Inicio / Aplicaciones médicas para combatir la diabetes / PRIMER PÁNCREAS ARTIFICIAL estaría disponible para el 2018
Páncreas artificial para diabéticos
PÁNCREAS ARTIFICIAL: monitorea los niveles de glucosa y libera insulina al cuerpo. Eliminaría la necesidad de utilizar las inyecciones de insulina

PRIMER PÁNCREAS ARTIFICIAL estaría disponible para el 2018

El primer PÁNCREAS ARTIFICIAL eliminaría la necesidad de utilizar las inyecciones de insulina. Este nuevo dispositivo, que saldría al mercado el 2018, solucionaría los problemas con las terapias actuales que causan malestar a los diabéticos.

Un páncreas artificial que monitorea los niveles de glucosa y libera insulina al cuerpo cuando sea necesario

Buenas noticias para los miles de pacientes con diabetes en el mundo. Un páncreas artificial que monitorea continuamente los niveles de glucosa en la sangre y libera insulina al cuerpo cuando sea necesario en un único proceso, podría estar disponible el 2018.

Actualmente, las personas diabéticas tienen que asegurarse de no tener los niveles de glucosa en sangre ni demasiado altos ni demasiado bajos. Además, deben saber con certeza qué cantidad correcta se han de administrar de insulina diariamente. Todos estos tratamientos provocan gran presión y resultan ser muy estresantes para el paciente.

Cientos de investigadores continúan con la búsqueda de un sistema que mejore la calidad de vida de los diabéticos. En España existen algunos dispositivos que avisan al paciente cuando los niveles de glucosa bajan demasiado, incluso interrumpen el flujo de insulina en caso de ser necesario. Estos instrumentos aún necesitan de una intervención humana; no son completamente automáticos. En la actualidad, científicos americanos son los que más cerca están de crear lo que podríamos denominar: un páncreas artificial.

Páncreas artificial y automático: Investigaciones y adelantos de su funcionamiento

Páncreas artificial MedTronic
El páncreas artificial administraría la insulina necesaria, minuto a minuto, a lo largo del día, para mantener los niveles de azúcar dentro de rangos saludables

 

El primer paso lo acaba de dar la Fundación para la Investigación en Diabetes Juvenil (JDRF en inglés). Anunciaron recientemente un acuerdo para desarrollar un sistema que permita el control de la diabetes tipo 1. Esto significaría un primer paso para conseguir un dispositivo artificial que mejore notablemente la calidad de vida de los diabéticos.

Como explica el presidente del JDRF, Alan Lewis, “un páncreas artificial administraría la insulina necesaria, minuto a minuto, a lo largo del día, para mantener los niveles de azúcar dentro de unos rangos”. A lo que añade que “este sistema cambiaría radicalmente la calidad de vida de tres millones de personas en Estados Unidos que sufren diabetes del tipo 1, liberando a niños y adultos de controles, cálculos y tratamiento durante todo el día”.

La empresa médica Medtronic encabeza como el primer proveedor de este producto para pacientes con diabetes tipo 1. Acaban de desarrollar un dispositivo denominado MiniMed 670G. Medtronic espera la aprobación de su dispositivo para comenzar con su producción.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) y la JDRF se encuentran en proceso de revisión del páncreas artificial. Los científicos están convencidos de que es posible que el dispositivo sea aprobado a principios de 2017.

Actualmente, existen dos ensayos clínicos probando la seguridad y eficacia de este dispositivo (con éxito). El sistema monitoriza continuamente la glucosa y los algoritmos programados deciden en qué momento y cuánta cantidad ha de administrarse la  insulina. Este dispositivo podría ser controlado por un smartphone o teléfono inteligente.

Características del MiniMed 670G

páncreas artificial minimed 670g
El MiniMed 670G mediría el nivel de azúcar en sangre e iría inyectando las dosis necesarias de insulina de forma automática.

El MiniMed 670G se compone de una bomba de insulina que se conecta de forma inalámbrica con un sensor subcutáneo. Mediría el nivel de azúcar en sangre e iría inyectando las dosis necesarias de insulina de forma automática. Todo este proceso sin que el paciente tenga que estar pendiente, según explica su fabricante (la empresa Medtronics).

