroprotector de la Semaglutida, así como de la mayoría de los agonistas GLP-1R, parece mejorar los síntomas de la enfermedad de Huntington. En estudios experimentales realizados en ratones, el uso de agonistas GLP-1R mostró reducción de los síntomas típicos de esta patología: mejoró la función motora, se redujo la acumulación de agregados proteicos, se extendió la esperanza de vida, hubo mejor control de la glucosa y disminuyeron los daños del páncreas y el cerebro.

Posología

La Semaglutida tiene una gran ventaja sobre los medicamentos clásicos para la diabetes: su posología. Este fármaco se utiliza una sola vez por semana, tanto por vía oral como por vía subcutánea. En comparación con los ligandos típicos del GLP-1R, que tienen una vida media de solo minutos, esto le proporciona al paciente mucha facilidad de tratamiento. ¿Cómo logran esta duración? Pues con la modificación de apenas el 6% de la cadena de aminoácidos que componen la droga. Cuando se compara la Semaglutida con los otros estimuladores naturales del GLP-1R, tienen 94% de coincidencia en su composición, pero al cambiar el resto de la molécula, se logra darle muchos días de efecto.

Eficacia, seguridad y eventos secundarios

Múltiples meta-análisis realizados a nivel mundial han logrado probar los efectos positivos del tratamiento con Semaglutida en pacientes con diabetes tipo 2. Estos estudios también demostraron que los riesgos de hipoglicemia y pancreatitis disminuyen con el uso de Semaglutida en comparación con otros agonistas GLP-1R. Además el comportamiento farmacocinético y farmacodinámico es muy predecible, por lo que controlar los efectos del medicamento a nivel sistémico es muy sencillo.

Si bien los riesgos de pancreatitis e hipoglicemia disminuyeron con la Semaglutida, no desaparecieron por completo. Aún siendo un medicamento seguro, no se pueden descartar estos eventos secundarios que pueden ser catastróficos. Los desórdenes gastrointestinales son frecuentes con el uso de la Semaglutida, pero no son clínicamente importantes.

Cuando se administra por vía subcutánea, el sitio de inyección no parece tener importancia en su eficacia. El único factor que aparentemente compromete su funcionamiento es el peso corporal. Sin embargo, si consideramos que la Semaglutida regula el apetito y contribuye a bajar de peso, su utilización en pacientes muy obesos no está contraindicada. Incluso algunos autores lo recomiendan aun cuando su comportamiento pueda ser irregular.

Actualidad

El medicamento Semaglutida ya fue aprobado tanto en Estados Unidos como en Europa para su uso por vía subcutánea y vía oral. En el mercado asiático aún se espera por su autorización, pero la misma no tardará en llegar. En Latinoamérica suele autorizarse si la FDA lo hace, por lo cual su indicación ya ha comenzado.

Semaglutida tratamiento
Fuente: Flickr.com

Actualmente la Semaglutida es manufacturada por la empresa danesa Novo Nordisk bajo el nombre Ozempic. La concentración del medicamento  es de 2 mg por cada 1.5 mL y viene en dos presentaciones:

  • Ampolla precargada que administra 1 mg por dosis.
  • Ampolla precargada regulable que administra 0.25 o 0.5 mg por dosis.

Hasta la fecha, los resultados clínicos con el uso de Semaglutida son alentadores. Su uso para el tratamiento de la diabetes y de la obesidad ha obtenido buenos resultados. Pese a su elevado costo, su indicación se ha popularizado universalmente. Al tener poco tiempo en el mercado, los efectos a largo plazo aún se desconocen. Harán falta nuevos trabajos de investigación en el futuro para determinar si se trata de solo un boom publicitario o de una realidad.

Referencias

  1. Shi, Fang-Hong y colaboradores (2018). Efficacy and Safety of Once-Weekly Semaglutide for the Treatment of Type 2 Diabetes: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Frontiers in Pharmacology, 9:576.
  2. Carlsson Petri, Kristin Cecilie (2018). Semaglutide s.c. Once-Weekly in Type 2 Diabetes: A Population Pharmacokinetic Analysis. Diabetes Therapy, 9(4): 1533-1547.
  3. McCall, Becky (2018).  PIONEER: Primeros datos de fase 3 de semaglutida oral en la diabetes. American Diabetes Association, recuperado de: espanol.medscape.com
Continue Reading

End of content

No more pages to load

Close Menu