Por un lado existiría una bomba de insulina conectada sin cables (wireless) a un monitor de control de glucosa. Un sensor insertado justo debajo de la piel, normalmente en el abdomen, sería el encargado de transmitir los valores de glucosa del paciente de modo que la bomba, suministraría la insulina a través de un pequeño tubo o un parche adherido al cuerpo. De este modo el diabético no tendría que controlar sus niveles de glucosa, pues el sensor realizaría esta función de día y de noche.

El objetivo es inventar un dispositivo completamente automático, que controle de forma autónoma los niveles de glucosa en sangre y administre la insulina según sea necesario. Como si de un órgano vivo se tratase.

Los científicos tienen como finalidad lograr objetivos glucémicos estables entre 70 y 180 mg/dl, lo cual disminuiría las complicaciones crónicas por la falta de secreción de insulina a largo plazo.

Cómo funciona el páncreas artificial

Páncreas artificial funcionamiento
Este dispositivo está compuesto por un sensor continuo de glucosa y una bomba de infusión de insulina. Ambos conectados vía bluetooth a un teléfono celular que tiene instalado un software

El páncreas artificial se encargaría de modular la liberación de insulina al interconectar y coordinar el funcionamiento del monitor continuo y la bomba de glucosa. Regularía de forma automática el valor de azúcar en sangre, sin necesidad de que el paciente deba realizar las correcciones manuales con insulina habituales en el manejo de la diabetes tipo 1.

El páncreas artificial controlaría mejor la glucosa que las tecnologías y tratamientos ya existentes. Este nuevo dispositivo plantearía una solución definitiva, menos invasiva y mucho más eficaz para los pacientes con diabetes tipo 1. Eliminaría la necesidad de medir continuamente el nivel de glucosa en sangre y descargaría insulina cuando lo viese necesario.

Este dispositivo está compuesto por un sensor continuo de glucosa y una bomba de infusión de insulina. Ambos conectados vía bluetooth a un teléfono celular que tiene instalado un software con un algoritmo que va sacando, mediante cálculos matemáticos, los valores de insulina que necesita el paciente. Para ello, el paciente debe introducir algunos datos, como qué va a comer y a qué hora.

La tecnología de suspensión predictiva de insulina, es la primera de su tipo en el mundo. Se diseño para proteger mejor a personas con diabetes ante bajas durante el día y la noche. Suspende la infusión de insulina antes que la glucosa alcance un bajón, ayudando a prevenir un episodio grave de hipoglucemia. Esta tecnología es una valiosa herramienta para lograr un mejor control glucémico y lo pueden utilizar tanto adultos como niños.

Algunas características para tomar en cuenta antes de utilizar el páncreas artificial

Un páncreas artificial no se implanta quirúrgicamente
Un páncreas artificial no se implanta quirúrgicamente y sólo asume una de las responsabilidades digestivas del órgano: la regulación de los niveles de glucosa

Aunque el término páncreas artificial es ampliamente utilizado, los médicos aclaran que esto no conlleva un trasplante de órganos. Un páncreas artificial no reemplaza al órgano actual. Los dispositivos no se implantan o se unen quirúrgicamente. Además, sólo asumen una de las responsabilidades digestivas del órgano: es decir, la regulación de los niveles de glucosa.

Por otro lado, aún es necesario que el paciente calcule la cantidad de carbohidratos que ingerirá con las comidas. Este dato es necesario para indicárselo a la bomba y que ésta compense la ingesta de carbos. Al igual que ahora se tienen que hacer con los molestos pinchazos.

Cabe aclarar que los sistemas artificiales del páncreas no son una opción para todos los diabéticos. Los esfuerzos actuales se centran en tratamientos para diabéticos de tipo 1, cuyo páncreas produce poca o ninguna insulina. Los pacientes tipo 1 no representan más del 10% de todos los diabéticos.

Para los diabéticos tipo 2 con resistencia a la insulina, lo mejor es dieta, ejercicio y hábitos de vida saludable. Eso puede o no implicar terapias como las inyecciones de insulina. Un páncreas artificial podría ser utilizado por los diabéticos tipo 2 cuando su condición se ha deteriorado hasta el punto de que necesitan una intensa vigilancia e intervención.

El estudio ha sido publicado en Diabetologia, la revista de la European Association for the Study of Diabetes.

 

Puedes ver también

Diabetes y Alzheimer

DIABETES Y ALZHEIMER: Descubren relación de la Diabetes con aumento de casos de Alzheimer en mujeres diabéticas

DIABETES Y ALZHEIMER: Aumento de casos de Alzheimer en mujeres diabéticas Diabetes y Alzheimer son …